Military Review

Misil nuclear "aire-aire" AIM-26 Falcon (EE. UU.)

14
Misil nuclear "aire-aire" AIM-26 Falcon (EE. UU.)
Misil GAR-11 / AIM-26A con armas nucleares. Foto Museo del Aire y el Espacio de San Diego


A mediados de los años cincuenta, en interés de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, comenzó el desarrollo de misiles aire-aire con ojiva nuclear. El primer ejemplo de este tipo fue el misil no guiado AIR-2 Genie: se suponía que una ojiva poderosa compensaba su baja precisión. Pronto comenzó el desarrollo de un misil guiado completo con equipo de combate similar. Tal оружие logró crear solo en el segundo intento, y la muestra terminada permaneció en historias bajo los nombres GAR-11 y AIM-26.

El primer proyecto


La necesidad de crear un misil aire-aire guiado con el poder del AIR-2 se hizo evidente ya a mediados de los años cincuenta. En 1956, Hughes Electronics recibió una orden para desarrollar tal arma. De acuerdo con los términos de referencia, se suponía que el nuevo misil aseguraría la derrota de los bombarderos enemigos en cursos de recuperación y colisión, además de llevar una ojiva nuclear relativamente poderosa.

Inicialmente, se propuso fabricar la nueva arma sobre la base del misil aire-aire GAR-1/2 Falcon ya existente, y se trataba de dos proyectos a la vez. Los misiles unificados XGAR-5 y XGAR-6 tenían que diferir en los medios de guía. En el primer caso se utilizó un buscador de radar pasivo, en el segundo uno de infrarrojos.


El cohete como pieza de museo. Foto Wikimedia Commons

Debido a los requisitos específicos de los misiles XGAR-5 y XGAR-6, tenían que diferir del Falcon base en sus dimensiones. La longitud de los cascos tuvo que aumentarse a 3,5 m, el diámetro - a 300 mm. Esto nos permitió aumentar los volúmenes disponibles, pero no condujo a los resultados deseados. En ese momento, Estados Unidos no tenía ojivas nucleares que pudieran caber en el cuerpo de un cohete.

La falta de una ojiva adecuada y la imposibilidad de aumentar aún más el fuselaje, amenazando con un aumento inaceptable de la masa del cohete, llevaron al abandono del proyecto. Ya en 1956, el desarrollo del XGAR-5/6 se redujo, y durante los siguientes años los misiles AIR-2 siguieron siendo el único medio especial en el arsenal de cazas de EE. UU. Tuvimos que olvidarnos de las armas guiadas de este tipo por un tiempo.

Segundo intento


En la segunda mitad de los años cincuenta, la tecnología nuclear dio un gran paso adelante, uno de cuyos resultados fue la reducción del tamaño de las municiones. Nuevas muestras de ojivas especiales podrían encajar en las limitaciones de los misiles prometedores. Gracias a esto, ya en 1959 volvieron a la idea de un misil guiado. Hughes ordenó nuevamente el desarrollo de una nueva muestra con la designación GAR-11 Falcon.

A finales de los años cincuenta, se creó la ojiva nuclear de bajo rendimiento W54. Se distinguió por sus pequeñas dimensiones, lo que redujo los requisitos para el transportista. En particular, gracias a esto, fue posible abandonar el cuerpo largo desarrollado previamente, así como los componentes prefabricados de uso generalizado tomados de los misiles Falcon en serie.


Misil nuclear en la suspensión del caza F-102. Foto de la Fuerza Aérea de EE. UU.

Para el cohete GAR-11, se desarrolló un nuevo cuerpo con una cabeza cónica y un compartimento principal cilíndrico. El diseño aerodinámico era el mismo que el del producto Falcon. Había alas triangulares en forma de X y un conjunto similar de timones en la cola. La cabeza del cohete contenía al buscador, detrás de él estaba la ojiva. Los compartimentos central y trasero se colocaron debajo del motor. El cohete tenía una longitud de 2,14 m con un diámetro de 279 mm. Envergadura - 620 mm. Peso - 92 kilogramos.

Según los términos de referencia, se suponía que el cohete golpearía objetivos en los cursos de recuperación y colisión. Este último requisito excluía la posibilidad de utilizar el IKGSN existente, que no difería en alto rendimiento. Como resultado, el cohete GAR-11 recibió un RGSN semiactivo del GAR-2 Falcon.

El cohete estaba equipado con un motor de combustible sólido Thiokol M60 con un empuje de 2630 kgf. Se suponía que debía acelerar el cohete a velocidades del orden de 2M y proporcionar un vuelo a una distancia de hasta 16 km.

Se propuso derrotar al objetivo utilizando una ojiva nuclear de baja potencia (0,25 kt) del tipo W54. Este producto tenía un diámetro de 273 mm y una longitud de aprox. 400 mm. Peso - 23 kilogramos. La detonación se realizó mediante un fusible de radio sin contacto. Según las ideas principales del proyecto, se suponía que se garantizaba que una explosión nuclear destruiría objetivos aéreos en un radio de decenas de metros y causaría daños graves a los objetos a mayor distancia. Todo esto hizo posible compensar la baja precisión de la guía con la ayuda del buscador existente.


F-102 en el museo. Los misiles AIM-26 son visibles debajo de la parte inferior. Foto Wikimedia Commons

En caso de uso de armas en su territorio, así como para entregas de exportación, se desarrolló una versión convencional del misil denominado GAR-11A. Se distinguió por el uso de una ojiva de fragmentación de alto explosivo que pesaba 19 kg. Por lo demás, los dos misiles de las dos modificaciones eran idénticos.

El caza-interceptor Convair F-11 Delta Dagger fue considerado como el principal portador de los misiles GAR-102. Podría llevar uno de esos misiles y entregarlo a la línea de lanzamiento a una distancia de 600 km de la base. A fines de los años cincuenta, los F-102 se usaban ampliamente en la Fuerza Aérea de los EE. UU., Lo que hizo posible el uso de nuevos misiles para cubrir todas las direcciones principales. En el futuro, no se descartó la posibilidad de integrar el GAR-11 en la carga de municiones de otros interceptores.

Pruebas y operación
El uso generalizado de componentes prefabricados y la ausencia de la necesidad de desarrollar nuevos componentes complejos hicieron posible completar el proyecto en el menor tiempo posible, y ya en 1960 se probaron los prototipos. Las pruebas de lanzamiento, balística y vuelo tuvieron éxito. No se lanzaron misiles con una ojiva real y una explosión nuclear.


Primer plano de las puertas de la bahía de carga y de los misiles. Foto Wikimedia Commons

En 1961, se adoptó el cohete GAR-11 y se introdujo en la carga de municiones de los interceptores F-102. La producción de tales productos continuó durante unos dos años. Los últimos misiles salieron de la línea de montaje en 1963. Durante este tiempo, Hughes y sus subcontratistas lograron producir aprox. 4 mil misiles de dos versiones. Algo menos de la mitad de los productos llevaban ojivas del tipo W54.

En 1963, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos adoptó un nuevo sistema de designación de armas. Según la nueva nomenclatura, el misil GAR-11 con ojiva nuclear ahora se llamaba AIM-26A Falcon. La versión convencional pasó a llamarse AIM-26B. Estos nombres se utilizaron hasta el final de la operación.

El principal operador de los misiles GAR-11 / AIM-26 era la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, pero en los años sesenta surgieron dos contratos de exportación. La Fuerza Aérea Suiza compró una pequeña cantidad de misiles AIM-26B de fabricación estadounidense. Esta arma estaba destinada a los cazas Mirage IIIS.

Los misiles interesaron a Suecia, que expresó su deseo de comprar una licencia para su producción. El proyecto AIM-26B sufrió algunas modificaciones de acuerdo con las capacidades de la industria sueca, después de lo cual el misil pasó a llamarse Rb.27. Entró en las municiones del avión Saab J-35 Draken. La Fuerza Aérea Sueca continuó operando tales misiles hasta 1998, mucho más tiempo que los Estados Unidos. Después de eso, parte del "Draken" desmantelado fue a Finlandia, junto con armas.


Lanzamiento de misil. Foto de la Fuerza Aérea de EE. UU.

Problemas de obsolescencia


El cohete GAR-11 / AIM-26 se construyó sobre la base de componentes de finales de los años cincuenta, por lo que rápidamente enfrentó el problema de la obsolescencia. El buscador de misiles no tenía un alto rendimiento, era vulnerable a interferencias y difícil de mantener. La electrónica de esa época no aseguró la derrota de los objetivos de baja altitud en el contexto de la tierra. Además, el funcionamiento de los misiles se vio obstaculizado por la presencia de una ojiva nuclear. Finalmente, un alcance de lanzamiento de no más de 16 km conllevaba el riesgo de chocar con el avión de transporte.

Dados los desafíos del futuro, en 1963, el Laboratorio de Armamento de la Fuerza Aérea de EE. UU. Comenzó a desarrollar una nueva munición para reemplazar el AIM-26. El proyecto de misiles nucleares AIM-68 Big Q arrojó resultados definitivos, pero nunca fue posible llevarlo a serie y ponerlo en servicio. Como resultado, el cohete Falcon se quedó sin un reemplazo directo. Y pronto se decidió abandonar los nuevos misiles aire-aire nucleares.

A finales de los sesenta, se crearon en Estados Unidos nuevos misiles aire-aire con buscador más avanzado de todo tipo. Estaban desprovistos de los defectos característicos del AIM-26, aunque eran inferiores a ella en términos de poder de ojiva. Los nuevos sistemas de búsqueda aseguraron la destrucción efectiva de cualquier objetivo en diferentes condiciones, y su precisión hizo posible prescindir de poderosas ojivas.

Así, en unos años, los misiles AIM-26 han perdido todas sus ventajas. En 1970, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos inició un proceso para desmantelar tales armas, que tomó varios años, y para mediados de la década, los cazas habían cambiado a otros misiles. El abandono de las armas nucleares en favor de las convencionales no provocó pérdidas en la eficacia de combate de los interceptores.


Versión sueca del misil estadounidense - Rb.27. Foto Wikimedia Commons

Las ojivas W26 retiradas del AIM-54A aún podrían usarse. En 1970-72. 300 de estos productos se modernizaron de acuerdo con el proyecto W72, elevando la potencia a 0,6 kt. Tal ojiva recibió una bomba guiada AGM-62 Walleye en la versión Guided Weapon Mk 6. Esta arma permaneció en arsenales hasta finales de los años setenta.

La versión no nuclear del cohete Falcon en los Estados Unidos generalmente repitió el destino del producto base. Sin embargo, los países extranjeros continuaron operando tales armas durante más tiempo que la Fuerza Aérea de EE. UU. Los productos AIM-26B / Rb.27 han sido reemplazados por diseños más nuevos solo en las últimas décadas.

El último de su tipo


En los años cincuenta, Estados Unidos veía a los misiles nucleares como un elemento real de defensa aérea, capaz de repeler un ataque. flota Bombarderos soviéticos. Hasta finales de la década, era posible desarrollar dos muestras de tales armas a la vez, guiadas y no controladas. Ambos productos permanecieron en servicio durante varios años y contribuyeron a la defensa del país.

Sin embargo, el mayor desarrollo de la dirección resultó estar asociado con muchas dificultades y gastos innecesarios. En los años sesenta, se intentó crear un misil aire-aire de largo alcance AIM-68 Big Q, pero no dio los resultados deseados, como resultado de lo cual se cerró toda la dirección. Como resultado, el GAR-11 / AIM-26 fue el primer y último misil aire-aire guiado nuclear adoptado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.
autor:
14 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión

  1. Pavel57
    Pavel57 15 de octubre 2020 19: 42
    +3
    En Vietnam, los Falcons mostraron una baja eficiencia.
  2. Mini Split
    Mini Split 15 de octubre 2020 19: 47
    +9
    Eh, dondequiera que intentaron empujar energía vigorosa en los años 50, y tanques y aviones ... y autos ... había tanta euforia ... incluso la llevaron adentro. No es de extrañar que haya granos de cola en la lluvia wassat Y como resultado, se tranquilizaron con los misiles balísticos intercontinentales, los barcos de propulsión nuclear y, en su mayor parte, las plantas de energía nuclear pacíficas y los RITEG. Y ahora Nuclon
    Oh, ahora mismo, esta euforia de invertir en la fusión ... pero no es beneficiosa para nadie, tk. destruye el monopolio de los recursos naturales ... lamentable sin embargo
    1. Sergey_G_M
      Sergey_G_M 15 de octubre 2020 20: 53
      +8
      El dinero gastado en la fusión es simplemente enorme, ahora se está construyendo un reactor internacional en Francia, simplemente no lo sabes.
      1. Hwostatij
        Hwostatij 16 de octubre 2020 17: 07
        0
        Sí, está en construcción. Desde hace más de diez años. Si no está al tanto, entonces aún no se sueña con la autosuficiencia de tales instalaciones. Incluso la producción positiva de energía térmica (sin mencionar la eléctrica) todavía está en duda.
    2. Angelo provolone
      Angelo provolone 16 de octubre 2020 00: 25
      +2
      Oh, ahora mismo, esta euforia de invertir en la fusión ... pero no es beneficiosa para nadie, tk. destruye el monopolio de los recursos naturales ... lamentable sin embargo

      La euforia no ayuda en ninguna parte. Los partidarios de una conspiración mundial nunca descansarán
    3. Su
      Su 16 de octubre 2020 04: 53
      -1
      Al parecer, la velocidad con la que se están introduciendo los motores eléctricos, la atención que se presta a la ecología, el monopolio de los recursos naturales no se ha mantenido por mucho tiempo.
      China también estaba preocupada. Anunciaron una economía verde para 2035, un rechazo total a las compras de petróleo y gas en el extranjero.
  3. deniso
    deniso 15 de octubre 2020 19: 50
    +4
    El sistema de misiles de defensa aérea S75 tenía elementos especiales con una ojiva nuclear.
    1. Max otto
      Max otto 15 de octubre 2020 22: 26
      0
      Pero esto ya es "tierra-aire".
    2. Su
      Su 16 de octubre 2020 06: 42
      +4
      Y S-75 y S-200. Cuando en los ejercicios dieron la orden de usar munición especial, pasamos bajo el código Manzanilla, el cálculo se burló, el comandante ordenó el uso de un autoliquidador. El misil descrito con un alcance máximo de lanzamiento de 16 km no traerá nada bueno para quien lo lanzó.
      1. Narak-zempo
        Narak-zempo 16 de octubre 2020 09: 42
        0
        Vamos, solo 0,25 kt.
        En el momento de la detonación de la "Bomba Tsar" con una capacidad de 58 Mt, el avión de transporte logró volar 40 km en total.
        1. Su
          Su 16 de octubre 2020 10: 16
          +1
          ¿Ha leído lo que pasó con este avión? En qué estado llegó.
          1. Narak-zempo
            Narak-zempo 16 de octubre 2020 10: 59
            0
            Cita: TU
            ¿Ha leído lo que pasó con este avión? En qué estado llegó.

            Dime dónde leer.
            Personalmente, no pude leer nada más definido que "pintura quemada".
            Sin embargo, allí la energía que influyó en la aeronave (puramente en términos de densidad de radiación) fue órdenes de magnitud más alta que cuando explotó 0,25 kt, incluso si solo estaba a un par de kilómetros de distancia.
  4. Narak-zempo
    Narak-zempo 16 de octubre 2020 08: 57
    -4
    YABC siempre es genial.
  5. Pavel57
    Pavel57 16 de octubre 2020 13: 02
    +1
    Cita: TU
    Y S-75 y S-200 \

    Desde cohetes "in-in" - R-33.