El rublo de Stalin, al borde de una nueva era

Al recordar los años del "reinado" de Joseph Vissarionovich Stalin, la mayoría de nosotros los identificamos con los hechos bien conocidos de la represión y la atmósfera de temor total que prevalecía en el país en ese momento. Y pocas personas piensan en el "líder" como un estratega económico sabio y hábil que ha logrado hacer una contribución significativa al desarrollo de la economía y aumentar el prestigio del país en el mercado mundial en esos tiempos difíciles para la URSS.



Stalin siempre señaló que "un estado socialista no debería contar con la independencia y estabilidad financiera y económica si vincula su unidad monetaria con el dólar capitalista". Y como un ejemplo vívido de la indefinida dependencia económica y política del Estado con respecto a Occidente, citó la situación en Yugoslavia. La economía de este país estuvo durante mucho tiempo estrechamente vinculada a la "canasta" de la moneda del dólar y la libra. Las palabras proféticas de Stalin de que "algún día Occidente seguramente colapsará la economía de Yugoslavia y la dividirán políticamente por sí misma" se hicieron realidad después de más de cuarenta años, cuando, con la asistencia de las tropas de la OTAN durante un conflicto militar, el país una vez unido se dividió en partes.


Con mejor suerte y el deseo de los seguidores de continuar el curso iniciado por Stalin para crear una moneda de reserva independiente y competitiva, nuestro país podría alcanzar un nivel cualitativamente nuevo que garantice la plena independencia económica y, en consecuencia, la independencia política del país de sus socios occidentales del campo capitalista. Y además del dólar estadounidense, el yen japonés, el euro, el franco suizo y la libra esterlina británica, consideradas hoy como monedas mundiales, podría haber otra moneda de reserva en esta serie. Pero las reformas iniciadas por Stalin se vieron interrumpidas por su muerte, y el nuevo líder que lo reemplazó no consideró necesario continuar con sus compromisos progresistas.

¿Cuál fue la esencia de los cambios que los historiadores más tarde llamaron la era del "rublo de oro de Stalin"? Para entender la situación, uno debe recordar la situación que prevaleció en el país inmediatamente antes de los eventos en cuestión. Al comienzo de la guerra en junio, el 1941 de las reservas de oro de la Unión Soviética ascendió a 2,6 mil toneladas, que se almacenaron directamente en nuestro territorio. Fue gracias a estas reservas que la URSS comenzó en agosto para obtener 1941 de EE. UU. E Inglaterra, que eran miembros de la coalición anti-Hitler, las armas estratégicas y los materiales necesarios que ayudan junto con otras medidas tomadas para reducir la brecha en el nivel de seguridad entre las tropas alemanas bien entrenadas y el ejército soviético. Luego, a 11 de junio, a 1942 le siguió una decisión formal de que la URSS se uniera al programa internacional Lend-Lease (el proyecto estatal de EE. UU. Para suministrar a sus acompañantes). armas, maquinaria, alimentos, materias primas), que en ese momento ya unía la economía de los países 27.

Al cuidar el verdadero apoyo del rublo, Stalin hizo todo lo posible por fortalecer la industria de la minería de oro al crear una base poderosa que permitía reabastecer las reservas de oro del país anualmente con al menos cien toneladas de metal valioso. Toda la información sobre la minería de oro fue considerada estratégica y clasificada. El jefe de la NKVD, Lawrence Beria, estuvo personalmente involucrado en el desarrollo de la industria y el control sobre el funcionamiento. La parte del león de la minería del metal precioso recayó en los prisioneros de Kolyma y Magadan, donde trabajaban los trabajadores contratados del Fideicomiso Dalstroy. Todo el oro recibido bajo estricta supervisión entró inmediatamente en la tesorería del estado.

Desde 1937, el valor del rublo y el precio del oro se fijaron al dólar y se calcularon según el tipo de cambio de esta unidad monetaria. Al comienzo de 1950, la Oficina Central de Estadística de la URSS recibió una tarea del Secretario General para recalcular el tipo de cambio del rublo. Un hecho interesante es que para determinar el poder de compra de nuestra unidad monetaria y el dólar, se compararon los precios de los bienes que ponen al rublo en la luz más favorable. Por ejemplo, comparó el precio de los costosos abrigos americanos de gabardina y los abrigos baratos del ejército, que se repintaron en un color diferente. Cuando se compararon los precios de los zapatos, se tomaron para comparar las botas kersey soviéticas y las botas de cuero americanas. Pero al mismo tiempo, la alta calidad de los productos nacionales se observó necesariamente, y la llamada enmienda se agregó al resultado final, teniendo en cuenta los posibles cambios en la tasa del dólar, que van del 13 al 15 por ciento. Como resultado, se recibió una cifra de catorce rublos por un dólar, aunque antes del 1947 del año, ¡eran rublos 53! 27 de febrero, Stalin se familiarizó con la información y, después de haber tachado a los economistas con su lápiz azul, puso una nota: "A lo más, cuatro rublos".

28 Febrero 1950 del año Por un decreto del Consejo de Ministros de la URSS, el rublo soviético se transfirió a una base de oro permanente y su contenido se estableció en 0,222168 gramos de metal precioso puro con el valor de ventas de 1 gramos de oro por 4,45 rublo.

Al firmar este documento, Joseph Stalin señaló que “los estadounidenses definitivamente tratarán de cambiar la situación eliminando los excedentes de moneda que se formaron durante los años de guerra mediante ahorros y la liberación adicional de la masa del dólar para ayudar a otros países. Pero nuestros aliados principales y nuestros aliados deben ser capaces de evitar tal desarrollo de eventos ".


1 de marzo El 1950 del año en todas las ediciones principales publicó el texto de este Decreto del Gobierno, que declaró que “debido a la cancelación del racionamiento del racionamiento del racionamiento de tarjetas en diciembre 1947 y una triple reducción en los precios de los bienes de consumo durante el período de 1947 a 1950, el rublo se fortaleció significativamente. . "Los cambios han contribuido a un aumento en el poder de compra de nuestra unidad monetaria, que ha aumentado significativamente por encima de la tasa oficial declarada".

El rublo de Stalin, al borde de una nueva eraDado que los países occidentales tendían a devaluar algunas monedas europeas, y el continuo aumento de los precios de los productos básicos en Estados Unidos y la inflación, que algunos representantes de los círculos del gobierno estadounidense declararon abiertamente, llevó a una caída en la tasa del dólar, el gobierno soviético consideró necesario elevar el nivel establecido. Tasa de cambio oficial del rublo. Sobre la base del nuevo contenido de oro calculado, el nuevo tipo de cambio de la unidad monetaria soviética se determinó en relación con las monedas extranjeras: un dólar de EE.UU. equivalía a cuatro rublos (en lugar de 5 rublos 30 kopecks), una libra esterlina - once rublos veinte kopecks (en lugar de 14 rublos 84 kopecks). El Banco del Estado de la URSS recibió instrucciones de volver a calcular el tipo de cambio del rublo en relación con otras unidades monetarias extranjeras, teniendo en cuenta los cambios adoptados. Además, desde el primer día de primavera de 1950, la Resolución canceló la determinación del tipo de cambio del rublo frente a las monedas extranjeras en julio de 1937 en función del dólar estadounidense. Ahora, la base para el cálculo era el tamaño del contenido de oro y el precio promedio de los metales preciosos en la URSS y en el mundo. Así, por primera vez, el rublo fue desatado de la moneda estadounidense.

Al recordar esos eventos, el primer ministro de la República Popular China, Zhou Enlai, señaló que Stalin "instó a las organizaciones estatales pertinentes a seguir estrictamente los cambios en la tasa monetaria nacional para resolver rápidamente posibles situaciones indeseables hasta que la situación económica y social finalmente se estabilice".


En el mismo período, la mayoría de los países socialistas sufrieron reformas económicas que promovieron una política monetaria y financiera coordinada entre ellos, incluida la creación y la introducción de una nueva unidad monetaria interestatal, el rublo de oro. La formación del Consejo para la Asistencia Económica Mutua (una alternativa a la organización de la Comunidad Económica Europea para la asistencia mutua económica y técnica entre los países socialistas, que existió hasta el 1991 del año) también contribuyó al desarrollo favorable de los eventos. Desde enero, 1949, la URSS y la parte significativa de los países de Europa del Este (Hungría, Bulgaria, Checoslovaquia, Rumania y Polonia) se han convertido en miembros del CMEA, solo Yugoslavia no se unió a la nueva alianza. Y al comienzo de 1950, Albania y la RDA se agregaron a los países miembros de CMEA. En el 1953 de enero del año, todos los estados miembros de CMEA se transfirieron a una única estadística de comercio exterior y clasificación de productos. El historiador Alexey Chichkin, especializado en la era de Stalin, describe detalladamente en su artículo “Una idea olvidada sin un estatuto de limitación” los eventos de abril 1952, cuando se celebró una reunión en Moscú, en la que representantes de la URSS, China y Europa del Este desarrollaron y aprobaron la idea de crear una nueva alternativa. dólar, zona de comercio mundial. Es curioso que esta propuesta haya generado una respuesta positiva no solo por parte de los participantes de la reunión, sino también de otros países, entre ellos Austria, Finlandia, Suecia, Islandia, Irlanda, Argentina, Etiopía, México, Irán y Uruguay. Todos ellos expresaron su voluntad de unirse a la zona recién formada.

Durante esta reunión, Stalin expresó la idea de crear e introducir una nueva moneda interestatal de liquidación, que se convertiría en la principal unidad monetaria en el "mercado común" creado. Y dado que el iniciador de la idea fue la Unión Soviética, el rublo bien podría convertirse en una moneda calculada, que se transfirió a una base de oro por adelantado. Incluso se resolvieron posibles variantes del nombre y diseño de la nueva unidad monetaria, que podría llamarse el rublo de oro de Stalin o "estalinista", o simplemente el rublo ruso o soviético. De hecho, el nombre específico no importaba. Era importante que el mundo estuviera prácticamente en el umbral de una nueva era. En 1951, se estableció una comisión en una reunión en Moscú de los estados miembros de CMEA, Mongolia y China para desarrollar programas para la transición a una nueva unidad monetaria, compuesta por: el Presidente de Checoslovaquia, Clement Gottwald, Presidente del Consejo de Ministros de la RDA, Otto Grotewohl, Secretario General del Partido de Matías de los Trabajadores Húngaros Rakoshi y Zhou Enlai de China. Como Maksim Saburov, quien en ese momento era el jefe de Gosplan, recuerda, durante 1952-1953, la comisión presentó para consideración cinco posibles opciones para la transición a acuerdos mutuos entre los miembros de la alianza económica que utilizan la nueva moneda, que se planeó introducir por 1955-1960 años. Sin embargo, Joseph Vissarionovich insistió en la introducción de una unidad monetaria ya en el año 1955. Los especialistas con grandes dificultades lograron insistir en periodos más remotos, ya que para un paso tan serio era necesaria una situación económica estable en cada uno de los países del proyecto y un aumento constante de la solvencia del dinero nacional utilizado en estos estados. Además, llevó tiempo reunir la naturaleza de la planificación económica y el desarrollo social utilizado en estos países. Como resultado, el punto de referencia elegido fue 1957 año, el año del aniversario de 40 de octubre.


La razón de la prisa de Stalin fue el temor justificado a que, después de su muerte, el proyecto simplemente fuera enterrado. Además, como era un político con visión de futuro, era consciente de que los estados capitalistas no mirarían con calma desde el exterior, ya que el País de los Soviets estaba arruinando el sistema de dependencia total construido por ellos, socavando la estabilidad del dólar, y se puede esperar que se resistan a cualquier nueva iniciativa. Muchos historiadores están de acuerdo en que, para esto, Estados Unidos decidió utilizar el mecanismo más probado en el tiempo para desestabilizar la situación, imponiendo una guerra a la URSS en territorio extranjero.

La Guerra de Corea, iniciada a fines de junio, 1950 ayudó a desviar la atención de nuestra Madre Patria de las innovaciones económicas. A pesar de sus propias pérdidas significativas, que ascendieron a casi un millón de muertos y heridos, una gran cantidad de equipo militar destruido, inversiones financieras de veinte mil millones de dólares, los Estados Unidos lograron alcanzar el objetivo perseguido. La resolución adicional de las preguntas sobre el desarrollo del sistema interestatal de pagos y liquidaciones entre los estados miembros de la CMEA se pospuso hasta el final del conflicto. Sin embargo, Stalin ya no pudo realizar sus planes, ya que la guerra desatada por los Estados Unidos terminó después de su muerte. Un nuevo liderazgo frente a Nikita Khrushchev no consideró necesario continuar doblando la línea de independencia del mercado socialista y nuevamente devolvió el sistema de acuerdos mutuos en círculo completo, atando el rublo al dólar estadounidense.

Toda la fealdad de la situación consistió en el hecho de que la política persistentemente perseguida de la nueva dirección de la URSS para reformar la situación existente en la agricultura llevó a su declive completo, y los fondos de oro del país, cuidadosamente acumulados por Stalin, desaparecieron como pago por el grano estadounidense. ¡La política de "despilfarro" completo llevó al hecho de que se gastaron cerca de 2900 de toneladas de reservas nacionales de oro en el Oeste! De acuerdo con los cálculos aproximados en una situación más favorable a las tasas de acumulación anteriores de 1964, ¡la cantidad de oro en la tesorería del estado debería haber sido de casi 3150 toneladas, que es aproximadamente igual a la reserva de oro del Fondo Monetario Internacional en 2010!

No hace falta decir que con tal desarrollo de eventos no podría haber ninguna cuestión de introducir una nueva unidad de reserva. Y la idea en sí, junto con las muestras de prueba de una moneda única, es solo un hecho histórico más. Solo algunas de las ideas desarrolladas para el diseño del rublo de Stalin se utilizaron durante la reforma monetaria llevada a cabo por Khrushchev.
autor:
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

170 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión