Guerra por el agua: Caballero en la encrucijada

La prensa, que fue "sensacional", replicó las palabras del presidente uzbeko Karimov en Kazajstán. Durante un mes y medio deambulan por los medios de comunicación.

"Los recursos hídricos pueden convertirse en un problema en torno al cual empeorarán las relaciones en la región de Asia Central" сказал Islam Karimov. "Todo se puede agravar tanto que puede causar no solo una confrontación religiosa, sino también la guerra".


Guerra por el agua: Caballero en la encrucijada



Estas palabras requieren contexto.

El hecho es que el Sr. Karimov está extremadamente insatisfecho con la construcción rusa de la estación hidroeléctrica Rogun en Tayikistán y la estación hidroeléctrica Kambarata en Kirguistán. Él cree que estos dos proyectos de agua crearán una escasez de agua en Asia Central, más precisamente, tomarán un poco de agua de los uzbekos y kazajos. Y ya faltan.

Presidente de Uzbekistán, su preocupación explicado:

“La situación se ve agravada por el hecho de que en el área de la construcción de la estación hidroeléctrica Kambarata y la planta hidroeléctrica Rogun, la falla tectónica se está rompiendo. Esto es reconocido por todos los sismólogos del mundo. Incluso recientemente, los sismólogos estadounidenses en el estado de Nevada decidieron que estas fallas tectónicas son muy serias ".


Karimov teme que la presa pueda abrirse paso. Él cree que son necesarios: primero, experiencia internacional, y, segundo, el consentimiento de todos los países que viven en las planicies aluviales de dos ríos. Además, el 70-75% satisface la necesidad anual promedio de Kazajstán y Uzbekistán de agua, y si los rusos erigen represas, ¿cuánto por ciento permanecerá allí?

La preocupación de Karimov es comprensible. Pero, después de todo, Rusia también entiende que es bastante difícil entrar en un acuerdo internacional con aquellos que entran y salen de la OTSC, como si fuera un patio.

El presidente de Rusia 5 de octubre estuvo de visita en Tayikistán. Se esperaba que la reunión con Emomali Rakhmon discutiera temas económicos, contactos en el campo de la seguridad, el tema de la interacción en las asociaciones de integración, varios temas regionales. Tayikistán bien podría convertirse en un aliado de la energía militar de Rusia, uniéndose a él y a Kirguistán. En este caso, Moscú completará la central hidroeléctrica Rogun. Por cierto, tales planes significan, como creen los analistas, que el Kremlin por primera vez hizo Moscú tiene una opción determinada: hablando del lado de Kirguistán y Tayikistán y prometiéndoles agua, Moscú se opone a los uzbekos, que no aprueban la construcción de centrales hidroeléctricas sin el permiso de expertos internacionales.

Sin embargo, no se firmó un acuerdo sobre la construcción de la estación hidroeléctrica Rogun durante la visita de Putin a Dushanbe. El problema notorio de la base 201 se resolvió, y en cuanto al tema del agua y la energía, las partes se limitaron a declaraciones generales.

Mientras tanto, Tashkent está haciendo Acciones abiertamente anti-rusas. En agosto y septiembre, el mayor operador de telefonía celular Uzdunrobita, propiedad de la compañía rusa MTS (alrededor de 10 millones de suscriptores uzbekos, es decir, cada tercer residente de la república) se suspendió en Uzbekistán. En septiembre, 17 Tashkent City Court decidió que los activos de la empresa se transfirieran a la tesorería uzbeka. Octubre 10 informó en la prensa que la exitosa empresa uzbeka-rusa MirTechnoPolymer, que produce diversos tipos de productos químicos domésticos y envases de plástico bajo la marca "Domfresh", se está desmantelando en Tashkent. Las autoridades de la ciudad lo obligan a abandonar el área arrendada y desarmar el equipo. Anteriormente, las actividades en Uzbekistán se vieron obligadas a poner fin al "Mundo del libro" y "Wimbildan".

"Los recientes éxitos de Rusia en Kirguistán y Tayikistán, - dice el analista A. Shustov, - Tashkent se enfrenta a una opción: unirse al consorcio de agua y energía que Rusia crea en la región, o confiar en la confrontación y aún así ir a hospedar la base militar de Estados Unidos ".


"Si dos coaliciones finalmente toman forma en la región, Rusia y Kirguistán contra Uzbekistán y los Estados Unidos, la confrontación militar es inevitable", пишет El columnista A. Shakhnazarov. "De hecho, los bloques ya se están formando, y un juego diplomático activo y muy caliente comenzará entre ellos en un futuro próximo ..."



"No pienso - cree A. Dubnov, experto en Asia Central, dijo que la verdadera confrontación militar es beneficiosa para Tashkent, ya que no es rentable principalmente para Estados Unidos, hoy en día el principal socio táctico de Uzbekistán en la región, en vísperas de la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán en 2014.


En Occidente, muchos están convencidos de que la guerra por el agua en Asia Central es bastante real. Y comenzará en los próximos años.

El hecho es que con el colapso de la URSS, la situación con el suministro de agua en los estados independientes de Asia Central, cada uno de los cuales se cubrió, estaba al borde del desastre. Si antes de Moscú se habían refrenado los posibles conflictos, ahora el árbitro del Kremlin se ha retirado: el Sr. Yeltsin, como todos lo recuerdan, ha distribuido la soberanía a todos tanto que nadie parece tener mucho. Además, los proyectos de las centrales hidroeléctricas de Rogun y Kambarata se han “congelado”. El proyecto fue aprobado por primera vez por el Comité Estatal de Construcción de la URSS en el año 1974, y la construcción pasó de 1987 a 1993 en el año en que se suspendió debido al colapso de la Unión. El proyecto Kambarata (la construcción comenzó en 1986) se colapsó de acuerdo con un escenario similar, casi al mismo tiempo y por un motivo similar. Así es como la perestroika de Gorbachov, completada por Yeltsin, golpeó los sitios de construcción republicanos.

En la revista "El economista" Recientemente, se expresó la siguiente opinión. Después de recordar la frase de Karimov sobre una posible guerra, un autor anónimo comentó que ambos proyectos, las centrales hidroeléctricas Rogun y Kambarata, fueron "concebidos en el crepúsculo de la era comunista y se detuvieron cuando los subsidios de Moscú cesaron debido a la independencia obtenida". Sin embargo, continúa el periodista, hoy el gobierno ruso está mostrando un interés en ellos, similar al interés de los líderes soviéticos. El presidente de Uzbekistán, que "se comporta mal" e incluso "irritablemente", está obstaculizando la implementación de los planes "soviéticos", probablemente porque ni Tayikistán, ni Kirguistán, las pobres repúblicas soviéticas, tienen un acceso estable al petróleo y al gas. Eso dice el analista. Y el Sr. Karimov, continúa,

"Tiene la costumbre de cambiar los precios del gas y cerrar la válvula durante los meses más fríos".


Y mucho más que está haciendo Uzbekistán. Por ejemplo, el

“La mayoría de los puestos de control fronterizos se cerraron unilateralmente, se colocaron minas a lo largo de la frontera con Tayikistán y, a menudo, se interponen en el tráfico comercial. Cuando el puente ferroviario explotó misteriosamente en el sur de Uzbekistán el otoño pasado, al privar al sur de Tayikistán de su línea ferroviaria, pocos creían que los uzbekos estaban reclamando un ataque terrorista ... "


Según el autor, fueron los uzbekos quienes desmantelaron las vías del tren. Tayikistán, en respuesta, llamó a estas acciones un bloqueo.

Las escaramuzas, señala el autor, en la frontera disputada no son infrecuentes. Y todo esto está muy preocupado por los funcionarios de la OTAN. Después de todo, los países en conflicto (Uzbekistán, Tayikistán, Kirguistán) serán cruciales para la retirada de las tropas de la OTAN de Afganistán.

En cuanto a la central hidroeléctrica Rogun, solo Tayikistán no la construirá. El analista indica que el costo estimado de construcción es de $ 3 mil millones, que es casi la mitad del PIB de Tayikistán. La actividad de Rusia, cree el autor del artículo, se ve claramente obstaculizada por la posición de Uzbekistán. Una variante de Rakhmon, según el periodista, sería un proyecto hidroeléctrico más pequeño. Le permitiria

"Saca a tu pueblo de la oscuridad".


Las probables guerras por el agua en Asia Central se han convertido en un tema candente no solo para el periodismo. Un informe preparado para el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos, está contenido Advertencia directa sobre el peligro de una estrategia de los Estados Unidos con un enfoque limitado en la región:

“Aunque Estados Unidos se enfoca en el tema de Afganistán y Pakistán, es importante reconocer que nuestras actividades de gestión del agua en la región se encuentran casi exclusivamente dentro de las fronteras de estos dos países. Prestamos muy poca atención a las cuencas hidrográficas de los vecinos de la India y Asia Central, entre los que se deben mencionar Uzbekistán, Tayikistán, Kazajstán, Kirguistán y Turkmenistán. Por ejemplo, en 2009, los Estados Unidos proporcionaron aproximadamente $ 46,8 millones en asistencia para las actividades de gestión del agua en Afganistán y Pakistán, en comparación con los $ 3,7 millones asignados a los cinco países de Asia Central ".


Navegador ben macouch dijoque el mundo ya está al borde de la primera guerra del agua: Asia Central. Incluso la situación en los países de la "primavera árabe" no le parece tan alarmante como la situación en Asia Central. Él llama a Uzbekistán y Tayikistán adversarios potenciales.

Islam Karimov, refiriéndose a la "opinión popular", declara "tirano" e "imitación barata de Saddam", al mismo tiempo que indica que los resultados de la elección de 1991 del año son "dudosos". Por cierto, el periodista siguió las ideas del Sr. Karimov:

"... Y, como cualquier dictador delirante, se hizo famoso por su comportamiento excéntrico: ordenó reescribir libros de texto historiaspara convertirse en el descendiente espiritual del comandante de Tamerlane, se convirtió en el dueño de un equipo de fútbol en la liga nacional ... y supuestamente ordenó matar a un disidente político que se escondía en Suecia. Los activistas de derechos humanos incluso acusaron a su régimen de tortura sistemática de insurgentes, incluyendo agua hirviendo ”


Los intentos de Tayikistán y Kirguistán de construir represas hidroeléctricas gigantes, como lo advirtió Karimov, pueden llevar a la guerra, en particular.

Aunque en el momento en que la guerra pueda parecer improbable para alguien, escribe el periodista, un conflicto por el agua podría convertirse en una chispa a partir de la cual se producirá un incendio regional geopolítico a gran escala.

Analista estadounidense Zander Wagg da consejos sobre cómo evitar la guerra por el agua en Asia Central. Sobre la base del informe del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, señala que aunque los países de Asia Central y del Sur han evitado hasta ahora las "guerras por el agua", Estados Unidos debe estar preparado para las tensiones locales y regionales causadas por el manejo inadecuado de los recursos hídricos y la competencia. por sus limitados stocks. De la mala gestión, en opinión del autor del artículo, surgen muchos problemas en el mundo, incluidos los problemas del agua. Entonces, no se trata tanto de la ausencia o falta de agua, sino de mejorar la calidad del gobierno local. Y como el gobierno local no es importante, el Senado de los Estados Unidos propone introducir su propio modelo de gestión estratégica, que representa

"Cinco direcciones diferentes, formando colectivamente una estrategia integral".


Esto incluye: desarrollo de capacidades; coordinación con la ONU y otras organizaciones multilaterales; apoyo financiero la introducción de la tecnología; Asociación público-privada.

Los Estados Unidos deberían estar listos para implementar este enfoque pronto, ya que las guerras pueden convertirse en una realidad casi mañana: la infraestructura en Asia Central ya está sufriendo escasez de agua, y luego está el calentamiento global que está haciendo sus propios ajustes rápidamente.

Así, mientras Rusia y Tayikistán se demoran en resolver el problema de la estación hidroeléctrica Rogun, mientras que Uzbekistán sigue declarando ambiciosamente la hegemonía regional, los estadounidenses tienen su propio enfoque para resolver el problema del agua en Asia Central. Si el nuevo presidente toma en cuenta las recomendaciones del Senado, y las tomará en cuenta después de la toma de posesión, ya que queda menos tiempo antes de la retirada de las tropas de Afganistán, y EE. UU. Ya no necesita una guerra en Asia, entonces la pregunta será: quién dará el dinero primero. Si Washington trata seriamente con proyectos de agua, las repúblicas de Asia Central pueden alejarse de Moscú; Si la construcción de la central hidroeléctrica Rogun comienza en Rusia, entonces las palabras de Karimov sobre la guerra pueden volverse siniestras. Caballero en la encrucijada de lo que se llama ...

Observado y traducido por Oleg Chuvakin.
- especialmente para topwar.ru
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

162 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión