¿Los gastos militares arruinaron a la URSS?

La controversia, en particular, es causada por un aspecto como el impacto del gasto militar en la economía soviética, cuya crisis ha acercado el colapso. En los debates políticos modernos sobre los gastos de defensa en Rusia, a menudo se menciona una gran cantidad de números que exigen su reducción.




La "carga militar exorbitante" de la Unión Soviética se refiere a menudo como un hecho indudable, y los números son sorprendentes: los gastos militares de la URSS tardía se calcularon, según Shevardnadze (May 1988) en 19% del producto nacional bruto, Gorbachev (1990) en 20%, Jefe de Estado Mayor General V. Lobov (el final de 1991) - a "un tercio del PNB" [1]. En su entrevista contemporánea, un ex miembro del Comité Central del PCUS, V. Falin, estimó los gastos del período de Brezhnev como 22-23% del PNB, aparentemente basándose en algunas de las estimaciones de ese tiempo.

Tal dispersión de datos sugiere que las estimaciones dadas por los funcionarios son arbitrarias. Esto es incluso más probable debido al hecho de que superan significativamente los datos de las estadísticas oficiales cerradas y abiertas, según las cuales el gasto militar soviético fue relativamente modesto: en 1968 - 16,7 mil millones de rublos (2,6% del PNB del nivel de 1980), 1975-1976 - 17,4 mil millones (2,8%), 1980-1984 - 17,1 mil millones (2,7%), 1987 - 20,2 mil millones (3,2%). [1], [3, pág. 5].

Las estimaciones de Gorbachov, Shevardnadze y Lobov, que solo unen la correspondencia con la noción de "muchos", suscitaron interrogantes entre los funcionarios del partido en los años de perestroika. El secretario del Comité Central del PCUS, O. Baklanov, que estaba a cargo del complejo militar-industrial, le preguntó directamente a Gorbachov sobre el origen de estos datos. Más tarde, en una entrevista, volvió a contar estas conversaciones así: "Citó (se trata de eventos 1986 - N.M.) figuras completamente salvajes, que supuestamente confirman cuánto dinero tenemos para la defensa - 30-40%. Tuve una conversación con él entonces. Le pregunté: Mikhail Sergeyevich, ¿de dónde sacas estas cifras? Tenemos a Gosplan, hay ministerios. Tomemos los números reales, no los que usted expresa. Después de todo, no están establecidos en los planes, en nuestras finanzas. Gorbachov estaba abandonando la conversación. ¡Tengo los números y eso es todo! ”[4].

Según el propio Baklanov, la fuente de estos datos fue ... El Instituto de los Estados Unidos y Canadá, que no es sorprendente: las evaluaciones de Gorbachov y sus partidarios en la élite política de la URSS fueron numéricamente cercanas a las de la comunidad de expertos occidentales.

Debo decir que hasta 1974-1975's. La comunidad de inteligencia estadounidense creía que la proporción del gasto militar soviético en el PNB no era más del 6-8%, es decir, menos que la carga militar de los EE. UU. En 1962-1971. (7-10%) [1]. En 1960, bajo la presión del ejército estadounidense, se comenzó a revisar estas evaluaciones, que fue realizada por una comisión especial del presidente, conocida como "Equipo B". Presentó un informe a 1974 en el que insistió en que la CIA subestimó el gasto militar soviético y su carga sobre la economía soviética. Y, como se sabe hoy, el "Equipo B" se guió por información altamente dudosa, incluido el testimonio de uno de los desertores, que vio o no vio ciertos documentos soviéticos cerrados sobre el presupuesto militar del 1960.

Los informes no eran fiables, pero llevaron a un cambio en la evaluación del presupuesto militar de la URSS. En 1976, la estimación de la proporción del gasto militar soviético aumentó de 6 a 12-13% del PIB. Más tarde, desde 1985, este porcentaje aumentó a 15-17%. Se puede suponer que detrás de estos cambios se encontraba el lobby militar-industrial de los "halcones" estadounidenses y estadounidenses, que se esforzaba por desarrollar su propio poder militar, al que contribuyó plenamente la "amenaza soviética".

Como muestra el estudio de los documentos secretos, el lado estadounidense a lo largo de la guerra en Afganistán 1979-1989. y no pudo evaluar de manera realista el tamaño de los costos soviéticos de participación en el conflicto.

En el documento de inteligencia 1983, el gasto total de la URSS en asistencia económica a Afganistán en 1980-1983. Estimado en 450 millones de dólares [5]. El informe analítico de 1984, compilado sobre la base de inteligencia, ya trata con 1,5 mil millones de dólares en asistencia económica y 16 mil millones de dólares en gastos militares [6]. Por 1986, el gasto militar, según la misma agencia, para todo el período de 1980-1986. Ya ascendió a 15,27 millones de rublos [7]. Esta dispersión de datos de inteligencia estadounidense puede considerarse como una simple adivinación causada por la falta de información precisa.

Mientras tanto, el gasto soviético en la guerra de Afganistán dejó de ser un secreto al final de los 1980-s, cuando un grupo especial bajo la dirección del gobierno N.I. Ryzhkov. Según B. Gromov, los analistas no solo tomaron en cuenta los gastos militares reales: “Los economistas contaron literalmente todo: capacitar a estudiantes afganos en universidades soviéticas, el costo de los civiles que viajan a Afganistán, la cantidad de equipo civil y militar que se transfirió al gobierno y las fuerzas armadas. países Incluso se tomaron en cuenta los vuelos de los aviones Aeroflot a la República de Afganistán después de la victoria de la revolución de abril [8]. Es decir, se tuvieron en cuenta todos los tipos de gastos que de alguna manera están relacionados con la guerra.

El grupo de Ryzhkov en su informe mostró evidencia de un nivel muy significativo de costos, pero esto fue significativamente más bajo que las estimaciones de las agencias de inteligencia occidentales. Según Ryzhkov, 1985 mil millones se gastaron en "necesidades afganas" para 2,62, y 1986 mil millones en 3,6 [9, pág. 611]. En total, los 1986 mil millones de rublos no fueron gastados por la Unión Soviética en Afganistán por 10, por no mencionar las grandes sumas de las fantásticas estimaciones de la CIA.

Mientras tanto, el fantasma militar-industrial soviético, creado gracias a los cálculos de los servicios especiales de EE. UU., Obligó a los líderes estadounidenses a lanzar una nueva ronda de la carrera de armamentos para "conducir" a la URSS, lo que obligó a aumentar los gastos militares a un nivel inaceptable para nosotros. El programa de Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI), conocido como "Star Wars", también estaba dirigido a esto. Como saben, los estadounidenses esperaban devaluar las innovaciones tecnológicas de defensa que bloquearían un ataque nuclear en su país, el arsenal nuclear soviético. armas y obligar a la URSS a crear rápidamente algo nuevo.

R. Reagan declaró su intención de "hacer que esta arma nuclear sea impotente y obsoleta", y G. Kissinger esperaba que "la carrera de armamentos, que ellos (los líderes soviéticos) comenzaron tan desesperadamente en 1960, absorbiera completamente sus recursos, o conducirá a un avance estratégico de Estados Unidos ". [10]


Sin embargo, en la práctica, este plan fracasó. En los primeros días después de las declaraciones de Reagan, los líderes soviéticos los consideraron un engaño. Yuri Andropov, concentrado en las evaluaciones de los expertos soviéticos, que creían que el sistema descrito por Reagan no podía crearse en los próximos años 10-15, estaba perplejo: "Los estadounidenses saben que no pueden sino saber que no se puede crear un sistema confiable de defensa de misiles ahora. Sin embargo, anuncian su intención de construir tal sistema, aunque en realidad este será un sistema de defensa de misiles ineficaz y poco confiable. ¿Por qué entonces toda esta mascarada? ¿Nos intimida y la utiliza como una palanca para la presión? ”[11].

Es cierto que en una entrevista que dio poco después de esta conversación con expertos, Andropov describió el proyecto SDI como serio y agresivo. Aparentemente, él solo estaba tratando de usar la situación para darle a Estados Unidos una imagen del iniciador de la carrera de armamentos y así ganar puntos extra en la guerra de información.

Por las estimaciones sobreestimadas de la CIA en la URSS se convirtió ya en la era de la perestroika. Gracias a la "distensión" internacional, estas evaluaciones comenzaron a penetrar en la prensa occidental, donde los empleados de ISKAN, que se las ofrecieron a Gorbachov, podrían familiarizarse con ellas.

En ese momento, Gorbachov tenía una gran necesidad de argumentos que justificaran una reducción en el gasto militar para poder utilizar este problema en la lucha contra la oposición conservadora dentro del Comité Central. Su política exterior, basada en "concesiones asimétricas" a Occidente en materia de desarme, en ese momento no se reunió con comprensión en los círculos políticos más altos de la URSS. El propio líder soviético fue aparentemente halagado por su popularidad en países extranjeros [2, pág. 183], aunque algunos autores creen que al hacer concesiones en política exterior, Gorbachov esperaba obtener préstamos de socios occidentales.

Mientras tanto, según muchos, las concesiones comenzaron a ser francamente humillantes. Continuamos con reducciones de armas más extensas en comparación con los países de la OTAN: la URSS tuvo que retirar y destruir los misiles de alcance medio 1500, mientras que los EE. UU. Tenían 350 [2, pág. 184].

Durante las conversaciones de 1987 de abril sobre el tema de los misiles de corto y mediano alcance, Gorbachov y Shevardnadze tuvieron que excluir a los representantes militares de la URSS del proceso de discusión para que no interrumpieran el compromiso poco rentable para la URSS.

Por cierto, el tamaño de las concesiones ya había empezado a perturbar al propio Gorbachov, lo que declaró durante una conversación con el Secretario de Estado de los EE. UU. J. Schultz: "Durante la conversación, Gorbachov acusó repetidamente a la parte estadounidense de intentar forzar a la parte soviética a hacer grandes concesiones sobre la base última debilidad Incluso acusó a los Estados Unidos de no tratar a la URSS como un gran poder, a lo que Schultz respondió con su famosa frase: "Pagaré por ti".

Bajo estas condiciones, Gorbachov tuvo que corregir el rumbo de la política exterior o, para evitar acusaciones de capitulación, probar que la carrera de armamentos está causando un enorme daño a nuestra economía. Para esto, se utilizaron los datos de la CIA, y las estadísticas tradicionales del presupuesto militar de la URSS fueron criticadas por el hecho de que la información no estaba completa, porque en realidad no incluía gastos en el complejo militar-industrial, desarrollos científicos militares, etc.

Sin embargo, desde 1989, este argumento ha dejado de ser convincente, ya que en las estadísticas nacionales, todos los gastos militares se reunieron [3, pág. 16]. Resultó que su participación en el PNB era 1989% en 7,9 (5,5% en los EE. UU. Para el mismo año), 1990% en 6,9 (5,2% en los EE. UU.). (El gasto militar de EE. UU. Se calcula a partir de la base de datos del Instituto de Paz de Estocolmo, el PBI de EE. UU. En 1980-1990, según la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio de EE. UU.).

Por cálculos posteriores, la participación del gasto militar en el PNV de la URSS en 1985 y 1986. fue 8,4% y 8,1%, respectivamente [4].

La magnitud de los gastos militares de la URSS y los EE.UU., por lo tanto, era bastante comparable.

La carga militar de la Unión Soviética es algo mayor, pero con una importante advertencia: las estadísticas de los Estados Unidos no tienen en cuenta la salida de conversión del complejo militar-industrial, mientras que para la URSS este indicador se tiene en cuenta y tiene una gran influencia en nuestra comparación. En el complejo militar-industrial soviético 45, el% de los trabajadores estaba involucrado en la producción civil [4], un tercio de los desarrollos innovadores de los especialistas en complejos militares-industriales eran de naturaleza civil. Entre los productos fabricados por la industria militar soviética se encontraban las aspiradoras, los refrigeradores, las estufas eléctricas y las motocicletas. Tal desespecialización del complejo militar-industrial tenía sus ventajas, ya que en tiempos no militares era posible explotar sus fondos con el máximo beneficio y, en caso de guerra, facilitaba su movilización y conversión. Es posible que gracias a los mismos detalles de producción, muchas empresas de defensa sobrevivieron a la crisis de 1990, pero este es un tema para un estudio separado.

Muchos historiadores modernos, que critican la política de defensa soviética, señalan la superioridad múltiple del número absoluto de estas u otras clases de armas sobre el ejército de un enemigo potencial. Tal "exceso" de producción se explicó por el hecho de que los líderes soviéticos se estaban esforzando por compensar la escasez de algunas de las armas. El coronel general A. Danilevich señaló en 1990: “En algunos tipos de armas superamos en número al potencial adversario (es decir, principalmente vehículos blindados - NM), en otros eran inferiores: significativamente en aviación, en defensa aérea. ... Los estadounidenses creyeron que gracias a los tanques pudimos ir por toda Europa al Canal de la Mancha en diez días, y esto los restringió "(citado en [1]). Además, el comando soviético trató de evitar una repetición de la situación de 1941, cuando, debido a la derrota del período inicial de la guerra, la mayor parte de la flota de armamentos fue destruida. En otras palabras, ella quería tener una reserva más grande para un evento imprevisto.

¿Cuál es la causa de la crisis económica de la URSS 1980? En 1985-1989 La Unión enfrentó el problema de la balanza comercial exterior, causada, entre otras cosas, por la caída de los precios mundiales del petróleo. Junto con el aumento caótico de la inversión en la economía y el aumento de los ingresos de la población, superando el crecimiento del PNB, esto causó un déficit presupuestario, que tuvo que ser compensado por un aumento en la oferta monetaria y los préstamos extranjeros mencionados anteriormente. Por supuesto, estos problemas presupuestarios no fueron la única razón del colapso de la URSS, pero hicieron una contribución significativa a los procesos negativos del fin de 1980.

Vale la pena recordar que en 1989, el déficit presupuestario superó en 7% el gasto militar total del país, por lo que incluso un abandono completo de las actividades de defensa no resolvería los problemas económicos en su totalidad [3, pág. 5-6].

En conclusión, me gustaría señalar que cualquier gasto militar es una carga muy desagradable para la economía del país, que se ve obligada a gastar dinero regularmente en proyectos que no son rentables y tienen una carga social muy limitada.

Sin embargo, la defensa de un país es la protección de toda su riqueza contra la incautación y la destrucción, y si ahorra en esta columna de presupuesto, bajo ciertas circunstancias, un país puede dejar de existir.


Notas:

1. V. Shlykov ¿Qué arruinó a la Unión Soviética? Estado Mayor y Economía // Military Herald, # 8-9, 2002.

2. J. Boff De la URSS a Rusia. historia crisis inacabada. 1964-1994: Trans. del italiano Khaustova L.Ya. M .: Relaciones Internacionales, 1996.

3. Economía Nacional de la URSS en 1990. Anuario Estadístico. M .: Finanzas y Estadísticas, 1991. C. 5.

4. O. I. Skvortsova. La política económica de Gorbachov: el factor del desplome del mundo bipolar // El fin de la guerra fría: Nuevos hechos y aspectos: una colección de trabajos científicos. Universidad Estatal de Saratov. N.G. Chernyshevsky; Editor ejecutivo Zubok V.M. Saratov: Libro científico, 2004.

5. El impacto económico de la participación de la Unión Soviética en Afganistán (U). Agencia de Inteligencia de Defensa, abril 1983. L. 3. // Aquí y más adelante: los documentos estadounidenses se publican después de la desclasificación por la Universidad George Washington (Washington).

6. Los cinco años después de la invasión soviética Oficina de Análisis Soviéticos, mayo 1985. L. 14.

7. El costo de la participación soviética en Afganistán. Oficina de Análisis Soviéticos, febrero. 1987. L. 13.

8. B. V. Gromov Contingente limitado. M., 1994.

9 .A. A. Lyakhovsky Tragedia y valor de Afgan. Edición de 2-e revisada y ampliada. Yaroslavl: OOO TF "NORD", 2004.

10. El Sr. Kissinger Diplomacia. Traducido por V. V. Lvov. M .: Ladomir, 1997.

11. O. A. Grinevsky Performance titulada "Star Wars" // Revisión Militar Independiente, Mayo 18 2000.
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

104 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión