Military Review

La guerra malaya olvidada: cómo los comunistas lucharon contra la Commonwealth británica

4
historia El siglo XX conoce muchas guerras. Y a gran escala, y no muy. Mediados de siglo en muchas regiones de Asia y África estuvo acompañada de hostilidades entre los colonizadores europeos o sus regímenes títeres y los movimientos de liberación nacional. La victoria de la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial, el éxito del Partido Comunista Chino en la Guerra Civil en China dio esperanza a muchos movimientos de liberación nacional asiáticos y africanos. Uno de los lugares más candentes en el mapa mundial en el período de posguerra fue la región de Asia y el Pacífico: Asia oriental y sudoriental. Aquí, desde la Segunda Guerra Mundial, funcionaron armados y numerosos "ejércitos populares", creados por patriotas locales e izquierdistas para resistir a los invasores japoneses.

En el período de posguerra, los "ejércitos populares", controlados en gran parte por los partidos comunistas, no reprimieron оружие, y continuó la lucha armada - esta vez contra las fuerzas colonialistas o anticomunistas. En China, Corea del Norte y Vietnam del Norte, esta lucha terminó con el advenimiento de los partidos comunistas al poder, y en el sudeste asiático, se prolongó durante muchas décadas. Una de las confrontaciones armadas más largas y más grandes se desarrolló en el entonces protectorado británico de Malaya (ahora Malasia) y fue llamada la "Guerra Malaya". A lo largo de los años 12 - de 1948 a 1960. Las fuerzas armadas de los países de la Commonwealth británica, Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda, así como la policía del protectorado, se opusieron al Partido Comunista de Malaya y sus fuerzas armadas, que lideraron la lucha por la liberación del país del poder de los colonialistas británicos.

Malaya británica

La península malaya, así como las islas adyacentes del archipiélago malayo, están habitadas por malayos y pueblos relacionados que pertenecen a la familia de lenguas austronesias (junto con los pueblos de Indonesia, Filipinas y las islas de Oceanía). Al comienzo de la AD. En Malaca, las primeras formaciones estatales ya están tomando forma: a mediados del siglo XV, la adopción del Islam por los gobernantes de los estados malayos. Cuando en los siglos XVI-XVII. Melaka estaba interesada en las potencias europeas, primero en Portugal y luego en los Países Bajos y Gran Bretaña; los estados feudales competían entre sí, los sultanatos encabezados por los sultanes, también llamados rajas, unidos en la península.

La presencia de los británicos en la península de Malaca comenzó cuando, en 1819, el representante de East India Company, Thomas Raffles, firmó un acuerdo con el sultán de Johor para establecer una zona comercial bajo el control británico en las islas que ahora forman la ciudad-estado de Singapur. En 1867, Singapur se convirtió en una colonia del Imperio británico, y en 1874, los británicos obligaron al gobernante del Sultanato de Perak a entrar en un acuerdo de protectorado con ellos. Pronto, los sultanatos de Selangor, Negri-Sembilan y Pahang también se convirtieron en protectorados del Imperio Británico. Algo más tarde, bajo el protectorado británico, Sabah fue encontrada en el noreste de la isla de Kalimantan (Borneo), y después de la Segunda Guerra Mundial, Sarawak.

En el momento del estallido de la Segunda Guerra Mundial, la Malaya británica constaba de varias partes: la colonia de Estrechos y asentamientos de Singapur, las Islas Penang, la provincia de Wellesley y la región de Malaca; La Federación Malaya (Estados Federados de Malaya) que comprende los Sultanatos de Perak, Selangor, Negri-Sembilan y Pahang; los sultanatos del norte no federados de Kedah, Perlis, Kelantan y Terengganu y el sultanato del sur de Johor. De hecho, todo el poder y la toma de decisiones en estas entidades estatales estaba en manos de los representantes de la corona británica, residentes en los sultanatos de la Federación Malaya y asesores en los sultanatos que no estaban incluidos en la federación.

La diferencia de Malaya con respecto a otras regiones del sudeste asiático fue un número comparativamente pequeño de personas indígenas: los malayos no representan más de la mitad de la población local, el resto son inmigrantes chinos e indios que llegaron a la península en varias ocasiones en busca de trabajo. Fueron los chinos que ya en el período anterior a la guerra constituían la mayor parte de no solo comerciantes (los chinos se llaman judíos del sudeste asiático por su éxito empresarial), sino también de la clase obrera.

Los malayos por nacionalidad en la colonia y los sultanatos eran aristocracia feudal y campesinos. En consecuencia, los campesinos que no querían trabajar en empresas industriales permanecían en áreas rurales, mientras que las ciudades y los asentamientos de trabajadores eran colonizados por comerciantes y trabajadores chinos. Los chinos también dominaron las minas de estaño, que siguió siendo una de las exportaciones más importantes de la Malaya británica. Otro grupo de poblaciones alienígenas, indios, principalmente telugu y tamiles, trabajó en la producción de caucho.

Fue entre los indios que surgieron los círculos marxistas del Partido Comunista de los Mares del Sur, sobre cuya base se creó el Partido Comunista de Malaya (KPM) en 1930. El Partido Comunista operó en el territorio de Malaya, Singapur, así como en la vecina Tailandia y las Indias Orientales Holandesas (Indonesia), donde no había partidos comunistas propios. El CPM mantuvo contactos con la Comintern y cayó periódicamente bajo la fuerte presión de la administración colonial británica. En 1931, su fuerza se estimó en los activistas de 1500 y en los simpatizantes de 10 000. Poco a poco, el partido aumentó el número de chinos, que constituían la mayoría de los trabajadores calificados en Malaya. Cuando Japón invadió China en 1937, se inició un acercamiento entre el Kuomintang y el Partido Comunista Chino sobre la base de la solidaridad antijaponesa. En los países de asentamiento de la diáspora china, que incluían a Malaya y Singapur, también se estableció la cooperación del Kuomintang y los comunistas locales, como resultado de lo cual una parte significativa de los partidarios del Kuomintang se trasladó a las filas del Partido Comunista.

Ejército antijaponés de los pueblos de Malaya

En la segunda guerra mundial, la Malaya británica se enfrentó con feroces batallas de las tropas británicas con los invasores japoneses. Al final, los japoneses lograron apoderarse del territorio de la península malaya, e incluso de Singapur, que era considerada la principal base militar británica en la región. Malaya fue dividida en diez provincias encabezadas por generales o coroneles japoneses. En muchos aspectos, fueron las consecuencias de la ocupación japonesa de Malaya, que duró desde 1942 hasta 1945, lo que impuso los requisitos socioeconómicos para la activación del movimiento partidista comunista en esta colonia británica.

En primer lugar, la administración japonesa se comprometió a reorganizar la pirámide etnosocial en Malaca. Los malayos, anteriormente en la base de la jerarquía social (excepto los aristócratas), fueron declarados cercanos a los japoneses y ocuparon los pisos superiores de la escala social, liberados de la huida de los británicos. Los chinos, antes considerados el grupo más privilegiado de la población, durante la ocupación japonesa se convirtieron en un grupo oprimido, mientras que los japoneses preferían no pelearse con los indios, esperando usar a los indios en el futuro como aliados contra los británicos en la India misma.

En segundo lugar, la base de la economía de Malaya, la extracción de estaño y la producción de caucho, ha sufrido los daños más graves durante la ocupación japonesa. La industria de minería de equipos se envió a la fundición y las plantaciones se marchitaron sin la orientación adecuada. Los trabajadores chinos, que anteriormente habían trabajado en minas de estaño y empresas de procesamiento, no tenían más remedio que ir a la jungla, ocupando tierras deshabitadas por los malayos e intentando cultivar. El número total de tales colonos forestales ascendió a 500 mil personas. Entre ellos se encontraban comunistas, miembros del Partido Comunista de Malaya, incluidos los que huyeron a la jungla después de que los japoneses tomaron Singapur.

Interactuando con los ex trabajadores de la industria del estaño, los comunistas lanzaron una agitación masiva contra los japoneses. 15 de febrero 1942 comenzó los ataques armados de los comunistas contra las tropas japonesas de ocupación. En las regiones montañosas de los Sultanatos de Perak, en el norte de Malaya, y Johor, en el sur, se formaron grupos armados, que se unieron en el Ejército Antijaponés de los Pueblos de Malaya. El número del Ejército Antijaponés llegó a 7 a miles de personas y, a pesar de que su nombre hablaba de una composición multinacional, de hecho, la mayoría de los soldados y comandantes del ejército eran chinos. Hubo un número significativamente menor de indios, mientras que los malayos, aunque presentes, estaban en una clara minoría. En ciudades y áreas rurales, el Ejército Antijaponés de los Pueblos de Malaya fue apoyado por la Unión Antijaponesa de Malaya, que unió a 300 a miles de personas.
Las unidades del Ejército Antijaponés de los Pueblos de Malaya fueron comandadas por el Comité Militar Central del Partido Comunista de Malaya en Pahang. A su vez, los comités militares de distrito del partido le presentaron. Para la guerra partidista en los sultanatos fueron responsables las unidades separadas que llevaron a cabo y la agitación entre la población civil. El ejército antijaponés también fue único porque tenía sus propias escuelas militares. Se crearon cursos de dos meses del Comité Militar Central en Pahang, y la Academia Popular en Johor.

Es significativo que el Ejército Antijaponés de los Pueblos de Malaya se distinguiera por un alto grado de organización y tuviera la estructura y disciplina de un ejército regular. En muchos sentidos, esto se logró gracias a la disciplina natural de los chinos, que formaron la columna vertebral del ejército, así como a los esfuerzos de los comunistas, que determinaron la línea ideológica del movimiento partidista. Se creó una extensa red de bases partidistas y campos de entrenamiento en las regiones montañosas, y se establecieron grupos subterráneos en las ciudades. La organización efectiva del Ejército Antijaponés llevó al hecho de que ya en 1943 controlaba no solo las zonas montañosas de Perak y Johor, sino también casi todo el territorio de Malaya, fuera de los centros urbanos y las grandes aldeas.

El comando militar británico intentó subyugar el movimiento partidista, pero fue en vano, por lo que los británicos no tuvieron más remedio que apoyar al ejército antijaponés de manera material e informativa, sin tener ninguna influencia real en él. El comienzo de 1945 estuvo marcado por la transición del Ejército Antijaponés a las hostilidades activas en el Sultanato de Johor, en el verano en que los partidarios lograron liberar varios asentamientos. Además del territorio de la península de Malaca, los combatientes del ejército antijaponés lograron influir en la situación en el norte de la isla de Kalimantan, en Sabah y Sarawak, donde también se crearon unidades partidistas.

Durante los combates, el Ejército Antijaponés destruyó más de 10 miles de soldados japoneses y 2,5 miles de sus cómplices de entre los representantes de la población local. La capitulación de Japón en un momento en que no había fuerzas británicas en Malaya era un verdadero regalo para el ejército antijaponés. Fue el mando del ejército antijaponés el que aceptó la rendición de las unidades japonesas que permanecían en Malaya. Los partisanos que ocuparon la ciudad, comenzaron a intentar arreglos sociales para la Malaya de la posguerra. Políticamente, fueron guiados por los nueve puntos del programa de lucha contra los japoneses adoptado en febrero 1943, que preveía la creación de una República Democrática Malaya después de la expulsión de los ocupantes.

Cuando los japoneses capitularon y el territorio de Malaya fue controlado por las tropas del Ejército Antijaponés que realmente lo liberaron, los colonialistas británicos regresaron a la Península, aterrizando una fuerza expedicionaria de miles de personas 250. Naturalmente, con él los partisanos no podían permitirse. El ejército antijaponés inició negociaciones con los británicos, acordando la desmovilización parcial del personal de sus unidades y la disolución de los comités populares establecidos. Sin embargo, 7 de septiembre 1945. El Partido Comunista de Malaya presentó seis demandas a Inglaterra, destinadas a crear una República Democrática Malaya. Naturalmente, las autoridades británicas no respondieron a los comunistas, y en mayo, 1946, las actividades del Partido Comunista de Malaya fueron oficialmente prohibidas.

Al darse cuenta de que la situación había cambiado y de la batalla frente a los aliados temporales de ayer, las fuerzas británicas y la dirección del Partido Comunista de Malaya comenzaron a modernizar su estructura. En noviembre, 1946 formó el Consejo de Acción Conjunta de Malasia, que más tarde pasó a llamarse Frente Popular Unido, que, en opinión de los comunistas, debía unir a todas las fuerzas anticoloniales en un solo movimiento. Esto, sin embargo, no sucedió, en gran parte debido a las diferencias ideológicas de los comunistas y sus aliados en el frente. De hecho, la oposición al renacimiento del dominio colonial británico fue llevada a cabo por el Partido Comunista de Malaya.

"Emergencia" en malayo

Para renovar la lucha de guerrillas en el territorio de Malaya, los comunistas crearon el Ejército de Liberación de los Pueblos de Malaya. Inicialmente, contaba con combatientes de 4000, entre los cuales aproximadamente 1000 eran miembros del Partido Comunista de Malaya. La composición social del Ejército de Liberación era principalmente proletaria: más del 50% eran trabajadores calificados que habían trabajado en el campo de la producción y procesamiento de estaño antes de la guerra. Es indicativo que aproximadamente el 10% de los combatientes del Ejército de Liberación eran mujeres; los comunistas prestaron gran atención a la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, con el objetivo de que aceptaran voluntariamente en los grupos armados mujeres, trabajadoras y familiares de hombres, partidarios. Organizativamente, el Ejército de Liberación de los Pueblos de Malaya consistía en regimientos 10. Nueve regimientos eran completamente chinos en composición étnica, atendidos por trabajadores chinos de la industria del estaño. El décimo regimiento fue mixto e incluyó tanto a chinos como a indios y malayos.

Desde 1947, el líder permanente del Partido Comunista de Malaya fue Chin Pen (1924-2013). Wang Wenhua, que se llamaba Chin al nacer, nació en la ciudad de Sitawan, en el Sultanato de Perak, en la familia de un inmigrante chino que trabajaba en una pequeña empresa que repara neumáticos y piezas de repuesto para bicicletas. A la edad de trece años, el futuro líder guerrillero, que estudió en la escuela china local, se unió a la sociedad secreta, que estableció como objetivo la liberación del territorio chino de los invasores japoneses. Durante un tiempo estudió en la escuela metodista de habla inglesa, luego la abandonó y se concentró por completo en actividades revolucionarias. En 1939, el Sr. Chin Pen se convirtió en un partidario de las ideas comunistas y, a fines de enero, 1940, a la edad de 15, fue aceptado como miembro candidato del Partido Comunista de Malaya. Durante la Segunda Guerra Mundial, como muchos de sus compañeros de tribu y personas de ideas afines, Chin Pen fue a los partisanos.

El líder del movimiento clandestino comunista apreciaba rápidamente al joven capaz y lo nombró oficial de enlace del Ejército Antijaponés de los Pueblos de Malaya, que se comunicaba con el comando militar británico. Mayo 24 Un grupo de cinco chinos liderados por el capitán británico John Davis fue desembarcado de un submarino en Malacca en mayo 1943. Chin Pen estableció contacto con este grupo y, posteriormente, coordinó la interacción de los partisanos con los británicos, quienes ayudaron al ejército antijaponés con armas. Para esta época, Chin Pen, de 18, ya era secretario del Partido Comunista de Malaya en el Sultanato de Perak. Después de la guerra, los méritos de Chin Peña en la liberación de Malaya de los japoneses fueron reconocidos incluso por los británicos. El comandante de la guerrilla y el comunista participaron en el desfile de la victoria en Londres, fue galardonado con la estrella birmana, la Orden del Imperio Británico y la estrella 1939-1945.

En el mismo período, el partido sufrió un duro golpe: el secretario general, Lai Tek, respecto a quien incluso durante los años de guerra hubo serias sospechas sobre su cooperación con el enemigo, por temor a la exposición, huyó del país y se llevó consigo el fondo del partido. Después de que el secretario general del Comité Central de la CPM, Lai Tek, fuera expuesto como una traición como agente de los servicios de inteligencia japoneses y británicos al mismo tiempo, Chin Pen, que era considerado el partido más devoto y líder activo, fue elegido nuevo secretario general del Comité central del Partido Comunista de Malaya y permaneció durante el resto de su vida.

En 1948, tres plantadores británicos fueron asesinados. Habiendo acusado a los comunistas de este crimen, las autoridades británicas introdujeron un estado de emergencia en Malaya. El Partido Comunista respondió con una transición real a las hostilidades, habiendo logrado el mayor éxito en 1950-1951. En particular, el Alto Comisionado para Malaya Henry Gerney fue asesinado. Comenzó una larga guerra de guerrillas, en la que el Ejército de Liberación y el milenio 13 Partido Comunista de Malaya, que tenía entre sus activistas 00 miles de militantes armados, combatientes clandestinos, se oponían a las fuerzas armadas de Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda, que se expandieron a 150 40. 250 miles de británicos, 40 miles de militares australianos y de Nueva Zelanda y unidades de policía malayas que totalizan hasta 60 mil personas se concentraron contra los partisanos.

Al mismo tiempo, la guerra malaya tenía el carácter de una guerra partidista clásica. Su historia no sabe de batallas posicionales, choques armados a gran escala. Como regla general, la confrontación se llevó a cabo a través del "grupo guerrillero - división o pelotón de marines británicos u otras unidades de las fuerzas armadas de la Commonwealth británica". Los británicos, observando el éxito de los comunistas en Vietnam y Corea, a su vez, intentaron hacer todo lo posible para evitar que los comunistas llegaran al poder en Malaya. En oposición al Partido Comunista de Malaya, las autoridades británicas utilizaron no solo métodos militares, sino también soluciones políticas y socioeconómicas.

En primer lugar, los británicos comenzaron a ganarse la simpatía de la población malaya. Dado que el movimiento guerrillero era casi completamente chino, no era popular entre la población malaya. Los campesinos malayos prácticamente no fueron a los destacamentos partidistas y, al menos voluntariamente, no les brindaron ningún apoyo. Los británicos enfatizaron esto, apoyando a los campesinos malasios con provisiones y medicinas y de todas las formas posibles demostrando su actitud amistosa hacia ellos. Como resultado, los chinos que habían entrado en la jungla tuvieron que actuar casi sin depender de los aldeanos, los malayos, que tuvieron un impacto muy negativo en la logística del ejército partidista. La segunda decisión estratégica de los británicos, además de apoyar a la población malaya, fue el reasentamiento de los chinos en "nuevas aldeas", bajo el control del ejército británico. Por esto, las autoridades coloniales también querían cortar la base social potencial de los partidarios.

Finalmente, fue en Malaya donde las tropas británicas comenzaron a utilizar tácticas antipartidistas y de lucha contra el sabotaje de la guerra: la búsqueda y destrucción de grupos partisanos por parte de pequeñas unidades de fuerzas especiales: "cazadores". Sin embargo, la lucha armada del Ejército de Liberación de los Pueblos de Malaya continuó a lo largo de los años 12, desde 1948 hasta 1960. Durante este tiempo, fueron asesinados los guerrilleros 6800, los militares británicos 520, los militares australianos y neozelandeses 810 y los policías malayos 1350. En cuanto a los heridos, desde el lado de los comunistas su número se estima en 5300, el ejército británico - 1200, los ejércitos de Australia y Nueva Zelanda - 2500, la policía malaya - 2500.

En 1957, deseando finalmente asegurarse contra la toma del poder por parte de los comunistas, Gran Bretaña dio el paso extremo de proporcionar la soberanía estatal de la Federación Malaya como parte de los sultanatos de 9 y las provincias de 2. No obstante, los combates continuaron, aunque el ejército de comunistas, agotado por los años de guerra, solo tenía partidarios de 1500 escondidos en las regiones montañosas de los sultanatos del norte. 31 Julio 1960 se anunció oficialmente para poner fin al estado de emergencia. La misma fecha se considera la fecha del fin de la guerra de Malay.

Partisanos rojos de Malaya y Kalimantan del Norte

Sin embargo, la proclamación de independencia de la Federación Malaya y el fin del estado de emergencia no significaron la rendición de los comunistas malayos. Aunque de hecho se suspendió la resistencia, el Partido Comunista reunió fuerzas y curó heridas. Además, en los años 1960-e hubo un "giro maoísta" de los comunistas malayos. En este momento, China, que se había vuelto más fuerte, dirigió su atención a los países del sudeste y sur de Asia, con la esperanza de establecer regímenes amistosos en ellos o, al menos, crear focos del movimiento maoísta. Con este fin, se comenzó un trabajo serio para atraer a los comunistas de la India, Indochina y el archipiélago malayo hacia las posiciones maoístas. Como resultado, los partidos comunistas en Birmania, Tailandia, Malasia, Indonesia y Filipinas cayeron bajo la influencia de China.

Chin Pen, el líder de los comunistas de Malasia, en ese momento él mismo se mudó a China, desde donde llevó a cabo el liderazgo de 2000 de los comunistas restantes y los destacamentos partidistas del número total de personas de 500 que se encontraban en las montañas en la frontera de Malasia y Tailandia. En 1969, en la provincia china de Hunan, se lanzó la emisora ​​de radio KPM orientada a Malasia y Singapur "Voz de la Revolución Malaya", antes de 1981. En el mismo 1969, en respuesta a otra intensificación de la guerra de Vietnam, se reanudó el Partido Comunista de Malasia Luchando en las zonas fronterizas desde los lados de Malasia y Tailandia. En 1970, en el territorio del sur de Tailandia, el Partido Comunista de Malaya (marxista-leninista), escindido del Partido Comunista de América, comenzó sus operaciones militares.
[


Durante muchos años, fueron las selvas del sur de Tailandia las que se convirtieron en el refugio de las guerrillas del Partido Comunista de Malaya. Aquí, los comunistas reclutaron a la población malaya (como saben, varias provincias del sur de Tailandia están pobladas, incluyendo a los malayos étnicos), y también adoptaron una nueva táctica: atraer la simpatía de la población malaya, convencidos de su infracción en la Tailandia budista, los comunistas comenzaron a distribuir folletos sobre la similitud. Ideas del comunismo y el islam. En el territorio del sur de Tailandia y en la zona fronteriza, el Partido Comunista de Malaya dirigió las operaciones militares hasta 1989.

Paralelamente, las hostilidades de los partidarios comunistas se llevaron a cabo en dos estados malayos ubicados en el norte de la isla de Kalimantan (Borneo): Sarawak y Sabah. Aquí, el movimiento comunista también se origina en los migrantes chinos que se mudaron al norte de Kalimantan en los 1920 - 1930. Durante la Segunda Guerra Mundial en Kalimantan del Norte, la Liga Anti-Japonesa del Norte de Borneo y la Liga Anti-Japonesa del Borneo Occidental lideraron acciones de guerrilla contra los invasores japoneses. Después de que se proclamara la independencia de la Federación Malaya, los comunistas, que estaban activos en el norte de la isla de Kalimantan, se opusieron a la entrada de los territorios de Sarawak y Sabah en la Federación Malaya. Esto se debió a las diferencias en el desarrollo histórico, la composición étnica de la población y las características culturales específicas de los territorios de Kalimantan del Norte. Los comunistas defendían la "autodeterminación de los pueblos de Kalimantan del Norte", aunque aquí la mayoría de los activistas del movimiento comunista eran chinos, y los indígenas - ibans, melanau y otras tribus Dayak (Dayaks - el nombre colectivo de los pueblos de la isla de Kalimantan, tanto en su idioma malayo como en el indonesio). partes) - por regla general, no participó en la actividad política activa.

En 1960-s. en Kalimantan del Norte, el Ejército Popular de Kalimantan del Norte y los Partisanos del Pueblo de Saravak se crearon sobre la base de las organizaciones juveniles comunistas, dos organizaciones armadas centradas en la guerra de guerrillas contra las fuerzas del gobierno de Malasia. Los partisanos del pueblo Saravak se formaron en 30 en marzo en 1964 en Kalimantan Occidental por estudiantes chinos de origen político que huyeron de la persecución política a la jungla. Sus números llegaron a las personas 800, encabezadas por Yang Zhu Chun y Wen Min Chuang. Desde el comienzo de sus actividades, los guerrilleros de Saravak colaboraron con el Partido Comunista de Indonesia, un pequeño grupo de partidarios entrenados en China. El Ejército Popular de Kalimantan del Norte se formó en octubre 26 por 1965 por un comandante llamado Bong Ki Chok, centrándose en operaciones de combate en la parte oriental de Sarawak.

Los guerrilleros de Sarawak una vez contaron con el apoyo directo de los servicios especiales de Indonesia, interesados ​​en debilitar la presencia de Malasia en Kalimantan. Así, al comienzo de sus actividades, las unidades guerrilleras de Saravak incluso tenían oficiales indonesios o oficiales no comisionados del cuerpo de comando marino o paracaidistas de la fuerza aérea como instructores. El golpe militar del general Suharto en 1965, que derrocó el poder del Sukarno pro-soviético, puso fin a la cooperación de Indonesia con los comunistas de Sarawak. Sin embargo, este último continuó luchando contra las tropas de Malasia, y luego de Indonesia, hasta el 1990 de noviembre. 30 de marzo 1970 fue formado por el Partido Comunista de Kalimantan del Norte, que durante veinte años lideró la resistencia armada de destacamentos partisanos en Sarawak.

La guerra malaya olvidada: cómo los comunistas lucharon contra la Commonwealth británica

El comienzo del colapso del campo socialista fue el último para los comunistas malayos que habían luchado en las montañas y selvas de la península de Malaca durante más de cuarenta años. 2 Diciembre 1989 en la ciudad de Had Yai, en el sur de Tailandia Chin Pen firmó acuerdos de paz entre el Partido Comunista de Malaya y los gobiernos de Malasia y Tailandia. Sin embargo, Malasia no permitió que los ex militantes del Partido Comunista regresaran al país y se establecieron en las "aldeas pacíficas" en el sur de Tailandia.

Chin Pen vivió en Tailandia hasta su muerte en 2013, a la edad de 88. En 2006, mientras Chin Peña aún estaba vivo, el director malayo Amir Muhammad dirigió su película The Last Communist, que se prohibió que se mostrara en Malasia (incluso la posesión de un disco con esta película en Malasia es punible por ley, aunque en realidad es solo una narración biográfica sobre la vida y el destino del líder permanente de los comunistas malayos, cómo decidió una confrontación armada a largo plazo (primero con los países de la Commonwealth británica y luego con la soberana Malasia).
autor:
4 comentarios
Anuncio

Suscríbase a nuestro canal de Telegram, regularmente información adicional sobre la operación especial en Ucrania, una gran cantidad de información, videos, algo que no cae en el sitio: https://t.me/topwar_official

información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.
  1. parusnik
    parusnik 24 Septiembre 2014 09: 54
    0
    Los británicos comenzaron a ganarse la simpatía de la población malaya. Como el movimiento partidista era casi completamente chino, no era popular entre la población malaya.
    Lógicamente, divide y vencerás ...
    1. Bayoneta
      Bayoneta 24 Septiembre 2014 13: 17
      +1
      Cita: parusnik
      . Como el movimiento partidista era casi completamente chino, no era popular entre la población malaya.

      Casi como en Ucrania, sólo "chino" es reemplazado por ruso y "malayo" por ucraniano.
  2. Sirio-2
    Sirio-2 24 Septiembre 2014 17: 34
    0
    La Malaya británica se enfrentó a la Segunda Guerra Mundial con feroces batallas de las tropas británicas contra los invasores japoneses. Al final, los japoneses lograron capturar el territorio de la península de Malaca, e incluso Singapur, que se consideraba la principal base militar británica en la región.

    Recuerdo un hecho: cuando los japoneses se acercaron a Singapur, los británicos se rindieron rápidamente. Entonces los británicos y los soldados descubrieron más y municiones llenas.
    1. Bayoneta
      Bayoneta 24 Septiembre 2014 17: 45
      0
      Cita: Sirius-2
      Recuerdo un hecho: cuando los japoneses se acercaron a Singapur, los británicos se rindieron rápidamente.

      Aquí todo está en detalle: https://ru.wikipedia.org/wiki/%D1%E8%ED%E3%E0%EF%F3%F0%F1%EA%E0%FF_%EE%E1%EE%F0%
      EE% ED% E0