DEA como coordinadora del narcotráfico en América Latina.

El jefe de investigación de tráfico de drogas particularmente importante en Panamá, inspector Franklin Brewster Chase, 39 años, fue envenenado por 3 en julio 2006. Brewster, como muchos otros empleados, mantenía la comida traída de la casa en el refrigerador en una de las oficinas. Después de comer y beber agua de una botella de plástico, se sintió mal, comenzó a quejarse de la falta de aire, fiebre, mareos, náuseas. Media hora más tarde, mientras aún estaba consciente, pidió que lo llevaran al Hospital Nacional. Después de dos semanas de agonía agonizante, falleció. Investigadores panameños dijeron a la prensa que, con toda probabilidad, Brewster fue envenenado por un pesticida organofosforado.

Brewster fue un agente exitoso que se graduó brillantemente de la Academia de la DEA (Administración de Control de Drogas - Administración de Control de Drogas del Departamento de Justicia de los Estados Unidos). Se especializó en cárteles de la droga colombianos, realizó varias operaciones exitosas para identificar canales de lavado de drogas y participó en la exposición de los narcotraficantes panameños Pablo Rayo Montano. En las conexiones difamatorias no se veía a Brewster. Valoró su carrera, fue un padre ejemplar de la familia. Parecería que el asesinato de un destacado experto en la lucha contra las drogas debería haber movilizado todas las estructuras policiales en Panamá, para alarmar a la representación de la DEA, "bajo el techo", de la cual al menos cien operativos están operando. Nada de esto sucedió. La muerte de Brewster fue percibida como algo rutinario. Dos días después su cuerpo fue cremado.

La investigación sobre el asesinato se llevó a cabo en violación de muchos procedimientos de investigación, que distorsionaron la base de evidencia y, de hecho, trazaron rastros. Una demostración de la indiferencia de la DEA ante el caso de Brewster fue la dirección al laboratorio de la sede del FBI para el análisis de muestras de tejido de la piel, sangre, fluido gástrico, etc. En los tubos de ensayo con muestras, los datos del pasaporte de Brewster estaban incorrectamente indicados, y algunos de los tubos estaban en general con los biomateriales de otra persona. Según algunos periodistas panameños, la residencia de la DEA creó intencionalmente las condiciones para declarar inadecuadas las conclusiones del examen.


A través de la DEA, la investigación fue "supervisada" por Joseph Evans y por el FBI, el agregado legal David Watley. Fue él quien envió el documento del laboratorio médico del FBI para los biomateriales de Brewster al organismo investigador de Panamá: "No se encontraron rastros de pesticidas organofosforados, se detectaron atropina, oximas y lidocaína". Los primeros medicamentos son evidencia de tratamiento en el Hospital Nacional, la lidocaína es un elemento disonante que no encaja en el tratamiento. El documento fue enviado por fax, sin la debida legalización en la embajada de los Estados Unidos. La conclusión toxicológica original no se ha puesto a disposición de las autoridades panameñas. Es importante tener en cuenta que más adelante, en una carta oficial al periódico “Panamá América”, el FBI en general negó la existencia de dicho documento, dicen, pocos podrían enviar un fax con el propósito de hacer una mistificación. Entonces, de manera indirecta, se recordó que un día después de la muerte de Brewster, una cierta organización criminal hizo circular un comunicado sobre la "conducta exitosa" de la Operación Factura Roja con amenazas contra todos los empleados panameños que cooperan con el FBI y la DEA.

Inmediatamente después de la muerte de Brewster, los estadounidenses, que se hacían pasar por empleados del FBI, "sin ninguna" orden de arresto "confiscaron" a tres de sus empleados más cercanos de la División de Investigación de Casos Especialmente Importantes. Fueron llevados a habitaciones especialmente equipadas de un hotel de moda en la ciudad de Panamá y sometidos a interrogatorios utilizando un polígrafo. Se hizo todo para intimidar: amenazas, asalto, chantaje. Durante los interrogatorios, quedó claro para los panameños que estos no eran empleados del FBI. Uno de ellos, John Warner, un oficial de la Marina de los Estados Unidos, reconocieron. Cuando Gioconda Velice (la "sospechosa") le dijo a un estadounidense que no era un oficial del FBI sino un marinero militar, Warner abandonó la habitación inmediatamente y no volvió a aparecer. Los interrogatorios no llevan a ninguna parte. Tal vez los estadounidenses intentaron dar la impresión de que, sin embargo, reaccionaron ante el asesinato de Brewster, del que dependía en gran medida el exitoso trabajo de la DEA en Panamá.

De acuerdo con los materiales de este sensacional caso, la periodista mexicana Adela Koriat, quien ha trabajado en Panamá durante muchos años, escribió y publicó el libro "Tras los pasos del narcotráfico" en 2011. Como corresponsal del periódico Panamá América, tuvo que cubrir eventos relacionados con la muerte del inspector Brewster. Todo indicaba que las fuerzas políticas influyentes en Panamá, financiadas por los barones de la droga, así como la Embajada de los EE. UU., Que había tratado de utilizar a Brewster para recolectar la suciedad de algunos de los dirigentes de la élite panameña, estaban interesados ​​en eliminarlo. En particular, el departamento de Brewster que utiliza el equipo más reciente (Operación “Matador”) estaba utilizando cientos de teléfonos móviles. La tarea se formuló específicamente: los materiales deben ser tan convincentes como para asegurar el reclutamiento de políticos prometedores como agentes de influencia. Si bien en los últimos años, Panamá ha sido sistemáticamente "integrado" en los proyectos geoestratégicos de EE. UU., Sin embargo, siempre es necesario cuidar la continuidad y la preparación de un cambio confiable en el liderazgo panameño, para que continúe orientándose hacia Washington. Al parecer, Brewster no estuvo de acuerdo en trabajar contra su gobierno. Que y firmó una sentencia de muerte.

Fue en Washington que un periodista fue a buscar la información que faltaba para su libro. En los Estados Unidos, se topó con la oposición de las autoridades a ella. La amenazaron con ser arrestada y procesada, supuestamente por intentar penetrar secretos de estado. Koriat se vio obligado a abandonar urgentemente los Estados Unidos. Pero no se dio por vencida, continuó recogiendo materiales y encontró muchas inconsistencias en la forma en que se llevó a cabo la investigación, cómo se silenciaron los hechos y se falsearon las circunstancias de la muerte de Brewster. Y también llamó la atención sobre las estadísticas de la DEA sobre incautaciones de drogas en Panamá y otros países latinoamericanos. Las cifras no convergieron, parecía que cientos de toneladas de cocaína incautada, heroína, alucinógenos sintéticos se disolvían en el espacio. Si realmente existieron, ¿a dónde fueron? ¿Qué mercados? Que marca

Nuevas versiones de las razones para eliminar Brewster aparecen constantemente. En respuesta a las publicaciones del periódico Adela Koriat, presenté acusaciones (en referencia a fuentes policiales) de que Brewster fue asesinado por negarse a participar en la mafia interna de contrabando de cocaína desde Colombia a Panamá y luego a Estados Unidos y Europa. Las técnicas de los servicios especiales de los EE. UU. Relacionados con el tráfico de drogas son bien conocidas: ataques despiadados contra los competidores y la creación de canales seguros para el transporte de alucinógenos a los consumidores. Cada vez más, el negocio de las drogas, en discusiones cerradas sobre este problema, se ve en los círculos de liderazgo de los Estados Unidos como una fuente estratégica para reponer el tesoro ante el inevitable colapso financiero y económico ...

Participando en la "investigación" del asesinato de Brewster, la DEA y el FBI fueron retirados del país antes de lo previsto. David Fatheerovets fue a los Estados Unidos. En Panamá, se rumoreaba que fue despedido, aunque existen serias dudas al respecto. Joseph Evans fue asignado a México, donde, hasta hace poco, coordinó las operaciones de su departamento con la policía mexicana. Los marcos probados no están dispersos. Todos los líderes subsiguientes de la DEA en Panamá siguieron las pautas estratégicas del aparato central.

Así, Lance Heberle participó en una operación de múltiples vías contra el general boliviano René Sanabria, quien en su país, a través de la contrainteligencia militar, supervisó la lucha contra el narcotráfico. A menudo se le llamaba el "mejor estudiante de la DEA". Sin embargo, no pudo resistir la tentación del rápido enriquecimiento. En la ciudad chilena de Arica, Sanabria se reunió con "narcotraficantes de Colombia". De acuerdo con ellos sobre la cooperación. Como depósito recibí una pequeña maleta con 170 mil dólares. Toda la conversación fue bajo la grabación de operativos chilenos y estadounidenses. El primer cargamento de cocaína en los Estados Unidos se envió a lo largo de un "corredor verde" organizado por el general. El éxito inspiró, y para continuar con el negocio, Sanabria fue a Panamá, donde fue arrestado por oficiales de Heberle e inmediatamente trasladado a los Estados Unidos. Después de un juicio rápido con evidencia incontrovertible, el ex general fue condenado a 17 años en prisión.

Por supuesto, Sanabria ha establecido en gran medida el gobierno de Evo Morales, para quien la lucha contra el narcotráfico es una cuestión de principio. Cultivar hojas de coca es una tradición popular milenaria, ¡pero la producción y el tráfico de cocaína son un crimen! En Bolivia, los oficiales más cercanos de Sanabria fueron arrestados, se está llevando a cabo una investigación. No hay dudas en el entorno del presidente: en un futuro próximo, la DEA usará a Sanabria para comprometer al gobierno, para vengar la expulsión de la agencia de Bolivia.

Panamá aparece constantemente en los informes de la lucha de la DEA contra el narcotráfico, en parte debido a su posición geográfica y al aumento en el tráfico de carga a través del Canal de Panamá. De ahí la especificidad marina de la DEA en Panamá. La zona de libre comercio, las condiciones preferenciales para los bancos crean condiciones favorables para el lavado de narco dólares. La tarea de apoderarse de las reservas financieras de los cárteles de la droga es más relevante que nunca para la DEA en Panamá. Por lo tanto, cada vez más a menudo, las operaciones de carácter regional se llevan a cabo sin un estudio preliminar suficiente, con elementos de improvisación y riesgo para los empleados. En mayo de este año. En el aeropuerto de Tocumen en la ciudad de Panamá, se detuvo un avión con dos pilotos estadounidenses, dos hondureños y un colombiano. A bordo encontraron sus maletas con millones de dólares. La tripulación y los pasajeros fueron detenidos, se inició una investigación, durante la cual el personal de la DEA tuvo que explicar la presencia de estadounidenses en el avión. La operación fracasó porque, por razones obvias, nadie reclamó sus derechos sobre las maletas. Hay más y más episodios de este tipo en las actividades de la DEA. En el Congreso de los Estados Unidos, las preguntas sobre la naturaleza de las actividades de la DEA surgen con mayor frecuencia: ¿contribuye a la lucha contra el lavado de dinero o, por el contrario, fomenta este tipo de actividades delictivas?

Según el esquema ya desarrollado de la DEA, para eliminar los disparos del golpe, Heberle, el jefe de la agencia en Panamá, fue enviado a un nuevo trabajo: un asesor político al mando de la Marina de los EE. UU. 4, cuya área de actividad incluye a América Central, el Caribe y América del Sur. Formalmente, Heberle tendrá que comunicarse entre el Departamento de Estado y el comando de la flota, para brindar asesoramiento analítico sobre ciertas operaciones de la flota en la región.

En la práctica, las actividades de Heberle a través de la DEA no terminarán. Las disputas sobre el uso de los barcos de la flota de 4 para la transferencia de drogas de América Latina a los puertos en la costa este de los Estados Unidos surgen constantemente en la blogósfera. El nombramiento de Heberle es otra confirmación importante de que el tráfico de drogas administrado por el estado (incluido el "bajo el techo" de la Marina) en realidad existe y está coordinado por la DEA.
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

16 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión