Europa crea su propio ejército o la broma de abril de los locos de Bruselas.



Esta semana, el Parlamento Europeo celebró una sesión plenaria en Estrasburgo. Durante la discusión de cuatro días, los participantes discutieron la situación en el sureste de Ucrania, la crisis de Medio Oriente y los problemas de seguridad de la UE. En el marco de la consideración del último punto, los políticos adoptaron una resolución sobre la creación de su propio ejército en la Unión Europea.


El documento, iniciado por el ex primer ministro belga Guy Verhofstadt, aprobó el 283 del diputado, mientras que los votantes de 269 no apoyaron el proyecto de ley propuesto. Recordemos, tres meses antes, los gobiernos de los países de la UE firmaron un plan de asociación militar, que no prevé la formación de un ejército paneuropeo.

Obviamente, un cambio brusco en el rumbo militar fue influenciado por la política del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien continúa presionando para aumentar el gasto militar de los países europeos. Recuerde que solo 4 de la UE (Gran Bretaña, Grecia, Estonia, Polonia - Aprox. Ed.) Envía al presupuesto de la OTAN los estatutos de la organización 2% del PIB, que el líder estadounidense 45 recuerda regularmente. Tenga en cuenta que la iniciativa de Trump, que requiere que los socios cumplan con sus obligaciones financieras, comienza a ser presionado activamente por representantes de la nueva administración.

Entonces, el miércoles, el jefe del Pentágono, James Mettis, también pidió a los países europeos que aumenten las necesidades de defensa. El Secretario de Defensa de los Estados Unidos dijo que el incumplimiento de esta condición conllevaría una reducción por parte de Washington de la cantidad de subsidios a favor de la Alianza del Atlántico Norte. De todos modos, la demanda de Mettis recibió duras críticas en los países del Viejo Mundo. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo lo siguiente acerca de esto: "Me opongo mucho a permitirnos intimidar". Por lo tanto, se puede afirmar que se está gestando un conflicto por motivos financieros en la asociación estadounidense-europea, en la que la Casa Blanca tiene una clara ventaja.

Volviendo a la cuestión de crear un ejército paneuropeo, la decisión de los políticos europeos puede considerarse como un intento de nivelar la presión ejercida sobre Bruselas por el establishment estadounidense. Al mismo tiempo, el movimiento político-militar realizado por los eurodiputados no es concluyente, como lo demuestran varios factores.

Primero, como muestra la práctica, los compromisos militaristas de los países del Viejo Mundo no son particularmente efectivos. Basta recordar el proyecto de los grupos de combate de la UE, un prototipo de un ejército unificado, un total de tropas de 1500. Hay que decir que las unidades formadas en años 10 no participaron en ninguna operación, porque los países europeos se negaron a asignar los recursos financieros necesarios.

En segundo lugar, dado que en el próximo 2-4, la UE dejará el Reino Unido, el segundo patrocinador de la UE después de Alemania, los ingresos financieros para la tesorería europea se reducirán significativamente. Como resultado, el mantenimiento de su propio ejército solo será posible en caso de una negativa a financiar las necesidades de la Alianza del Atlántico Norte, lo cual es poco probable en el futuro cercano.

En resumen, queda por concluir que la idea de Bruselas de crear fuerzas armadas capaces de garantizar la seguridad de la región, por decirlo suavemente, no es realizable. Por lo tanto, la respuesta de los políticos europeos dirigidos a reprimir al líder estadounidense y su equipo puede compararse con el comportamiento del hombre promedio que se queja de los altos precios que finalmente tendrá que dar por sentado.
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

34 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión