El hermano mayor no vendrá: la reunión de los ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN se llevará a cabo sin Tillerson

El hermano mayor no vendrá: la reunión de los ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN se llevará a cabo sin Tillerson


Se supo que Tom Shannon, quien ocupa el cargo de Subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, representará a Estados Unidos en la próxima reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN a principios de abril. Según se informa, el jefe del ministerio de asuntos exteriores del país, Rex Tillerson, participará en las negociaciones con el presidente de la República Popular China, Xi Jinping, en Florida en estos días.


Cabe destacar que, según fuentes diplomáticas, Bruselas apeló al Departamento de Estado de los EE. UU. Con una propuesta para posponer la reunión para garantizar la presencia de Tillerson, pero fue rechazada en Washington.

Por supuesto, la importancia de la presencia de altos funcionarios estadounidenses para los países europeos en tales eventos es difícil de sobreestimar, ya que las reuniones conjuntas de los aliados sirven como plataforma para demostrar a la comunidad mundial que los estados miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte tienen una posición consolidada en la política mundial. Es la imagen de la unidad con los Estados Unidos en una amplia gama de problemas contemporáneos: esto es lo que el liderazgo de los países del Viejo Mundo está tratando de enseñar a sus ciudadanos como un factor clave para garantizar la seguridad del continente europeo.

Además, esta es la primera reunión de los ministros de relaciones exteriores de los países miembros de la OTAN después de que Donald Trump asumió el cargo de presidente de los Estados Unidos. La presencia de un representante de la nueva administración a cargo de la conducción de la política exterior podría hacer que los líderes de los países europeos reduzcan sus preocupaciones sobre las promesas electorales republicanas de revisar el mecanismo para la participación de Washington en el bloque político-militar.

Sin embargo, después de la inauguración, Trump ya ha confirmado la importancia de la existencia de la alianza y el compromiso de cumplir con las obligaciones de los aliados, al tiempo que afirma que los socios ahora tienen que compartir la carga del alto gasto en defensa. Sin embargo, el movimiento actual de la Casa Blanca debe considerarse como una señal: en el proceso de defensa de valores comunes con aliados transatlánticos, Washington no está dispuesto a sacrificar sus propios intereses nacionales y, en sí mismo, constituye prioridades de política exterior que no siempre coinciden con el curso de los demás miembros de la alianza.

No obstante, dado el gran peso político-militar de Estados Unidos en la región, los países europeos consideran necesario contar con su apoyo. Al poner a los socios en dependencia de sus pasos políticos, el liderazgo superior de los Estados Unidos continúa manteniéndolos atados, y sus actividades están dirigidas a mantener la posición dominante incondicional en la alianza del Atlántico Norte.
autor:
Arkady Neuman
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

5 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión