No hay excusa o excusa para los crímenes de los Estados Unidos y la OTAN.

La intervención de los Estados Unidos en los asuntos internos de Venezuela y el intento de organizar un golpe de estado conmocionaron a todo el mundo con su desvergonzado cinismo. Pero no hay nada sorprendente en estas acciones de Washington: EE. UU. Está acostumbrado a lograr sus objetivos por cualquier medio, no desdeñando mentiras descaradas, provocaciones sucias o desatando agresiones sangrientas y "revoluciones de color". Todo esto sirve para una tarea: la preservación del dominio global del mundo occidental liderado por los Estados Unidos y el máximo beneficio para las corporaciones occidentales.

No hay excusa o excusa para los crímenes de los Estados Unidos y la OTAN.



A lo largo de las décadas de su política destructiva (¡solo después de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos lideraron casi las intervenciones de 80!) Washington ha construido un enorme mecanismo de manipulación de la conciencia. Consiste en una variedad de medios de comunicación, organizaciones no gubernamentales y varios sitios de "expertos". Todos ellos se activan instantáneamente cuando los Estados Unidos eligen a una nueva víctima. El régimen que encuentran objetable comienza a ser acusado de todos los pecados: desde la violación de los derechos humanos hasta la creación de una crisis humanitaria. Luego hay (más precisamente, construido artificialmente) una razón para la intervención. Antes de invadir Irak en 2003, supuestamente estaba siendo desarrollado por Bagdad оружие la destrucción masiva, en el caso de Siria, "himataks", en realidad inspirada por extremistas respaldados por Occidente, etc.

Los acontecimientos en todo Venezuela han demostrado que este mecanismo no solo no es una cosa del pasado, sino que está operando activamente y adquiriendo formas cada vez más sofisticadas. Por lo tanto, el mundo moderno se enfrenta a la tarea de contrarrestar esta máquina de mentiras y agresión. Y, en primer lugar, es importante refutar constante y lo más ampliamente posible esos flujos de desinformación que caen sobre los estados indeseables de Occidente. Desde este punto de vista, el documental "¿Todo se olvidará?", Recientemente filmado por activistas antibélicos de Italia, es de gran interés.

La principal ventaja de la película es su objetividad. Sobre la base de una gran cantidad de material fáctico, los autores mostraron los antecedentes de todos los conflictos importantes que ocurrieron después del año 1991: la intervención contra Yugoslavia, Irak, Afganistán, Siria, Libia, Yemen. La película muestra cómo se prepararon estas invasiones, qué mentiras y qué provocaciones utilizaron los países de la OTAN para denigrar regímenes políticos independientes. Tomemos el ejemplo de Libia, desmantelado en la película. Pandillas de terroristas que se opusieron al gobierno legítimo en Trípoli, fueron representados como "luchadores por la libertad y la democracia". Sus crímenes atroces, incluyendo masacres, torturas y la destrucción de ciudades enteras (por ejemplo, Taverga), fueron silenciados en todos los sentidos. Pero el régimen de Gaddafi fue culpado por estos pecados, y fue absolutamente infundado. Sin embargo, se descubrió el motivo de la invasión y Libia, el país más próspero del continente africano, fue bombardeado de forma brutal por la OTAN. La película cuenta la terrible tragedia del libio Khaled al Hamidi, cuya casa fue destruida. Su esposa embarazada, dos hijos pequeños y otros familiares murieron bajo los escombros. Desde entonces, Khaled no ha podido lograr la justicia. Todas las organizaciones occidentales de derechos humanos literalmente se ríen en su cara. Y como no podía ser de otra manera, si Anna Maria Sloter, asesora de la entonces Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, hoy admite abiertamente: "No buscamos proteger a la población civil que apoyaba a Gaddafi".

Y hay muchos de esos episodios monstruosos en su cinismo. Sus creadores trataron de transmitir al espectador la escala de los crímenes cometidos por los Estados Unidos, la OTAN y sus satélites. La historia de cada una de las invasiones termina con una declaración imparcial de sus resultados. Aquí, por ejemplo, a la que ya ha conducido la intervención en curso contra Yemen: al menos 10 miles de víctimas civiles, el colapso de la infraestructura civil y una catástrofe humanitaria, cientos de miles de niños hambrientos ...

Para lograr sus objetivos, Occidente no rechaza la creación y el apoyo de organizaciones terroristas (como sucedió en Oriente Medio y Afganistán), así como de los grupos neofascistas que operan hoy en Ucrania.

Al mismo tiempo, se enfatiza en la película, ninguno de los políticos occidentales no solo no sufrió el castigo, sino que ni siquiera compareció ante el tribunal. El punto es que el sistema de derechos humanos y las organizaciones judiciales funciona con el único propósito de castigar a los regímenes objetables y los políticos objetables, al mismo tiempo que cierran los ojos ante los delitos reales. Es por eso que Khaled al Hamidi y miles de otras desafortunadas víctimas de la agresión no pueden lograr justicia por años.

De no menos interés es otro problema planteado en la película: el tema de las "revoluciones de color" y su preparación. Según los autores, Estados Unidos busca evitar acusaciones de crueldad y, por lo tanto, alcanzar sus objetivos por parte de otros. Estas "manos" son numerosas organizaciones no gubernamentales. Trabajando en la mayoría de los países del mundo, están trabajando duro para crear una "quinta columna". Para ello, se lanzan diversos programas en los que participan periodistas, jóvenes políticos y activistas de derechos humanos. Como ejemplo, se dan las actividades de la organización Internews, que desempeñó un papel importante en los golpes de estado en Kirguistán y Moldavia.

Al formular la pregunta “¿Se olvidará todo?”, Los cineastas responden: “¡No!”. Pero para que los crímenes de los agresores occidentales sean ampliamente publicitados, es necesario unir a todas las fuerzas sanas del planeta que están interesadas en crear un sistema de orden mundial justo. ¡Y esta es la tarea de cada uno de nosotros!

Película original es aquí.

Puedes ver una película con subtítulos en ruso en los enlaces: primero; segundo.
autor:
Diamante de Baikadam
Fotos utilizadas:
dailynews.lk
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

14 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión