Afganistán: el enfoque pragmático del presidente Putin

Recientemente, en una reunión con representantes de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN, el viceprimer ministro Dmitry Rogozin dijoque Rusia insistirá en la implementación por parte de los países de la OTAN de la tarea en Afganistán.

"Si ingresó allí, asumirá toda la responsabilidad por lo que ocurra allí y sucederá después de que se vaya ... Insistiremos en que cumpla su tarea en Afganistán hasta el final", Rogozin se dirigió a estos parlamentarios occidentales.


Recordó que Rusia, que tiene intereses en Asia Central, está interesada en la estabilidad en Afganistán. Al mismo tiempo, señaló D. Rogozin, Rusia tomó decisiones difíciles relacionadas con el tránsito de carga de la OTAN a través de su territorio. Además, el viceprimer ministro señaló:


“Por métodos puramente militares, crear estabilidad en Afganistán es casi imposible. "Si ahora la operación afgana no se centra en sentar las bases de la vida civil, entonces creo que el protegido se quedó en Kabul después de la retirada o reducción significativa de la agrupación occidental en Afganistán, él, por supuesto, resistirá mucho menos que el protegido soviético Najibula".




La conclusión es correcta: los talibanes, que no hace mucho declararon su "victoria" en la guerra con los estadounidenses, podrían llegar al poder en Afganistán muy rápidamente.

Al mismo tiempo, Rogozin parece estar apresurando las cosas.

A mediados de octubre, el supuesto supuesto de que las tropas estadounidenses no se retirarían de Afganistán, y después de 2014 del año, como Barack Obama y los generales del Pentágono declararon, recibieron una nueva confirmación. Analista "Fundación Cultura Estratégica" A. Shustov notasrefiriéndose a fuentes anónimas del periódico Kommersant, el Departamento de Defensa de los EE. UU. insiste en mantener a 2014 miles de militares en Afganistán después de 25, la mayoría de los cuales deberían ser unidades de las Fuerzas Especiales.

El plan fue apoyado por los ministros de defensa de la OTAN, quienes también ofrecieron abandonar su ejército en Afganistán después de 2014, con una condición: no participarán en operaciones de combate. El contingente restante se supone que entrena a los militares afganos. La base legal para la cooperación entre los Estados Unidos y Afganistán después de 2014 será el acuerdo de asociación estratégica firmado en mayo en Kabul. De acuerdo con este documento, Washington se compromete a "apoyar el desarrollo social y económico de Afganistán". hasta 2024 año.

Por lo tanto, la declaración de D. Rogozin sobre el tema "Si ingresó allí, entonces asumirá toda la responsabilidad ..." se retrasa un poco detrás de los eventos, o se basa en otra información, según la cual las tropas de la coalición de la OTAN se retirarán casi por completo de Afganistán (para los estadounidenses puramente simbólicos). excepción). En este caso, la amenaza del peligro islamista realmente surge para Rusia.

Sin embargo, parece que Estados Unidos no se atreverá a salir de Afganistán después de la presencia allí durante 11.

El veterano vietnamita, el senador McCain, que piensa que es incluso más brillante que Mitt Romney en las categorías de la Guerra Fría, este año. сказалese error de Estados Unidos fue la retirada de las tropas de Afganistán después de la partida del contingente soviético:

"Transferencia armas La resistencia para luchar contra los soviéticos en Afganistán no fue un error. El error fue dar a los afganos su propio destino después de que los rusos se fueran ".


América, aunque está acostumbrado a pisar el rastrillo dos veces y tres veces, todavía tiene tiempo para pensar en 2014. No es la política lo que importa, sino la economía. Si ahora en la "operación" afgana Washington gasta 110-120 mil millones de dólares al año, luego, después de 2014, se gastarán todos los 2,7 mil millones de dólares en los mismos fines para el mismo propósito.


2001 a 2011 Presupuesto del Pentágono fue cortado En 450 mil millones de dólares. Todavía casi 500 mil millones de dólares a ella planeado para cortar En diez años, comenzando con el año 2012. Y si Estados Unidos fortalece su poder militar en la APR, se debilita en Afganistán. Hiraet mundo "hegemon". Sin embargo, los Estados Unidos no planean retirarse completamente de él. Y hay buenas razones para esto.

Hace exactamente un año, el jefe del Servicio Federal de Control de Drogas, Viktor Ivanov resumido Actividad estadounidense en Afganistán: “Nombraría tres resultados principales. El primero es un aumento fenomenal en la producción de drogas, más de 40 veces, el segundo es la militarización de la región ... Y el tercer resultado es una catástrofe humanitaria, la inestabilidad política y la reproducción ampliada de los militantes ".



En el periódico pakistaní en inglés "The News" Se expresa opinióndespués de la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán, allí se forma un "vacío de poder", y Estados Unidos teme esto seriamente, por lo tanto, no retirarán el contingente por completo. Washington, escribe el columnista, no está interesado en fortalecer a los talibanes.

Además, agreguemos, el gran imperio democrático debe confirmar su alto estatus político. Salir de Afganistán después de 11 años y dar Kabul a los talibanes significa perder la cara en geopolítica.

Octubre 29 canal iraní "Press TV" entrevistado Mohammed Daoud Abedi, presidente del Consejo de Paz del Pueblo Afgano, con sede en Los Ángeles. El camarada Abedi estuvo totalmente de acuerdo con el entrevistador al evaluar el fracaso de la "misión" de los Estados Unidos en Afganistán. Además, el analista estuvo de acuerdo en que toda la operación antiterrorista en Afganistán es la esencia de la práctica de los "dobles estándares".

El camarada Abedi cree que el fracaso de los Estados Unidos en Afganistán es una excelente ilustración de cómo se está implementando la política estadounidense. Una cosa es la cobertura en los medios de comunicación estadounidenses de las actividades de contingentes militares en Afganistán, otra cosa, la verdad. Hoy en día, incluso los legisladores estadounidenses que aprueban la financiación de una operación afgana acusan al gobierno de los Estados Unidos de dobles estándares. Esto demuestra cuán profundo es el problema afgano. El analista recomienda encarecidamente a las autoridades estadounidenses que revisen sus políticas con respecto a Afganistán.

En todas partes, donde solo se está llevando a cabo la política estadounidense destructiva, ocurren tragedias: los civiles están muriendo. Llegó al punto en que el público en general en los Estados Unidos se dio cuenta de esto: más del 72% de las personas en los Estados Unidos rechazan la guerra de su país natal en Afganistán. Ahora lo llaman "la guerra olvidada". Y en la Cámara de los Lores británica se dice constantemente que la coalición no puede tener éxito en Afganistán y, por lo tanto, el Reino Unido está retirando a los soldados 4500 de allí.

No puede haber final de juego para los Estados Unidos. América acaba de perder en Afganistán. El principal objetivo de la operación fue declararse liberación del terrorismo. Pero, como dijo el presidente Karzai, el terrorismo no está en absoluto en las aldeas afganas.

¿Y qué ven los estadounidenses bajo el terrorismo? Hay rebeldes. Hay yihadistas. Hay, finalmente, luchadores por la libertad. Y sí, hay terroristas.

El analista cree que los objetivos reales de los Estados Unidos son conocidos solo por un círculo estrecho de personas. Las bases en Afganistán son necesarias para controlar el territorio cercano. Además, hay objetivos económicos en Asia Central, incluido el propio Afganistán. Cualquier cosa que pase por el Cáucaso puede tocar a Afganistán. Pero políticamente, todo esto es inalcanzable, dice Abedi. Además, se superpone con los intereses de Rusia.



Y luego está la crisis en Europa. La comunidad europea se enfrenta a la crisis todos los días. Los estados de la UE no tienen los medios para alimentar a su gente, entonces, ¿cómo pueden ayudar a un país extranjero a construir un Estado?

El camarada Abedi también recuerda que en este momento, aquí en Los Ángeles, la tasa de desempleo alcanzó el 10,2 por ciento. En el país de 25, millones de estadounidenses están sin trabajo. Millones de 7, según Mitt Romney, viven con cupones de alimentos y utilizan otros tipos de asistencia gubernamental. Occidente tiene tantos problemas en casa ...

Bueno, ¿cuántos problemas afganos puede tener Rusia?

Gianandrea Guyani del periódico italiano Il Sole 24 Ore dijoque después de que los estadounidenses y la OTAN salieran de Kabul, los rusos estarían en primera línea. Según el analista, Moscú (solo o con aliados regionales) se está preparando para enfrentar movimientos yihadistas que se han intensificado no solo en Afganistán, sino también en las antiguas repúblicas soviéticas. Si, después de que los Aliados se van de Afganistán, está nuevamente en manos de los talibanes, esta amenaza aumentará.

V. Putin, quien se reunió con el presidente kirguiso Almazbek Atambayev en Bishkek a fines de septiembre, firmó un acuerdo que garantiza el control militar ruso de la base aérea militar en Kant hasta 2032. El contrato se extendió a cambio de la cancelación de la deuda en 380 millones y el otorgamiento de un préstamo en 1,3 mil millones para la construcción de dos plantas hidroeléctricas.

Y eso es lo que dijo Vladimir Putin:

"Imaginamos la situación en Afganistán, y la presencia de los militares rusos tanto en Tayikistán como en Kirguistán es un factor estabilizador ante una amenaza terrorista".


El contrato establece que los rusos supervisarán la capacitación y el equipo del ejército kirguiso y controlarán el centro de telecomunicaciones, pero su tarea principal es garantizar la seguridad nacional. Este artículo del tratado, según el periodista, convierte a Kirguistán en un protectorado de Moscú.

Moscú también ha firmado nuevos acuerdos militares con Tayikistán: la División Rusa Motorizada Rusa 201-I ha estado vigilando la frontera entre Tayikistán y Afganistán durante muchos años, bloqueando el tráfico de armas y opio e impidiendo la infiltración de terroristas. El contrato relativo a las tres bases militares, recuerda el autor, fue firmado en Dushanbe por Putin y Emomali Rahmon. Las partes acordaron una presencia militar rusa antes del año 2042, con la posibilidad de extenderlo al año 2047. Moscú suministrará con franquicia de impuestos el mercado interno de Tayikistán con gas ruso y, además, destinará cinco millones de dólares para combatir el narcotráfico en Tayikistán, que va de allí a Rusia. Además, V. Putin prometió que a los trabajadores tayikos se les otorgarían permisos para trabajar en Rusia durante tres años, y su período de permanencia podría extenderse a 15, lo que ayudará al presupuesto de Dushanbe, que depende en gran medida de las remesas recibidas de 1,3 Millones de emigrantes (solo el año pasado, la cantidad total de transferencias ascendió a 3 mil millones de dólares).



Las repúblicas nombradas son, de hecho, la "primera línea" de la lucha contra los movimientos islamistas que tienen bases en Afganistán. Por lo tanto, el autor del artículo cree que los rusos están interesados ​​en apoyar al gobierno afgano, a quien prometieron asistencia militar después de la retirada de las tropas de la OTAN, que, por cierto, coincide con los intereses de Occidente.

Sin embargo, el camarada Putin no solo no va a "liberar" a los estadounidenses de Afganistán, sino que también establece condiciones para ellos.

La periodista estadounidense Gabriela Bachinska ("Reuters", Chicago Tribune), después de haber estudiado los materiales del discurso del Presidente de Rusia 25 de octubre en la reunión del Club de Discusión Internacional Valdai, concluyó que Moscú quería saber más sobre la escala de las actividades de los Estados Unidos y las fuerzas de la coalición de la OTAN en Afganistán, antes de decidir si continuar la cooperación con la alianza occidental. . El periodismo cree que Rusia sigue liderando una "guerra fría" con Occidente, le gusta criticar a la OTAN y teme una posible inestabilidad al retirar las tropas occidentales de Afganistán en 2014. Es posible que la retirada sufra y la seguridad de Rusia, en las "fronteras del sur", escribe Bachinsk.

La Unión Soviética envió tropas a Afganistán en el año 1979 y las sacó a principios del año 1989, después de la "guerra desastrosa". Más tarde, Moscú apoyó la invasión de EE. UU.: Después de los ataques de Al-Qaida 11 en septiembre 2001, Moscú también permitió el suministro de tránsito de las fuerzas de seguridad de la OTAN (ISAF), incluso a través de un nuevo centro logístico en Ulyanovsk.

Sin embargo, Zamir Kabulov, enviado especial de Putin para Afganistán, dijo a Reuters que Rusia quería "claridad total" al finalizar la misión de la alianza en 2014 y reiteró la amenaza de detener la cooperación si la alianza es aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Moscú tiene poder de veto.



Kabulov, el ex embajador ruso en Kabul, también dijo que Moscú desea obtener más información sobre el contingente extranjero en Afganistán después de 2014, ya que la información actual de Washington es muy controvertida.

La OTAN aún no ha proporcionado a Rusia información detallada sobre la cantidad de tropas que quiere desplegar en Afganistán después del año 2014. Kabulov arroja dudas sobre la capacidad de las fuerzas limitadas para garantizar la estabilidad: después de todo, incluso decenas de miles de tropas de la ISAF no lo han hecho.

"Pero si no se colocan allí para este propósito, entonces ¿para qué? Esta es nuestra pregunta y pedimos una respuesta clara ", dijo.


Y agregó:

“Imagine a varios miles de instructores sentados en la base que fueron atacados repentinamente por los talibanes. Y qué, dirán: "No disparen, somos instructores"?


Kabulov también observó que la situación general en Afganistán se está deteriorando y dijo que la OTAN no logró su objetivo, pero reconoció que algo se había vuelto mejor de lo que era antes de la aparición de la ISAF.

Al retirar las tropas de la coalición de Afganistán, dijo el camarada Kabulov, Rusia tendría que redirigir los recursos de las necesidades del desarrollo interno a la protección de los intereses nacionales y la seguridad.

El presidente ruso, que proporcionó a 5 para octubre un nuevo acuerdo de arrendamiento de 30 para una base militar en Tayikistán (la principal línea de defensa de Rusia contra los islamistas radicales y el narcotráfico de Afganistán) dejó claro que Rusia está lista para cooperar con la OTAN en Afganistán, no porque a Rusia le guste la OTAN. sino porque se corresponde con los intereses rusos.

"Este es un enfoque muy pragmático, nada personal", dijo el camarada Putin.


Por lo tanto, para contrarrestar el posible narcotráfico y el flujo de armas desde Afganistán, que se habrían intensificado con la retirada de la mayoría de las fuerzas de la OTAN, Rusia realizó esfuerzos estratégicos en Tayikistán y Kirguistán. Al mismo tiempo, Moscú está presionando a Washington, ya que el contingente de la ISAF, a pesar de todos los fracasos y los "dobles estándares" de las fuerzas de la coalición, está resolviendo algunas de las tareas para garantizar la seguridad y la estabilidad, incluso en los intereses de Rusia. Solo queda esperar la claridad que el Pentágono debe aportar a la cuestión del número de tropas en Afganistán después del año 2014. Sin embargo, es poco probable que este tema se discuta antes de la inauguración del nuevo presidente (enero 20 2013). En cualquier caso, cuando se estudia el presupuesto de defensa del Congreso en 2013, queda claro cuánto militar planea mantener Washington en Afganistán. También quedará claro cuánta energía de la ISAF permanecerá allí, si solo permanecen.

Observado y traducido por Oleg Chuvakin.
- especialmente para topwar.ru
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

91 comentario
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión