Military Review

Alemania tiene un mayor sentido de la deuda griega

13
En una reunión reciente con el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, una vez más decidió recordar a Alemania sus deudas de larga data. El importe de las reparaciones, según Atenas, asciende a 279 millones de euros. Al mismo tiempo, la comisión parlamentaria especial de Grecia cita regularmente una cantidad aún mayor: alrededor de 376 mil millones de euros en compensación por los daños causados ​​durante los años de ocupación. Según los parlamentarios, esta cantidad incluye una compensación por la destrucción de la infraestructura, la pérdida de recursos públicos, la exportación de oro y dinero de los bancos griegos y mucho más.


Alemania tiene un mayor sentido de la deuda griega


Créditos Envenenados

Ni siquiera tardó diez años en esperar, ya que uno de los países más pobres de la UE se encontraba en un bucle de deuda europea. Vale la pena recordar que fue en Grecia, no en Irlanda, que se inició una crisis de deuda a gran escala en la eurozona. En cierto sentido, fue incluso beneficioso para el líder de la UE y la Eurozona, Alemania, que con su ayuda esperaba no solo disciplinar a los socios junior relajados, sino también transferirles gran parte de sus propios problemas, y no solo los financieros.

Esto no se promocionó demasiado en la prensa europea, y la iniciativa de A. Tsipras prácticamente no se anuncia ahora. La canciller alemana, Angela Merkel, quien repetidamente ha declarado que es imposible cancelar las "deudas griegas", ya ha logrado dejar claro que no habrá una continuación del diálogo de Steinmeier con Tsipras. Pero el hecho es que la base de muchos de los problemas de Grecia, como otros miembros no líderes de la Unión Europea, es la inadecuada política financiera de sus líderes.



Grecia fue el primero de los países de la eurozona, a raíz de la crisis 2008-2009 se le asignó ayuda financiera multimillonaria para resolver el problema del déficit presupuestario, la liquidación de la deuda y la salida de la recesión. En aquel momento, a muchos les pareció que fue en Grecia donde se produjo el efecto del síndrome postcrisis más agudamente manifestado y las consecuencias negativas del bombeo anticrisis de la economía con dinero. Las medidas tomadas ya no podían considerarse preventivas: se retrasaron, aunque Atenas comenzó a introducir la austeridad casi de inmediato, tan pronto como apareció la perspectiva de un enorme déficit presupuestario. El conjunto de medidas era tradicional: restricciones en el gasto, reducción o congelación de los pagos sociales, aumento de los impuestos.

Pero la economía respondió con un aumento de la inflación y el aumento del desempleo. El dinero que se inyectó principalmente en el sector financiero se negó a trabajar; quedó claro que la economía del país estaba "envenenada" por los préstamos. El sector real se hundió irremediablemente ante el sector financiero y resultó ser demasiado para ellos para dominar los fondos. El paquete de primeros auxilios en 110 mil millones de euros no ayudó. La carga de la deuda del país siguió creciendo debido a una desaceleración de la economía y una reducción en los ingresos fiscales, tras los resultados de 2011, la deuda nacional superó el 150% del PIB y solo entonces comenzó a disminuir lentamente. Pero para el año 2015 hubo un nuevo salto, ya antes del 180% del PIB, lo que en última instancia llevó al país a la quiebra.

Al mismo tiempo, no pudo volver al mercado de deuda de Grecia debido al alto precio: por ejemplo, el rendimiento de los bonos gubernamentales de 10 en el año superó el 15%. De acuerdo, comparado con el porcentaje de 40-60 poco antes del valor predeterminado en Rusia, esto no es nada. De vuelta en 2010, Alemania, el principal acreedor de Grecia, así como de varios otros países de la zona del euro, expresaron claramente sus dudas sobre la consistencia de proporcionar a Grecia un paquete de asistencia financiera. Pero las deudas, como el dinero, no huelen. Grecia se llevó los primeros miles de millones de 110 en buenas condiciones, que ahora quisiera olvidar, como un mal sueño.

Alemania resultó ser el primer país entre los cuales los griegos tienen derecho a decir: "Mis deudas son su riqueza". Fue el deseo alemán de recortar y mejorar los países periféricos de la eurozona, y de hecho sentó las bases para una grave crisis griega. Inmediatamente después de la adhesión de Grecia a la UE a través de Bruselas, el país recibió sin ninguna dificultad ofertas tales como, por ejemplo, compras a granel de productos industriales bajo esquemas de compensación. En pocas palabras, verduras y frutas a cambio de equipos. Que es necesario rellenar con combustible y servir, en los medios de crédito recibidos, además de de la UE.

A continuación, se iniciaron las cuotas y el secuestro del sector agrícola de Grecia. En el sistema de división internacional del trabajo en la UE, los griegos no obtuvieron el mejor lugar. El país es bien recordado por las directivas europeas sobre restauración de bosques y protección del medio ambiente. A los granjeros griegos se les pagó una compensación, y supuestamente se plantó un bosque en sus parcelas. Por cierto, reducir durante cientos de años de dominio colonial por parte de los turcos. El bosque no se ha arraigado demasiado, aunque el paraíso turístico en muchos lugares de Grecia estaba equipado para los europeos. Sin embargo, la agricultura se redujo considerablemente y la pesca desarrollada en la mayoría de las regiones se redujo al estado de los comercios locales.

Ahora, cuando la fase aguda de la crisis parece haber pasado, los griegos no tienen los fondos para comprar el equipo que es necesario para mantener al menos la competitividad mínima. Sin embargo, entonces los europeos ni siquiera ayudaron a Grecia en el desarrollo de la red ferroviaria, sino que ofrecieron préstamos para la construcción de carreteras. Desde hace algún tiempo, las carreteras en Grecia no son las peores, pero conducir en ellas es necesario en los automóviles europeos, y el combustible en Grecia no es de ninguna manera su propia producción.

Mientras tanto, incluso el proyecto del oleoducto Burgas-Alexandroupolis, para Grecia, está ahorrando de muchas maneras, la Unión Europea, que también presionó a Bulgaria, al comienzo de la "prohibición" francamente del 10. Casi lo mismo sucedió con el transporte marítimo griego, donde el derecho a existir, pero no la prosperidad, en realidad se dejó solo a las líneas locales. La construcción naval, que estaba ganando impulso en todo el mundo después de la crisis, se estancó francamente en Grecia, y hoy podemos asumir que está completamente muerta. En el mejor de los casos, tiene la perspectiva de convertirse en una especie de "producción de destornilladores".

De hecho, Grecia fue "envenenada" con créditos anteriores, en vísperas de la Primera Guerra Mundial, los franceses, después de la segunda, los británicos. Los alemanes se comportaron de manera más simple: no dudaron en "prestar" 3,5 mil millones de los dólares entonces a Grecia (hoy son más de 50 mil millones) durante la última guerra, condenando a más de 600 a miles de personas a la hambruna. Esta deuda no se devuelve hasta ahora. Cómo no pagó Alemania y 7,1 mil millones de dólares (más de 100 mil millones al ritmo actual) de las reparaciones de la posguerra de Grecia.

Italia y Bulgaria pagaron a los griegos hace mucho tiempo, y durante mucho tiempo nadie tartamudeo sobre las deudas en las discusiones con la locomotora económica europea. Por primera vez, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, se atrevió a hablar seriamente sobre esto hace tres años cuando le recordó a Alemania cómo "en 1953, Europa mostró una gran solidaridad y decidió cancelar el 60% de la deuda de este país, que estaba en deuda debido a dos guerras mundiales. ". Según el Primer Ministro griego, “esta fue la manifestación de solidaridad más significativa en la Europa contemporánea historias".

Al mismo tiempo, Alexis Tsipras ofreció a los europeos mostrar una solidaridad similar con respecto a Grecia, cancelando una parte significativa de sus deudas. En ese momento, Grecia había decidido realmente formas de superar la crisis, haciendo una serie de propuestas reflexivas que fueron aceptadas como base para el debate de tres instituciones a la vez: la Unión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El camino a la salida - por defecto



Había muchas maneras de salir de Grecia. El primero y el más radical fue considerado una salida de la zona euro con un regreso al dracma. Pero las autoridades griegas se dieron cuenta a tiempo de que era lo menos beneficioso para los propios griegos, para quienes en ese caso la carga de la deuda no habría disminuido en absoluto, sino que se había incrementado dramáticamente, según los expertos, a 200%. Y sobre todo, debido al endurecimiento de la posición de los acreedores. Después de todo, Grecia tenía enormes cantidades de deuda que simplemente no pueden ser canceladas. Bajo ninguna circunstancia.

Con el regreso a la dracma, no había nada en que confiar en los esquemas de reestructuración de la deuda, y casi no habría nadie dispuesto a prestar a Grecia nuevamente en ningún término aceptable. Y hacer que las dracmas, a diferencia del euro, sería mucho más difícil: el acceso a muchos mercados se cerraría, y usted atraería compradores con precios bajos, sería mucho más difícil resistir la competencia fuera de la membresía de la UE.

El segundo escenario, menos agudo: Grecia podría declarar inmediatamente un incumplimiento de pago, de nuevo, no como el ejemplo de Rusia, que en agosto 1998 solo "se negó a servir a la pirámide de la deuda pública". Casi todas las consecuencias serían las mismas que en la primera opción, aunque formalmente, más precisamente, de manera aritmética, el monto de la deuda podría disminuir considerablemente. Pero, como a muchos les pareció entonces, la pérdida de confianza habría superado a todo, y el país podría convertirse en un marginado económico, ya que durante muchos años resultó estar en una posición más similar a la dependencia colonial. En la peor variante, de Turquía, en la mejor, de Alemania y Estados Unidos.

En realidad, a la vuelta de 2011-2012, Grecia intentó elegir una opción ligeramente diferente, incluso más suave, aunque no muy atractiva para sus acreedores. Paralelamente al régimen de austeridad, el gabinete utilizó una combinación de varias medidas cardinales a la vez. Y la primera entre ellas fue una privatización a gran escala, que los rusos bien podrían considerar como una alternativa a los chubais.

Los expertos de la UE solo calificaron su punto de partida en 50 mil millones de euros. Hubo suficientes contendientes para la propiedad griega, los expertos europeos estimaron el valor total de los activos estatales en aproximadamente 270 mil millones de euros (120% del PIB del país). Y aunque hubo dificultades importantes con los problemas de propiedad de la tierra en Grecia, la lista de las grandes privatizaciones griegas era "absolutamente limpia" a este respecto, el holding estatal de telecomunicaciones OTE y dos puertos en el Pireo cerca de Atenas y en Salónica. En la segunda etapa, fue posible adjuntar partes menores de las acciones estatales de la compañía de energía PPC, la compañía de agua EYDAP y Hellenic Postbank.

El capital privado ingresó a objetos como Hellenic Telecom, una serie de activos de infraestructura, en particular, el Aeropuerto Internacional de Atenas y los aeropuertos provinciales 30. Las compañías de agua estatales en Atenas y Tesalónica, la compañía de gas Depa, así como cientos de pequeños puertos que eran propiedad del estado o de las comunidades locales resultaron ser muy atractivos. Ahora hay propietarios privados o copropietarios.

Las siguientes medidas fueron una reducción adicional en los salarios del sector público, así como el aumento de una serie de impuestos. Por ejemplo, las autoridades fueron a abolir una serie de beneficios, cambiaron la cantidad de IVA a 18 - 19% en lugar de una escala extraña, que varía de 13 a 23%, según el producto o servicio. Es característico que muchos de los problemas presupuestarios de Grecia fueron causados ​​por gastos militares prohibitivos de este país fronterizo de la Unión Europea, hasta el 23% del presupuesto. En el resto de los países de la UE, esta cifra fluctúa dentro del 4-12%, sin embargo, Grecia aún no ha alcanzado una reducción radical en el presupuesto militar.

Al mismo tiempo, las autoridades griegas siguieron muy rápidamente el consejo de la UE de intercambiar bonos gubernamentales, que eran principalmente propiedad de acreedores nacionales, por otros nuevos, con vencimientos extendidos a 3,5 - 7 años. Por supuesto, no era un defecto todavía, sino algo así. El precio de dicho plan de pago se hizo indicativo: 30 millones de euros, lo que ayudó al país a cerrar el déficit presupuestario. Más precisamente, no todo el déficit, sino esa parte que superó los estrictos estándares de la UE.

Celebrado en Grecia, un intercambio a gran escala de valores gubernamentales no sugirió cambios en los términos de los acuerdos existentes con los acreedores. Por lo tanto, el plan de pagos no se consideró legalmente como un incumplimiento, lo que hizo posible evitar objeciones del BCE. Siguiendo las recetas europeas, aunque últimamente y no muy claramente, Grecia perdió hasta una cuarta parte de su PIB, y los ingresos de la población casi se redujeron a la mitad. Pero ella consiguió un colchón de seguridad financiera de 24 mil millones de euros.

Sin embargo, solo después de pasar por un incumplimiento, Grecia pudo salir de la crisis. El coraje de declarar la insolvencia financiera de todo el país fue asumido por el nuevo gobierno, formado por el partido SYRIZA que ganó las elecciones de enero 2015. El incumplimiento, y más específicamente, la negativa a pagar en uno de los tramos de deuda, ocurrió solo en el año 2015.

Desde entonces, Grecia tuvo que pasar por muchas cosas, y por el cierre de los bancos, mediante la restricción de retiros de efectivo a los simples depositantes, mediante incesantes manifestaciones y huelgas, a través de una feroz confrontación con toda la Unión Europea. Y durante todo este tiempo, el país casi una sola vez exigió a la misma Alemania el pago de las reparaciones. Solo la gran situación cambiada con la deuda griega permitió al primer ministro A. Tsipras hablar en voz alta.

Después de todo, este verano, los ministros de finanzas de la eurozona acordaron las condiciones para la salida de Grecia del programa de asistencia financiera. El comisario económico Pierre Moscovisi lo describió muy bien: "ocho largos años de crisis han llegado a su fin para Grecia y, simbólicamente, para la zona euro".

Queda por recordar que durante la crisis, Grecia recibió de la UE, el BCE y el FMI 142 mil millones de euros, la mayoría de los cuales aún deben ser devueltos. Desde Alemania, Alexis Tsipras quiere obtener casi el doble y, por supuesto, no planea devolverlos.
autor:
13 comentarios
Anuncio

Suscríbase a nuestro canal de Telegram, regularmente información adicional sobre la operación especial en Ucrania, una gran cantidad de información, videos, algo que no cae en el sitio: https://t.me/topwar_official

información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.
  1. Hipatio
    Hipatio 18 de octubre 2018 05: 51
    0
    así como cientos de pequeños puertos pertenecientes a las comunidades estatales o locales. Ahora hay propietarios privados o copropietarios.
    Es decir, en Europa, el estado se apodera de la propiedad comunal. Entonces el estado se convierte en un enemigo.
    1. igorbrsv
      igorbrsv 18 de octubre 2018 08: 57
      0
      Es bueno cuando el estado lo está aprovechando. Es malo cuando todo lo popular cae en las manos equivocadas. En Europa, ya no es tan popular como el nuestro.
    2. Krasnodar
      Krasnodar 18 de octubre 2018 09: 14
      +1
      No hay nada malo con la privatización. La pregunta es qué tan honestamente se lleva a cabo.
      1. Akuzenka
        Akuzenka 18 de octubre 2018 09: 50
        +1
        Depende de lo que se privatice.
        1. Krasnodar
          Krasnodar 18 de octubre 2018 09: 51
          0
          Esto también es importante, estoy de acuerdo.
  2. Dart2027
    Dart2027 18 de octubre 2018 06: 07
    +2
    Recuerdo que durante la perestroika los periodistas con tanta admiración nos dijeron que dicen que todos en las calles de Grecia están sonriendo.
    1. igorbrsv
      igorbrsv 18 de octubre 2018 08: 59
      +1
      Y otro dicho fue:
      "Tenemos todo como en Grecia" wassat
      Ahora irrelevante
      1. 1536
        1536 18 de octubre 2018 14: 17
        0
        ¿Por qué es irrelevante? Es muy relevante: "¿Existe un default en Grecia?" "¡Sí, Grecia lo tiene todo!" Clásico.
  3. parusnik
    parusnik 18 de octubre 2018 06: 14
    +3
    El Cuarto Reich de la UE, solo basado en principios ideológicos ligeramente diferentes, solo los europeos no quieren admitir esto ante sí mismos ...
  4. samarin1969
    samarin1969 18 de octubre 2018 06: 22
    +2
    Nada le pasará a Grecia. Los burócratas griegos y europeos intercambiarán paquetes de papeles con números, y en el archivo.
    "Grecia recibió 142 millones de euros de la UE, el BCE y el FMI"
    Pero Ucrania está celosa. En la primavera de 2014, el primer ministro Yatsenyuk anunció una cantidad cercana a la "griega". Ucrania (él) simplemente carecía de $ 100-130 mil millones. Entonces él, y por alguna razón Soros, se preguntó durante mucho tiempo: "¿Por qué no nos dieron?" ...
  5. rotmistr60
    rotmistr60 18 de octubre 2018 06: 33
    +5
    Alexis Tsipras
    Una persona extraña que quiere entrar al Paraíso a expensas de otra persona. Como no se entrometió en la reestructuración de la deuda, Alemania no hizo concesiones, decidió chantajear con reparaciones y logró arruinar las relaciones con Rusia, que siempre tuvo una buena actitud hacia Grecia. Cual es el resultado? Y nada más que intentos de chantaje, hinchando las mejillas y el deseo de vivir bien, pero a expensas de los demás.
  6. iouris
    iouris 18 de octubre 2018 13: 27
    0
    Y mi pregunta es: ¿está esto relacionado con la posición del estado en relación con la Federación Rusa y la Iglesia Griega en relación con la Iglesia Ortodoxa Rusa?
  7. NF68
    NF68 18 de octubre 2018 15: 09
    0
    Incluso si Alemania hubiera pagado estos 279 mil millones de euros, Grecia, como estado, no ayudaría mucho porque los griegos llevaban este dinero a sus bolsillos, no tienen poca experiencia en este asunto no simple, y luego intentan encontrar al culpable