¿Cuánto cuesta la unión de corea?

¿Cuánto cuesta la unión de corea?La confrontación de dos fuerzas en el territorio de la Península de Corea este año marca 67 años. El comienzo de la división fue la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, como resultado de lo cual la influencia soviética comenzó a intensificarse en la península de Corea. Como corresponde al segundo polo del mundo geopolítico, que (polo) en 1945 era los Estados Unidos de América, Washington decidió participar también en la formación de una nueva fuerza política en la región. Como resultado, la parte norte de la península coreana se convirtió de facto pro-soviética, y una parte del sur pro-estadounidense. En 1953, apareció una línea de demarcación, dividiendo la península en dos estados a lo largo del paralelo 38. Posteriormente, fue en Corea (además de la Alemania dividida) donde la confrontación entre las dos ideologías se manifestó más claramente. Además, si la confrontación alemana terminó con la caída del muro de Berlín, la confrontación de las dos Coreas continúa hasta el día de hoy.

En este caso, podemos hablar del número infinito de diferencias entre la civilización oriental, a la que pertenecen los coreanos, y la civilización occidental, a la que pertenecen los alemanes. Los representantes de la civilización oriental tienen un componente ideológico más fuerte y, por lo tanto, la confrontación entre las dos partes de la misma gente ni siquiera piensa en irse. historia. Pero, ¿existe la posibilidad de que las dos Coreas se unan de nuevo, habiendo llegado a una decisión de consenso?

Recientemente, los medios de comunicación de Corea del Sur publicaron información que, según parece, las autoridades surcoreanas han ofrecido repetidamente a sus colegas de la RPDC que vayan a acercarse. Dichas propuestas se hicieron en el marco de declaraciones sobre la posible celebración de cumbres bilaterales. De acuerdo con las declaraciones del ex empleado de la Administración Presidencial de la República de Corea, el actual presidente Lee Myung-bak 3 hace un año sugirió que Kim Jong-il organizara un "mezhdusboychik" coreano, sobre el cual tratar de desarrollar la llamada hoja de ruta para la convergencia de estados y pueblos. El mismo ex empleado de la administración del presidente de Corea del Sur dice que Kim Jong Il le dijo a Lee Myung-bak su "sí", pero al mismo tiempo exigió un "pequeño" financiero presente en forma de 0,5 mil millones de dólares. Se suponía que esta cantidad, en opinión de las autoridades de la RPDC, creaba una "atmósfera favorable" para las negociaciones.


Pero o el presidente de Corea del Sur sospechaba que Kim Jong-il intentaba llevarlo al borde de un escándalo de corrupción, o Lee Myung-bak, el presidente era mezquino, pero el hecho es que no hubo cumbre. Además, comenzó otra ronda de tensiones políticas y militares entre los dos estados, cuyo punto más grave fue el incidente en Yonpkhedo, una isla que pertenece geográficamente a Corea del Sur. Fue en noviembre 2010. Luego, las tropas surcoreanas decidieron realizar ejercicios en el Mar Amarillo, que es la polémica línea fronteriza del norte. Corea del Norte advirtió a sus "socios" del sur que no iba a mirar en silencio cómo el "ejército enemigo" araría en sus aguas territoriales. En respuesta, los surcoreanos dijeron que estas aguas son surcoreanas y, por lo tanto, Seúl hará lo que quiera en ellas. Como resultado, Pyongyang lo insultó por completo, dijo que durante los ejercicios, Seúl lanzó un par de proyectiles en el territorio de la RPDC. Después de eso, las tropas norcoreanas comenzaron, no menos que unos pocos, el bombardeo de la isla Yonpyeongo, como resultado de la cual murieron dos infantes de marina de Corea del Sur y varias docenas resultaron heridas. Los surcoreanos no se endeudaron y respondieron a Pyongyang con represalias. La situación está paralizada. Recordemos que por la amistad de los norcoreanos pedimos "solo" 500 millones de dólares. La palabra "todo" se usó porque, como resultado, ambos países perdieron solo un tercio de esta suma durante el conflicto en Yonpkhedo (más sus consecuencias) ...

En el callejón sin salida, ella permaneció incluso después de que Kim Jong-un ascendió a la presidencia en la RPDC. Inicialmente, Seúl (y no solo Seúl) pensó que el nuevo Kim era mucho más leal a los ideales capitalistas que su padre, pero Kim el Tercero disipó rápidamente todas las esperanzas de las autoridades surcoreanas, afirmando que si el Sur continuará liderando "hostil" política hacia las conquistas socialistas de la RPDC, luego se realizará un ataque nuclear a Seúl. De tales declaraciones en Corea del Sur surgió un estado de shock, del cual durante mucho tiempo no pudo salir.

Sin embargo, hoy los analistas políticos surcoreanos dicen que la situación en términos de acercamiento de la RPDC y la República de Corea podría despegar después de las elecciones presidenciales en el sur. Si un líder más pragmático está al frente de un país, puede aprovechar las debilidades de Kim Jong-un. Y muchas personas conocen las debilidades de este político hoy. Esta debilidad se asocia con el bienestar material. Obviamente, si los surcoreanos vuelven a hablar sobre la cumbre, Pyongyang aprovechará la oportunidad para recibir de ellos preferencias financieras. Pero al final, que Corea del Sur pague esos mismos 500 millones de dólares no es una carga tan pesada. Rusia por 10 mil millones perdona, y nada ...

Pero los surcoreanos, tal vez, estarían encantados de pagar sus pérdidas a sus hermanos del norte, pero solo temen que no se limiten a las demandas de una sola vez. Bueno, ¿qué más quería Seúl? ... Corea del Norte es una novia pobre, pero musculosa. Si el novio (Corea del Sur) no da regalos caros, puede incluso doler ... Es posible llamar a este chantaje de Corea del Norte, pero el chantaje está dentro de la misma familia. Junto con nuestros hermanos eslavos, a menudo también trabajamos a tope, pero luego comprendemos que es mejor liberar gas con petróleo más barato que recibir los siguientes palos de hostiles. No, para nosotros, por supuesto, nadie de los estados vecinos dispara conchas de artillería y no amenaza con un ataque nuclear con palabras, pero en nuestro caso hay problemas.

Resulta que Seúl es aún más probable que atraiga al Norte en sus brazos. Sí, tiene que desembolsar, pero puede llamarlo inversiones financieras prometedoras. Por supuesto, no se puede suponer que los norcoreanos se apresurarán hacia los sureños para las promesas de asistencia multimillonaria, pero todo depende de cómo presentar dicha asistencia ...

Si deja de lado las ambiciones y cambia a un lenguaje comprensible entre sí, puede atraer incluso a socialistas experimentados con capitalistas experimentados a la amistad. Y si la mentalidad de Alemania, como descubrimos, no puede citarse como ejemplo, entonces China es muy posible. Aprendimos cómo encontrar una simbiosis a partir de la integración de las ideas socialistas con las leyes del mercado. ¿Están los coreanos listos para hacerlo? - La pregunta es difícil ... Sin embargo, en el asunto del acercamiento entre las dos Coreas de hoy, hay muchos más partidarios de este proceso que los opositores de todo el mundo. Por supuesto, si el próximo "bastión del eje del mal" desaparece del mapa, entonces al Pentágono le resultará mucho más difícil ganarle al dinero para proteger al planeta de la "amenaza de Corea del Norte", pero desde el punto de vista de las perspectivas económicas, incluso para los Estados Unidos, puede encontrar un número suficiente de ventajas.

Hablando de la división coreana, podemos decir que hoy en día la situación se asemeja a una llaga crónica, a la que parece que todos se han acostumbrado, pero que sigue arruinando la vista, comenzando a picar en el momento equivocado. ¿Habrá suficiente fuerza e imaginación para resolver más de medio siglo de problemas? Estará claro después de las elecciones presidenciales en Corea del Sur.
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

70 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión