Military Review

Petróleo, armas y kurdistán iraquí.

8
Petróleo, armas y kurdistán iraquí.Moscú se dirige a la diversificación de socios en la región


Al final de 2012, se llevaron a cabo importantes manifestaciones antigubernamentales en Irak, que agravaron gravemente la situación política interna y nuevamente pusieron en la agenda el problema de resolver la disputa territorial entre las autoridades federales y la autonomía nacional kurda. La naturaleza no resuelta de este problema amenaza con continuar con un conflicto étnico de larga duración, que tendrá un impacto negativo en la situación general ya compleja en toda la región. Mientras tanto, a fines de febrero 2013, tuvo lugar la primera visita oficial del Presidente del Kurdistán iraquí, Massoud Barzani, a Rusia, que marcó los nuevos vectores de la política exterior rusa.

La aparición de Iraq como estado en los últimos tiempos tuvo lugar bajo la influencia de factores heterogéneos en el contenido interno y externo, que incluyen, en primer lugar, la posición natural y geográfica, histórico y el desarrollo socioeconómico de los territorios, así como la propia sociedad iraquí, que tiene una estructura muy compleja y heterogénea. Se formó después de la consolidación política del país bajo un mandato británico de comunidades étnicas, religiosas, tribales y locales completamente heterogéneas de las cuales se formó Irak después del colapso del Imperio Otomano. Por lo tanto, una de las cuestiones más importantes del período de desarrollo independiente de este estado fue la cuestión de la relación de las provincias individuales con las autoridades centrales, mientras que la cuestión de la autonomía de la región kurda del norte siempre ha ocupado un lugar central. Esto se debió a la importancia que esta provincia tiene para la industria petrolera iraquí: del total de reservas probadas de Irak (143 mil millones de barriles), tiene aproximadamente 45 mil millones.

Lucha por la autonomía

Cuando la ley sobre la autonomía de Kurdistán se aprobó en 1974, la ciudad de Kirkuk permaneció fuera de su marco, lo cual fue percibido de manera muy negativa por los líderes del movimiento nacional kurdo. En 1975, estalló una guerra entre los kurdos y el gobierno iraquí, después de lo cual se siguió activamente la política de decaudización de Kirkuk. Como resultado, según diversas estimaciones, más de 700 se destruyeron aldeas kurdas.

Desde la segunda mitad de 70, dos fuerzas políticas operaron en Kurdistán: el Partido Democrático del Kurdistán (PDK) liderado por Massoud Barzani y la Unión Patriótica del Kurdistán (PUK) creada por Jalal Talabani. Hasta la mitad del 90-x no se produjo su convergencia, aunque esto habría contribuido a la guerra entre Irán y Irak. Por el contrario, al comienzo del 80-x comenzaron feroz enfrentamientos entre las unidades armadas del KWP y el KPS. Solo después de las graves derrotas de los kurdos del ejército iraquí, entraron en negociaciones, dividieron los escaños en el parlamento kurdo en 1992 y crearon un gobierno de coalición. Pero esto no condujo al cese de la lucha entre las dos asociaciones kurdas. Durante mucho tiempo, en realidad había dos gobiernos en el Kurdistán iraquí, y solo al final de 2002 lograron formar un solo gabinete de ministros.

La operación militar 2003 del año trajo ciertos sentimientos separatistas al movimiento kurdo. Los kurdos se convirtieron en el pilar principal de la política estadounidense de crear un gobierno provisional en Bagdad y desarrollar una nueva constitución que contribuyera a la politización del particularismo comunitario. De acuerdo con esta ley fundamental de Irak, que sentó las bases legales de un estado descentralizado federal, comenzó el proceso de formación de las autoridades superiores en el Kurdistán iraquí (capital - Erbil). La elección de 2009 para el parlamento local terminó con la victoria de la alianza gobernante formada por el KDP y el PUK, pero esto no resolvió los problemas kurdos. Las contradicciones políticas internas asociadas con los muchos años de confrontación entre los dos partidos y sus líderes continuaron persistiendo. La situación socioeconómica en la autonomía siguió siendo difícil, lo que causó disturbios que comenzaron en enero del año 2011.

Finalmente, uno de los problemas políticos más importantes fue la disputa entre el Kurdistán y el centro iraquí sobre los territorios en el norte del país: Kirkuk, Nineveh, Diala. Bagdad se opone firmemente a la expansión de las fronteras de la Región Autónoma Kurda, y los kurdos se esfuerzan por incluir a Kirkuk en la autonomía y su plena sumisión al poder de Erbil. En el centro de la disputa está el problema de la distribución de los ingresos por la venta de petróleo producido en Kurdistán, ya que el campo Kirkuk descubierto en 1907 es uno de los más grandes del mundo. No es casualidad que sea aquí donde los actos terroristas por motivos interétnicos han estado ocurriendo cada vez más recientemente. El gobierno federal está tratando de desplegar sus tropas en esta área, que se encuentran con la resistencia de los guardias kurdos, grupos peshmerga armados que controlan los territorios en disputa.

El Kurdistán iraquí tiene su propia constitución, organismos gubernamentales, fuerzas armadas y más de 30. Las misiones diplomáticas extranjeras están acreditadas en la región. De acuerdo con las reglas existentes, el gobierno kurdo tiene el derecho de recibir su parte de las ganancias de la venta de petróleo producido en su territorio, pero todas las transacciones para otorgar derechos a los campos deben hacerse a través del gobierno central, respectivamente, y parte de las ganancias permanece con Bagdad. Sin embargo, inmediatamente después del derrocamiento de Saddam Hussein, el gobierno kurdo comenzó a celebrar contratos independientemente del centro, declarándose a sí mismo como una fuerza política independiente que persigue una política nacional e internacional independiente. En 2011, el jugador más importante en el mercado petrolero, Exxon Mobil, decidió negociar con Kurdistán, cuyo ejemplo fue seguido por Chevron, quien se compró el derecho a participar en dos proyectos cerca de la ciudad de Erbil. Bagdad respondió de inmediato y privó a estas compañías de contratos en el resto de Irak, pero esto no detuvo a los estadounidenses. Ya en 2012, French Total SA anunció la compra de una acción en proyectos kurdos. Los productores extranjeros de petróleo estaban dispuestos a perder grandes contratos en el sur y centro del país por el bien de las posiciones en Kurdistán. Esto se debe al hecho de que la autonomía creó un régimen fiscal y de inversiones favorable, adoptó una legislación sobre recursos naturales y existen condiciones relativamente seguras para que vivan los extranjeros.

Las compañías extranjeras (actualmente alrededor de 50) están trabajando para asegurar la creciente independencia del Kurdistán iraquí. Esto complica seriamente las relaciones con Bagdad. En la primavera de 2012, estalló un escándalo: las autoridades de la autonomía declararon que el gobierno central les debía más de quinientos millones de dólares por el petróleo exportado. El liderazgo iraquí reconoció la deuda, pero la explicó a los problemas técnicos.

Kirkuk de la discordia

En el contexto de la lucha por los ingresos del petróleo, la cuestión de la identidad histórica de Kirkuk, que ha adquirido una importancia fundamental, comenzó a ser discutida activamente. En junio, 2009, el gobierno de Kurdistán aprobó un borrador de una nueva constitución regional, según la cual esta ciudad se incorporó a la región autónoma. Al mismo tiempo, la controversia que lo rodea forma parte del debate en curso sobre la independencia kurda, que se intensificó durante la llamada Primavera Árabe. El presidente del Kurdistán iraquí, Massoud Barzani, criticó duramente las actividades del gobierno central y dijo que la alegría de declarar la independencia del Kurdistán no está lejos, pero esto se hará en un momento adecuado para los kurdos. La actividad de los kurdos iraquíes, dirigida a consolidar a todo el grupo étnico en la región (principalmente en Turquía y Siria), aumentó significativamente después de que los estadounidenses se negaran a apoyar los esfuerzos de autonomía para crear un estado independiente.

Los árabes, los turcomanos y Turquía, que se posicionan como un poder regional y luchan contra cualquier manifestación del nacionalismo kurdo, se oponen categóricamente a la transferencia de Kirkuk a los kurdos. Unir esta ciudad a la autonomía significará una mayor independencia económica y la autosuficiencia territorial de Kurdistán. Ankara no puede permitir esto, que durante un largo período (desde la mitad de los 20-s) se vio obligado a soportar la pérdida del vilayet Mosul.

Mientras tanto, Turquía continúa desarrollando relaciones con el gobierno central y con la región kurda autónoma, y ​​las empresas e inversores turcos han comenzado a penetrar activamente en la región. Al mismo tiempo, Ankara obtuvo el apoyo de los kurdos iraquíes y logró el reconocimiento de que los derechos de los kurdos turcos deberían ejercerse exclusivamente en el marco de una Turquía unificada.

La controversia política entre Bagdad y Erbil se agravó considerablemente después de la visita del Ministro de Asuntos Exteriores de Kirkuk en agosto, Ahmet Davutoglu, a 2012 en agosto. El evento fue cubierto como una visita histórica: el primer funcionario turco de alto rango en los últimos años de 75. El Ministerio de Relaciones Exteriores iraquí se manifestó enérgicamente contra este viaje a la ciudad en disputa, describiéndolo como una violación de la soberanía de Irak. El primer ministro iraquí, Nouri al-Maliki, indicó que la intervención turca en los asuntos de su estado abriría las puertas a otros gobiernos y pondría a todo el país en una situación difícil. Al mismo tiempo, aseguró: las autoridades iraquíes no permitirán la continuación de esta práctica de los líderes turcos.

Diversificación de los socios rusos.

En medio de la crisis en las relaciones entre el gobierno central de Irak y la autonomía kurda, Erbil está persiguiendo activamente una política de fortalecimiento de su independencia económica. Esto se ve facilitado por las disposiciones de la constitución iraquí, que otorga a los kurdos amplios poderes para resolver los problemas políticos y petroleros, así como la ley regional sobre hidrocarburos, que permite a las autoridades celebrar contratos con inversionistas extranjeros. En diciembre, 2012, el primer ministro del gobierno kurdo anunció que el Kurdistán iraquí es una parte importante del mapa energético mundial y de los planes para desarrollar rutas de exportación en un futuro próximo. Esto fue confirmado por el inicio de la construcción del oleoducto a Turquía, sin pasar por las autoridades federales y las disposiciones constitucionales.

Estas contradicciones políticas internas de Irak están actualmente complicando seriamente la cooperación ruso-iraquí. Los líderes del Kurdistán intentaron presionar al gobierno de Nuri al-Maliki para que revisara el acuerdo con Rusia y la República Checa sobre el suministro de armas a Irak. Esto se debe a los graves temores de los kurdos de que este оружие puede dirigirse contra la autonomía, que, al parecer, no excluye los conflictos militares con Bagdad por Kirkuk. A esto se agregan importantes riesgos políticos (en curso de oposición étnico-confesional) y legales para empresas extranjeras, debido al hecho de que el estado de derecho en Irak no se ha desarrollado, y las leyes que regulan las actividades de capital extranjero y las inversiones aún no están completamente desarrolladas.

La visita oficial del Primer Ministro iraquí a Moscú en el otoño de 2012 muestra el fortalecimiento gradual de las relaciones económicas entre los dos países. Un importante avance fue el contrato para el suministro de armas y tecnología rusas a Iraq por un monto superior a los cuatro mil millones de dólares (los helicópteros de ataque 30 Mi-28H, 42, el complejo de misiles antiaéreos "Pantsir-S1"). Además, se iniciaron negociaciones sobre la adquisición de cazas MiG-29M, vehículos blindados pesados, radares y otros equipos.

Este es el primer contrato oficial en esta área después del derrocamiento del régimen de Saddam Hussein, del cual la Unión Soviética fue el principal proveedor de armas. Marcó un giro serio en la política exterior de Irak, ya que esbozó las prioridades iraquíes en esta área estratégica más importante, donde Rusia tradicionalmente compite con los Estados Unidos. Durante su visita oficial, Nouri al-Maliki enfatizó que Rusia siempre ha sido uno de los amigos más íntimos de Irak y Bagdad considera a Moscú como un socio con quien está unida por intereses y objetivos comunes. Ahora, tal objetivo común se ha convertido en la situación en Siria, sobre la cual la parte iraquí ha tomado una posición firme. El Primer Ministro de Irak, incluso durante la próxima cumbre de la Liga de los Estados Árabes (LAS), celebrada en Bagdad en marzo 2012, dejó en claro que no estaba interesado en cambiar el régimen de Assad. En la capital rusa, dijo: Irak apoya al pueblo sirio en su lucha por la libertad y la democracia, pero al mismo tiempo destacó que se decidió "no ser el tipo de leña que arde en el fuego sirio". Está claro que esta posición está muy en desacuerdo con el enfoque unilateral del tema de Siria, propuesto por Occidente, cuya posición hasta hace poco estaba asociada con la política oficial de Irak. La visita de Nuri al-Maliki a Moscú, por supuesto, no debe considerarse como la rendición real de la Bagdad de Washington "a sus rivales estratégicos irreconciliables: Rusia e Irán", sino el establecimiento de contactos políticos más estrechos (que son inevitables debido al hecho de que Los instructores rusos y los especialistas técnicos irán) pueden ser considerados como una gran victoria política para Moscú.

En cuanto a la cooperación en el sector petrolero, las compañías rusas están ingresando gradualmente en el mercado de hidrocarburos iraquí, aunque se enfrentan a la seria competencia de las principales empresas europeas y estadounidenses que luchan por el derecho a desarrollar nuevos campos. A pesar de que en 2008, Rusia canceló más del 90 por ciento de la deuda nacional con Irak, LUKOIL no recibió las preferencias prometidas para desarrollar el proyecto West Qurna-2.

Inmediatamente después de la visita del primer ministro de Irak a Moscú, el presidente de Kurdistán, Masood Barzani, también recibió una invitación oficial para visitar la capital rusa. Al conocer la reacción negativa del gobierno iraquí a esto, uno puede asumir: Rusia, temiendo que pueda ser difícil aprobar el contrato de armas del presidente iraquí, Kurd Jalal Talabani, y debido a los sentimientos separatistas de los kurdos, dirigidos a la diversificación de socios económicos.

Dicha visita oficial, la primera en la historia de las relaciones con Kurdistán, tuvo lugar del 19 al 23 de febrero de 2013. En una reunión bilateral, se examinó el potencial de interacción entre Gazprom y las compañías de petróleo y gas de Kurdistán en el campo del desarrollo y la explotación de depósitos de hidrocarburos (OAO Gazprom Neft ya ha concluido contratos con Erbil). Y poco después de la visita, el primer subdirector general de Gazprom Neft Vadim Yakovlev dijo que la compañía entró en un nuevo proyecto bajo los términos de un acuerdo de producción compartida en la autonomía kurda con una participación del 80 por ciento. ¿Significa esto que se ha dado luz verde a otros productores de petróleo rusos para que elijan Kurdistán? La pregunta es compleja: al recibir ciertos dividendos en el norte de Iraq, corren el riesgo de perder sus posiciones en otras áreas de Iraq (alrededor de 15 contratos para el desarrollo de hidrocarburos) y la confianza del gobierno central que ha sido difícil de restaurar. Para Moscú, la dinámica positiva de las relaciones con Bagdad en el campo de la cooperación técnico-militar y posiciones similares sobre el conflicto sirio son muy importantes ahora. Además, la descentralización total de Irak no es en absoluto beneficiosa para Rusia, ya que sus consecuencias podrían afectar negativamente la situación en el Cáucaso.

Sin embargo, la primera visita del presidente del Kurdistán iraquí a Moscú muestra que el liderazgo ruso expande significativamente el campo para su maniobra política y económica y entra en un juego difícil, donde la promoción de los intereses de la política exterior a menudo no coincide con las leyes de los negocios, y la política nacional contradice la dinámica de las relaciones regionales. . Por lo tanto, esta visita puede interpretarse como un intento de sacar a Turquía del "campo petrolero" kurdo y, en parte, sacar al norte de Irak de la influencia turca, lo que coincide con los intereses del gobierno federal.
autor:
Originador:
http://vpk-news.ru/
8 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión

  1. svp67
    svp67 Abril 4 2013 06: 20 nuevo
    +3
    Россия возвращается в тот регион, откуда сама "ушла" благодаря "очень мудрой" политике Горбачева и Ельцина.
    1. A. Yaga
      A. Yaga Abril 4 2013 10: 48 nuevo
      +3
      Cita: svp67
      Россия возвращается в тот регион, откуда сама "ушла" благодаря "очень мудрой" политике Горбачева и Ельцина.


      Пожалуй точнее будет так: Россия возвращается в тот регион, откуда ее "ушли" с помощью предателей Горбачева и Ельцина.
  2. FC SKIF
    FC SKIF Abril 4 2013 06: 43 nuevo
    +1
    Курды не договорятся с официальным Багдадом, пока в Ираке торчат уши англосаксов. Им будет выгодно держать ситуацию разогретой. Ничего нового -"Разделяй и властуй".
    1. Geisenberg
      Geisenberg Abril 4 2013 13: 10 nuevo
      0
      Los kurdos simplemente no tienen la intención de ponerse de acuerdo en nada. No les importa qué gobierno se sienta en Bagdad.
  3. piña
    piña Abril 4 2013 07: 41 nuevo
    +3
    A pesar de que en 2008 Rusia canceló más del 90 por ciento de la deuda pública con Iraq

    Una decisión muy estúpida. Tales pasos siempre se consideran la debilidad de un socio, especialmente en el Este.
    1. Siroco
      Siroco Abril 4 2013 09: 40 nuevo
      0
      Yo no diría eso. Espero que muchos hayan leído que Irak, a pesar de la presión de Washington, concluyó contratos con Rusia para el suministro de armas. También le daría a Iraq un descuento con un bono. riendo
  4. Yeraz
    Yeraz Abril 4 2013 10: 44 nuevo
    +4
    El contrato de 4 mil millones no es broma, es una cantidad seria con más mantenimiento de este equipo.
    En cuanto a los kurdos, este es un proyecto puramente estadounidense y todos lo saben, por lo tanto, es más razonable que Rusia esté con Bagdad y, además, a los árabes iraquíes no les gusta mucho América, sino todo lo contrario, pero los kurdos son muy leales.
    En cuanto a Kirkuk, hay más turcomanos allí que árabes y kurdos. En la disputa por él, Turquía intervendrá o perderá la cara en el mundo turco.
  5. Bekzat
    Bekzat Abril 4 2013 11: 38 nuevo
    +1
    Saludos a todos, queda un trabajo serio para que los diplomáticos rusos negocien con los kurdos y los iraquíes. Si los diplomáticos hacen esto, y toman en cuenta todos los matices y deseos de las partes, esta será otra victoria para el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.