Military Review

Suiza y su sueño incumplido de una bomba atómica "neutral"

16

Paul Scherrer, profesor y físico de renombre, el frustrado "padre" de la bomba nuclear suiza


Club nuclear de la élite y su "vestuario"


Hoy en día, todo el mundo sabe que solo hay dos superpotencias nucleares (Rusia y Estados Unidos), y es poco probable (a menos que ocurran eventos de fuerza mayor como la guerra, la erupción del supervolcán de Yellowstone o algo así) en los próximos 10-15 años su número cambiará. Ni China se agregará a su número (a pesar de los "informes de terror" anuales del Pentágono al Congreso, el potencial físico chino está creciendo extremadamente lentamente), ni Estados Unidos se saldrá de este grupo, a pesar de toda su extrema gravedad nuclear.armas problemas, son bastante capaces de resolverlos a medio plazo. Hay tres potencias nucleares "oficiales" del segundo plan: Gran Bretaña, Francia y China. Y aquí apenas es posible realizar cambios serios, aunque es probable que China supere a Francia en los próximos dos años, y Gran Bretaña aún puede reducir su arsenal en las próximas decenas de cargos. También hay "no oficiales", no miembros de las "cinco" potencias nucleares del segundo plan: India, Pakistán, que están desarrollando activamente su potencial y son bastante capaces en los próximos años de superar a la menguante Foggy Albion y acercarse al nivel chino-francés. Por supuesto, en cuanto al número de cargas, y no a la calidad del arsenal y los vehículos de reparto, todo está lejos del nivel de los líderes.

Está Israel, el tema de cuyas armas nucleares es controvertido, y su propia posición de silencio, y mucho más, y las estimaciones del tamaño del arsenal también difieren. Sin embargo, los especialistas adecuados no dan al estado judío ni siquiera cientos de acusaciones. Está la RPDC, que los mismos Estados Unidos, por ejemplo, "no reconocen" como potencia nuclear, pero Corea del Norte lo es y lo será; esto es un hecho, y puedes disputarlo tanto como quieras. Estos tipos, según las estimaciones más altas, no superan las 60-75 cargas, en su mayoría nucleares, pero también las hay potenciadas o termonucleares. Es poco probable que en los próximos 10 años se agregue alguien a estos "nueve magníficos" de los propietarios del arma más poderosa de la Tierra, excepto que Irán finalmente será "eliminado", y habrá 10 países nucleares. no tienen un programa de armas nucleares probado (Bibi Netanyahu con su armario con pruebas es como Poroshenko con un trozo de autobús y pasaportes rusos o Powell con un tubo de ensayo) programa de armas nucleares, pero tienen sanciones por ello.

Los que quedan en la puerta


Muchos, por supuesto, saben que había mucha más gente que deseaba adquirir una "bomba". Estaba Sudáfrica, que adquirió el arma codiciada y logró producir el lote inicial de municiones, y se convirtió en el único país que realmente renunció a las armas nucleares. Ucrania, Bielorrusia y Kazajstán "renunciaron" a lo que no controlaban en esencia, y los vecinos "no hermanos" pueden decir al menos todo lo que quieran sobre la "pérdida de energía nuclear", el "Memorando de Budapest" (no ratificado por nadie y que no contiene nada grave), el "zrade" de quienes lo firmaron, el próximo "peremogue" con el regreso del "estado nuclear", que no existía, etc. De hecho, estas "potencias nucleares" controlaban este arsenal no más que la RFA: "Pershing-1A" y "Pershing-2" en su territorio en un momento, o las bombas B61, ahora.

Además, existía un programa nuclear en Argentina (bajo la misma junta que organizó la Guerra de las Malvinas), en Brasil, en Irak en los años 80 y en Libia. Pero también había neutrales estrictos entre quienes deseaban el "club nuclear". En particular, Suecia fue el primero. La rusofobia del liderazgo sueco, en general, es comprensible: fue Rusia la que rebajó a Suecia del nivel de un imperio al nivel de una figura menor en la política mundial, aunque nadie le pidió a Suecia que iniciara guerras con Rusia varias veces después de la Guerra del Norte. Es tu propia culpa. Suecia estuvo trabajando en el "átomo no pacífico" de 1945 a 1965, y los últimos programas de investigación se redujeron ya en 1972, cuando el reino ya había firmado y ratificado el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares durante 4 años. Pero ahora no estamos hablando de Suecia.

Programa atómico con sabor a queso


Suiza fue otro neutral que soñó con una bomba atómica. Después de que las bombas atómicas fueron lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki, los comandantes militares suizos querían abastecer a su ejército con armas nucleares. El 5 de noviembre de 1945, el canciller federal de Suiza, Karl Kobelt, convocó una conferencia en el Palacio Federal, en la que se estableció la Studienkommission für Atomenergie (SKA). El profesor Paul Scherrer, director de esta comisión, se ha convertido en una figura clave en el programa de armas nucleares suizo. Scherrer, por cierto, fue un físico muy famoso que dejó una huella considerable en esta ciencia, y uno de los fundadores del famoso CERN. Durante la guerra, les dio a los estadounidenses información sobre el programa nuclear nazi. Y luego se convirtió en partidario de la "bomba" suiza. El mismo Kobelt el 5 de febrero de 1946, en un documento secreto sobre la cuestión nuclear, dejaba las siguientes líneas: "... además, la Comisión buscará desarrollar una bomba suiza u otro medio de guerra adecuado basado en el principio de la energía atómica".

El ejército suizo temía seriamente una invasión de los ejércitos de la URSS o aliados de Europa del Este (futuros miembros del Pacto de Varsovia) o un ataque nuclear de la Unión Soviética. La inclusión de armas nucleares tácticas (TNW) en los planes militares de la OTAN llevó a un aumento de la demanda entre los oficiales suizos a mediados de la década de 1950 de sus propias armas nucleares. Después de la sangrienta rebelión húngara de 1956 y su represión, el anticomunismo y la rusofobia alcanzaron su punto máximo en Suiza. En una reunión de la Comisión de Defensa Nacional Suiza el 29 de noviembre de 1957, finalmente se discutieron abiertamente los planes secretos de guerra nuclear. El entonces Comandante de la Fuerza Aérea y Defensa Aérea del país, el general de división Etienne Primo, dijo: "Si tuviéramos un avión como el Mirage (estamos hablando de un caza francés. - Auth.), Que pudiera volar a Moscú con bombas atómicas, la entrega a territorio enemigo sería Entonces el enemigo sabrá perfectamente bien que no sólo serán bombardeados tan pronto como crucen el Rin, sino que también se lanzarán bombas en su propio país ”. Pero la URSS nunca realizó ninguna acción hostil contra Suiza, y Suiza no lo hizo. estaba en cualquier bloque militar antisoviético.

Uno de los temas más delicados en estos planes militares y simulaciones de situaciones fue el tema del uso de armas nucleares contra el enemigo que ya se encontraba en su suelo suizo. Durante la discusión, el Jefe del Estado Mayor, Louis de Montmollen, señaló que hay casos en los que es absolutamente necesario utilizar armas nucleares, incluso si existe el riesgo de daños importantes a la población civil. Sostuvo que tener en cuenta el interés público por sí solo no era suficiente para rechazar esta opción. Aquí hay tal "neutralidad" y un estado pacífico. Al parecer, creyeron seriamente que la URSS estaba dormida y vieron cómo estaba "desposeyendo" a los banqueros suizos.

El anticomunismo provocó un peligroso desorden de conciencia entre algunos líderes del ejército suizo y del país. El uso de armas nucleares contra el enemigo en el propio territorio de Suiza tendría consecuencias devastadoras y fatales para la población de un país tan pequeño y densamente poblado. El 11 de julio de 1958, el Consejo Federal también emitió un comunicado en el que se pronunció inequívocamente a favor de la posesión de bombas atómicas.

De acuerdo con nuestra tradición centenaria de defensa activa, el Consejo Federal opina que el ejército debe contar con el armamento más eficaz para mantener nuestra independencia y proteger nuestra neutralidad. Esto incluye armas nucleares.

Los pacifistas protestaron entonces activamente contra la locura atómica en el liderazgo, pero la mayoría de los votantes suizos rechazaron la prohibición de las armas nucleares en un referéndum de 1962.

Trabajo practico


Para 1963, la planificación había llegado al punto en que se hicieron propuestas técnicas detalladas, arsenales específicos y estimaciones de costos. El 15 de noviembre de 1963, el Dr. Paul Schmid preparó un informe de 58 páginas que estableció los fundamentos teóricos de las armas nucleares suizas. El 28 de noviembre de 1963, el subjefe de personal estimó el costo de construir una bomba de uranio en 720 millones de francos suizos durante 35 años, inicialmente incluidos 20 millones de francos para investigación pura. También calculó que si la decisión se tomaba por plutonio en lugar de uranio altamente enriquecido, la estimación sería de 2100 millones de francos en 27 años. El 4 de mayo de 1964, el cuartel general militar conjunto recomendó desplegar alrededor de 100 bombas (60-100 kt), 50 proyectiles de artillería (5 kt - estimaciones muy irrealizables para el nivel de entrada) y 100 misiles (100 kt) durante los próximos 15 años a un costo de alrededor de 750 millones. Francos suizos. Había planes para realizar 7 pruebas nucleares subterráneas en las regiones montañosas deshabitadas de Suiza, en algún lugar con un radio de 2-3 km (1,2-1,9 millas), "que puede estar completamente bloqueado".

Además, Suiza compró uranio y lo almacenó en reactores nucleares comprados a Estados Unidos, el primero de los cuales se construyó en 1960. Entre 1953 y 1955, Suiza compró unas 10 toneladas de uranio enriquecido del Congo Belga con permiso de Estados Unidos y Gran Bretaña. Suiza también estaba considerando comprar a la Unión de Sudáfrica. Se almacenaron 5000 kg en el reactor Diorit de Wührenlingen, mientras que en Wimmis se almacenaron 3238 kg de uranio y 2283 kg de óxido de uranio hasta 1981, lo que no estaba cubierto por las garantías internacionales de no proliferación. Además, en 1969, el gobierno suizo intentó sin éxito comprar 3 kg (6,6 libras) de plutonio de Noruega, que no está lejos de ser apto para armas. Suiza tenía 20 kg (44 libras) de plutonio separado del combustible gastado reprocesado del reactor de investigación de agua pesada DIORIT. Se almacenó durante varias décadas bajo las garantías de la Agencia Internacional de Energía Atómica en el Instituto Paul Scherrer, pero este stock no era directamente adecuado para la creación de armas nucleares. En febrero de 2016, casi tres décadas después del final del programa nuclear y a tiempo para la Cumbre de Seguridad Nuclear de 2016, el gobierno suizo envió este excedente de plutonio a Estados Unidos para su eliminación.

En la primavera de 1964, un grupo que trabajaba en el departamento militar que aprobó las pruebas nucleares en Suiza presentó un plan secreto para desarrollar armas nucleares al Consejo Federal. En la primera etapa del plan, se iban a comprar 50 bombas con un rendimiento de 60 a 100 kt. En la segunda etapa, otras 200 cargas. Por supuesto, los muchachos no eran nada amigables con la realidad y evaluaron sus capacidades a través de una lupa gruesa, tanto técnica como financiera. Para dejar claro si se debe realizar una prueba nuclear en Suiza, el jefe de gabinete Jacob Annason pidió al consejero federal Paul Chaudet, jefe del Ministerio de Defensa, que recibiera una asignación de 20 millones de francos suizos del Consejo Federal.

Además del principal objetivo militar de la disuasión, los estrategas asumieron que el potencial de ataque nuclear de Suiza se convertiría en parte de una guerra preventiva contra la URSS y el Departamento de Asuntos Internos.

Colapso de los sueños


Pero primero sucedió el llamado caso Mirage de 1964: la compra del entonces "codiciado" caza más nuevo, al mismo tiempo un portaaviones nuclear (en la Fuerza Aérea francesa, "Mirage-3E" eran portadores de una bomba nuclear), lo que provocó un escándalo: los precios de compra fueron seriamente caro, el trato estaba corrupto. En el curso de la investigación, el Ministro de Defensa, el Jefe de Estado Mayor y Comandante de la Fuerza Aérea, así como varios otros generales, fueron destituidos de sus cargos. Se cambió el mecanismo de compra en sí, separando al cliente del dinero real. Los generales que vinieron a reemplazar a los destituidos o no eran partidarios fervientes del programa nuclear o temían insinuarlo. Entonces Suiza, cuyos planes nucleares, por supuesto, no escaparon a la atención de los servicios de inteligencia de ambas superpotencias, recibió una seria presión diplomática para cerrar el programa de desarrollo. En 1969 Suiza firmó el Tratado de No Proliferación bajo esta presión y lo ratificó.

La crisis financiera a largo plazo en el país influyó mucho más en la reducción del trabajo. Y también un grave accidente en 1969, que provocó la fusión parcial de un pequeño reactor experimental Lucens, tras lo cual el programa empezó a reducirse. Pero al mismo tiempo, aunque mucho más lento y reservado, la investigación sobre la creación de armas nucleares continuó y no se cerró oficialmente hasta 1988.


El fallido "bombardero nuclear" de Suiza. Luchador "Mirage-3ES"

Por supuesto, la "bomba suiza" tuvo pocas posibilidades de una implementación exitosa después de que el programa se hizo clandestino. El país estaba mucho menos avanzado tecnológicamente en tecnologías clave para el programa nuclear que la misma Suecia. La falta de su propio uranio, el atraso tecnológico, la falta de científicos calificados y los recursos financieros limitados no permitieron a Suiza cumplir el sueño de crear su propia bomba atómica. Y gracias a Dios, porque nada bueno saldría de eso. Si las divisiones del Pacto de Varsovia no planeaban hacer una "visita" al país sin la "bomba" (obviamente dejándola "para más tarde"), entonces con ella el país sin duda aprendería cuán maravillosamente crecen los hongos nucleares, solo por prevención.

Pero el mismo ejemplo de un deseo muy paranoico de esos países de adquirir un "juguete de tipo grande" es, por supuesto, indicativo.
autor:
16 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión

  1. Herrero 55
    Herrero 55 24 Septiembre 2020 18: 22
    +10
    Nunca escuché de esto.
    Gracias
    Se pueden encontrar muchas cosas nuevas e interesantes en las páginas de VO.
  2. Postum
    Postum 24 Septiembre 2020 18: 32
    -11
    Es imposible de leer, en todas partes abarrotó su "Russophobia". ¿Se defenderá el país y tendrá un arma poderosa que ha demostrado su eficacia, la rusofobia? Y cuando los papúes de Nueva Guinea finalmente deciden cambiar de arcos y cerbatanas a armas de fuego, ¿es esto también "rusofobia"?
  3. Undecim
    Undecim 24 Septiembre 2020 20: 24
    +1
    El autor recorrió Wikipedia como un huracán, agregando abundantemente información de allí con rituales de tendencia sobre la rusofobia, sin los cuales, según el autor, la creación de armas nucleares es imposible. Pero si suecos y suizos se insertan de alguna manera en este concepto, entonces Argentina y Brasil no parecen muy convincentes en términos de rusofobia.
    Por cierto, el autor pasó por alto dos países más que, bajo la presión de la rusofobia, tenían programas de armas nucleares: Italia y Taiwán.
  4. A. Privalov
    A. Privalov 24 Septiembre 2020 20: 33
    -7
    Sí, estaban rodeados de rusófobos ...
    Al parecer, no en vano, cerca de Chelyabinsk, un comandante militar loco lleva a la gente a cavar zanjas antitanques los sábados ...
    1. 9 eje
      9 eje 24 Septiembre 2020 22: 11
      +3
      ¿Sabes esto? o para que se riera?)))))))))
      1. A. Privalov
        A. Privalov 24 Septiembre 2020 22: 41
        0
        El pueblo de Dolgoderevenskoe. Chelyabinsk a 10 kilómetros. Aquí tienes que llorar, no reír.
        1. Okolotochny
          Okolotochny 25 Septiembre 2020 08: 33
          +3
          Eh, vamos, córtalo. Recordemos cómo Forrestal descansó en Bose ??? Aquí, hasta un militar, y allá el secretario de Defensa de Estados Unidos.
          1. A. Privalov
            A. Privalov 25 Septiembre 2020 08: 40
            +2
            Cita: Okolotochny
            Eh, vamos, córtalo. Recordemos cómo Forrestal descansó en Bose ??? Aquí, hasta un militar, y allá el secretario de Defensa de Estados Unidos.

            Esto significa que el comandante militar está en buena compañía. hi
  5. iouris
    iouris 24 Septiembre 2020 23: 25
    -1
    Desarrollarán algo más. Hay dinero.
  6. aszzz888
    aszzz888 25 Septiembre 2020 06: 07
    -1
    su bigote, en la foto, será el exacto - quien se disparó a sí mismo en abril de 1945 y quien fue quemado por sus propios asociados.
  7. pensador
    pensador 25 Septiembre 2020 07: 28
    +2
    En la revisión de los países del "vestuario" nuclear, Japón de alguna manera permaneció en la sombra: "el principal aliado de Estados Unidos fuera de la OTAN". Y por eso los expertos creen que con una decisión política adecuada, puede entrar entre los diez primeros en un par de años.
    El gobierno japonés cree que la constitución del país no prohíbe de ninguna manera la posesión y el uso de armas nucleares... Así se afirma en la amplia respuesta oficial por escrito del Gabinete de Ministros a la investigación de uno de los miembros del parlamento japonés.

    Recientemente, el gobierno japonés informó que tiene alrededor de 45 toneladas de plutonio... Más de 30 toneladas son adecuadas para su uso en ojivas nucleares. Todavía no se acepta hablar de la creación de sus propias armas nucleares en Japón, la opinión pública no está preparada para tal giro. Pero el tiempo pasa y el mundo cambia.
    1. Caracol N9
      Caracol N9 25 Septiembre 2020 07: 57
      +1
      Algunos expertos estadounidenses han sospechado durante mucho tiempo que Japón posee armas nucleares. La historia de Fokushima aún está lejos de ser "leída hasta el final" - el revctor también explotó allí, que no debería existir oficialmente. Además, los estadounidenses escribieron que sus sensores registraron mini-terremotos en el fondo del océano, similares a los que provocan las pruebas nucleares. Creen que Japón ha dominado la tecnología de las pruebas nucleares bajo la superficie del lecho marino.
  8. iouris
    iouris 25 Septiembre 2020 10: 53
    0
    Por cierto, Suecia también tenía un programa nuclear. El cañón atómico trata sobre Suecia. Y cuántas personas murieron por "Erlikons" neutrales ... Más que por bombas atómicas.
  9. Knell wardenheart
    Knell wardenheart 25 Septiembre 2020 11: 47
    -1
    La historia de Suiza muestra que solo el precio de un ataque de este tipo siempre ha impedido que sus vecinos lo ataquen) Así que es bastante lógico. Además de a quién veían el enemigo - bueno, en serio, la URSS prácticamente no tenía negocios con los bancos suizos, desde el punto de vista de cualquier capitalista se dedicaba a cosas francamente sacrílegas - hay diferentes nacionalizaciones, monopolio político ...
  10. Pavel57
    Pavel57 26 Septiembre 2020 00: 02
    0
    Japón será el undécimo estado en el club nuclear.
  11. Kostadinov
    Kostadinov 28 Septiembre 2020 11: 45
    0
    La falta de su propio uranio, el atraso tecnológico, la falta de científicos calificados y los recursos financieros limitados no permitieron a Suiza cumplir el sueño de crear su propia bomba atómica.

    1. Suiza tiene varios reactores nucleares y ahora produce el 33% de la electricidad en la central nuclear. Compran uranio, pero tampoco tienen petróleo, pero también compran.
    2. ¿El atraso tecnológico de Suiza y la falta de estudiantes? ¿Es esto una broma o qué?
    3. Recursos financieros limitados: ¿uno de los países líderes del mundo en términos de ingreso per cápita?
    Y gracias a Dios, porque nada bueno saldría de eso. Si las divisiones del Pacto de Varsovia no planeaban hacer una "visita" al país sin la "bomba" (obviamente dejándola "para más tarde"), entonces con ella el país sin duda aprendería cuán maravillosamente crecen los hongos nucleares, solo por prevención.

    Si el Pacto de Varsovia no planea atacar a Suiza y mantener su neutralidad, ciertamente no la atacará si los suizos tienen armas nucleares. Hace "sólo por prevención" un ataque nuclear contra un estado nuclear neutral y, sin ninguna necesidad, un ataque nuclear de represalia, una locura tan insensata no puede atribuirse a los líderes de la URSS y el Pacto de Varsovia.
    Pero el mismo ejemplo de un deseo muy paranoico de esos países de adquirir un "juguete de tipo grande" es, por supuesto, indicativo.

    Las armas nucleares de Suiza y Suecia fueron prohibidas por sus "defensores" de la OTAN. Temían las armas nucleares de sus pequeños "aliados". Solo Estados Unidos tenía un deseo paranoico de tener el monopolio de las armas nucleares, y para países como Suecia y Suiza, las armas nucleares son solo para la contención.