Lituania: somos pocos y no tenemos chalecos.

Lituania: somos pocos y no tenemos chalecos.


El otro día, el ministro de Relaciones Exteriores de Lituania, Linas Linkyavichus, pidió la presencia constante de tropas estadounidenses en el territorio de su país. Según él, "el propio contingente militar de la república es muy limitado".


Esta iniciativa del Sr. Linkyavichyus encontró apoyo entre los líderes de la república, como resultado de lo cual los representantes del cuerpo diplomático lituano ya presentaron una solicitud correspondiente al Jefe Adjunto del Pentágono Robert Vorku y al Subsecretario de Estado de los Estados Unidos, Thomas Shannon. La respuesta de Washington en este momento no ha seguido.

Recordemos que el 6-7 de febrero, en el territorio de la antigua república soviética, llegó sobre unos militares 120 del regimiento blindado 68 de la brigada blindada 3 de la División de Infantería del Ejército de los EE. UU. 4. Dos días después, los tanques 10 Abrams, los vehículos de combate de infantería 5 Bradley y una docena de unidades de equipos auxiliares llegaron a su estación de despliegue permanente (ciudad de Rukla). Esta unidad forma parte de la brigada estadounidense, desplegada en Polonia el mes pasado, se despliega en Lituania de forma rotativa y está destinada a participar en ejercicios conjuntos del bloque de la OTAN. Además, la misión de patrulla aérea de la alianza y una unidad de las Fuerzas de Operaciones Especiales de los Estados Unidos están desplegadas en la república.

Ciertamente, si la iniciativa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Lituania es aprobada por la Casa Blanca, el número del contingente estadounidense en la república aumentará muchas veces. Además, existen todas las condiciones necesarias para ello.

Desde 2014, Washington ha estado persiguiendo intensamente la modernización de la infraestructura militar lituana. En particular, como resultado de la mejora de la base aérea de Zokniai, puede recibir y servir cualquier tipo de aeronave estadounidense, incluido el Hercules C-130. Además, el gobierno de la república asigna anualmente alrededor del 40% de los gastos militares para mejorar las bases militares. Por ejemplo, en 2017, el equivalente monetario de este indicador será 330 millones de dólares. También debe tenerse en cuenta que, en vísperas de la llegada del batallón multinacional de la OTAN a Lituania, la base militar principal de las fuerzas armadas nacionales (la ciudad de Rukla) fue llevada a los estándares de la OTAN.

Teniendo en cuenta lo anterior, la reciente declaración del Sr. Linkyavichyus parece ser el punto final de un plan global para aumentar la presencia estadounidense en la región. Además, los diplomáticos bálticos supuestamente se dieron cuenta de cómo pasar por alto la constitución de la república, que prohíbe a los estados extranjeros colocar instalaciones militares en el territorio de la república. En su propuesta a sus colegas en el extranjero, Linkevicius señaló que si los estadounidenses estaban desplegados en bases lituanas, no habría violaciones. Es decir, de hecho, en la base solo se ubicarán los militares de los EE. UU., Y desde un punto de vista legal, pertenecerá a Lituania.

Por lo tanto, si la Casa Blanca responde positivamente a la solicitud del Ministerio de Relaciones Exteriores de Lituania, no se requerirán preparativos globales para expandir la presencia estadounidense en la región. Sin embargo, para fines de este año, no se deben esperar acciones prácticas por parte de Washington. En la situación geopolítica actual, tales decisiones pueden complicar radicalmente las relaciones ya ambiguas entre Rusia y Estados Unidos. En nuestra opinión, la administración de Donald Trump no está lista para este paso.
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

41 comentario
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión