Military Review

Mejora de la infraestructura y las comunicaciones.

2
Los países sudamericanos aumentan el gasto en defensa.


El volumen de gastos de defensa en América del Sur es significativamente más bajo que en el Medio Oriente, Asia-Pacífico (APR) y Europa del Este, pero al mismo tiempo han aumentado constantemente desde el año 2005. Según la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), que une a los países 12, el gasto en defensa en la región casi se duplicó durante 2006 - 2010, de 17,6 a 33,2 billones.

Mientras tanto, los datos del SIPRI (Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo) del Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo muestran que los gastos totales de los países de América del Sur en su conjunto aumentaron de 47,3 en 2002 a 67,7 en 2012.

Aunque algunos expertos critican el aumento observado en el gasto militar, que simboliza la carrera de armamentos en la región, de hecho, en promedio, el porcentaje de 82 del presupuesto de defensa es el costo de los salarios, la vivienda y otras necesidades del personal de las Fuerzas Armadas. La parte restante, prevista para la compra de armas y equipo militar (equipo militar), se destina principalmente a reemplazar sistemas obsoletos.

Contra los rebeldes de toda franja.

"La perspectiva de un aumento del gasto militar puede ser engañosa, ya que esto no se debe a que la mayoría de las economías de la región sudamericana están funcionando bien y, como resultado, los gobiernos tienen más recursos financieros que se pueden gastar en defensa", dijo Defence News. (Noticias de defensa) Investigador y analista Profesor Fernando Wilson de la Universidad Adolfo Ibáñez (Adolfo Ibañez) en Santiago. "El gasto militar está creciendo, porque hay necesidades que no están necesariamente relacionadas con la defensa como tal, pero que tratan con un concepto más amplio de seguridad". Esto es lo que nos permite resolver el problema presentado por las llamadas nuevas amenazas: la lucha contra los insurgentes y el crimen organizado, como el narcotráfico. Esto se aplica a Colombia, Perú y, en cierto sentido, a Brasil.

Por otro lado, las tareas de defensa generalmente aceptadas, como la protección del territorio nacional, el espacio marítimo y aéreo y, por supuesto, la tarea de disuasión, siguen siendo una de las más importantes y esenciales para las fuerzas armadas ".

Algunos países de América del Sur tienen sus propias contradicciones, pero están tratando de resolver los problemas relacionados con las fronteras por medios pacíficos. El principal estado en términos de gasto militar en el continente es Brasil. Su presupuesto militar es aproximadamente la mitad de los gastos totales de la región para necesidades militares y, según SIPRI, en 2012, en términos de volumen, se convirtió en 11 en el mundo.

El gasto en defensa de Brasil aumentó en 34 por ciento durante 2010 - 2012, según un informe del gobierno publicado en 2013. La tendencia de crecimiento comenzó en 2004, y para 2012-m fue 480 por ciento.

Según este informe del gobierno brasileño, el gasto de defensa en 2012 alcanzó los miles de millones de dólares de 33. En 2013, su volumen aumentó a 34 billones, pero según los planes, disminuirá a 31 billones en 2014 en relación con la situación económica.

Según los expertos, a pesar de la tendencia general de crecimiento, el gasto militar en las últimas tres décadas ha tenido relativamente poca importancia en Brasil. Solo representaron el 1,6 por ciento del PIB, aunque los funcionarios del gobierno, como el ministro de Defensa Celso Amorim, pretenden elevar la cifra al dos por ciento para alinearla con otros países.

Brasil debe mantener sus fuerzas armadas y los planes para desempeñar un papel más importante en garantizar la seguridad internacional y en la arena política, incluida la retención permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, como pretendía el gobierno anterior del presidente Inacio Lula da Silva. Estos objetivos internacionales determinan la implementación de programas tan ambiciosos como la construcción de un grupo de submarinos diesel-eléctricos en colaboración con Francia, que también ayuda en la implementación de planes para construir el primer submarino nuclear. Brasil espera equipar a su único portaaviones con un escuadrón modernizado y recientemente eligió al caza Gripen (Gripen) fabricado por la compañía sueca Saab para actualizar su flota de la fuerza aérea.

Las fuerzas armadas modernizadas también se utilizarán para proteger la frontera y los recursos naturales, incluidos el agua, la producción agrícola y el ganado, así como los recursos de petróleo y gas que se encuentran a lo largo de la costa. Parte de los ingresos de la venta de petróleo y gas se destina a la expansión de las Fuerzas Armadas y armamentos, especialmente la marina y la fuerza aérea.

En cuanto a Venezuela, en este país después de la oleada de consumidores, que incluyó la compra de aviones de caza-bombarderos Sukhoi Su-30 y una gran cantidad de helicópteros y sistemas de defensa aérea rusos, el gasto militar se redujo a la mitad durante el período 2009 - 2011.

En 2012, fueron restaurados, un aumento del 42 por ciento, cuando Venezuela recibió un préstamo de Rusia por un monto de cuatro mil millones de dólares para financiar el programa de modernización del hardware militar. Proporciona apoyo para el equipo de combate de las fuerzas terrestres, un aumento en la flota de vehículos blindados, aviones de patrulla base aviación y sistemas de defensa aérea.

Colombia, que continúa combatiendo a los insurgentes y al narcotráfico, ha aumentado su presupuesto de defensa en un 11 por ciento en 2012 al año como parte de un programa gubernamental de cuatro años para aumentar la eficacia del sol y la policía. En 2013, los gastos de defensa combinados de Bogotá ascendieron a 14,42 mil millones, de los cuales 9,76 mil millones se gastaron directamente en el ejército. Está previsto que este año esta cifra crezca hasta 9,92 mil millones. El objetivo principal de la defensa será continuar la lucha contra las organizaciones rebeldes, a pesar de las negociaciones en curso para poner fin al conflicto. Al mismo tiempo, el aumento de la financiación también apunta a mantener las capacidades habituales para proteger el territorio nacional, incluida la adquisición de aviones de combate modernos para reemplazar la flota de vehículos Kfir obsoletos.

La tendencia durará mucho tiempo.

En Chile, después de la implementación de programas de rearme febril del ejército que operan en la última década, el volumen de compras militares ha disminuido. Y aunque el personal de las Fuerzas Armadas del país disminuyó, especialmente las fuerzas terrestres, el equipo militar antiguo y obsoleto de la Fuerza Aérea, la Armada y la Fuerza Terrestre fue reemplazado completamente por nuevos y usados.

En 2013, el gasto militar de Chile alcanzó los 2,9 mil millones de dólares. Se da prioridad en su distribución al transporte anfibio, a los vehículos de transporte aéreo, así como a las capacidades de comando y control, comunicaciones y sistemas informáticos (C4I), recopilación de información, vigilancia, detección de blancos y reconocimiento ISTAR.

“Chile ha demostrado sus intenciones con respecto a garantizar la seguridad internacional, participando en operaciones de mantenimiento de la paz desde 90, en el pasado en Camboya y Timor Oriental, y ahora en Haití. Una de las lecciones que el país ha aprendido de estos eventos es lo importante que es tener equipos modernos, incluidas las altas posibilidades de integración y compatibilidad con las fuerzas de los países avanzados, exigidas en tales operaciones ”, dijo Wilson.

Las compras militares en Chile se financian bajo la llamada Ley del Cobre, adoptada al final de 50 y que contempla su moderna edición de la empresa estatal CODELCO anualmente el 10 por ciento de las ventas de cobre para estos fines. El monto mínimo de las deducciones de CODELCO es de 290 millones de dólares por año.

Los altos precios del cobre en el mercado global han creado un exceso de fondos de fondos desde 2005. En 2011, el superávit se consolidó en el Fondo de Reserva Estratégica del FCE de aproximadamente cinco mil millones de dólares, que se puede gastar solo en compras militares.

Mejora de la infraestructura y las comunicaciones.






La posibilidad de modificar la Ley del Cobre se ha discutido desde el final de los 90. La presidenta Michelle Bachelet, ex ministra de Defensa en 2002 - 2004 y recientemente elegida para un segundo mandato, prometió cancelarla y cerrar el FCE. Las autoridades chilenas dijeron que estos cambios estarán dirigidos a aumentar el control sobre el gasto militar, y no a reducirlos.

Parte de la financiación de las fuerzas armadas ecuatorianas también proviene de los ingresos del petróleo. Durante el período 2007 - 2010, se gastaron un total de siete mil millones de dólares en gastos de defensa de esta fuente, con un promedio anual de 1,5 mil millones que aumentó a 1,6 mil millones a 2012. Estas inversiones se utilizaron para comprar vehículos aéreos no tripulados (UAV), fragatas, helicópteros, aviones de combate ligeros, así como para modernizar submarinos.

Perú también aumenta el gasto militar. El presupuesto de defensa del país en 2013 ascendió a 2,9 mil millones de dólares. Se planea que este volumen aumente anualmente en un porcentaje de 13,38 para alcanzar el nivel de 5,5 mil millones en 2018. En 2013, se creó la Agencia Central de Adquisiciones de Defensa en el país para gestionar la compra y modernización de equipos militares.

Lanzados en los últimos años, los programas para mejorar a los combatientes y las fragatas se implementan más lentamente de lo planeado. Al mismo tiempo, se otorga la máxima prioridad a la adquisición de armas para combatir los destacamentos restantes del movimiento anteriormente conocido Sendero Luminoso (Sendero Luminoso), que se reiteró en el año 2003 y se intensificó, uniéndose con las fuerzas que controlan el comercio de drogas.

Al final de 2013, el funcionario de Lima decidió comprar un helicóptero de transporte militar mediano Mi-24 171 de fabricación rusa para reemplazar la flota de Mi-8 y Mi-17 obsoletos. Perú también anunció un contrato para el suministro de varios aviones Spartan (Spartans) C-27 fabricados por Alenia Aermacchi para reemplazar el anticuado An-32 desarrollado por el GP ucraniano Antonov.

La Fuerza Aérea del Perú también proporciona vigilancia y control alrededor del río Paraná, donde convergen las fronteras de Paraguay, Argentina y Brasil y donde los narcotraficantes están activos, armas y recursos humanos. Mientras tanto, los programas de modernización y reemplazo de una amplia gama de armamentos que se posponen durante mucho tiempo se están implementando muy lentamente o no se implementan.

Argentina ha aumentado su presupuesto militar en 142 por ciento de 2003 del año, sin embargo, casi el 90 por ciento del gasto se destina a salarios de personal. Al mismo tiempo, parte del costo estimado de las actividades principales se gasta en el despliegue de tropas para patrullas fronterizas, ya que las fuerzas policiales de la Gendarmería Nacional tienen como objetivo combatir la delincuencia y la corrupción policial en las zonas urbanas.

Uruguay y Paraguay se encuentran entre los participantes menos activos en el mercado regional de armas. Montevideo oficial redujo sus gastos de defensa en un 4,1 por ciento en el año 2013 - a 878 millones de dólares. Están destinados a la adquisición de aviones de combate de alta velocidad y de patrulleros costeros.

Asunción continuó incrementando su presupuesto militar, que creció en un 43 por ciento, alcanzando 423 millones de dólares en 2012 por año, de acuerdo con el plan para modernizar el equipo militar de tres tipos de fuerzas y reducir personal.

"Parece que la tendencia actual de aumentar el gasto militar se prolongará durante mucho tiempo y solo los sistemas económicos estatales, el presupuesto financiero y el deseo del gobierno de invertir en compras militares tendrán un impacto en ello", dijo Wilson.

Además de las necesidades tradicionales de varias plataformas y sistemas, como aviones de transporte y helicópteros, patrulleros costeros y de patrulla básica, existe una clara tendencia en el continente a expandir y mejorar la infraestructura de los sistemas de comando, control, comunicaciones, computación y recolección de información C4I, que Especialmente visible en Brasil, Colombia y Chile. "También hay una creciente demanda de sistemas ISTAR debido al mayor uso de UAV en la mayoría de los países de la región, así como a la adquisición de satélites de detección remota", dijo el experto.
autor:
Originador:
http://vpk-news.ru/articles/20346
2 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.
  1. Klim2011
    Klim2011 24 Mayo 2014 11: 19
    +1
    Aumentar el gasto en aviones, por supuesto, casi toda América del Sur, Asia-Pacífico, Medio Oriente, Rusia y los Estados Unidos. (la disminución es en mi opinión solo en la UE)
    Como decía la escopeta clásica, debería disparar. Los conflictos latentes en el mundo no pueden considerarse, parece que algún lugar arderá.
  2. Sibiryak1303
    Sibiryak1303 24 Mayo 2014 15: 02
    +1
    Cita: Klim2011
    Aumentar el gasto en aviones, por supuesto, casi toda América del Sur, Asia-Pacífico, Medio Oriente, Rusia y los Estados Unidos. (la disminución es en mi opinión solo en la UE)
    Como decía la escopeta clásica, debería disparar. Los conflictos latentes en el mundo no pueden considerarse, parece que algún lugar arderá.


    La UE pronto se extinguirá con este nivel de solicrasty. riendo