Canal nicaragüense: ¿El proyecto tiene futuro?

Los medios occidentales pretenden que el proyecto del canal nicaragüense no existe. Ninguno de los principales periódicos de los Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania puede encontrar material sobre este tema. No, no es que no haya ninguno en absoluto: las notas pequeñas aparecen: digamos, que algunos inversionistas mostraron interés en el canal nicaragüense, pero aún pensarán, pensarán largo y tendido ... Y luego debería haber un indicio de que No hay nada: está el Canal de Panamá.

Canal nicaragüense: ¿El proyecto tiene futuro?


No hay encabezados con signos de exclamación: "¡El proyecto del siglo!" O "¡Únete a las manos, amigos!"


Eso es, amigos. Y el proyecto tiene algunos amigos.

Los estados occidentales no están listados solo como amigos de Nicaragua, sino también como socios. Muy independiente el camarada Ortega, parado en este país al mando. Saludos a Chávez de la mano. Y con Castro. En general, un socialista. Este compañero constantemente ignora las instrucciones de Washington, como si él, es decir, Washington, no existiera en absoluto. Bueno, y Washington, en estricto acuerdo con el Antiguo Testamento, se encuentra con Ortega según el antiguo mandamiento, según el que dice sobre el ojo, un diente y una fractura.

Así que se ignoran mientras el camarada Ortega está buscando capital. Búsquedas, como se advierte al pasar. Huffington PostDebido a que Nicaragua no tiene suficiente dinero para un proyecto de este tipo, el país tendrá que buscar la atención de los inversionistas internacionales.

Octubre El presidente de 30, Nicaragua, confirmó que las compañías rusas participarán activamente en la construcción del canal interoceánico que conecta los océanos Pacífico y Atlántico. Dijo que con el retorno al poder del Frente Sandinista de Liberación Nacional de Nicaragua, las relaciones de larga data con Rusia se reanudaron en 2007, y esta cooperación en todas las áreas aprecia mucho al pueblo nicaragüense.

La ley sobre la construcción de un canal entre los océanos Atlántico y Pacífico a través de Nicaragua fue firmada por Ortega en julio. Anteriormente, un gran proyecto fue aprobado por el parlamento del país. Se supone que el canal será más ancho y más profundo que la contraparte panameña. (Por cierto, el Canal de Panamá, con su congestión, los atascos de tráfico, los buques esperan una semana para atravesar el canal, se está reconstruyendo, lo que debería aumentar su capacidad de carga).

El costo de construcción del canal nicaragüense, según cálculos, será de más de 30 mil millones de dólares. Se asume que el gobierno nicaragüense tendrá una participación de 51% en la empresa conjunta para la construcción del canal, y 49% pertenecerá a países o compañías que ganarán la licitación.

Pero solo pocas personas están ansiosas por ganarlo.

La información sobre el proyecto es difundida por muy pocos medios de comunicación hoy. Si no habla de nicaragüenses, son algunos medios de algunos países latinoamericanos. En Cuba, Prensa Latina escribe con entusiasmo sobre el canal. En Rusia, el proyecto se cubre en una variedad de medios, desde papel a formato electrónico, incluso en inglés. Los idiomas están escritos sobre él por la Fundación para la Cultura Estratégica, Russian Today, The Voice of Russia.

Otro mes después de que el presidente firmara la ley, el director del proyecto, Eden Pastor, dijo que el gobierno de Nicaragua mantuvo conversaciones con posibles socios extranjeros, entre ellos Japón, China, Rusia, Venezuela, Brasil y Corea del Sur.

Occidente y no huele.

30 mil millones no es mucho. Terreno favores la construcción del canal: no hay grandes elevaciones en el territorio, y existe la oportunidad de utilizar el Lago de Nicaragua.


"También es importante", escribe Alexey Pilko, "que la implementación de un proyecto tan grande finalmente traiga a la agenda de la comunidad internacional, que recientemente ha sido atormentada por la búsqueda de una forma de salir de todo tipo de conflictos y crisis, un proyecto verdaderamente creativo que tendrá un efecto beneficioso en el desarrollo de economía mundial Está claro que la propia Nicaragua no podrá "arrastrar" la construcción del canal ni financieramente ni en términos de ingeniería. Por lo tanto, el dinero, si la implementación del proyecto comienza en la práctica, será entregado por inversionistas internacionales ".


La nueva arteria transoceánica se convertirá en internacional y neutral en el sentido pleno de la palabra. Esto no se puede decir del Canal de Panamá: hasta 1999, permaneció bajo el control del "hegemon mundial".

Neil Nikandrov ("Fondo de Cultura Estratégica") señala que desde el punto de vista del Departamento de Estado, el Pentágono y los servicios especiales estadounidenses, la necesidad de un canal alternativo entre los océanos está atrasada: el Canal de Panamá está funcionando al límite de posibilidades. Pero el problema es que el presidente de Nicaragua es percibido en Washington como un político de un campo hostil, cuya cooperación es imposible.

Ortega, escribe el analista, sigue una política independiente, ignorando los gritos de Washington sobre la "inadmisibilidad" de ciertas acciones. La implementación del proyecto de construcción del canal fortalecería la posición de los sandinistas en el país y expandiría la influencia del bloque ALBA (Alianza de los Pueblos de América Latina). El presidente de Nicaragua no está cansado de repetir que la construcción del canal debe ser una causa común para los países de América Central.

"¿Unir las manos, amigos?"

No, no lo tomaremos. El canal es una amenaza para los intereses estadounidenses. Ortega tiene demasiada independencia. Hay demasiadas amistades latinoamericanas e incluso internacionales, incluso más peligrosas. Y al mismo tiempo muchos beneficios. No, no, y no otra vez.

"... En mayo, 2012 del año ... Phillis Powers llegó a Managua ... Su carrera diplomática fue dinámica: sirvió en Rusia, Polonia, Perú, Colombia, Panamá. <...> Fue la experiencia panameña la que determinó su dirección al puesto de embajador en Nicaragua. La construcción de un canal interoceánico es una prioridad para la embajada de los Estados Unidos en Managua. Los objetivos son específicos: recopilar información, hacer recomendaciones para evitar la implementación del proyecto, así como preparar tesis de la campaña de propaganda sobre su "poco prometedora".

Estas tesis ya están circulando ampliamente en los medios de comunicación. Dicen que el gobierno de Ortega, a partir de las "consideraciones tácticas", subestima la cantidad de inversión requerida para el proyecto: los costos ascenderán a 50-60 mil millones de dólares. Después de la finalización de la construcción, llevará varios decenios recuperar los costos, si es que se pueden recuperar. Nicaragua afirma tener una participación de 51% en el futuro consorcio, dejando a los inversores con todo el 49. Los posibles participantes en la construcción (Brasil, China, Japón, Venezuela, Corea del Sur y otros) deben considerar seriamente la rentabilidad del proyecto. No hay garantías de que el canal nicaragüense esté cargado de trabajo, ya que después de la modernización, Panamá conservará la mayoría de sus clientes tradicionales. "Es mejor que Rusia se abstenga del proyecto nicaragüense, porque para ella es más importante activar la Ruta del Mar del Norte y modernizar el Ferrocarril Transiberiano".


El proyecto del Canal de Nicaragua es verdaderamente grandioso. Con su construcción. se supone que se extrae 2,7 bcm m de suelo. Su longitud será 286 km (para comparación: la longitud del Canal de Suez es 171 km, y de Panamá 82 km), la profundidad es 22 m (Suezky 13 m), el ancho máximo de la calle es 12,5 m (en Suez 114 m m, en panama - xnumx m).

Gracias a los parámetros descritos, las embarcaciones marítimas de gran tonelaje con una capacidad de carga útil de hasta 270 mil toneladas podrían usar el corredor de agua nicaragüense (un competidor panameño puede omitir los transportes con un peso muerto de no más de 70 mil toneladas, y después de la actualización, que debe completarse con 2015, no más de 130 mil t).

Hoy en día, en el mundo solo hay buques 900 con un peso muerto de más de 130 mil toneladas. Los miembros de la comisión nicaragüense creen que para el año 2019, el "tiempo de lanzamiento" del canal, habrá tres veces más.

El proyecto del canal en varias variantes. esta hecho Ahora dos empresas holandesas. Costo de diseño - 720 mil dólares. Al comienzo de 2013, estará listo.

Hay verEn aras de construir un canal y al mismo tiempo reducir el desempleo en Nicaragua, el gobierno de Daniel Ortega puede hacer un trato con sus peores enemigos: los estadounidenses. Los inversionistas estadounidenses están supuestamente listos para invertir casi la mitad de los fondos necesarios, mientras que la otra mitad provendrá de Japón, Brasil, Corea del Sur, quizás Rusia y (casi indiscutiblemente) China.

Para obtener al menos alguna respuesta a la pregunta "estadounidense", escuchemos la fuente original.

El gerente de construcción del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, copresidente de la Comisión Intergubernamental Ruso-Nicaragüense de Cooperación Comercial, Económica y Científica-Técnica, Manuel Coronel Cowts dio una entrevista en noviembre. "Vida internacional"en el que dijo quiénes supuestamente participarían en la gran construcción del siglo:

“Mantuvimos conversaciones con Rusia, Brasil, Venezuela, China y Japón. Hay un acuerdo preliminar con una serie de otros estados. Pero tendrán que mostrar voluntad política, brindar apoyo económico al proyecto, adquirir acciones y convertirse en propietarios de una parte del consorcio establecido. Suponemos que cada acción costará mil dólares. Cualquier persona privada también puede convertirse en un accionista ... "


Manuel Coronel Cowts indicó que la construcción daría trabajo a aproximadamente un millón de nicaragüenses. También se dio cuenta:

"... Y con los Estados Unidos, no tenemos problemas. Hay empresas estadounidenses que están dispuestas a participar en el proyecto. Parte de las acciones que colocaremos en la bolsa de valores de EE. UU., Aproximadamente 2 millones 200 mil acciones, en la Bolsa de Nueva York. Además, tenemos la intención de contratar a una empresa de gestión, ya sea estadounidense o rusa, a través de una competencia. Técnicos y científicos pueden entrar en ella. Ella se encargará de todo el proceso de construcción. Hasta la fecha, nuestro proyecto en su alcance no tiene igual en el mundo. Este es verdaderamente el proyecto del siglo. Y estamos decididos a implementarlo ".


Así, un juego político es una cosa, y un proyecto económico es otra. Si el gobierno estadounidense considera necesario poner palos en las ruedas de Ortega, entonces el capital estadounidense privado puede tener su propia opinión. Ortega, al igual que su amigo Hugo Chávez, aún no ha sido incluido en la lista de terroristas internacionales.

Sin embargo, tal vez, los ardientes compañeros Ortega y Cautes sobrestiman la atención de los contratistas privados estadounidenses. Se pueden colocar acciones, pero lo principal es venderlas.

"... Se puede asumir - пишет El columnista Alexander Moiseev, que en diez años, cuando el Gran Canal Interoceánico de Nicaragua entre en servicio, y los primeros buques de carga pesada lo atraviesen desde el Atlántico al Pacífico y viceversa, la nueva vía fluvial se llamará Augusto César Sandino, quien una vez soñó con la libertad y la libertad. Independencia de su patria, soñó con el canal, luchó y dio su vida por ello. Soñaba con construir un canal interoceánico. Por lo tanto, sería bastante lógico aparecer en el mapa mundial del Canal Sandino. Pero la decisión sobre este tema de tomar solo a los nicaragüenses mismos ".


Por supuesto, es difícil imaginar que el canal, que lleva el nombre del "padre de la revolución democrática del pueblo antiimperialista", será construido por contratistas estadounidenses ...

Observado y traducido por Oleg Chuvakin.
- especialmente para topwar.ru
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

39 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión