Militares rusos ponen en órbita la "tundra"

A principios de enero, 2019 del año, Rusia planeaba retirar de su órbita su satélite militar Kosmos-2430, que era parte del sistema de alerta de ataque con misiles Oko (SPRN), el sistema operado desde 1982. Esto se informó por primera vez al Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD). Después de eso, este evento fue uno de los temas más discutidos en los medios rusos. Esto se vio facilitado por el hecho de que los fotogramas descendentes del satélite se emitieron en una transmisión televisiva de un partido de cricket en Nueva Zelanda y luego se difundieron por todo el mundo.

De acuerdo con NORAD, Enero 5 en la atmósfera de la Tierra se quemó un satélite militar "Cosmos-2430» en Rusia. Después de las publicaciones en los medios de comunicación, la situación fue comentada oficialmente en el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa. Al mando de las fuerzas aéreas y espaciales de la Federación de Rusia dijo que el satélite militar ruso "Cosmos-2430», excluidos de la constelación en 2012, estaba planeando redujo de órbita matutina enero de 5 (en 9: 48 hora de Moscú) y quemó sobre el Océano Atlántico . Se ha informado de que el satélite se quema completamente en las capas densas de la atmósfera de la Tierra a lo largo del territorio del Océano Atlántico a una altura de unos 100 km. fuerzas en servicio VKS dispositivo de convergencia Rusia desde la órbita controlada en todas las etapas de su trayectoria, señalaron en RF Ministerio de Defensa.


El satélite militar Kosmos-2430 se puso en órbita en 2007 y funcionó hasta 2012, después de lo cual fue retirado de la constelación orbital de la Federación Rusa, según especifican los representantes del departamento militar. Este satélite fue parte del sistema satelital para detectar lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales desde la parte continental de los Estados Unidos: Oko (UC-KS) que operó desde 1982 a 2014 durante todo el año. Este sistema era parte del sistema de alerta de ataque con misiles SPRN del vuelo espacial. El sistema incluye un satélite de primera generación CS-K HEO y CM-CC en una órbita geoestacionaria. Los satélites ubicados en la órbita geoestacionaria tenían una ventaja significativa: tales naves espaciales no cambiaron su posición con respecto al planeta y podrían proporcionar un apoyo continuo a la constelación de satélites en órbitas altamente elípticas. A principios del año 2008 grupo consistía en sólo tres satélites, una unidad 71H6 "espacio-2379» en órbita geoestacionaria y dos satélites 73D6 "espacio-2422», «espacio-2430» HEO.

Militares rusos ponen en órbita la "tundra"

El sistema de satélite "Oko-1"


Desde febrero, 1991, el sistema Oko-1 de los satélites 71X6 de segunda generación ubicados en órbita geoestacionaria se ha implementado en paralelo en nuestro país. Los satélites de la segunda generación 71X6 US-KMO (sistema de control universal de los mares y océanos), en contraste con los satélites de primera generación del sistema Oko, también permitieron registrar lanzamientos de misiles balísticos desde submarinos hechos desde la superficie del mar. Para ello, la nave recibió un telescopio infrarrojo con un espejo de un metro de diámetro y una pantalla de protección solar que mide el medidor de 4,5. Se suponía que la constelación completa de satélites incluía hasta satélites 7 ubicados en órbitas geoestacionarias y sobre los satélites de 4 en órbitas elípticas altas. Todos los satélites de este sistema tenían la capacidad de detectar lanzamientos de misiles balísticos contra el fondo de la superficie terrestre y la cubierta de nubes.

La primera nave espacial del sistema Oko-1 se lanzó en febrero, 14 del año 1991. En total, se lanzaron los aparatos 8 US-KMO, por lo tanto, la constelación de satélites nunca se implementó antes de los tamaños planificados. En 1996, el sistema "Oko-1" con una nave estadounidense-KMO en órbita geoestacionaria se puso oficialmente en servicio. El sistema funcionó desde 1996 hasta 2014 año. Una característica distintiva de los satélites 71X6 US-KMO de segunda generación fue el uso de la observación vertical del lanzamiento de misiles balísticos contra el fondo de la superficie terrestre, que permitió registrar no solo el hecho de lanzar misiles, sino también determinar el acimut de su vuelo. El último satélite del sistema Oko-1 del Ministerio de Defensa de Rusia perdió 2014 en abril, el satélite debido a fallas en el funcionamiento, funcionó en órbita solo dos años a partir de los años de operación planeados por 5-7. Después de que se retiró el último satélite, resultó que la Federación Rusa permaneció durante aproximadamente un año sin satélites en funcionamiento del sistema de alerta de ataque con misiles hasta que 2015 lanzó el primer satélite del nuevo Sistema Espacial Unificado (CEN), que fue designado como "Tundra".

El sistema "Oko" del Ministerio de Defensa, que Rusia heredó de la época soviética, fue criticado desde 2005. El general Oleg Gromov, que era el comandante adjunto de las fuerzas espaciales para el armamento en ese momento, clasificó los satélites geoestacionarios 71X6 y 73D6 de alta elíptica en la categoría de naves espaciales "totalmente obsoletas". Los militares tenían graves quejas sobre el sistema Oko. El asunto fue que incluso con el despliegue completo del sistema, los satélites 71X6 solo pudieron detectar el hecho de lanzar un misil balístico desde el territorio del enemigo, pero no pudieron determinar los parámetros de su trayectoria balística, escribió el periódico en el año 2014. Kommersant


Antena, medidor de antena, elementos del radar Voronezh-M, foto: militaryrussia.ru


En otras palabras, después de que se emitió una señal para lanzar un misil balístico enemigo, los radares terrestres estaban conectados al trabajo y hasta que el ICBM estaba en su campo de visión, era imposible rastrear el vuelo de un misil enemigo. La nueva nave espacial Tundra (producto 14Ф142) elimina el problema indicado de la agenda. Según Kommersant, los nuevos satélites rusos pueden indicar el área de destrucción no solo balística, sino también otros tipos de misiles enemigos, incluidos los lanzados desde submarinos. En este caso, la nave espacial Tundra se desplegará en el sistema de control de combate, de modo que, si es necesario, se puede enviar una señal a través de la nave espacial para tomar represalias contra el enemigo.

Vale la pena señalar que el caso más famoso en la Unión Soviética historiascuando un error del sistema podría desencadenar la tercera guerra mundial. 26 de septiembre 1983, el sistema emitió una falsa advertencia de ataque con misiles. La alarma fue reconocida como una decisión falsa por el teniente coronel S. Sí. Petrov, quien en ese momento era el oficial de servicio operativo en el centro de mando de Serpukhov-15, ubicado a aproximadamente 100 kilómetros de Moscú. Fue aquí donde se ubicó el TsKP: el Puesto de Mando Central del sistema de alerta de ataque con misiles US-KS Oko, y desde aquí también se llevó a cabo el control del satélite USS.

В интервью газете "Mirar" Alexey Leonkov, un experto militar y editor de la revista Arsenal of the Fatherland, señaló que el sistema Oko se creó una vez para advertir sobre el lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales desde el territorio estadounidense y durante la Guerra Fría, desde Europa. La función principal del sistema era arreglar los lanzamientos de ICBM, a los que debían responder las Fuerzas de Misiles Estratégicos de Rusia. Este sistema funcionó dentro del marco de la doctrina de la represalia. Actualmente, se ha creado un nuevo sistema en Rusia, que ha recibido la designación CEN. En septiembre, 2014, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, subrayó que el desarrollo de este sistema es "una de las áreas clave del desarrollo de las fuerzas y los medios de la disuasión nuclear". Vale la pena señalar que los Estados Unidos están trabajando actualmente en el mismo tema. El nuevo sistema espacial estadounidense se llama SBIRS (Sistema de infrarrojos basado en el espacio). Debe reemplazar el sistema obsoleto DSP (Programa de soporte de defensa). Se sabe que en la composición del sistema estadounidense se deben desplegar al menos cuatro satélites altamente elípticos y seis geoestacionarios.


Lanzamiento del segundo satélite CEN "Tundra" en la órbita de un cohete Soyuz-2.1b, filmado desde un video del Ministerio de Defensa ruso.


Como dijo Alexey Leonkov en una conversación con periodistas del periódico Vzglyad, la característica principal del nuevo sistema espacial ruso Unificado, que consistirá en la nave espacial Tundra, es otra doctrina. El sistema operará sobre la doctrina de un ataque de represalia. Los nuevos satélites rusos "Tundra" pueden rastrear los lanzamientos de misiles balísticos desde la superficie de la tierra y el agua. "Además del hecho de que los nuevos satélites rastrean tales lanzamientos, también forman un algoritmo que le permite determinar exactamente dónde pueden impactar los misiles detectados, y también forman los datos necesarios para las represalias", dijo Leonkov.


Se sabe que el primer satélite del sistema CEN se lanzaría en órbita tan pronto como en el cuarto trimestre de 2014, pero como resultado, el lanzamiento se pospuso y tuvo lugar solo al final de 2015. Además, se planificó previamente que el sistema se implementará completamente en el año 2020, cuando incluya satélites 10. Más tarde, estas fechas fueron cambiadas por al menos 2022 año. De acuerdo con información de fuentes abiertas, actualmente solo dos satélites están en órbita: Cosmos-2510 (noviembre 2015 del año) y Cosmos-2518 (mayo de 2017), ambos satélites están en órbita de alta elíptica. Según los expertos militares rusos, el número de satélites puestos en órbita puede ser más de dos, ya que el Ministerio de Defensa ruso se muestra reacio a compartir información sobre qué satélites se ponen en órbita.

Según el observador militar TASS, el coronel retirado Viktor Litovkin, el sistema de alerta de ataque con misiles consta de varios escalones. Por ejemplo, en el perímetro del país están las estaciones terrestres para avisar de un ataque con cohetes. "Hay un sistema de control de tierra para el espacio exterior, hay sistemas ópticos, estos tres componentes juntos aseguran el funcionamiento del sistema de advertencia", dijo Litovkin en una entrevista al periódico Vzglyad. El experto de TASS confía en que, en la actualidad, el sistema MSSS está en pleno funcionamiento.

Según Alexei Leonkov, las funciones de una alerta de ataque con misiles hoy en día se realizan no solo por naves espaciales, sino también por detectores de radar montados en estaciones del tipo Daryal, Dnepr y Voronezh. Estas estaciones y el ICBM llevan a escoltar. Sin embargo, dichos radares sobre el horizonte no pueden ser un reemplazo completo de los satélites, ya que pueden detectar objetivos solo a una distancia de aproximadamente 3700 km (las estaciones Voronezh-M y Voronezh-SM pueden detectar objetivos a una distancia de hasta 6000 km). El rango de detección máximo está asegurado solo en altitudes muy altas ", señaló el experto.


Un ejemplo del movimiento del satélite en órbita "Tundra".


Vale la pena señalar que la información sobre los satélites modernos del sistema CEN Tundra (producto 14F112) se clasifica, por lo que hay poca información en el dominio público sobre el nuevo sistema ruso. Se sabe que la nave espacial del sistema espacial Unificado reemplaza a los sistemas Oko y Oko-1, el primer lanzamiento del nuevo satélite tuvo lugar el 17 de noviembre del año 2015. Lo más probable es que el nombre "Tundra" se derive del nombre de la órbita a la que se derivan los satélites. La órbita "Tundra" es uno de los tipos de órbitas elípticas altas con inclinación de 63,4 ° y un período de revolución en días siderales (esto es menos que los días solares en minutos de 4). Los satélites que se encuentran en esta órbita están en órbita geosíncrona, la trayectoria de tales satélites se parece más a la figura ocho. Se sabe que los satélites QZSS del sistema de navegación de Japón y los satélites de transmisión Sirius XM Radio, que sirven a América del Norte, utilizan la órbita Tundra.

Se sabe que los nuevos satélites Tundra se desarrollaron con la participación del Instituto de Investigación Central Kometa (módulo de carga útil) y la corporación espacial y de cohetes Energia (desarrollo de plataformas). Anteriormente, Kometa ya estaba involucrado en el desarrollo y diseño de un sistema de alerta temprana espacial para los ICBM de la primera y segunda generación, así como en el vuelo espacial SPRN (sistema Oko). También en la creación del módulo de equipamiento objetivo de la nave espacial Tundra, participaron ingenieros de la Asociación de Producción Científica de la Universidad de Washington, que desarrollaron los elementos de la estructura de soporte (en particular, paneles de panal de abeja con y sin equipo, marcos de compartimentos), conexiones externas e internas (tubos de calefacción, radiadores receptores, antenas direccionales, antenas direccionales), y también proporcionaron cálculos dinámicos y de fuerza.

A diferencia de los satélites del sistema Oko-1, que podían detectar solo la antorcha de un misil balístico de lanzamiento, y la determinación de su trayectoria se transmitió a los servicios en tierra del sistema de misiles de alerta temprana, lo que aumentó significativamente el tiempo requerido para recopilar información, el nuevo sistema Tundra puede determinar los parámetros de la balística la trayectoria de los misiles detectados y las áreas probables de su destrucción. Una diferencia importante es la presencia del sistema de control de combate a bordo de la nave, que le permite enviar una señal a través de los satélites para devolverle el golpe al enemigo. Se informa que la gestión de los satélites Tundra, así como los satélites de los dos sistemas anteriores, se lleva a cabo desde la estación central de comandos del EWS, ubicada en Serpukhov-15.
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

11 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión