Secretos de las deportaciones. Parte de 2. Karachay

La República de Karachay-Cherkess es otra autonomía caucásica, que todavía intenta en vano superar y olvidar el difícil legado del desalojo durante la Gran Guerra Patriótica. Sin embargo, como resultó, no es menos difícil olvidar el período que se llama la "primera ola de retorno". Cayó en 1955 - 1965 años y casi coincidió con la redistribución dramática de las fronteras después de la reunificación de Karachay con Circassia en una sola región autónoma dentro de la región de Stavropol, que fue rotada rápidamente por orden del Kremlin en febrero 1957.

Secretos de las deportaciones. Parte de 2. Karachay



De hecho, en el Kremlin, de hecho, solo siguieron el proceso: los numerosos "gobernadores" caucásicos mismos después del XX Congreso del PCUS tuvieron prisa por informar a Moscú para "superar las consecuencias del culto a la personalidad" de una gran variedad. En temas nacionales también. En las numerosas cartas que se dirigían entonces a Moscú, pero, como regla general, no lo alcanzaron, los residentes locales, en su mayoría de entre los que no fueron deportados, escribieron que habían vuelto a "colocar bajo los circasianos de Karachay". Las consecuencias de tal decisión internacional afectan hoy.


Si lo desea, en historias Cáucaso, puede encontrar una "justificación" para cualquier división territorial

Recientemente, los grupos de iniciativa de los circasianos y los Abazins declararon que sus planes para crear en el norte de la República de Karachay-Cherkess una autonomía dual separada dentro de la región de Stavropol. Los motivos de esta iniciativa son conocidos, aunque no están cubiertos de manera muy activa por los medios de comunicación centrales: la república está experimentando una creciente discriminación socioeconómica, lingüística y política de grupos étnicos menos numerosos por parte de la gente Karachai.

Estas declaraciones se convirtieron, en esencia, en un intento de continuar el trabajo iniciado con el envío a Moscú de una carta abierta al Presidente V. Putin con prácticamente el mismo contenido. Como se sabe, fue firmado por Abu-Yusuf Banov, en representación del "Consejo de Ancianos del Pueblo Circasiano", Janibek Kuzhev de la organización pública "Abaza" (autodenominado Abaza) y Rauf Daurov del "Centro de Cultura Circasiana".

Cabe recordar que todo esto ya ha sucedido, y fue hace mucho tiempo. Las mismas propuestas fueron hechas por representantes de la población indígena de varias regiones de Karachay-Cherkessia hace cuatro décadas. La evaluación que el presidente de la KGB de la URSS Yuri Andropov dio a tales iniciativas, que envió un memorando al Politburó el 9 de diciembre de 1980 de diciembre, es indicativa. Ella es absolutamente característica de esa era, probablemente no llamada accidentalmente "era de estancamiento", el nombre: "Sobre los procesos negativos en la Región Autónoma de Karachay-Cherkessia".

Así, extractos del documento.

“Entre una cierta parte de la población indígena de la región autónoma, hay procesos negativos caracterizados por sentimientos nacionalistas, especialmente antirrusos. Sobre esta base, hay manifestaciones antisociales, así como delitos penales. La naturaleza de estos procesos también está influenciada por elementos hostiles de personas de la generación anterior que han participado en la lucha armada contra el sistema soviético, incluyendo: en 1942-1943
Bajo la influencia de las ideas del nacionalismo, algunos representantes de los intelectuales creativos en sus obras enfatizan la superioridad nacional del pueblo Karachai, y confieren las cualidades positivas de los antiguos traidores de la Patria representados por ellos. La población circasiana y otros grupos nacionales están descontentos con el hecho de que en realidad están "distantes" de la mayoría de las posiciones de liderazgo en la región en varios campos ... "


Como podemos ver, los problemas nacionales, no importa cuán urgentes sean, no pudieron resolverse durante el período de destronamiento del culto a la personalidad o el socialismo subdesarrollado. Existe la sensación de que incluso ahora a muchos en el centro federal simplemente les gustaría soltar los frenos. Además, a veces no se toma en servicio la experiencia más exitosa de la historia soviética.

Y el liderazgo soviético (los verdaderos leninistas, y por lo tanto, los internacionalistas) no fue originalmente un partidario de crear numerosas autonomías étnicas en el Cáucaso del Norte, actuando según el principio de "más tarde acumulando tormentos", expresado por Sergo Ordzhonikidze.

No hay demasiados grupos étnicos simplemente unidos, independientemente de lo cerca que se encuentren entre sí étnica y culturalmente. Las preferencias religiosas en el país del estado de ateísmo fueron ignoradas por completo, siempre que todo fuera territorialmente decente. Sin embargo, por lo general es precisamente debido a los territorios que los conflictos por motivos nacionales y religiosos se intensificaron, ya que ahora es cada vez más frecuente. Sobre la base de este enfoque, no solo se formaron Karachay-Cherkessia, sino también Chechenia-Ingushetia y Kabardino-Balkaria. Pero Osetia se dividió en Sur y Norte, e incluso después de agosto 2008, todavía hay muy, muy lejos de la felicidad nacional universal.

La propia autonomía de Karachay-Cherkess, primero en el estado de la región, se formó en el año 1922. Su base era el Distrito Nacional Karachaevsky de la entonces República Socialista Soviética Autónoma de Alta Montaña. Pero en la región 1926, se decidió dividir en la Región Autónoma de Karachai y el Distrito Nacional Circasiano como parte de Stavropol, luego el Territorio del Norte del Cáucaso, que al final de 30 será nombrado en honor al experto en el tema nacional: Ordzhonikidze. Al mismo tiempo, un enclave circasiano bastante grande permanecerá en Karachai, más precisamente, si se lo aborda formalmente, un enclave.




Los excesos entre los circasianos y Karachai aparecieron casi inmediatamente, aunque, de hecho, no se detuvieron casi nunca, solo que ahora había una razón bastante seria. Al mismo tiempo, varios grupos antisoviéticos que comenzaron a formarse en las montañas unieron fácilmente a los representantes de ambos grupos étnicos. Ambos y otros intentaron activamente interrumpir la colectivización, lucharon contra la eliminación de la propiedad privada y, por todos los medios posibles, contrarrestaron la ofensiva de las autoridades contra el Islam. Además, las naciones en guerra se opusieron a la introducción de la lengua rusa y otros eventos soviéticos, y lo más importante, contra el reclutamiento militar obligatorio, aunque no se negaron a servir con el rey.

Además, hasta la mitad de estos grupos, principalmente Karachai, lograron resistir en una especie de clandestinidad de este tipo hasta la ocupación alemana del Cáucaso del Norte en agosto 1942 del año. Y cuando las tropas alemanas fascistas en febrero-marzo 1943 fueron expulsadas del Cáucaso, los Karachays y los circasianos regresaron de inmediato a las actividades partidistas. Con el apoyo de los servicios de inteligencia alemanes y turcos, lograron aguantar otros tres o cuatro años. Existe información bastante extensa sobre los grupos de sabotaje que lograron obtener ayuda de los servicios especiales occidentales, en primer lugar, los británicos, que tardaron aún más tiempo en eliminarlos.

El rápido avance de las tropas alemanas a la principal cordillera del Cáucaso causó, literalmente, un aluvión de nuevos excesos antisoviéticos. La respuesta de los servicios de seguridad fue la represión brutal, que a menudo se retrasa claramente. Casi inmediatamente, a veces incluso antes de la llegada de los alemanes, la mayoría de la gente de los estratos etnosociales acomodados, así como de aquellos que lucharon en la Guerra Civil contra los bolcheviques y los Guardias Blancos, abandonaron el subsuelo y se encontraron en la categoría de colaboradores. Las "víctimas" de los acontecimientos ateos, las víctimas de la expropiación, así como los numerosos partidarios de la independencia de la llamada República Adyghe-Circasiana-Balkaria unida, también se mudaron allí.

De representantes de esas capas, las autoridades alemanas formaron el otoño de 1942-th "Comité Nacional Karachaevsky" encabezado por K. Bairamukov y "Gobierno Nacional Circasiano" encabezado por A. Yakubovsky. En este sentido, es característico que en Berlín, a diferencia de Moscú, inmediatamente tomaron en cuenta las complejas relaciones entre los circasianos y los karachais, creando no solo una sino dos estructuras títeres según el principio étnico.

El "Comité Nacional de Karachaevsky" recibió, al mismo tiempo, poderes específicos: "se transfirió al estado soviético, a la granja colectiva y a la propiedad pública, así como a la gestión de la economía, la cultura y la propaganda (bajo control alemán)". Según los mismos datos, participó en las represiones de ocupación, asistió financieramente a los invasores, estableció contactos con otros colaboradores en la región, con unidades nacionales de las SS y la Wehrmacht. Sin dudar al respecto, durante la ocupación de la región, también informaron los periódicos y revistas locales de títeres.



El comité incluso logró proclamar la unificación de Karachai y Balkaria en "Karachay unidos" con la capital donde uno pensaría, ¡en el ruso Kislovodsk!

En noviembre, 1943 del año, A. Leontiev, jefe de la División Anti-Pandillas de la URSS NKVD, informó al Comisario Adjunto de Asuntos Interiores de la URSS, S. Kruglov: "Poco después de la ocupación, el comando alemán en Karachai estableció una relación estrecha con los nacionalistas locales, líderes de pandillas, líderes del clero y de Murid. secta Y a partir de sus representantes crearon el llamado "Comité Nacional de Karachay". "El comité estuvo encabezado por Kady Bayramukov y Muratbi Laypanov (diputado. - Aut.). Posteriormente (desde 1943 de mayo hasta 1944 de abril del año. - Aut.) Trabajando en la Escuela de Inteligencia alemana en Beshui bajo Simferopol".

Todo esto atestigua una sola cosa: había motivos, y considerables, para la deportación masiva de los líderes soviéticos. Para la práctica de ese entonces, generalmente era casi la norma. Y en comparación con la deportación de los circasianos, incluso bajo los zares, hay flores. El desalojo en sí se llevó a cabo muy rápidamente: de 2 a 22 en noviembre 1943, decenas de miles de personas (se estima que el número total de personas Karachai deportadas supera los 65 mil) se “trasladó” a Kazajstán y Kirguistán. No hay estadísticas confiables sobre los muertos y desaparecidos durante las deportaciones. Hasta el 85% del territorio de Karachai se transfirió a Georgia (el resto, a la Región Autónoma Circasiana y al Territorio de Stavropol).

Sin embargo, acusar indiscriminadamente a los Karachays de cooperar con los ocupantes es, por decirlo suavemente, una hipérbole. Según el "Memorial" del Banco de Datos Generalizados y varias otras fuentes, más de nueve mil personas de Karachai murieron y desaparecieron en los frentes de la Gran Guerra Patria. Más de 17 miles de Karachai fueron al frente. 11 de ellos fueron galardonados con el título de Héroe de la Unión Soviética.

En los años de guerra, los residentes de Karachai se reunieron y enviaron al frente en 1941-1943. Seis vagones de regalos colectivos, individuales y, además, unidades 68 650 de diversos artículos de lana y cuero (así como queso nacional, cordero, leche de cabra, koumiss, aguas minerales, hierbas medicinales). En las batallas por los pases de la Cordillera del Cáucaso Principal, participaron unidades guerrilleras 17, nueve de las cuales fueron casi exclusivamente Karachai. Los guerrilleros de las nacionalidades Karachai y Karachai-Abazin R. Romanchuk, Z. Erkenov, M. Isakov, Z. Erkenova, I. Akbaev, X. Kasaev, J. Chomaev y muchos otros, cayeron a la muerte de los valientes en estas batallas.

El hecho mismo de la rehabilitación, y luego la repatriación del pueblo Karachai, así como de otros pueblos caucásicos, atestigua solo el cuestionable principio de la entonces justicia soviética y la falta de principios completos de los servicios especiales y la dirección superior del país, que reemplazó a Stalin. La decisión de regresar se tomó siguiendo las instrucciones personales de la primera secretaria del Comité Central del PCUS, Nikita Khrushchev, que ya se encuentra en 1955.

Y en febrero 1957, la Región Autónoma de Karachay-Cherkess fue recreada como parte de la región de Stavropol. Durante todo este tiempo, los límites internos de la autonomía han cambiado al menos cinco veces, y los límites con Stavropol, e incluso más. Al mismo tiempo, Moscú también tomó decisiones sobre el máximo favorecimiento de la gente Karachai, como, por cierto, a otros pueblos "exiliados". Y esto, a su vez, provocó numerosas situaciones de conflicto entre ellos, por un lado, y los circasianos, rusos, Abazins, por el otro. Estos conflictos arden hasta el día de hoy, inflamándose más a menudo antes de las colisiones directas usando armas.
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

61 comentario
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión