Military Review

Intereses militares estadounidenses modernos en países africanos.

0



La mayor parte de África obtuvo la "independencia" después de la Segunda Guerra Mundial, 1960 se considera el Año de África. Este año, la "libertad" recibió los estados 13. La mayoría de ellos son antiguas colonias francesas y territorios de confianza de la ONU, que estaban bajo la administración de Francia. Países como Camerún, Togo, República de Madagascar, Congo (anteriormente Congo francés), Dahomey, Alto Volta, Costa de Marfil, Chad, República Centroafricana, Gabón, Mauritania, Níger, Senegal, Mali. La independencia ganó a Nigeria (el país más grande en términos de población, propiedad de Londres, el Congo belga, el territorio más grande en tamaño).

Actualmente, estos países rara vez caen en la lente de los medios del mundo (¿o información errónea?). ¿Es posible que se muestre el informe de cómo estalló la guerra en algún lugar, hubo un golpe de estado, se llevaron a cabo elecciones, les gusta mostrar la naturaleza?

Uno de estos países "olvidados" de mali. Malí es una “antigua” colonia francesa, un país aparentemente más bien próspero, en los últimos años de 15 no ha habido guerras, rebeliones de genocidios ni golpes de estado característicos de África negra. Hay todos los signos de un país democrático: elecciones democráticas, estabilidad social y crecimiento económico de más del 10% por año.

Pero un hecho ya es alarmante: los Estados Unidos tienen una base militar en Gao, hay soldados estadounidenses en el vecino Níger, y toda la parte desértica del norte de Mali está ocupada por el ejército de Mauritania con el consentimiento del gobierno democráticamente elegido de Mali.

Mientras la URSS estaba en el planeta, los intereses estratégicos militares prevalecieron en los Estados Unidos. En la práctica, esto dio lugar a la creación de nuevas y mejoras de las antiguas bases militares.

1 enero 1983. Se estableció el Comando Central (CENTCOM), cuyo alcance en 2002 cubría el territorio de los países 25, incluyendo 11 de los estados africanos (Egipto, Djibouti, Kenia, Somalia, República de Mauricio, República de Seychelles, Sudán, Tanzania, Uganda, Etiopía). y Eritrea). Hablando en 22 en diciembre de 1983 en el Congreso, el Secretario de Defensa de los Estados Unidos C. Weinberg habló de una estrategia global de Estados Unidos para "desplegar fuerzas en las líneas del frente".

Este comando, así como otros comandos militares estratégicos de los Estados Unidos, juega un papel importante en el estilo imperial de la administración estadounidense. Estamos hablando de la protección de comunicaciones terrestres, marítimas y aéreas de importancia estratégica, que en el caso de las hostilidades podrían utilizarse para transportar tropas y carga. Además, estamos hablando de proteger las formas de entregar materias primas que son vitales para la economía estadounidense de las invasiones de los adversarios potenciales en cualquier conflicto internacional en el que Estados Unidos y sus aliados de la OTAN estén involucrados.

En términos prácticos, esto se ha traducido en construcción o en la modernización de las bases militares existentes para diversos propósitos. En Egipto, estos son El Cairo Oeste, Wadi Kena, Luxor, Aswan, Ras Banas (en la costa del Mar Rojo), instalaciones militares en el oasis de Farafra, cerca de Mersa Matruh y en la región de Alamein (en la costa del Mediterráneo); en Kenia, la zona de aguas del puerto de Mombasa se ha modernizado para recibir grandes barcos; Somalia - aeródromo y puerto reconstruidos en Berbera; en Sudán, bases militares en Soakin (en el Mar Rojo), El Fasher (cerca de las fronteras con Libia y Chad) y en Dongol (al norte de Jartum); en Djibouti, por acuerdo especial, los Estados Unidos obtuvieron acceso a la base francesa en ese país; en Marruecos - sitios militares en Tánger, Sidi Yahya, Sidi Bouknadela, Ben-Gerira, Ben Slimane. Se llegó a un acuerdo sobre "acuerdo estratégico" entre los Estados Unidos y Marruecos.

Se supuso que todas estas bases y objetos están destinados a "fuerzas de despliegue rápido", que se utilizarán tanto en el marco de CENTCOM como en el Comando Estratégico de las fuerzas estadounidenses en Europa. Su área de responsabilidad operativa incluye Argelia, Angola, Benin, Botswana, Burkina Faso, Burundi, Camerún, Cabo Verde, RCA, Chad, Congo (Brazzaville), Costa de Marfil, Guinea Ecuatorial, República Democrática del Congo, Gabón, Gambia , Ghana, Guinea-Bissau, Lesotho, Liberia, Libia, Malawi, Mali, Mauritania, Marruecos, Mozambique, Namibia, Níger, Nigeria, Ruanda, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Sierra Leona, Sudáfrica, Swazilandia, Tanzania, Túnez , Uganda, Zambia y Zimbabwe.

En sobre Diego García (el archipiélago de Chagos en el Océano Índico) construyó bases de la Fuerza Aérea y la Marina, capaces de recibir bombarderos estratégicos B-52 y submarinos nucleares. En una situación de combate, estos objetos ya se han utilizado tres veces: en 1991, durante la Operación Tormenta en el Desierto contra Irak, en 2001, durante las operaciones de combate contra el régimen talibán en Afganistán. En 2003, durante la ocupación militar de Irak - "Libertad Iraquí".

Con Zaire (ahora DRC) en 1983. se concluyó un acuerdo sobre la construcción en su territorio de una base de la fuerza aérea y un campo de prueba de misiles de crucero.

Con las 90-ies relacionadas con el cambio en la situación global global (el colapso de la URSS y el bloque de Varsovia), Washington tomó el aspecto político-militar en primer lugar en la estrategia estadounidense en África. Durante este período, los Estados Unidos se centraron en la formación de una "fuerza interafricana de mantenimiento de la paz".

En agosto, el Pentágono 2001 desarrolló una "Estrategia para el África subsahariana". Su esencia: la participación de las fuerzas armadas de los EE. UU. Para garantizar el suministro de materias primas minerales estratégicas de los países africanos (principalmente petróleo, oro, diamantes, cobre, bauxita, uranio, manganeso y cobalto); en la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico; en operaciones de mantenimiento de la paz; en la lucha contra la propagación de enfermedades infecciosas agudas (especialmente el SIDA).



Los ataques terroristas de septiembre 2011 hicieron de África del Norte el "segundo frente" contra el terrorismo.

El Pentágono ha desarrollado y está implementando activamente varios programas para países africanos:

El primero se refiere a las actividades de la Fuerza de Tarea Conjunta Combinada - Cuerno de África. Su tarea es combatir las células de Al-Qaida y sus partidarios en África Oriental, en Djibouti, Eritrea, Etiopía, Kenia, Somalia, Sudán y también en Yemen. Más de mil combatientes de las fuerzas especiales de los Estados Unidos participan en operaciones terrestres. Las aguas costeras son patrulladas por el Grupo de Combate Especial de los Estados Unidos: en su composición están los buques de guerra de los Estados Unidos, Alemania, España y el Reino Unido. Junto con esto, un escuadrón aéreo especial opera en la región y está diseñado para buscar y destruir "objetivos terroristas" desde el aire. En la República de Djibouti, hay una emisora ​​de radio Radio Sawaa, que emite las 24 horas del día en árabe a Sudán y los países de Oriente Medio. El país es uno de los mayores receptores africanos de ayuda militar estadounidense.

El segundo programa de seguridad regional en África es la Iniciativa Pan-Sahel (Iniciativa Pan-Saheliana). Inicialmente, participaron cuatro países: Chad, Malí, Mauritania y Níger. Su objetivo es evitar que los terroristas formen parte de la ya mítica Al Qaeda, "que abandonó Afganistán después de la acción militar estadounidense, y cree en Irak en estos estados" grupos de militantes islámicos bien armados y entrenados que reciben una amplia financiación de sus patrones ".

En la práctica, la implementación de esta iniciativa se lleva a cabo en forma de la participación de las unidades de las Fuerzas Especiales de los EE. UU. En operaciones conjuntas con las fuerzas armadas locales, principalmente en la búsqueda y destrucción de la llamada. "Terroristas islámicos" (En esta categoría, cualquier enemigo de los regímenes pro-occidentales locales se registra rápidamente). Las unidades activas de EE. UU. Y África están equipadas con camiones militares y equipo especial que le permite determinar rápidamente la ubicación exacta de los objetos a atacar (Sistema de posicionamiento global). Estas unidades ya han llevado a cabo varias operaciones exitosas, la más destacada fue la de capturar a los líderes de una organización con sede en Argelia llamada "Groupe Salafiste pour la Predication et le Combat".

Posteriormente, basándose en información de inteligencia, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos concluyó que la Iniciativa Pan Sahel debería extenderse a más países africanos de lo que se pretendía en 2001. Como resultado en 2005 este programa se transformó en la Iniciativa contra el terrorismo contra el Sahara. Su acción se extendió, además de los cuatro estados africanos mencionados anteriormente, también a Argelia, Marruecos, Túnez, Senegal y Nigeria. Además, para los planes militares de los EE. UU. En esta región, la participación de Senegal, el “socio francófono más importante” de los Estados Unidos en el África subsahariana, así como en Argelia, donde se cruzan las rutas de viaje transaharianas, fue de particular valor.

Para implementar esta Iniciativa, el Congreso de los EE. UU. En 2005 asignó 500 millones de dólares para los años de 5 (por 100 millones por año). Oficialmente, este programa se lanzó en junio 2005goda, cuando se realizaron maniobras militares conjuntas de las fuerzas especiales de los Estados Unidos y unidades de todos los estados africanos afectados por la Iniciativa indicada, llamada "Flintlock 2005".

El tercer programa de carácter militar se lanzó en 2003g. y se llamó Iniciativa contra el terrorismo en África oriental (Iniciativa contra el terrorismo en África del Este). Abarca Djibouti, Eritrea, Kenia, Tanzania y Uganda. Este programa está controlado por el Departamento de Estado de EE. UU., Que proporciona su financiamiento: 100 millones de dólares al año. Su objetivo es destruir la red terrorista de Al Qaeda en África Oriental creada a lo largo de los años. Evite la repetición de situaciones en esta región, como un ataque a las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania en 1998, en sitios turísticos israelíes en Mombasa en 2002. Este programa es implementado por la iniciativa Safe Skies for Africa, que garantiza el tráfico aéreo en la región.

Los países africanos tienen prioridad para los Estados Unidos:

- El primer grupo son los estados del norte y noreste de África, ya que están directamente adyacentes al Medio Oriente, en el que se concentran los intereses estratégicos de los Estados Unidos.

- El segundo grupo, los grandes países africanos ("centros regionales de poder"), que apoyan la política de los Estados Unidos, "la lucha contra el terrorismo". Estos son Sudáfrica, Nigeria, Argelia, Etiopía, Kenia, Senegal.

- El tercer grupo es principalmente las "zonas de materias primas" de Occidente, el país productor de petróleo del Golfo de Guinea. Son importantes desde el punto de vista económico.

- El cuarto grupo, los países donde no hay grandes recursos naturales, los Estados Unidos, muestran interés ocasional en ellos.

Además de estos tres programas. Los Estados Unidos siguen una política enfocada de cooperación técnico-militar.

Se trata principalmente de El Programa Internacional de Educación y Entrenamiento Militar (IMET). Los países africanos envían sus tropas a los Estados Unidos para entrenarse. Entonces, junto con una orientación puramente militar, este programa también tiene un significado político. Al regresar a sus países, los soldados africanos reciben educación con el espíritu de adorar el poder, la política y la cultura de Estados Unidos y, si participan en un golpe militar (que a menudo ocurre en los países africanos), inevitablemente se convierten en agentes de la política estadounidense en África. En 2005, 41 era un país africano que participaba en este programa, en 2006, en 45 ya en África subsahariana. Además de Libia, los países del norte de África también participan en este programa.

Otro programa es Programa de Financiamiento Militar Extranjero-FMF. Su objetivo es proporcionar equipo y equipo militar de EE. UU. Compatible con los Estados Unidos. En el año 2006, los países africanos de 8 participaron en este programa: Egipto, Túnez, Marruecos, Djibouti, Eritrea, Etiopía, Kenia y Uganda.

En 2006, Washington puso en funcionamiento. La Iniciativa de Operaciones de Paz Global (GPOI, por sus siglas en inglés), que se aplicó a los países africanos, tomó la forma del programa ACOTA (Asistencia en capacitación en operaciones antiterroristas en África o Capacitación y asistencia en operaciones de contingencia en África - ACOTA). Este programa ha reemplazado la Iniciativa de Respuesta a la Crisis en África (ACRI) o la Iniciativa de Respuesta a la Crisis en África que ha estado vigente desde 1996. La principal diferencia del programa ACOTA de ACRI es que apunta a preparar personal militar para operaciones ofensivas en el Cuerno de África (Iniciativa CJTE-HOA), en África Oriental (Iniciativa EACTI) y en la región Pan-Sahel (Iniciativas PSI y TSCTI). ). Los principales beneficiarios de la asistencia técnico-militar y financiera en el marco del programa ACOTA son Malí, Níger, Etiopía, Kenia y Uganda.

Creó el mando de las fuerzas armadas estadounidenses en África (AFRICOM).

Las razones de la gran actividad de los Estados Unidos en África.

- Los ricos recursos de muchos países (por ejemplo: Nigeria);

- rivalidad con China, por la posesión de recursos;

- no se ha desarrollado un estado de estados "negros", la "élite" sirve fácilmente para servir a los "maestros blancos", puede cambiar al menos cada mes.
Originador:
http://topwar.ru" rel="nofollow">http://topwar.ru
Añadir un comentario
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión