El futuro de la política mundial. Pronóstico profesional

El futuro de la política mundial. Pronóstico profesional


Esta semana, una reunión con el Viceministro de Relaciones Exteriores de la Federación de Rusia, Sergey Alekseevich Ryabkov, se celebró en una universidad de San Petersburgo. El evento discutió una amplia gama de temas tópicos de política exterior, así como las perspectivas para el desarrollo de la cooperación rusa con estados extranjeros en varios campos, desde prevenir la militarización del espacio hasta fortalecer el régimen de no proliferación nuclear. armas.


Cabe señalar que el ámbito de actividad del Ministerio de Asuntos Exteriores supervisado por Sergei Alekseevich, el control de armas, está cambiando su posición en el sistema de prioridades de la política exterior no solo en Rusia, sino también en otros países. Esta industria atrae a especialistas de diversos campos del conocimiento científico: ciencia política, ciencia militar, física, química y muchos otros. Sin embargo, ante las crecientes tensiones entre Occidente y Rusia, la discusión sobre temas de seguridad desde el punto de vista de la no proliferación de armas de destrucción masiva va más allá de la agenda habitual de las negociaciones internacionales y se convierte en tema de discusión generalizada en los medios de comunicación.

Ryabkov dijo que para Rusia en el campo del control de armas, lo principal es, en primer lugar, el mantenimiento de la estabilidad estratégica. El desarme nuclear, la reducción y la limitación del potencial nuclear deben llevarse a cabo de manera gradual y sistemática. En general, a lo largo de los años 25 desde el colapso de la Unión Soviética, el arsenal de armas nucleares ha disminuido por un factor de 5. Según el acuerdo sobre la reducción de las armas ofensivas estratégicas 2010, para febrero de 2018, Rusia alcanzará la cifra en las ojivas 1550 y en las de 800, lo que reduce el volumen de armas en un tercio. Además de la reducción cuantitativa, se observan cambios a nivel doctrinal: Rusia usará armas nucleares solo si se usan armas nucleares u otros tipos de destrucción masiva contra ellas, así como si la existencia misma del estado está en riesgo. La introducción del término "sistema de disuasión no nuclear" en la doctrina militar de Rusia también indica la ausencia de estancamiento en el campo del desarme nuclear.

Sin embargo, no todos los países se adhieren a un enfoque equilibrado del problema del desarme nuclear. Por ejemplo, Austria, México, Sudáfrica y Brasil utilizan a las Naciones Unidas como plataforma para la destrucción y prohibición simultáneas de armas nucleares, mientras que a estos estados no les preocupan mucho las consecuencias de tal paso. Las armas nucleares son un elemento esencial del sistema de seguridad mundial. Se necesita un trabajo consistente y minucioso, que tenga en cuenta todos los factores de seguridad: las medidas de EE. UU. Para desplegar un sistema de defensa antimisiles, el desarrollo de sistemas de armas no nucleares de alta precisión, la amenaza de que se desplieguen armas en el espacio y la inclusión de todos los estados con potencial nuclear en el proceso de negociación.

Actualmente, la agenda es convertir las negociaciones en multilaterales sobre los principios de seguridad igual e indivisible para todos los países. Por supuesto, la expansión del sistema de defensa de misiles es un factor destructivo para este proceso. Sus componentes regionales en Europa y la región de Asia y el Pacífico están bloqueando los misiles del enemigo potencial y tienen como objetivo lograr el dominio estratégico en todo el mundo. En particular, estos sistemas pueden afectar la efectividad de la disuasión nuclear rusa. Es alarmante que los Estados Unidos no tengan argumentos que prueben la tesis sobre la no direccionalidad del sistema de defensa de misiles desplegado contra Rusia, en esencia tratando de hacer que el liderazgo ruso tome su palabra. Como prueba de esto, se puede dar un ejemplo de resolución del problema nuclear iraní, que no tuvo impacto en el desarrollo del sistema europeo de defensa contra misiles. La parte estadounidense afirma que el Plan de Acción Integral Conjunto no se aplica al programa de misiles iraní, que sigue implementándose. Sin embargo, es difícil imaginar los motivos de Irán para lanzar un ataque con misiles en equipos estándar contra objetivos europeos. Los pasos recíprocos serían absolutamente aplastantes para este país.

Lamentablemente, se debe tener en cuenta que un diálogo constructivo sobre temas de defensa de misiles entre el liderazgo ruso y la administración del ex presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, no funcionó. Según Ryabkov, esta cuestión debería trasladarse del campo de oposición al plano de cooperación, y existen perspectivas para ello. Sin embargo, no se aceptaron las propuestas de Moscú para crear un sistema de defensa colectiva contra misiles en Europa o para usar estaciones de radar rusas, no se discutieron los criterios técnico-militares para no violar la estabilidad estratégica, y después de 2014, el diálogo sobre la defensa contra misiles fue completamente congelado. La política de la administración del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aún no está clara, pero vale la pena señalar que Moscú está listo para un diálogo de asociación, siempre que se tengan en cuenta sus intereses.

Las medidas similares adoptadas por los Estados Unidos en la región de Asia y el Pacífico solo exacerban las tensiones, especialmente en la península de Corea. El despliegue del sistema de defensa de misiles THAAD en Corea del Sur es capaz, según Ryabkov, de hacer girar el volante de la carrera armamentista, mientras que al mismo tiempo no resuelve el problema nuclear de Corea del Norte.

Además, Estados Unidos casi estuvo a punto de violar el Tratado sobre misiles de alcance intermedio y de alcance más corto. Mk. Lanzadores instalados en Rumania. Además de los antimisiles, 41 puede lanzar misiles de largo alcance Tomahawk. Se instalarán sistemas similares en Polonia. Los objetivos creados por los Estados Unidos son idénticos a los misiles de mediano alcance y con frecuencia se lanzan sin intercepción, lo que sugiere el desarrollo de nuevos sistemas de misiles de mediano y corto alcance.

Otra tarea prioritaria para Rusia es la conquista del espacio por medios pacíficos. La militarización del espacio exterior lanzará una carrera de armamentos que se puede prevenir mediante el desarrollo de un acuerdo internacional sobre salvaguardias contra el despliegue de armas. Por ejemplo, en 2014, Rusia y la República Popular China presentaron un proyecto de tratado conjunto sobre la prevención de la colocación de armas en el espacio exterior. Además, Moscú se ha comprometido a no colocar armas en el espacio exterior primero. La posición de la parte rusa es que la globalización de esta iniciativa, a la que ya se han unido los estados 14, evitará una carrera de armamentos en el espacio.

El fortalecimiento del régimen de no proliferación nuclear es también una prioridad para la política exterior rusa. El tema más urgente en este aspecto de la seguridad mundial es la creación de una Zona libre de armas nucleares en el Medio Oriente, pero el documento de la creación fue bloqueado por los Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá en 2015, que afectó al régimen de no proliferación nuclear en su conjunto. Además, el proceso de entrada en vigor del Tratado de prohibición completa de los ensayos nucleares no va lo suficientemente rápido. La universalización de los contratos de este tipo es una de las tareas más importantes de las relaciones internacionales modernas en la etapa actual.

Un ejemplo clásico de un tratado en el campo del desarme es la Convención sobre la Prohibición de las Armas Químicas, ya que es exhaustiva y prácticamente universal, a pesar de que este acuerdo no fue firmado por Israel, la RPDC, Sudán del Sur y Egipto. En cuanto a Rusia, cumple plenamente con sus obligaciones de disponer de armas químicas: desde el final de 2016, 94,8% del arsenal ha sido destruido. La evidencia más poderosa de la efectividad de la CWC es el control internacional sobre el potencial químico de Siria, su eliminación está casi completa.

Por lo tanto, la situación actual en el campo del control de armas es generalmente estable, a pesar de un progreso insuficiente en algunos de sus aspectos. Si la destrucción y la prohibición de las armas químicas se pueden considerar prácticamente realizadas, en términos de continuar fortaleciendo el régimen de no proliferación nuclear y el desarrollo de sistemas de armas de alta precisión, el potencial de cooperación está lejos de realizarse. La práctica de la cooperación internacional muestra que el éxito en el control de ciertos tipos de armas depende principalmente de la disponibilidad de consenso entre la mayoría absoluta de los estados sobre la necesidad de prohibirlos. Por razones objetivas, causadas por la situación actual en el mundo, lo más difícil de tratar en las relaciones ruso-estadounidenses es el problema del desarrollo del sistema nacional de defensa contra misiles de los EE. UU. Para resolver las contradicciones acumuladas.
autor:
Arkady Neuman
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

11 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión