Lucha por el Cáucaso. Finales del siglo XVI - XVII. Parte 2

Shah Abbas tenía planes de largo alcance para el norte del Cáucaso. Después de nuevos éxitos en la guerra con Turquía, el Sha iraní decidió conquistar Daguestán por completo. En 1611-1612, las tropas persas, que pasaban por la parte sur de Daguestán, encontraron inesperadamente una fuerte resistencia de la unión de las sociedades libres de montañas Akush-Dargo. Casi todas las aldeas de Akushians y Dargins tuvieron que ser tomadas por la tormenta. Después de días de lucha, las tropas de Shah se vieron obligadas a retirarse.


En 1614-1615 Las tropas del Shah repitieron la campaña en Daguestán. Sin embargo, tampoco tuvieron éxito, y fueron a Derbent. Abbas no aceptó la derrota y siguió intentando conquistar las regiones del norte del Cáucaso. Pronto hubo noticias de que el sha persa estaba recogiendo tropas para conquistar las tierras de los kumyks y los circasianos kabardianos. Abbas se jactó de que alcanzaría el Mar Negro y Crimea. En 1614, el Shah ordenó al Shamakhi khan Shikhnazar que se preparara para la campaña de 12 a miles de guerreros. Los persas planearon tomar la fortaleza rusa de Terki, plantar allí al gobernador y unir la tierra de los Kumyks a Shamakha y Derbent. Similar noticias Alarma enormemente a la población local. Los comandantes rusos del Terek informaron a Moscú que habían encontrado "gran temor" en los príncipes Kumyk y murz, y que estaban pidiendo ayuda al reino ruso. En Moscú, después de enterarse de los planes del Shah, le enviaron una carta en la que exigían que el Shah no arruinara su amistad con Rusia, "para no entrar en las tierras kabyk y kabyk", ya que estos territorios pertenecían al zar ruso.

Shah Abbas en relación con el norte del Cáucaso realmente hizo planes estratégicos. Al planear un ataque en Daguestán, Abbas ahora quería enviar tropas desde el este de Georgia a través de Osetia del Norte y Kabarda. Con el éxito de la ofensiva, planeó construir fortalezas en los ríos Terek y Koisu, dejando allí guarniciones. Así, el estado persa tuvo que consolidarse en la parte noreste del Cáucaso. Los persas "zanahorias y palos" pudieron atraer a su lado a los príncipes de Kabard, Mudar Alkasov, cuyas tierras se extendían hasta la garganta de Darial. En 1614, el príncipe viajó a Abbas y regresó con el "pueblo Shah", comenzó a trabajar para fortalecer el camino del Cáucaso, de modo que las tropas de Abbas pudieran pasarlo.

Sin embargo, en 1616, la guerra de Turquía con Irán se reanudó, y durante algún tiempo la ruptura continuó hasta 1639 (las guerras 1616 - 1618 y 1623 - 1639). Porta comenzó la guerra tratando de recuperar el territorio perdido. En el otoño de 1616, el ejército turco sitió sin éxito a Nakhichevan y Ereván. En 1617, los destacamentos de Crimea atacaron a Ganja y Julfa, y luego, junto con el ejército turco, se acercaron a Tabriz. Sin embargo, 10 de septiembre 1618, el ejército turco-de Crimea fue derrotado por Shah Abbas en el valle de Serabi. El gobierno turco se vio obligado a firmar la paz en 1619, dando a Persia la libertad de acción en Kartli y Kakheti.

Durante la guerra, los turcos trataron de obtener el apoyo de los señores de las montañas para abrir el camino a la caballería de Crimea a la costa del Caspio. Estimados regalos fueron enviados a los príncipes kabardianos. Sin embargo, la caballería de Crimea no eliminó a Transcaucasus a lo largo de la costa del Caspio, ya que el camino fue cerrado por las fortificaciones rusas en el Terek. Los turcos tuvieron que transportar tropas tártaras desde Crimea a Georgia en barco. Los turcos y el Khan de Crimea continuaron sus intentos de sobornar a los señores feudales Kabardian, Kumyk y Nogai para atraerlos a luchar contra Persia, pero estas acciones no tuvieron mucho éxito. Los señores feudales con mucho gusto recibieron regalos, pero no querían luchar del lado de Turquía.

Después de la victoria sobre Turquía, Abbas volvió a sus planes para conquistar el Cáucaso. Estableció el control sobre Georgia y trató de subyugar a Daguestán. Shah Abbas I obligó al rey de Kakhet, Teimuraz I a enviar a su madre y dos hijos a Irán como rehenes (fueron torturados), otro hijo murió en la guerra con los persas. El gobernante persa dos veces con un gran ejército invadió las tierras georgianas, el país fue devastado, los pueblos e iglesias fueron saqueados, una parte significativa de la población fue reasentada. Según algunos datos, hasta 100 miles de habitantes de Kakheti fueron asesinados y otros 100 mil fueron secuestrados en Irán. En lugar de ellos, hasta 15 miles de patios de los "tártaros" azerbaiyanos se establecieron en Georgia, pero pronto los georgianos se rebelaron y mataron a todos, ni siquiera a niños. Cabe señalar que métodos de guerra similares fueron característicos de ese tiempo y región. Los opositores organizan regularmente actos de genocidio local.

Abbas continuó presionando a Daguestán. Por orden suya, el ejército del señor Derbent entró en la playa de Daguestán y obligó al Sultán-Mahmud Endireyevsky a reconocer la autoridad del Sha de Persia. En 1620-1622 Bajo el decreto del Shah, las tropas de sus vasallos de Derbent Barhudar Sultan y Shemakha Yusup Khan hicieron un viaje al valle de Samur, en el sur de Daguestán, capturando la aldea de Akhty. Sin embargo, el éxito de las fuerzas de Shah no se pudo lograr.

Junta de Sefi I

Después de la muerte de Abbas, los persas continuaron su política de expansión en el Cáucaso. Sefi I, el nieto de Abbas (mató al hijo, nombró heredero a su nieto), reinó de 1629 a 1642 durante todo el año, planeaba construir fortalezas en Sunzha y Terek. Las fortificaciones se erigirían con la ayuda de un destacamento de Shagin-Giray, la población local y 15, miles de patas de la Pequeña Horda. Además, se suponía que el trabajo debía cubrir 10-mil. Cuerpo persa De ser necesario, se suponía que debía enviar 40-mil al Cáucaso Norte el ejercito Sin embargo, estos planes no fueron implementados. Casi todos los gobernantes locales se negaron a apoyar este proyecto. Además, el estado persa estaba ocupado con la guerra con Turquía, y hubo intensos combates en Mesopotamia y Georgia. Esto unió a las principales fuerzas persas, ya que en la guerra en el norte del Cáucaso no hubo fuerzas significativas. La guerra en el sur del Cáucaso fue acompañada por el exterminio y el secuestro de la población local, un robo sin restricciones. La guerra entre Irán y Turquía terminó en 1639 con la firma del tratado Qasr-Shirin (Zohab), que confirmó las condiciones de la paz 1612 del año, es decir, los persas tuvieron que abandonar sus conquistas en Irak, pero conservaron los territorios previamente ocupados en Transcaucasia. Después de esta guerra, la paz se estableció durante un largo período entre las dos grandes potencias, ya que las fuerzas eran aproximadamente iguales, y la reanudación de las hostilidades parecía desesperada para ambos gobiernos.

Habiendo completado la guerra con el Imperio Otomano, Sefi pudo volver al problema de tomar el norte del Cáucaso. Esto llevó a los gobernantes de Daguestán a buscar ayuda en el reino ruso. La captura de Daguestán por los persas no redundaba en interés de Moscú. En 1642, el Embajador de Shah, Adzhibek en la Orden de Embajadas, fue informado oficialmente de que "para Royal Majesty es necesario que Kois y los turcos deban abastecer a las ciudades, porque esa es la tierra de Royal Majesty". Sefi no pudo realizar sus planes de apoderarse de Daguestán, en 1642, murió de embriaguez.



Tablero Abbas II (1642 - 1667)

Son Sefi continuó la política de sus predecesores, tratando de implementar lo que fallaron. Abbas II fue el segundo en cambiar de táctica y de las invasiones abiertas, cambió a un cambio de ciertos maestros objetables. En 1645, un destacamento de las tropas de Shah entró en Kaitag y desplazó al señor feudal local, utsmy. El origen de esta palabra no está claro: según una versión, proviene de la palabra árabe "ismi" - "eminente", en la otra - de la palabra judía "otsulo", que significa "fuerte, poderoso". Hay que decir que Kaytag utsmiystvo fue considerado una de las posesiones feudales Kumyk-Dargin más influyentes de Daguestán en los siglos XVI a XVII. Utsmy Rustam Khan no iba a rendirse sin luchar, reunió a sus partidarios y derrotó a los persas, expulsándolos de sus posesiones. El enfurecido Shah Abbas envió un destacamento más numeroso a Kaytag Utsmiystvo, los persas nuevamente ocuparon la región montañosa y expulsaron a Rustam Khan. En su lugar, Amir Khan Sultan, leal a Persia, estaba sentado. Los persas planearon establecerse en la provincia, construyendo una fortaleza allí.

Estos eventos obligaron a los señores feudales de Daguestán a pedir ayuda al reino ruso. Ellos entendieron que por separado, no tienen oportunidad de resistir a la poderosa Persia. Andireevsky Vladyka Kazanalip escribió al soberano Alexey Mikhailovich: “Yaz (c) Kyzylbashsky y Crimea, no me refiero a los turcos, su soberano es un esclavo directo. Sí, te golpeé con tu frente, el gran soberano: solo me dirían que presionara a Kizylbashen, oa nuestros otros enemigos, para atacarnos, y tú, el gran soberano, me dirías que ayudes a los militares de Astrakhan y Terek y al Gran Nagai para que te ayude ". Moscú envió fuerzas militares adicionales a Terek. Al mismo tiempo, se exigió al Shah de Persia que retirara sus tropas de Daguestán. Abbas no se atrevió a llevar el asunto a la guerra con Moscú y retiró sus fuerzas del norte del Cáucaso. Esto fortaleció notablemente la autoridad del reino ruso entre los gobernantes de Daguestán.

Incluso el persa designado Amir Shah dio las terribles palabras del gobernador sobre la lealtad al soberano ruso. Él escribió a Turki, que "habrá bajo el reino del zar y el shah Abbasov de la Majestad con su mano en las manos de la esclavitud". Utsmiy también dijo que si el Sha lo permite, está listo para prestar el juramento de Moscú en nombre de todas las posesiones para estar bajo el brazo real en "eterno servil implacable hasta su muerte". Es cierto que está claro que tales votos y garantías cuestan poco. Los gobernadores reales y los generales imperiales aprendieron rápidamente la lección de que en Oriente prestan juramentos con facilidad (incluso en el Corán), pero también los rompen con facilidad. En el Cáucaso y el Este (y en todo el mundo), la fuerza y ​​la voluntad política fueron las más apreciadas.

En la capital iraní, Isfahan (se convirtió en la capital de Shah Abbas I) no aceptó esta derrota y no tuvo la intención de abandonar los planes para la conquista de Daguestán y todo el Cáucaso del Norte. Persia estaba en la cima de su poder militar y político y no iba a retirarse. Los persas comenzaron a preparar una nueva campaña en el norte del Cáucaso. La caminata tuvo lugar en 1651-1652. Además de los destacamentos persas, las tropas de Shemakha y Derbent tomaron parte en él. Utsmiy Amir-Khan Sultan, Shamkhal Surkhay y Kazanlip Endireevsky también se unieron a los persas bajo la amenaza de represalias inmediatas. Después de haber arruinado las tierras kabardianas, el ejército del shah multinacional intentó tomar la ciudad de Sunzhensky, pero fracasó. Después de esta campaña, los gobernantes de Daguestán, que habían roto sus votos a Moscú, tuvieron que explicar su comportamiento. En la carta, explicaron que fueron a la guerra con los príncipes kabardianos, que también allanaron sus posesiones. La carta informaba que no habían ofendido a un solo ruso.

Abbas II expresó su descontento con el fracaso de la marcha a la ciudad Sunzhensky. Se decidió continuar con la ofensiva. Por Derbent comenzó a apretar las tropas 8 Khans. En el territorio capturado, el Sha planeaba construir dos poderosas fortalezas cerca de Terkov y Salt Lake por las fuerzas locales. Se suponía que cada fortaleza estaba ubicada en 6 miles. Guerreros. La implementación de este plan podría cambiar dramáticamente la situación geopolítica en la región. En tal escenario, Rusia fue completamente expulsada del norte del Cáucaso, y los persas recibieron poderosos puestos avanzados para controlar la región. Sin embargo, este plan no se realizó.

El Sha iraní se vio obligado a abandonar las campañas directas y participar en la "diplomacia". Los persas intentaron reemplazar a los señores feudales objetables con luchas civiles feudales más dóciles y apoyadas. Al mismo tiempo, las firmas (diplomas) fueron enviadas a Daguestán con el reconocimiento de los derechos de propiedad de los gobernantes locales. Así, los dueños locales se convirtieron formalmente en vasallos del Shah. El gobierno iraní envió regalos caros.

Bajo Shah Soleiman Sefi (que gobernó entre 1666 y 1694 durante años), Irán no ha avanzado en el norte del Cáucaso. Este gobernante era débil, de voluntad débil, prefería el alcohol y las mujeres, no los asuntos militares.

Lucha por el Cáucaso. Finales del siglo XVI - XVII. Parte 2

Shah Abbas II.

La política rusa. Relaciones con georgia

Moscú, a pesar de todas las dificultades de las primeras tres décadas del siglo 17, retuvo a Turquía. Durante el primer zar ruso de la dinastía Romanov, el ingeniero holandés Clausen fue enviado a Turki, quien fortaleció las fortificaciones. La segunda vez que la fortaleza fue renovada bajo Alexey Mikhailovich en 1670, el trabajo de fortificación se llevó a cabo bajo la dirección del coronel escocés en el servicio ruso de Thomas Behley.

Virtualmente, la única operación militar importante de las tropas rusas en el norte del Cáucaso en el siglo 17 fue una campaña en 1625 en el año del gobernador de Terkov, Golovin, en Kabarda, para reprimir el malestar que se hizo eco de los Problemas en Rusia. Incluso en este difícil momento, la mayoría de los señores feudales de Kabardian se mantuvieron leales al estado ruso, participando más de una vez en campañas conjuntas contra el Khanate de Crimea.

En el siglo 17, la agravación de Daghestan a Rusia fue causada por la presión constante de Persia. En 1610, el propietario de Tarkovsky con varios príncipes Kumyk prestó juramento a la ciudadanía rusa en la fortaleza de Turki. Pero en el futuro, Shamkhala y otros gobernantes de Daguestán tuvieron que reconocer el poder supremo del Sha de Persia. Sin embargo, están en esta posición. Entonces, Shamkhal de 1614 a 1642 año envió embajadas de 13 a Moscú. Los sujetos de Moscú también se convirtieron en Kaytagsky utsmiy Rustam Khan.

En general, hay que decir que en el siglo 17, Rusia avanzó mucho menos en el Cáucaso que durante el reinado de Iván el Terrible. Bajo Ivan Vasilyevich, se establecieron fuertes vínculos amistosos, dinásticos, religiosos y culturales con el norte del Cáucaso y Georgia. Está claro que este debilitamiento de posiciones se asoció con una serie de factores objetivos. Distemper e intervención debilitaron enormemente a Rusia. Turquía e Irán se aprovecharon de esto, habiendo subyugado las vastas tierras caucásicas, socavaron fuertemente el cristianismo allí, difundiendo el Islam en el norte del Cáucaso. Como resultado, solo la parte extremadamente oriental de la futura línea caucásica quedó detrás de Rusia.

Relaciones con Georgia. Los georgianos, oprimidos por Persia y Turquía, estaban claramente en el reino ruso. De hecho, en Moscú era su única esperanza de supervivencia, la preservación de la fe. Esperaban el patrocinio de una Rusia fiel y ortodoxa. La esencia de sus peticiones en este momento se expresó en la oración: "Pero no tenemos esperanza para nadie excepto para usted ...".

En 1616-1619 Se restauraron los lazos con Kakheti. Teimuraz Esperaba asistencia militar a Rusia en la lucha contra Persia. 1623, otra embajada georgiana encabezada por el arzobispo Teodosio visitó Rusia. En 1635, Teimuraz envió una embajada a Moscú encabezada por el Metropolitano Nikifor, solicitando protección y asistencia militar. En 1639, el Metropolitano Nikifor llegó a Moscú por segunda vez con una solicitud de asistencia financiera y militar. En 1642, el área metropolitana, junto con los embajadores rusos, el Príncipe EF Myshetsky y el secretario I. Klyucharyov, presentaron una patente sobre la aceptación de las tierras de Iversk bajo la protección del estado ruso.

En 1638, el rey de Megrelia, León, envió un diploma con el embajador, el sacerdote Gabriel Gegenava, donde solicitó la ciudadanía rusa para su pueblo. En septiembre 1651, el propietario de Imereti besó la cruz de lealtad al soberano ruso. Después de eso, una embajada encabezada por Japaridze y Archimandrite Evdemon fue enviada a Moscú. 19 mayo 1653, el zar Alejandro III de Imereti recibió una carta de agradecimiento del zar Alexei Mikhailovich sobre la aceptación de Imeretia en la ciudadanía rusa. Al comienzo de 1657, los ciudadanos de las regiones montañosas del este de Georgia, Tusheti, Khevsureti y Pshavi, solicitaron la ciudadanía rusa: “... te imploramos, nos peguen con tu cabeza, para que puedas llevarnos a tu servicio y ejército. Desde hoy, hemos aceptado tu ciudadanía ". Georgia buscó unirse a Rusia y recibir apoyo político, militar, espiritual y material de los rusos. Es cierto que había un gran "pero", Rusia y las posesiones georgianas entonces no tenían una frontera común.
Ctrl enter

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

6 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión

  1. Teléfono móvil
    Teléfono móvil 14 diciembre 2012 10: 53 nuevo
    • 2
    • 0
    +2
    Solo gracias a Rusia, georgianos, armenios, osetios sobrevivieron como cristianos y como nación.
    1. omsbon 14 diciembre 2012 11: 11 nuevo
      • 1
      • 0
      +1
      ¿Alguno de ellos recuerda a quién le deben? NO, no lo recuerdan, la mayoría de ellos tienen amnesia.
      Deben ser conducidos desde Rusia a sus tierras históricas. !
      1. Teléfono móvil
        Teléfono móvil 14 diciembre 2012 11: 51 nuevo
        • -3
        • 0
        -3
        Cuando bebo con los armenios, siempre levantamos la tostada To Bayazet.
  2. Lakkuchu
    Lakkuchu 14 diciembre 2012 11: 13 nuevo
    • 0
    • 0
    0
    ¿Quién simplemente no subió al Cáucaso ... stsuki! Se aprovecharon del hecho de que muchos pueblos y todos son relativamente pequeños en número, especialmente en el norte del Cáucaso y actuaron según el principio de "divide y vencerás".
  3. kAhora
    kAhora 14 diciembre 2012 14: 52 nuevo
    • 1
    • 0
    +1
    "Después de la muerte de Abbas, los persas continuaron la política de expansión en el Cáucaso".

    Los safavidas eran una dinastía azerbaiyana, no una persa.

    http://ru.wikipedia.org/wiki/Сефевиды
    1. Yeraz 15 diciembre 2012 00: 41 nuevo
      • 3
      • 0
      +3
      Cita: k ahora
      Los safavidas eran una dinastía azerbaiyana, no una persa.

      Sí, pero con Abbas llegando al poder, se dio preferencia a los persas en el poder.
      Por cierto, no posee la información ¿por qué Abbas personificó el poder de los Safavids, por así decirlo?
  4. mamba
    mamba 14 diciembre 2012 16: 24 nuevo
    • 4
    • 0
    +4
    Los georgianos, oprimidos por Persia y Turquía, estaban claramente en el reino ruso. De hecho, en Moscú era su única esperanza de supervivencia, la preservación de la fe. Esperaban el patrocinio de una Rusia fiel y ortodoxa. La esencia de sus peticiones en este momento se expresó en la oración: "Pero no tenemos esperanza para nadie excepto para usted ...".
    Y cuando recibieron el patrocinio ruso y las garantías de seguridad, a espaldas de Moscú, la élite georgiana comenzó a sentirse peor por sus defensores, que no les dieron rienda suelta en disputas, robos y la captura de esclavos. Fue entonces cuando surgió la rusofobia entre los aristócratas georgianos, que sobrevivieron a salvo a nuestros tiempos y crecieron hasta alcanzar el tamaño odioso en la Georgia moderna, que literalmente impregna toda la sociedad.