Asuntos internos de la Unión Soviética: quince ministros en lugar de uno

Asuntos internos de la Unión Soviética: quince ministros en lugar de uno

Nihilismo totalitario


Actos de Nikita el Wonderworker. El 13 de enero de 1960, por decreto del Presidium del Soviet Supremo de la URSS, se abolió el Ministerio del Interior de la URSS. Sus funciones principales (la lucha contra la delincuencia y el mantenimiento del orden público, la ejecución de sentencias, la gestión de las tropas internas, la investigación de delitos económicos y la protección contra incendios) fueron transferidas al Ministerio del Interior de las repúblicas de la Unión.

Después del infame "verano frío de 1953", tal decisión, de hecho, puede considerarse bastante consistente. Pero esta decisión fue el segundo paso en el camino hacia la penetración profunda del crimen en el poder. La corrupción, fundamentalmente imposible como un fenómeno integral durante décadas, pronto se convertirá en la norma en la URSS.




Además, el rechazo de la gestión centralizada de los asuntos internos inspiró de inmediato al Ministerio del Interior local, una vez completamente controlado por Moscú. Pero la consecuencia más terrible resultó ser la práctica revivida de proteger a los grupos rusos de Rusia por parte de la policía local.

Encubrir y perseguir a los seguidores del internacionalismo soviético comenzó literalmente en todas partes y de arriba a abajo. Si evaluamos la decisión tomada por orden directa del primer secretario del Comité Central del PCUS Nikita Khrushchev en un contexto más amplio, entonces tenemos que reconocerla como una parte integral de la línea general de Khrushchev.

Pero consistió en nivelar, y como resultado, consistió en reducir a cero las funciones administrativas y reguladoras del aparato central del estado soviético y el PCUS. Aparentemente, el "régimen totalitario" claramente no era del agrado de Jruschov y su círculo íntimo.

De aquellos que tenían experiencia en comunicación y trabajo con Jruschov, prácticamente ninguno de los principales líderes del partido se atrevió a hablar directamente en contra. Activamente se opuso solo al último Ministro bajo el Ministerio del Interior de la Unión Jruschov, Nikolai Dudorov. Un apparatchik experimentado, graduado del Instituto Mendeleev, que trabajó durante muchos años en la construcción y la industria, tenía una buena comprensión de lo que conduciría a este tipo de descentralización.


Nikolay Dudorov podría ser el último ministro del Interior si el departamento no hubiera sido restaurado bajo Brezhnev

Jruschov consideraba a Dudorov uno de sus asociados más devotos y no lo perdonó por su resistencia directa. Nikolai Pavlovich fue expulsado rápidamente del Comité Central del partido, ya que solo fue nombrado director del departamento de Glavmospromstroymaterialy bajo el Comité Ejecutivo de la ciudad de Moscú.

Ya en 1972, cuando comenzaron a olvidarse de Jruschov, Dudorov, de 65 años, se fusionó por completo con los pensionistas de importancia nacional, y comenzó a prepararse para la publicación de sus memorias: "Cincuenta años de lucha y trabajo". Allí, entre otras cosas, se observó cómo el crecimiento de los sentimientos separatistas en los departamentos de las repúblicas de la Unión después de 1956, y el hecho de que en Moscú prefirieron no reaccionar ante esto.

Las autoridades republicanas fueron aún más silenciosas. Y las memorias de Dudorov nunca se publicaron ...

La abolición de la agencia de aplicación de la ley sindical fue precedida por la apelación de los jefes del Ministerio del Interior de las repúblicas de la Unión a Moscú, en relación con la conveniencia de una mayor autonomía de estos organismos desde el centro sindical. Tales apelaciones se hicieron especialmente frecuentes a fines de la década de 1950, después de la represalia contra el grupo antipartido. Además, el rápido crecimiento de la influencia en el Kremlin de las élites nacionales gobernantes de las repúblicas de la Unión comenzó un poco antes, en la segunda mitad de los años 50, casi inmediatamente después del memorable XX Congreso del PCUS.

De acuerdo con la línea de este congreso, la élite del partido de Jruschov tomó un curso acelerado hacia la expansión de la "autonomía" de las autoridades sindicales y sus estructuras. Esta era casi la condición principal para que estas élites apoyaran el curso antiestalinista y, de hecho, antisoviético de los jruschovistas.

Vale la pena recordar que fue en la víspera del XX Congreso del PCUS que se canceló la regla que había estado en vigor desde fines de la década de 20, según la cual los líderes locales de nacionalidad rusa deberían ser los segundos secretarios del Comité Central de las repúblicas de la Unión y los comités regionales de autonomías nacionales.

Debe recordarse que Jruschov y sus cómplices eran claramente, y algunas veces temían deliberadamente "el fantasma de Beria". Y, sobre todo, un nuevo intento de derrocar al liderazgo de Jruschov por parte de las agencias policiales. Lo que también predeterminó la disolución del Ministerio del Interior de la Unión. Como resultado, los clanes étnicos gobernantes comenzaron a "aplastar" las estructuras de toda la Unión por sí mismos.



¿Quién tenía miedo del fantasma de Beria?


El objetivo principal del impacto de estas élites fueron principalmente las agencias policiales de toda la Unión. Aparentemente, se eligió dicho curso para "estar a salvo" en caso de investigaciones de fraude económico y, más aún, acciones antisoviéticas en las mismas repúblicas. A este respecto, es característico que en el "grupo antipartido" bajo el liderazgo de Molotov, Malenkov y Kaganovich no haya un solo representante de las estructuras de poder de las repúblicas sindicales.


Además, fueron los primeros secretarios del Comité Central los primeros en oponerse a la decisión del mismo grupo sobre la renuncia de Jruschov, que no había sucedido en ese momento. Los líderes republicanos inmediatamente tomaron la visera frente a Jruschov, y criticaron duramente al grupo de "molotovitas" en el famoso pleno del Comité Central del PCUS en junio de 1957.

Las consecuencias no tardaron en llegar. Los "policías" aliados se dedicaron activamente a construir indicadores. En el período de 1960 a 1964, en comparación con 1956-59, hubo un impresionante aumento del 20 por ciento en el número de personas condenadas por actividad antisoviética y agitación en todas las repúblicas de la Unión, con la excepción de la RSFSR.

Al mismo tiempo, la mayoría de los condenados en ese registro eran rusos y de habla rusa, con el mayor número en las repúblicas de Transcaucasia y los estados bálticos. Era imposible disputar la falta de fundamento de tales acusaciones en el Centro de la Unión porque el Ministerio del Interior de la Unión fue abolido recientemente.

Después de la liquidación del ministerio sindical único en todas las repúblicas sindicales, se apresuraron a adoptar nuevas versiones de los Códigos de Procedimiento Penal y Penal. Y esto, por supuesto, fortaleció no solo la "lejanía" administrativa y política de las regiones nacionales de Moscú. Bueno, el hecho de que 25 por ciento más de personas fueron condenadas por violaciones en la esfera económica durante los mismos años no prestó atención.

El profesor asociado de HSE Andrei Shcherbak en su estudio "Fluctuaciones en la política nacional soviética" (2013) señaló acertadamente que "durante el gobierno de Khrushchev y Brezhnev, ha llegado la" edad de oro "del desarrollo institucional étnico. Los representantes de la intelectualidad étnica en esos períodos recibieron las oportunidades más amplias posibles para actividades en diversos campos ".


Andrey Scherbak, profesor asociado, HSE

Sin embargo, en el mismo período se delinearon claramente los primeros brotes del nacionalismo. Más claramente, según A. Shcherbak, “se expresaron en el deseo de las élites locales de tener una mayor influencia en la política del centro sindical y, en consecuencia, limitar su interferencia en los asuntos internos de las repúblicas nacionales. Lo que sucedió desde el período de Jruschov.

¿Vale la pena demostrar que Jruschov de alguna manera se rindió internacionalmente a la rusofobia? Comenzó oficialmente con el notorio Decreto del Presidium de las Fuerzas Armadas de la URSS del 17 de septiembre de 1955 "Sobre la amnistía de los ciudadanos soviéticos que colaboraron con los invasores durante la Gran Guerra Patriótica en 1941-1945".

Fue con esta decisión que crecieron los sentimientos nacionalistas en las localidades. Luego, bastante lógicamente, siguió la creación de organizaciones antisoviéticas clandestinas en las repúblicas de la Unión. Y en paralelo, su autonomía se expandió, más precisamente, la independencia en la política interna. Dos procesos absolutamente sincrónicos "desde arriba" y "desde abajo", destinados a la destrucción sistemática del estado soviético, prácticamente se han fusionado.

El Ministerio del Interior de la Unión en el estado del Ministerio de Protección del Orden Público (MOOP) de la URSS fue recreado solo el 26 de julio de 1966, por orden del Presidium del Soviet Supremo de la URSS. El MOOP de las repúblicas de la Unión quedó inmediatamente subordinado a él.

Y el 25 de noviembre de 1968, todos estos departamentos fueron devueltos a su antiguo nombre: el Ministerio del Interior, con la restauración de las funciones del departamento sindical mencionado anteriormente. Sin embargo, la "autonomía" de los organismos encargados de hacer cumplir la ley y las principales estructuras de las repúblicas de la Unión en su conjunto, una vez sancionada por Jruschov, prácticamente no fue suprimida durante el Brezhnev y los períodos posteriores.

Durante muchos años después de Jruschov, el Centro de la Unión aún dependía en la máxima medida de la lealtad del liderazgo de las repúblicas fraternas hasta el momento ...
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

90 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión