¡Esto es Esparta! Parte II

En la primera parte de nuestro artículo, ya dijimos que Lacedaemon se convirtió en "Esparta" como resultado de dos guerras mesiánicas, lo que llevó a la transformación del estado de Spartians en un "campo militar".

Durante la Primera Guerra Mesenia en Esparta, apareció una categoría extraña de ciudadanos sin pleno derecho: “hijos de vírgenes” (Partenia). Efor Kimsky (un historiador de Asia Minor Aeolia, un contemporáneo de Aristóteles) sostiene que las espartanas comenzaron a quejarse de que incluso las que aún tienen maridos viven como viudas durante muchos años, porque los hombres han prometido no volver a casa hasta la victoria. Como resultado, supuestamente enviaron a un grupo de jóvenes soldados a Esparta, que se suponía que “compartían la cama” con las esposas y niñas abandonadas que habían llegado a la edad del matrimonio. Sin embargo, los niños que nacieron no fueron reconocidos como legítimos. Por que ¿Quizás estos jóvenes guerreros, de hecho, nadie dio permiso para "compartir la cama" con las esposas de otras personas y, especialmente, con las vírgenes de Esparta? Según otra versión, menos romántica, los parfenii eran hijos de matrimonios mixtos. No importa quiénes fueran los "hijos de las vírgenes", no recibieron parcelas con helechos atados a ellos, y por lo tanto no podían considerarse ciudadanos completos. El levantamiento de la parfenia exigiendo justicia fue aplastado, pero el problema permaneció. Por lo tanto, se decidió enviar a los "hijos de las vírgenes" al sur de Italia, donde fundaron la ciudad de Tarent. Un gran asentamiento de la tribu Ipigov, que se encontraba en el lugar al que gustaban las partenias, fue destruido, sus habitantes fueron exterminados, lo que fue confirmado por el descubrimiento de una gran necrópolis, un sitio de fosa común perteneciente a esa época.



Tarent en el mapa


El resentimiento de los "hijos de las vírgenes" en el país que prácticamente los había expulsado fue tan grande que durante mucho tiempo prácticamente dejaron de tener vínculos con Lacedemon. La falta de portadores de la tradición llevó al hecho de que el desarrollo de la colonia tomó el camino opuesto al espartano. Y, convocados por los tarentianos para la guerra con Roma, Pierre se sorprendió desagradablemente al ver que los descendientes de los espartianos "voluntariamente no estaban dispuestos a defenderse ni a defender a nadie, pero querían enviarlo a la batalla para quedarse en casa y no Salir de los baños y banquetes ”(Polybius).


Moneda de la ciudad de Tarent, siglo IV aC


Durante la II Guerra de Mesenia, la famosa falange apareció en el ejército espartano, y los jóvenes espartanos comenzaron a patrullar los caminos nocturnos, en busca de los helots (criptas) que corrían hacia las montañas o hacia Mesenia.

Después de la victoria final sobre Messenia (668 BC), comenzó un largo período de dominación de Esparta en Hellas.

Mientras que otros estados "abandonaron" a la población "excedente" de la colonia, poblando activamente las costas del Mediterráneo e incluso del Mar Negro, la Esparta, cada vez mayor con su ejército brillantemente erudito, se convirtió en el hegemon indiscutible en Grecia, durante mucho tiempo ni políticas individuales ni sus uniones Pero, como señaló Aristóteles, "no tiene sentido crear una cultura basada únicamente en la destreza militar, porque existe una cosa como el mundo, y tenemos que tratarla periódicamente". A veces parecía que hasta la creación de un estado griego unificado con Esparta, solo quedaba un paso a la cabeza, pero este último paso no fue dado por Lacedemon. Esparta era muy diferente a otras políticas, había demasiada diferencia entre su élite y las élites de otros estados, los ideales eran demasiado diferentes. Además, las Sparties tradicionalmente eran indiferentes a los asuntos del resto de Grecia. Mientras nada amenazaba la seguridad y el bienestar de Lacedaemon y el Peloponeso, Esparta estaba tranquila, y esta calma a veces rozaba el egoísmo. Todo esto no permitió la creación de una aristocracia común que estaría interesada en la existencia de un solo Hellas. Las fuerzas centrífugas todo el tiempo desgarraron a Grecia a sus piezas originales.

Ya hemos dicho en la primera parte que desde 7 hasta 20 años, los niños Spartan se criaron en agels, pensiones originales cuya tarea era educar a los ciudadanos ideales de la ciudad que se negaron a construir muros. Además, allí se les enseñó a expresar sus pensamientos de manera breve, clara y clara, es decir, a expresarse sucintamente. Y fue muy sorprendente para los griegos de otras políticas, en cuyas escuelas, por el contrario, se les enseñó a ocultar el significado detrás de hermosas frases largas ("elocuencia", es decir, demagogia y elocuencia). Además de los hijos de los ciudadanos de Esparta, había otras dos categorías de estudiantes en el agelis. El primero de ellos, niños de familias aristocráticas de otros estados griegos, el sistema espartano de entrenamiento y educación fue muy apreciado en Hellas. Pero no era suficiente de un origen noble: para definir al hijo en agelu, el padre necesitaba tener algunos méritos para Lacedemon. Junto a los hijos de los espartiados y los extranjeros nobles, los hijos de Periek también estudiaron en Agela, que luego se convirtieron en ayudantes de los guerreros espartanos y, si fuera necesario, podrían reemplazar a los hoplitas muertos o heridos de la falange. Era difícil usar helots y ordinario, no haber recibido entrenamiento militar, perichek como hoplitas, un luchador mal entrenado en la composición de la falange, que, como un mecanismo bien establecido, no era un compañero, sino una carga. Fueron los hoplitas fuertemente armados (de la palabra "hoplon" - "escudo") los que formaron la base del ejército espartano.

[/ Center]
Estatua de mármol de la hoplita. Siglo V aC Museo Arqueológico de Esparta, Grecia


Y la palabra "escudo" en nombre de estos soldados no es en absoluto accidental. El hecho es que con un escudo, de pie en las filas de los hoplitas, se cubrió no solo a sí mismo, sino también a sus compañeros:

"Después de todo, cada guerrero, temiendo por su lado desprotegido, trata de esconderse detrás del escudo de su compañero de la derecha, y piensa que cuanto más cerradas están las filas, más segura está su posición"
(Tucídides).

En los escudos, los espartanos llevaban a los muertos y heridos después de la batalla. Por lo tanto, las tradicionales palabras de despedida de los Spartiat, en una campaña, fueron las palabras: "Con un escudo, o en un escudo". La pérdida de un escudo fue un crimen terrible, que incluso podría ser seguido por la privación de la ciudadanía.



Jean-Jacques Le Barbier, Spartan presenta un escudo a su hijo.


Los jóvenes periki, no entrenados en agels, en el ejército espartano fueron utilizados como infantería ligera auxiliar. Además, los Spartiats fueron acompañados por los Helots en las campañas, a veces su número llegó a siete personas por Spartan. No tomaron parte en las hostilidades, fueron utilizados como sirvientes, desempeñaron las funciones de porteadores, cocineros, ordenanzas. Pero en otras políticas, se dieron porteadores, carpinteros, alfareros, jardineros y cocineros. оружие y puso en funcionamiento a los hoplitas: no es sorprendente que en Esparta despreciaran tales ejércitos, tanto enemigos como aliados.

Pero a veces los espartanos tenían que incluir babosas en las unidades de infantería auxiliares. Durante la Guerra del Peloponeso, el número de helotes liberados en el ejército espartano alcanzó a 2-3 miles de personas. Algunos de ellos incluso fueron entrenados en acciones de falange y se convirtieron en hoplitas.

En la marcha, el ejército espartano estuvo acompañado por flautistas, que jugaron sus marchas durante la batalla:

"Esta no es su práctica según la práctica religiosa, sino para marchar a la par de la música y no para romper la formación de batalla".
(Tucídides).


Guerreros espartanos, yendo a la batalla, y flautistas dibujando desde un jarrón corintio, siglo VII. BC


La ropa, espartanos, que iban a la campaña, tradicionalmente era roja, por lo que no era sangre visible. Antes de las batallas, el rey ofreció el primer sacrificio a las Musas, "para que la historia sobre nosotros sea digna de nuestras hazañas" (Eudamid). Si había un campeón olímpico en el ejército espartano, se le daba el derecho de estar cerca del rey durante la batalla. El servicio en la caballería en Esparta no se consideró prestigioso, durante mucho tiempo los hombres de caballería reclutaron a aquellos que no podían servir como un hoplita. La primera mención de la caballería espartana se refiere solo a 424 BC, luego se reclutaron jinetes 400, que se utilizaron principalmente para proteger la falange. En 394 BC El número de hombres de caballería en el ejército espartano aumentó a 600.

La victoria en Grecia fue determinada por la llegada de un mensajero del partido que había reconocido la derrota, quien transmitió la solicitud de un armisticio para recoger los cadáveres de los soldados. Curioso historia Ocurrió bajo el fuego en 544 BC. Luego, por acuerdo de los espartanos y el Argostsy, los soldados de 300 entraron en la batalla: el área en disputa debía ser dejada a los ganadores. Al final del día, el 2 de los Argoss y el 1 Spartan sobrevivieron. Argos, considerándose a sí mismos los vencedores, abandonó el campo de batalla y puso en marcha a Argos para complacer a los conciudadanos con la noticia de la victoria. Pero el guerrero espartano permaneció en su lugar, y sus compatriotas consideraron la retirada de los oponentes del campo de batalla como un vuelo. Por supuesto, los Argos no estaban de acuerdo con esto, y al día siguiente tuvo lugar la batalla de las fuerzas principales de Argos y Esparta, que ganaron los espartanos. Herodot argumenta que a partir de este momento los Spartiats comenzaron a usar el cabello largo (lo habían cortado poco antes), y los Argossians, por el contrario, decidieron cortarse el cabello hasta que pudieran ganar a Theria.

A principios del siglo VI-V. BC Argos fue el principal rival de Lacedaemon en el Peloponeso. El zar Cleomenes finalmente lo derrotó. Cuando, después de una de las batallas, los argosios en retirada intentaron esconderse en el bosque sagrado y en el templo principal del país ubicado en él, sin dudarlo le ordenó a sus escoltas quemar el bosque. Más tarde, Cleomenes interfirió en los asuntos de Atenas, expulsando al tirano Hippius (510 BC) desde allí, y en 506 BC. Eleusis capturado e incluso planeaba tomar Atenas para incluir Ática en la Unión Peloponesa, pero no fue apoyado por su rival, el rey-Eurifontide Demarat. Cleómenes no perdonó a Kleomen: más tarde, para declararlo ilegítimo, forjó un oráculo de Delfos. Habiendo logrado la eliminación de Demarata, Cleomenes con el nuevo rey Leotihid conquistó la isla de Aegina. Demarat huyó de Esparta a Persia. Pero todas estas hazañas no salvaron a Cleómenes cuando el engaño se reveló con un falso oráculo de Delfos. Esto fue seguido por los eventos descritos en la primera parte: el vuelo a Arcadia, la muerte sin gloria después de regresar a Esparta, no repetiremos. Una vez más, volví a estos eventos para informar que Leonid, que estaba destinada a hacerse famosa en las termopilas, se convirtió en el sucesor de Cleomenes.

Pero de vuelta un poco.

Después de la conquista de Messenia, Esparta dio el siguiente y muy importante paso hacia la hegemonía en Hellas: alrededor de 560 aC. ella derrotó a Tegea, pero no convirtió a sus ciudadanos en helots, sino que los convenció de convertirse en aliados. Así, se dio el primer paso en la creación de la Unión Peloponesa, una asociación poderosa de estados griegos, encabezada por Esparta. El siguiente aliado de Lacedaemon fue Elida. A diferencia de los atenienses, los espartianos no tomaron nada de sus aliados, exigiéndoles solo tropas auxiliares durante la guerra.

En 500 BC se rebelaron bajo el gobierno del rey persa Darío I, las ciudades griegas de Jonia, el año siguiente (499) acudieron a Atenas y Esparta en busca de ayuda. Era imposible entregar rápidamente un contingente militar suficientemente grande a Asia Menor. Y, por lo tanto, era imposible proporcionar asistencia real a los rebeldes. Por lo tanto, el rey espartano Cleomenes I sabiamente se negó a participar en esta aventura. Atenas envió a 20 sus barcos en ayuda de los jonios (otro 5 fue enviado por la ciudad de Eberea en Eberea). Esta decisión tuvo consecuencias trágicas y causó las famosas guerras greco-persas, que causaron mucho dolor a los ciudadanos de Hellas, pero glorificaron a varios comandantes griegos, el mensajero ateniense de Filipinas, que corría una distancia de maratón 1240 Stadiums (más de 238 km) y todo 300 Spartans. En 498 BC Los rebeldes quemaron la capital de la satrapía de Lidia - Sardis, pero luego sufrieron una derrota en la isla de Lada (495), y en 494 aC. Los persas tomaron a Mileto. El levantamiento en Jonia fue brutalmente aplastado, y la mirada del rey persa se volvió hacia Hellas, quien se atrevió a desafiar su imperio.

¡Esto es Esparta! Parte II

Darío yo


En 492 BC el casco del comandante persa Mardonius conquista Macedonia, pero la flota persa muere durante una tormenta en el cabo Athos, una campaña contra Hellas fracasa.

En 490 BC El ejército del rey Darío desembarcó en Maratón. Los espartanos, que celebraron la festividad doriana en honor de Apolo, llegaron tarde al comienzo de la batalla, pero esta vez los atenienses lograron sin ellos, habiendo ganado una de las victorias más famosas de la historia mundial. Pero estos eventos fueron solo el prólogo de una gran guerra. En 480 BC El nuevo rey persa Jerjes movió un gran ejército a Grecia.


[centro] guerreros persas


[/ Center]
Imagen en relieve de la cabeza y los hombros de un arquero persa durante el reinado de Jerjes I


El consejero militar del rey persa consiguió un rival del Achaean de Clehomen: Evripontid Demarat. Afortunadamente para Grecia, los Jerjes, confiados en la fuerza de sus tropas, no escucharon demasiado los consejos del zar-renegado. Hay que decir que, a diferencia de los Agiads, que tradicionalmente lideraron el partido anti-persa en Esparta, los Euripontids trataron a Persia más favorablemente. Y es difícil decir cómo habría pasado la historia de Hellas si Demarth hubiera ganado en Esparta, no en Cleómenes.


Jerjes I


El ejército de Jerjes era enorme, pero tenía importantes inconvenientes: estaba formado por partes dispares y estaba dominado por unidades ligeramente armadas que no podían luchar en pie de igualdad, con aquellos que habían aprendido a mantener un buen sistema, disciplinado a los hoplitas griegos. Además, los persas tuvieron que pasar por el pasaje de Fermopilsky (entre Tesalia y la Grecia central), cuyo ancho en el punto más estrecho no excedía los metros 20.

En el libro 7 de sus "Historias" ("Polyhymnia"), Herodot escribe:

"Entonces, en el pueblo de Alpena, detrás de Thermopylae, hay un camino que pasa por un solo carruaje ... En el Oeste, desde Thermopyla, un ascenso de montañas inaccesible, empinado y alto, que se extiende hasta Eta. En el este, el pasaje va directamente al mar y al pantano. En esta garganta, se construyó un muro, y solía haber una puerta en él ... Los helenos ahora decidieron restaurar este muro y así bloquear el camino de los bárbaros hacia Hellas ".


Era una gran posibilidad que los griegos no aprovecharan al máximo. Los Dorians espartanos en este momento celebraron un día festivo en honor de su dios principal, Apolo, cuyo culto trajeron una vez a Laconia. Ni siquiera una parte de su ejército fue enviada a Atenas. A Thermopylae fue el rey-hagiad (Aheyan) Leonid con quien liberaron a todos los soldados 300. Probablemente, era el escuadrón personal de Leonid: los hippies eran guardaespaldas, confiando en cada rey de Esparta. Quizás eran descendientes de los aqueos, para quienes Apolo era un dios extraño. También marcharon unos mil peireks armados. A ellos se unieron varios miles de soldados de diferentes ciudades de Grecia.

Heródoto dice:

“Las fuerzas helénicas consistieron en 300 Hopartitas espartanas, 1000 Tegeans y Mantinians (500 de aquellos y otros), 120 personas de Orchomen en Arcadia y 1000 del resto de Arcadia, luego de Corinth 400, de 200 Fliunt y 80 de Mic. Estas personas vinieron del Peloponeso. De Boeotia fueron 0 700 Thespians y 400 Thebans. Además, los helenos convocaron la ayuda de los Opunta Locrianos, con toda su milicia y Foks de 1000 ".


El número total de ejércitos de Leonid como resultado fue de 7 a 10 miles de personas. El resto es bien conocido: los hoplitas, que se habían refugiado detrás de un muro hecho de grandes piedras, frenaron con éxito los ataques de las tropas persas, convirtiéndose ocasionalmente en un contraataque, hasta que llegó la noticia de que el destacamento griego estaba pasando por alto algún tipo de camino de cabras. El hombre, gracias a cuya traición los persas pasaron por alto el desapego de Leonid, se llamaba Efialtes (esta palabra en Grecia comenzó a significar "Pesadilla"). Sin esperar el premio, huyó del campamento persa, luego fue proscrito y asesinado en las montañas. Bloquear este camino era incluso más fácil que el paso de Thermopil, pero los Aliados de los espartanos estaban en pánico. Dijeron que Leonid los dejó ir para no compartir una muerte gloriosa con nadie, pero, más probablemente, se fueron, sin querer morir. Los espartanos no se fueron, porque la vergüenza temía más muertes. Además, sobre Leonid predijo que en la próxima guerra o el rey persa conquistarían Esparta, o el rey espartano perecería. Y luego las predicciones fueron tomadas más que seriamente. Enviando a Leonid con fuerzas tan pequeñas a Thermopylae, geronts y Efors, en efecto, le ordenó secretamente que muriera en la batalla. A juzgar por las órdenes que Leonid le dio a su esposa, yendo a una campaña (para encontrar un buen marido y dar a luz a sus hijos), entendió todo correctamente y ya hizo su elección, sacrificándose para salvar a Esparta.


Monumento en Thermopylae


Desafortunadamente, los Laceqemona y los Thespians, que permanecieron con los Spartiates y también fueron asesinados en una batalla desigual, casi se olvidan ahora. Diodoro informa que los persas lanzaron a los últimos guerreros helénicos con lanzas y flechas. Los arqueólogos encontraron una pequeña colina en Thermopylae, literalmente salpicada de flechas persas, aparentemente fue la última posición del destacamento de Leonid.


Signo conmemorativo en termopilas


Los griegos totales en Thermopylae perdieron acerca de las personas 4000. Pero los espartanos no murieron 300, sino 299: un guerrero llamado Aristodemo cayó enfermo en el camino y se quedó en los Alpenes. Cuando regresó a Esparta, dejaron de hablar con él, los vecinos no compartían agua y comida con él, desde entonces se le conocía por el apodo de "Aristodem el Cobarde". Murió un año después en la batalla de Plateo, y él mismo buscó la muerte en la batalla. La pérdida de persas, estima Herodoto en 20 000 personas.

En 480 BC La famosa batalla naval de Salamina tuvo lugar. Por alguna razón, los Themistocles atenienses fueron acreditados con todas las glorias de esta victoria, pero el Spartan Eribiad comandó la flota combinada de Grecia en esta batalla. La autodeceptora de cola de cordero, Themistocles (la futura traidora y desertora) bajo la eurociadora lacónica y empresarial desempeñó el papel de Furmanov bajo Chapaev. Después de la derrota, Jerjes dejó a Hellas con la mayor parte de su ejército. El cuerpo de su pariente Mardonius, con una cifra de 30 000, permaneció en Grecia. Pronto su ejército se reponía con unidades nuevas, por lo que en el momento de la batalla de Platei (ciudad de Boeotia) tenía unos soldados 50 000. La base del ejército griego era sobre 8 000 guerreros de Atenas y 5 000 Spartiates. Además, los espartanos acudieron a la atracción de los helots en su ejército, a quienes se les prometió la liberación si ganaban. El comandante del ejército griego era Pausanias, no el rey, sino el regente de Esparta.


Pausanias, busto


En esta batalla, la falange espartana aplastó literalmente al ejército de los persas.


Mardonio murió, pero la guerra continuó. El temor a la invasión de un nuevo y no menos fuerte ejército de persas fue tan grande que se creó una alianza griega general en Hellas, dirigida por Pausanias, el héroe de la batalla de Plathias. Sin embargo, los intereses de Esparta y Atenas eran demasiado diferentes. En 477, después de la vergonzosa muerte de Pausanius, que los Efores sospechosos de luchar por la tiranía, Esparta salió de la guerra: el Peloponeso y Grecia fueron liberados de las fuerzas persas, y los Espartistas ya no querían luchar fuera de Hellas. Atenas y la Unión de Delia (Marítima) encabezada por ellos, que incluía las ciudades del norte de Grecia, las islas del mar Egeo y la costa de Asia Menor, continuaron luchando contra los persas hasta 449 aC, cuando se concluyó la paz de Kalliw. El comandante más prominente de la Unión Deliana fue el estratega ateniense Kimon. Esparta también estuvo a la cabeza de la Unión del Peloponeso, la confederación de políticas del sur de Grecia.


Sindicatos peloponeses y delianos.


Los trágicos eventos de 465 BC contribuyeron al enfriamiento de las relaciones de Esparta con Atenas, cuando Esparta fue destruida casi por completo después del terrible terremoto y muchos de sus ciudadanos murieron. El caos, en el momento del reinado de Lacedaemon, causó un levantamiento en Messenia, durante el cual más espartistas de 300 fueron asesinados. La revuelta de los ilot fue reprimida solo después de 10 años, la escala de las hostilidades fue tal que incluso fue llamada la III Guerra Meseniana. Lacedaemon se vio obligado a buscar ayuda en Atenas, y el gran amigo de Sparta, Kimon, convenció a sus conciudadanos para que le brindaran asistencia. Sin embargo, las autoridades de Esparta sospechaban que las tropas atenienses que llegaban simpatizaban con los rebeldes y, por lo tanto, se negaban a ayudar. En Atenas, esto fue considerado un insulto, los enemigos de Lacedemon llegaron al poder allí y Kimon fue expulsado de Atenas.

En 459 BC Hubo el primer choque militar entre Esparta y Atenas: comenzó la llamada Guerra de los Pequeños Peloponeses, que consistió en enfrentamientos periódicos en los territorios en disputa. Mientras tanto, en Atenas, Perikles llegó al poder, quienes, después de haber asumido el control de la tesorería de la Unión de Delos, utilizaron estos fondos para construir los Muros Largos, desde el Pireo hasta Atenas, y esto no pudo dejar de molestar a Esparta y sus aliados.


Pericles, hijo de Xanthippus, una copia de mármol ateniense romana de un original griego.


Reinando en el mar, los atenienses iniciaron una guerra comercial contra Corinto y organizaron un boicot comercial para atreverse a apoyar a los corintios Megara. Protegiendo a sus aliados, Esparta exigió que se levantara el bloqueo naval. En respuesta, Atenas presentó una burlona demanda de independencia para las ciudades de Periek. Como resultado de la invasión de espartanos en Attica 446, comenzó la Primera Guerra del Peloponeso, que terminó con una tregua concluida por iniciativa de Atenas, es decir, la victoria de Esparta. A pesar de la derrota, los atenienses siguieron una política expansionista activa, expandiendo su influencia y perturbando la ciudad de la Unión del Peloponeso. Los líderes de Esparta comprendieron lo difícil que era pelear contra Atenas sin tener una flota propia, y en todos los sentidos retrasaron la guerra. Sin embargo, cediendo a las demandas de sus aliados, en 431 BC. Los Spartiats nuevamente enviaron su ejército a Atenas, con la intención, como de costumbre, de un combate abierto, para aplastar al ejército de la Alianza Deliana, y no encontraron el ejército del enemigo. Por orden de Pericles, más de 100 000 personas de las cercanías de Atenas fueron llevadas detrás de los muros, que los espartanos no pudieron atacar. Los desanimados partisanos regresaron a sus hogares, pero al año siguiente fueron ayudados por la plaga, que mató a un tercio de la población de Atenas, incluido Pericles. Los atenienses temblorosos ofrecieron la paz, que los espartanos rechazaron altivamente. Como resultado, la guerra tomó un carácter prolongado y extremadamente tedioso: 6 años de victoria de un lado fueron reemplazados por sus derrotas, la tesorería de los oponentes se agotó, las reservas se derritieron y nadie pudo prevalecer. En 425, una tormenta llevó a los barcos atenienses al puerto meseniano desprotegido de Pylos, que capturaron. Los espartanos que entraron, a su vez, ocuparon la pequeña isla de Sfakteriya, frente a Pylos, y fueron bloqueados por otros barcos que vinieron a rescatar de Atenas. La guarnición de hambre de Sfakteriya se rindió a los atenienses, y este incidente no tan significativo causó una gran impresión en todas las Hellas, porque, entre otros, los partisanos de 120 fueron capturados. Hasta ese día, nadie, ni enemigos, ni amigos, creían que todo un destacamento de guerreros de Esparta podía dejar sus brazos. Esta capitulación, al parecer, rompió el espíritu de Esparta orgullosa, que se vio obligada a celebrar un tratado de paz, beneficioso para Atenas y humillante para sí mismo (Nikiyev World). Este tratado causó descontento entre los poderosos aliados de Esparta: Boeotia, Megara y Corinto. Además, Alcibíades, que llegó al poder en Atenas, pudo concluir un tratado de alianza con Arqueos, un rival de larga data de Lacedaemon en el Peloponeso.


Alcibíades, busto


Esto ya era demasiado, y 418 BC. se reanudaron las hostilidades, y nuevamente, como en los días de la II Guerra Mesénica, Esparta estaba al borde de la muerte, y solo la victoria en la batalla de Mantiney rescató a Lacedemon. Acerca de esta batalla, Tucídides escribió que los espartanos en él "demostraron brillantemente su capacidad de ganar con valor". Los aliados mantineanos de Argos huyeron del ala izquierda del ejército espartano, donde estaban los skirios, los perieks de las montañas (Tucídides escribe que estaban "en ese lugar al que tienen derecho uno de los lacedemonios") y los guerreros bajo el mando del buen general Brasid, La iniciativa de la cual el ejército se introdujo armadura ligera. Pero en el flanco derecho y en el centro, "¿dónde estaba el rey Agis con los guardaespaldas de 300, llamados hippies" (recuerda el 300 de los espartanos del rey Leonid?) Fue ganado por los espartianos. Las tropas atenienses del flanco izquierdo, ya casi rodeadas, escaparon de la derrota solo porque Agis "ordenó a todo el ejército que acudiera en ayuda de las unidades derrotadas" (Tucídides).

Y los eventos en la guerra del Peloponeso de repente siguieron un escenario fantasmagórico completamente inimaginable. En 415 BC Alcibíades persuadió a los ciudadanos de Atenas para que organizaran una costosa expedición a Sicilia, contra la Esparta Aliada de Siracusa. Pero en Atenas, de repente, todas las estatuas de Hermes fueron profanadas, y por alguna razón Alcibíades fue acusado de esta blasfemia. Por qué razón, y por qué, tuve que lidiar con esas cosas, soñando con la gloria militar de Alcibíades en la víspera del gran viaje marítimo organizado por él con tanta dificultad, es completamente incomprensible. Pero la democracia ateniense a menudo era cruel, despiadada e irracional. Alcibíades insultado huyó a Lacedaemon y obtuvo ayuda allí sitiada Siracusa. El comandante espartano Gilipp, quien dirigió toda la nave 4 a Syracuse, lideró la defensa de la ciudad. Bajo su dirección, los sicilianos destruyeron la flota ateniense de naves 200 y un ejército de invasión que contaba con miles de 40. A continuación, Alcibíades aconseja a los espartanos que tomen Decalea, el área al norte de Atenas. 20 000 perteneciente a los ricos esclavos atenienses va al lado de Esparta y la Unión Delia comienza a desintegrarse. Pero mientras el rey espartano Agis II lucha en Ática, Alcibíades seduce a su esposa Timeo (nada de amor, nada personal: solo quería que su hijo fuera el rey de Esparta). Al temer la ira de un marido celoso, huye a la Asia menor persa. Esparta necesita una flota para la victoria final en la guerra, pero no hay dinero para su construcción, y los Spartiats acuden a Persia en busca de ayuda. Sin embargo, Alcibíades convence al gobernante de Asia Menor Tissafern de que sería beneficioso para Persia permitir que los griegos se agoten en guerras interminables. Los espartanos aún recolectan la cantidad necesaria, construyen su flota, y Alkibiades regresa a Atenas para recuperar el puesto de comandante en jefe. En Lacedaemon, la estrella del gran comandante espartano Lysander, quien en 407 aC, se eleva en este momento. prácticamente destruye la flota ateniense en la batalla en el cabo Notiy.


Lysander


Alcibíades estuvo ausente y la flota ateniense fue comandada por el navegante de su nave, que entró en la batalla sin permiso, pero Alcibíades fue expulsado nuevamente de Atenas. A través de 2 del año, Lysander capturó a casi todas las naves atenienses en la Batalla de EGOSPOTA (solo 9 logró escapar con dificultad, el estratega ateniense Konon huyó a Persia, donde fue asignado para supervisar la construcción de la flota). En 404 BC Lysander entró en Atenas. Así terminó la guerra peloponesa del año 27. Atenas, con su "democracia soberana", logró que todos en Hellas, Corinto y Tebas exigieran nivelar la ciudad odiada por los griegos con la tierra y convertir a la población de Ática en esclavitud. Pero los espartanos solo ordenaron la demolición de los Muros Largos que conectaban Atenas con el Pireo, y dejaron todas las naves 12 derrotadas. En Lacedaemon, ya tenían miedo de fortalecer a Tebas y, por lo tanto, los Spartiates salvaron a Atenas al tratar de hacerlos miembros de su sindicato. Nada bueno salió de esto, tan pronto como 403 BC. Los rebeldes atenienses derrocaron al gobierno pro-parcial, que pasó a la historia como tiranos 30. Y Tebas, de hecho, se intensificó considerablemente, y al concluir una alianza con Corinto y Argos, al final, aplastó el poder de Esparta. El último gran comandante de Esparta, el rey Agesilao II, todavía luchó con éxito en Asia Menor, derrotando a los persas cerca de la ciudad de Sardis (los mercenarios griegos Cyrus el Joven, así como su comandante Jenofonte, lucharon en su ejército). Sin embargo, la Guerra de Corinto (contra Atenas, Tebas, Corinto y las políticas del Mar Egeo, apoyadas por Persia - 396-387 aC), obligó a Agesilaus a abandonar Asia Menor. Al comienzo de esta guerra, su antiguo mentor murió, y ahora su rival Lysander. Ateneo Konon y tirano de Salamis (ciudad de Chipre) Evagor derrotó a la flota espartana en Knid (394 aC). Después de esto, Konon regresó a Atenas y restauró los famosos Muros Largos. El estratega ateniense Iphicrates, quien desarrolló las ideas de Brasid (que agregó espadas y lanzas ligeras a la armadura ligera, así como a los dardos: salió una nueva clase de fuerza militar - los pelttes), derrotó a los espartanos en Corinto en 390 a.

Pero Agesilaus en tierra y Antikalid en el mar pudieron lograr un resultado aceptable en esta guerra iniciada sin éxito. En 386 BC La paz real se concluyó en Susa, que proclamó la total independencia de todas las políticas griegas, lo que significó una hegemonía incondicional en Hellas de Esparta.

Sin embargo, la guerra con la alianza boeotiana, cuyas tropas fueron comandadas por Epaminondas y Pelopid, terminó en un desastre para Esparta. En la batalla de Levktrach (371 BC), la falange espartana previamente invencible fue derrotada por una nueva táctica (formación militar sesgada), inventada por el gran comandante tebano Epaminondas. Hasta entonces, todas las batallas de los griegos tenían un carácter de "duelo": el fuerte flanco derecho de los ejércitos opositores presionaba el ala izquierda débil del enemigo. El que primero derribó el flanco izquierdo del ejército enemigo ganó. Epaminondas fortaleció su flanco izquierdo, incorporando un selecto Escuadrón Sagrado de Tebas en él, y un flanco derecho debilitado retrocedió. En el sitio del ataque principal, la falange tebana en las filas de 50 rompió la formación de la falange espartana, que tradicionalmente consistía en las filas de 12, el rey Cleombrot murió junto con mil hoplitas, 400 de las cuales eran espartiates. Fue tan inesperado que los espartanos posteriormente justificaron su derrota por el hecho de que Epaminond "no luchó por las reglas". El resultado de esta derrota fue la pérdida de Esparta Mesenia, que socavó inmediatamente la base de recursos de Lacedaemon y, de hecho, lo sacó de los grandes poderes de Hellas. Después de esta derrota, el ejército enemigo puso sitio a Esparta por primera vez. Dirigió los restos de sus tropas y la milicia civil Agesilaus logró defender la ciudad. Los espartanos se vieron obligados a hacer una alianza con Atenas, la guerra con Tebas continuó durante muchos años. El hijo de Agesilao, Archidamus, derrotó a las fuerzas de los Argassianos y los Arkadyans en una batalla que fue llamada "inútil" por los Spartans, porque ni un solo Spartiat murió en ella. En respuesta, Epaminondas, aprovechando el hecho de que Agesilaus y sus tropas fueron a Arcadia, hizo otro intento de apoderarse de Esparta. Logró irrumpir en la ciudad, pero fue destruido por los destacamentos de Arkhidam y Agelessaya. Thebans se mudaron a Arcadia, donde en 362 BC La ciudad de Mantinea fue sede de la batalla decisiva de esta guerra. Epaminondas trató de repetir su famosa maniobra, centrándose en el impacto del construido en un denso y poderoso "escalón" del flanco izquierdo. Pero esta vez los espartanos se pusieron de pie hasta la muerte y no se retiraron. Epaminond, quien dirigió personalmente este ataque, fue herido de muerte cuando escuchó que todos sus compañeros más cercanos también fueron asesinados, y le ordenaron retirarse y hacer las paces.


Pedro Jean David d'Angers, muerte de Epaminondas, alivio


Esta batalla fue el último en dar a Agesilao en Grecia. Tomó parte con gran éxito en las guerras de aspirantes al trono egipcio y murió de viejo en el camino a casa. En el momento de la muerte de Agesilao ya estaba 85 años.

Hellas estaba agotada y devastada por las guerras constantes, y nació alrededor de 380 BC El historiador griego Theopompus escribió un panfleto perfectamente justo "Los tres cabezas". En todas las desgracias que golpearon a Hellas, culpó a los "tres jefes": Atenas, Esparta, Tebas. Agotada por interminables guerras, Grecia se convirtió en una presa fácil para Macedonia. Las tropas de Felipe II derrotaron al ejército combinado de Atenas y Tebas en la batalla de Heronei en 338 a. El rey macedonio utilizó con éxito la invención de las Epaminondas: la retirada del flanco derecho y el ataque decisivo de la izquierda, que terminó con el golpe de flanqueo de la falange y la caballería de Tsarevich Alexander. En esta batalla, fue derrotado y el famoso "Escuadrón Sagrado de Tebas", que, según Plutarco, consistía en parejas homosexuales 150. La gran leyenda homosexual dice que los amantes de los tebas lucharon contra los macedonios hasta el final para no sobrevivir a la muerte de sus "esposos" (o "esposas") y todos, como uno, cayeron en el campo de batalla. Pero en una fosa común encontrada en Heronei, se encontraron los restos de solo 254. El destino del 46 restante es desconocido: es posible que se hayan retirado, quizás se hayan rendido. Esto no es sorprendente. La palabra "homosexual" y la frase "una persona que está siempre enamorada de su pareja y que permanece fiel a él durante toda su vida" no son sinónimos. Incluso si al principio hubo sentimientos románticos en estas parejas, algunos de los soldados de este destacamento, por supuesto, ya tenían una relación con su "amante" designado por las autoridades de la ciudad (el "divorcio" y la formación de una nueva pareja en esta unidad de combate era casi imposible) . Y, dada la actitud más que tolerante de los boeotianos hacia los gays, es muy posible que ya tuvieran otros socios "de lado". Sin embargo, la batalla en este sitio fue realmente muy feroz, Plutarco informa que Felipe II, al ver los cuerpos de los muertos tebanos del "Escuadrón Sagrado" y descubrir qué principio había formado, dijo: "Que el que sospeche que hicieron algo mal ". Felipe claramente dudaba de algo. Tal vez dudaba de la orientación poco convencional de estos valientes tebas. Después de todo, el rey no era heleno, sino macedonio, mientras que los bárbaros, según varios historiadores griegos, no aprobaban las relaciones homosexuales y condenaban. Pero tal vez no creyó que el coraje de los guerreros estuviera asociado precisamente con sus preferencias sexuales, y no con el amor por su patria.

En los años 7, llegó el turno de Esparta: en 331 BC. Macedonio Antípatro general de su ejército derrotado en la batalla de Megaloprole. En esta batalla, alrededor de una cuarta parte de todos los espartiates y el rey Agis III murieron. Y no era la misma Esparta que antes. A principios del siglo V aC Esparta podría haber puesto en 8 10 a mil hoplitas. En la batalla de Plateia contra los persas, 5 de miles de Spartians se levantó. Durante la guerra con el consejo de los boeotianos, Esparta pudo movilizar un poco más que los soldados 2000 de entre los ciudadanos de pleno derecho. Aristóteles también escribió, escribió que en su tiempo, Esparta no podía exponer a miles de hoplitas.

En 272, Esparta tuvo que soportar el asedio de Pyrrus que regresaba de Italia: fue llevado a Lacedaemon por el hijo menor del anterior rey, Cleonim, quien impugnó el poder de su sobrino. Los Spartiats no se molestaron en construir muros sólidos en ese momento, pero las mujeres, los ancianos e incluso los niños cavaron una zanja y construyeron un muro de tierra fortificado con carruajes (los hombres no participaron en la construcción de estas fortificaciones para salvar fuerzas para la batalla). Durante tres días, Pierre asaltó la ciudad, pero no la tomó, y, al recibir una oferta ventajosa (como le pareció) de Argos, se mudó al norte para encontrarse con su muerte.


Pierre, busto del Palazzo Pitti, Florencia


Inspirados por la victoria sobre Pirro, los Espartiates lo siguieron. En la batalla de la retaguardia mató al hijo del rey de Epiro, Ptolomeo. Sobre los acontecimientos posteriores, Pausanias dice lo siguiente: "Habiendo oído hablar de la muerte de su hijo y conmocionado por el dolor, Pyrrhus (liderado por la caballería de Molossia) fue el primero en correr a las filas de los espartanos, buscando matar con avidez por venganza, y aunque en la batalla siempre parecía asustado e invencible, pero esto una vez, con su audacia y fuerza, eclipsó todo lo que sucedió en batallas anteriores ... Saltando de la silla de montar, en una batalla a pie, dejó a todo su equipo selectivo junto a Evalk. Después del final de la guerra, la ambición excesiva de sus gobernantes llevó a Esparta a tales pérdidas sin sentido ".

Más sobre esto en el artículo. Sombra del gran Alexander (Ryzhov V.A.).

En el siglo III aC. Hellas fue despedazada por tres fuerzas rivales. El primero fue Macedonia, que reclamó el poder en Grecia desde el momento de su conquista por Alejandro Magno. La segunda es la política de la Unión Achaea de los Peloponeses (que encarnaba la práctica de la doble ciudadanía: la política y la Unión en su conjunto), apoyada por la dinastía Ptolemaica egipcia. El tercero es la Unión de Aetol: Grecia central, parte de Tesalia y algunas de las políticas del Peloponeso.


Macedonia, Etolia y uniones aqueas.


El choque con la alianza de los aqueos se volvió fatal para el poder perdedor de Esparta. Las derrotas del ejército rey-reformador de Cleomen III en la batalla de Selascia en 222 BC y las tropas del tirano Nabis en 195 BC Finalmente terminó el Lacedaemon. Un intento desesperado de Nabis para buscar la ayuda de los etolios terminó con su asesinato por "aliados" en 192. BC La Esparta debilitada no podía permitirse el lujo de ser completamente independiente, y se vio obligada a unirse a la Unión Achaean (en 192-191). BC) - junto con Messenia y Elis. Y en el II. BC un nuevo, joven y fuerte depredador llegó a los campos de las viejas batallas: Roma. En la guerra contra Macedonia (iniciada en 200). BC) primero fue apoyado por la Unión de Aetol (199), luego por los aqueos (198). Habiendo superado Macedonia (197 BC), los romanos declararon solemnemente que todas las ciudades griegas eran libres durante los Juegos istmianos. Como resultado de este "lanzamiento", ya está en 189. BC Los etolios se vieron obligados a someterse a Roma. En 168 fue BC Roma finalmente derrotó a Macedonia, y fue precisamente la victoria sobre el rey de este país, Perseo, cerca de la ciudad de Pydna, Polibio llamó "el comienzo de la dominación mundial de los romanos" (después de todo, Cartago seguía en pie). Después de 20 años (en 148 BC) Macedonia se convirtió en una provincia de Roma. La alianza de los aqueos duró más tiempo, pero fue destruida por ambiciones "imperiales" e injusticia hacia sus vecinos. Esparta ingresó a la Unión de Achaeos de manera forzada y contra su voluntad, pero se reservó el derecho de desobedecer a la corte de Achaea y el derecho de enviar embajadas a Roma de manera independiente. En 149 fue BC Los aqueos, confiados en la gratitud de Roma por ayudar a reprimir el levantamiento macedonio liderado por un impostor que pretendía ser el hijo del último rey Perseo, abolieron los privilegios de Esparta. En la breve guerra que siguió, su ejército derrotó a un pequeño ejército de Lacedemona (los Spartiates perdieron a las personas 1000). Pero Roma ya no necesitaba una unificación bastante fuerte de la polis en Grecia, y aprovechando la excusa, se apresuró a debilitar a sus aliados recientes: exigió la exclusión de la alianza de los aqueos de "ciudades no relacionadas con la sangre de los aqueos": Esparta, Argos, Orhomen y Corinto. Esta decisión provocó una violenta protesta en el sindicato, las palizas de los espartanos y los "amigos de Roma" comenzaron en diferentes ciudades, los embajadores de Roma fueron recibidos con ridículo e insulto. Los aqueos no pudieron haber hecho nada más estúpido, pero "a quienes los dioses quieren destruir, privan a la mente de ellos". En la Guerra de Corinto (o Achaean), la Alianza Aquea sufrió una aplastante derrota - 146 BC Aprovechando la ocasión, los romanos destruyeron Corinto, cuyos comerciantes aún se atrevían a competir con los romanos. En el mismo año, por cierto, Cartago fue destruido. Después de eso, la provincia de Acaya se formó en Grecia. Junto con el resto de las ciudades de la Unión Aquea, perdió su independencia y Lacedaemon, por lo que los romanos "se levantaron". Esparta se ha convertido en una pequeña ciudad provincial del Imperio Romano. En el futuro, Esparta, a su vez, capturó a los godos, heruli y visigodos. Finalmente, la antigua Esparta cayó en decadencia después de la IV Cruzada: no fue interesante para los nuevos propietarios, construyeron cerca de su ciudad, Mystra (en 1249). El emperador bizantino Constantine Paleolog fue coronado en la iglesia de Mitropoli (dedicada a Saint Dmitry) de esta ciudad.


Mystra, Iglesia de Mitropoli


Después de la conquista de los otomanos, los últimos griegos restantes fueron conducidos a las estribaciones de Tayget. Hoy en día, la ciudad existente de Esparta se fundó en 1834; se construyó sobre las ruinas de la antigua ciudad según el diseño del arquitecto alemán Jokhmus. Actualmente, un poco más de 16 mil personas viven en él.


Esparta moderna



Esparta moderna, museo arqueológico.



Esparta moderna, sala del museo arqueológico
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

74 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión