Kenia contra los terroristas somalíes: la guerra en el Cuerno continúa

2 de abril se produjo un ataque sangriento en la ciudad keniana de Gariss. Las víctimas de fanáticos de la organización terrorista Al-Shabab se convirtieron en personas 147, en su mayoría estudiantes de la Universidad de Kenia. Militantes de la organización fundamentalista atacaron el albergue estudiantil, matando a jóvenes inocentes y desarmados. Kenia es considerado uno de los países más desarrollados económica y culturalmente del continente africano. Después de la represión del movimiento Mau Mau, cuyos rebeldes intentaron oponerse a los colonialistas británicos, Kenia obtuvo pacíficamente la independencia política de Gran Bretaña.

La mayoría de la población en Kenia siempre ha sido cristianos: protestantes y católicos, en conjunto hay más del 80% del número total de ciudadanos del país. Los musulmanes son mucho más pequeños, solo 10%. Básicamente, los musulmanes incluyen a los indopakistaníes y árabes que viven en las ciudades de la costa de Kenia. Sin embargo, en las últimas dos décadas, la población musulmana en Kenia ha aumentado significativamente debido a los refugiados de la vecina Somalia. Después de que el estado unificado en Somalia colapsara y estallara una sangrienta guerra civil entre varios grupos armados, los refugiados se dirigieron a Kenia.



Guerra eterna en África oriental

Kenia contra los terroristas somalíes: la guerra en el Cuerno continúa


Somalia se ha convertido en el principal punto caliente en el este de África, y todos sus vecinos están sufriendo actualmente la desestabilización de la situación en este país. El acto terrorista que reclamó cerca de un centenar y medio de vidas humanas no fue de ninguna manera el primero en el mundo moderno. historias Kenia El hecho es que Kenia se considera el socio más cercano de los estados occidentales, principalmente los Estados Unidos y Gran Bretaña, en África Oriental. En consecuencia, las tareas de la oposición armada a las facciones somalíes radicales siempre se le asignaron. Además, la provincia nororiental de Kenia, adyacente a Somalia, está habitada por tribus cusitas relacionadas con los somalíes. Este territorio es un foco de inestabilidad potencial en el propio Kenia y el gobierno de Kenia simplemente se ve obligado a combatir a los grupos radicales somalíes para neutralizar su influencia en la Provincia Noreste y los musulmanes que viven en el mismo Kenia. Además, Kenia, como el país más desarrollado y pro occidental de África del Este, es un participante importante en la operación de mantenimiento de la paz durante varios años en Somalia y lucha contra grupos islamistas radicales no solo en su territorio, sino también en la vecina Somalia.

Los somalíes siempre han sido conocidos en el noreste de África por sus duras costumbres. El Islam radical descansa perfectamente en la filosofía tribal austera de los nómadas del desierto. Los somalíes siempre han sido honrados por la destreza militar, la verdad para demostrarlo, la mayoría de las veces, solo era posible en choques tribales y redadas depredadoras. Pero, sin embargo, en Somalia hay una historia digna de resistencia anticolonial, aunque al final fue posible dividir el territorio del país entre Inglaterra, Francia e Italia. Hoy, en el lugar de la Somalia francesa, hay un estado independiente de Djibouti, habitado por las tribus Afar e Issa, y en el lugar de la Somalia británica e italiana, el estado de Somalia, que desde 1990. de hecho no existe como una sola entidad política.

Unión de Tribunales Islámicos

Todo un grupo de factores contribuyó a la difusión de sentimientos fundamentalistas radicales en Somalia. Esto, como señalamos anteriormente, características de la cosmovisión y el estilo de vida de las tribus somalíes, el empobrecimiento total de la población somalí y, lo que es más importante, las guerras sangrientas en el país y su colapso real en los cuasi estados del clan, no reconocidos por la comunidad mundial. En medio de los 1990, cuando la guerra civil en Somalia estaba en pleno apogeo, los miembros del clan Javiya, uno de los clanes somalíes más grandes e influyentes, crearon la organización Union of Islamic Courts. Dirigida por Sharif Ahmed, quien una vez fue maestra de geografía.
Sheikh Sharif Sheikh Ahmed pertenece en su origen a la rama Abgaal del clan Hawiyah. Nació en 1964 en la provincia de Jackhe en el noreste de Somalia y perteneció al tarikat Sufi Al-Idrissiyya. Desde muy joven, se preparó para una carrera religiosa al inscribirse en una escuela abierta por misioneros egipcios de la Universidad de Al-Azhar. Recibió educación superior en la Universidad de Kordofan en Sudán y en Libia. Mientras estudiaba en la Universidad de Kordofan, se unió a la organización de la Hermandad Musulmana. En 1998, Sheikh Sharif Ahmed regresó a Somalia y se estableció en Mogadishu, donde trabajó como maestro de escuela.

En 1993, el primer tribunal islámico apareció en Mogadiscio, la capital del país, en el distrito de Medina. Los tribunales islámicos que formaban parte del sindicato aplicaron la severa ley de la Sharia contra delincuentes, narcotraficantes y rebeldes que robaron y violaron a civiles. Dado que la ley de la sharia prescribe un trato especialmente cruel a los criminales, los tribunales islámicos rápidamente ganaron autoridad entre la población local. Poco a poco, los "alguaciles" se convirtieron en una poderosa estructura militar.

En 1999, la Unión de Tribunales Islámicos se apoderó de varios sitios importantes en Mogadiscio. Gradualmente, las posiciones de la Unión de Tribunales Islámicos crecieron, especialmente porque la organización era diferente del resto de los grupos rebeldes que operaban en Somalia, con una severa religiosidad y sin permitirse muchas acciones criminales. Así, los tribunales islámicos lucharon contra la piratería en la costa somalí. Destacamentos armados de la Unión de Tribunales Islámicos trataron con piratas y representantes de grupos delictivos. 5 Junio ​​2006 La ciudad de los Tribunales Islámicos pudo establecer plenamente el control sobre todo el territorio de Mogadishu y mantener la capital de Somalia bajo su gobierno hasta diciembre 28 2006. Esto indicaba el increíble poder de la organización, ya que durante casi veinte años ninguno de los grupos rebeldes había logrado poner a la capital somalí bajo control total; varios grupos militantes controlaban barrios y áreas específicas de la ciudad, pero no podían obtener el poder sobre todo Mogadiscio. Fue posible expulsar a los destacamentos de la Unión de Tribunales Islámicos del territorio de la capital somalí con la ayuda del ejército regular de Etiopía, que acudió en ayuda del "Gobierno Provisional de Somalia". Sin embargo, la Unión de Tribunales Islámicos no ha perdido su posición en el país.

"Movimiento Mojahedin Juvenil"

La mayoría de los militantes se reorganizaron en nuevas unidades armadas y se convirtieron en parte del 2003 actual - 2004. Organizaciones de Al-Shabab. Su nombre más completo, "Harakat al-Shabab al-Mujahidin", se traduce como "Movimiento Mojahedin Juvenil". La organización también se llama Movimiento Popular de Resistencia en el país de dos estados. El núcleo de Al-Shabab estaba formado por miembros del ala juvenil de al-Ittihad al-Islamiya (Unión Islámica). Fue dirigido por el jeque Ahmad Abdi Godan (Jeque Mukhtar Abu Zubeir). Muchos militantes de ayer de la Unión de Tribunales Islámicos se unieron a la organización y establecieron una estrecha cooperación con organizaciones fundamentalistas internacionales de sentido extremo.





Después de la derrota de la Unión de Tribunales Islámicos por parte de las tropas etíopes, su líder, Sharif Ahmed, huyó a Eritrea. El gobierno de Eritrea casi a nivel oficial ayudó a los islamistas somalíes, incluso en la cima de Etiopía, su adversario tradicional. Para ayudar a los islamistas somalíes, Eritrea incluso se ha impuesto sanciones internacionales. Sin embargo, al estar en un exilio forzado, Sharif encabezó la recientemente creada Alianza de Somalia. En octubre, 2008 entre los líderes del Gobierno Provisional de Somalia y la Alianza para la Nueva Liberación Somalí firmó un acuerdo de gestión conjunta. Comenzó una retirada gradual del ejército etíope de Somalia, lo que permitió a Sharif regresar a su tierra natal. Se instaló en la ciudad de Jowhar en 90 km. de Mogadiscio. Dado que Sharif era un líder político relativamente moderado y, al mismo tiempo, popular, en enero 31 2009, fue elegido presidente de Somalia. Permaneció en esta posición hasta 20 agosto 2012.

Al-Shabab tiene las posiciones más fuertes en el sur y este de Somalia. La activación de Al-Shabab en el nivel de acción terrorista comenzó en 2011. Esto se debió a una serie de circunstancias políticas objetivas características del desarrollo de Somalia en el período objeto de examen. 6 Agosto 2011 del año Mogadiscio fue completamente liberado de los militantes de Al-Shabab. Naturalmente, esta situación no podría atraer a los radicales islámicos. Declararon que su retiro de la capital era solo una maniobra para salvar su fuerza y ​​pasar a una nueva ofensiva. Sin embargo, en lugar de un ataque militar directo a la capital somalí, los militantes lanzaron actos terroristas. 4 de octubre 2011, un terrorista suicida explotó en un automóvil en Mogadiscio. Muchos soldados y funcionarios del gobierno somalí han muerto. La responsabilidad de organizar la explosión fue asumida por Al-Shabab. Así comenzó a transformarse en una organización terrorista activa políticamente y, en principio, apoyada por una parte de la población del movimiento del país.



Gradualmente, "Al-Shabab" también procedió a cometer actos de terrorismo contra ciudadanos extranjeros, así como en el territorio de otros estados. En realidad, la enemistad de larga data de esta organización con Kenia se remonta a ellos. Cabe señalar que originalmente "Al-Shabab" actuó en Kenia más bien con fines de propaganda. El hecho es que en Kenia, como se señaló anteriormente, vive un número significativo de somalíes. Esta no es solo la frontera de las tribus Cushitic o los refugiados en los campos, sino también los inmigrantes en la capital de Kenia, Nairobi. En esta ciudad, uno de los distritos incluso se llama "Pequeño Mogadiscio". En realidad, desempeña el papel de "capital somalí en el exilio", ya que existen organizaciones religiosas y culturales, empresas comerciales y tiendas de propiedad de somalíes. Naturalmente, entre los habitantes de "Little Mogadishu" hay un gran número de posibles seguidores de "Al-Shabab". Estos son jóvenes somalíes predominantemente desempleados que no pueden encontrar empleo en Kenia y están obligados a prohibir la delincuencia o los ingresos ocasionales. Al mismo tiempo, hay simpatizantes de la organización entre representantes acreditados de la diáspora somalí, que proporcionan fondos para Al-Shabab en Kenia y se comprometen a garantizar la apertura de centros culturales islámicos y mezquitas en Nairobi.

1 de octubre 2011: miembros de Al-Shabab secuestraron a un ciudadano francés en Kenia. Octubre 13 2011 fue capturado por militantes de la organización, dos ciudadanos españoles, empleados de la organización internacional Médicos Sin Fronteras, comprometidos en una causa noble: la implementación de la atención médica para los refugiados somalíes en campamentos en Kenia. Los “Médicos sin Fronteras” se apresuraron a evacuar parcialmente al personal de Kenia, porque temían por la seguridad de sus empleados. Naturalmente, lo que sucedió enfureció a las autoridades kenianas. La respuesta de Nairobi a las actividades de los militantes somalíes fue inmediata. En la frontera de Kenia y Somalia se concentró un gran grupo de fuerzas armadas de Kenia, que incluía unidades de las fuerzas terrestres, la fuerza aérea y la marina del país. El número total de soldados y oficiales kenianos involucrados en el grupo alcanzó a 4 miles de personas. La composición de los grupos incluidos 1-de Infantería y 78-Panzer batallón del ejército de Kenia, 65-batallón de artillería de campaña y el grupo de artillería 77-ésimo helicópteros del ejército de Kenia 50-ésimo aeromóvil batallón, escuadrón de F-5 Air Kenya y un grupo de patrulla y Botes patrulleros estacionados en las bases de la Armada de Kenia en Mombasa y el Archipiélago de Lamu. El puesto de mando central del grupo keniano estaba ubicado en la ciudad de Garissa.

Operación Linda Nchi

El 16 de octubre de 2011, comenzó la Operación Linda Nchi (traducida del idioma swahili más utilizado: "¡Proteja el país!"), Cuyo objetivo era suprimir las formaciones de la organización Al-Shabab en los territorios de Somalia que limitan con Kenia y evitar posibles filtrando militantes a través de la frontera con Kenia. Tropas kenianas cubiertas por aviación y artillería, cruzó la frontera de Somalia. Al día siguiente, 17 de octubre, Al-Shabab exigió que Kenia retirara inmediatamente sus tropas de Somalia. Sin embargo, la declaración de guerra a Kenia por Al-Shabab no se produjo hasta el 27 de octubre.

Cabe señalar que en su deseo de destruir o, al menos, suprimir Al-Shabab en las zonas fronterizas, Kenia no estaba solo. Del lado de Kenia estaban las tropas del Gobierno de Transición de Somalia, un total de aproximadamente cuatro a cinco mil militantes, las Fuerzas Armadas regulares de Etiopía. Desde el mar, las operaciones de la Marina francesa y estadounidense cubrieron la operación. Octubre Avión 30 Un avión keniano bombardeó la ciudad de Djilib y mató a los residentes locales de 12. 10 Noviembre Las unidades 2011 del ejército de Kenia avanzaron 120-130 km. en lo profundo de la frontera. Los combatientes de Al-Shabab se vieron obligados a recurrir a las tácticas de la guerrilla, incapaces de participar en una confrontación abierta con las unidades del ejército regular.



En noviembre, 19, unidades de las Fuerzas Armadas de Etiopía ingresaron en vehículos blindados 30 en Somalia. Así, las fuerzas terrestres de los oponentes de Al-Shabab iban a atacar el territorio controlado por el grupo en tres direcciones. Las unidades del ejército keniano atacaron desde el sur, las fuerzas armadas etíopes desde el oeste y los destacamentos del Gobierno de Transición de Somalia desde el este. Al-Shabab declaró una jihad del ejército keniano y advirtió sobre la disposición a organizar el terror en Kenia, a menos que las autoridades del país retiren unidades del ejército keniano de Somalia.

Cabe señalar que después de la invasión de Somalia, las fuerzas armadas de Etiopía comenzaron a desempeñar un papel clave en el conflicto, tomando la ciudad por ciudad por asalto. En diciembre, 31, unidades del ejército etíope con un total de tres mil soldados y oficiales, superando la feroz resistencia de los militantes de Al-Shabab, asaltaron la ciudad de Beledweyne, la capital de la provincia de Hiran. Continuaron los ataques aéreos contra posiciones islamistas. Así, en enero, 7 2012, como resultado de un ataque aéreo de la Fuerza Aérea de Kenia, sobre los militantes de 50 fueron destruidos y 60 resultó herido. En paralelo, partes de las fuerzas terrestres de Kenia ocuparon varios asentamientos. 22 La ciudad de Baydabo de febrero, controlada por militantes, fue tomada por unidades etíopes. En marzo, 2, las tropas del Gobierno de transición somalí y el personal de mantenimiento de la paz de la Unión Africana que los ayudó a tomar la base petrolera por asalto, que fue utilizada por los islamistas y ubicada cerca de Mogadiscio. La siguiente ciudad, tomada por las tropas etíopes, fue El Bour. Esto incluía una columna de vehículos blindados etíopes y un destacamento somalí de Al Sunna Wallamah, leal al Gobierno de transición somalí.

En las regiones centrales de Somalia, el principal adversario de Al-Shabab fueron las unidades gubernamentales somalíes, apoyadas por el contingente de mantenimiento de la paz de la Unión Africana. 21 Las fuerzas de mantenimiento de la paz y del gobierno de transición de mayo lanzaron una operación para capturar la ciudad de Afgoye, que albergaba una de las bases militares más grandes, Al-Shabab. La operación de mayo de 25 se completó con la captura de la ciudad. El número total de militantes de la organización islamista durante la lucha disminuyó a 6-8 miles de personas. Los militantes de 700 fueron capturados por las tropas del Gobierno de Transición. Sin embargo, en manos de los militantes quedaron varios puntos importantes en la costa, a través de los cuales recibieron оружие de organizaciones terroristas internacionales.

La tarea de la Coalición Aliada era tomar el puerto de Kismayo, a través del cual se suministraban armas, municiones y alimentos. 29 la ciudad de mayo fue bombardeada desde los barcos de la marina de Kenia En respuesta a 30 en mayo, los militantes de Al-Shabab organizaron un intento de asesinato contra Sharif Ahmed, el presidente de Somalia. Después de todo, el líder de ayer de la Unión de Tribunales Islámicos era ahora su oponente, el líder del Gobierno de transición. Sin embargo, el presidente no resultó herido. 31 Las tropas kenianas de mayo capturaron la segunda ciudad más grande de Afmadou, en el sur de Somalia. A principios de septiembre, 2012, tropas del Gobierno de Transición de Somalia, tomaron el puerto de Mark y la ciudad de Miido. El 29 de septiembre, como resultado de una gran batalla, capturó el puerto más importante de Kismayo, la capital de Al-Shabab en el sur de Somalia. Tropas kenianas desembarcaron en el puerto con barcos de desembarco.

Actividad terrorista "Al-Shabab"

Naturalmente, durante la fase activa de las hostilidades y después de ella, los militantes de Al-Shabab cometieron ataques regulares en Somalia, contra las fuerzas e instituciones gubernamentales, así como en Kenia. 10 Marzo 2012 fue una explosión en Nairobi. 14 marzo se organizó una serie de explosiones en Mogadiscio. 4 Abril 2012 La explosión ocurrió en el Teatro Nacional de Mogadiscio. En septiembre, 2013, militantes de la organización atacaron un centro comercial en Nairobi. Como resultado de acciones militantes, las personas 67 murieron. Esto fue seguido por un ataque de "comandos" no identificados en el territorio de Somalia, como resultado de lo cual una de las casas en la ciudad de Barawa fue atacada. Aparentemente, los líderes de alto rango del grupo de Al-Shabab se escondían en la casa y se planificó contra ellos una redada de fuerzas especiales no identificadas que habían aterrizado desde un helicóptero. Además, la casa se abrió fuego desde el mar - desde el barco. El grave daño que sufrió Al-Shabab por las acciones de las tropas de Kenia y Etiopía no impidió que la organización mantuviera el control sobre varias regiones del sur de Somalia. La propaganda de puntos de vista radicales es realizada por la organización, principalmente entre los jóvenes, especialmente entre los adolescentes. La abrumadora mayoría de los militantes ordinarios de Al-Shabab son personas muy jóvenes, adolescentes que no han alcanzado la mayoría de edad.

Otra fuente de reposición de la organización son los repatriados de Yemen. Un gran número de somalíes fueron tradicionalmente a Yemen. A pesar del hecho de que Yemen es un país pobre, en Somalia, aún peor. Por lo tanto, muchos jóvenes somalíes y se fueron al otro lado del estrecho en busca de la felicidad. Tal vez alguien pueda llegar a trabajar en una rica Arabia Saudita. Sin embargo, la mayoría se instaló en el mismo Yemen, sin medios de subsistencia. Muchos se inscribieron en los campos de entrenamiento de al-Qaida ubicados en Yemen. Por cierto, en 2012, Al-Shabab anunció su membresía en la organización internacional Al-Qaida. Esta decisión ha mejorado el apoyo financiero y organizativo de los terroristas somalíes. La revitalización de la organización en 2014 obligó a las fuerzas del gobierno somalí a lanzar una nueva operación llamada "Océano Índico". Septiembre 1 mató al líder de Al-Shabab, Sheikh Godun, como resultado de un ataque con misiles.

Controlado por las fuerzas de paz de la Unión Africana, Kismayo sigue siendo una ciudad con muchos problemas. Los soldados kenianos estacionados aquí corren el riesgo de ser asesinados todos los días como resultado de una explosión o un ataque desde una esquina. Las posiciones de Al-Shabab en Somalia siguen siendo fuertes. La organización cuenta con al menos cinco mil militantes y está financiada por organizaciones internacionales. Radicales de varios países del mundo vienen para Al-Shabab. Pero, por supuesto, la mayoría de los combatientes siguen siendo jóvenes somalíes empobrecidos. Caen en las filas de los militantes, siendo psicológicamente zombis, drogados o atraídos por la oportunidad de apoderarse de al menos algunos medios financieros. Otra cosa: los "voluntarios" extranjeros que desempeñan un papel crucial en la preparación y organización de los militantes.

El muro de Kenia y la expulsión de "refugiados" - un bono a las operaciones militares



El ataque terrorista en la Universidad de Garissa 2 en abril 2015 causó una nueva fase de confrontación entre Al-Shabab y las autoridades de Kenia. En Kenia, comenzaron las inspecciones masivas de la población somalí por parte de la policía y el personal militar. 6 de abril 2015 Los aviones de la Fuerza Aérea de Kenia lanzaron ataques aéreos en Somalia, buscando destruir las bases militares y de entrenamiento de la organización radical. Al mismo tiempo, Kenia lanzó herramientas diplomáticas. Las autoridades han pedido a las Naciones Unidas que cierre el campamento de refugiados en la ciudad keniana de Dadab. Aquí, en Kenia, hay al menos 335 miles de refugiados somalíes. Sin embargo, las autoridades de Kenia, teniendo en cuenta el número de habitantes no registrados del campamento, estiman su número al menos en 600 miles de personas.

El campo de refugiados más grande del mundo se abrió en 1991 para las personas que huyen de los horrores de la guerra en Somalia. Pero ahora las autoridades kenianas tienen buenas razones para creer que, bajo el disfraz de los refugiados, hay un número significativo de militantes activos y potenciales de Al-Shabab que se esconden en el campamento. 12 abril 2015 El vicepresidente de Kenia, William Ruto, declaró que si la ONU no resolvía el problema de cerrar el campamento dentro de tres meses, el gobierno de Kenia cumplirá con esta tarea. Las autoridades de Nairobi también pretenden construir un muro de 700-kilómetro a lo largo de la frontera entre Kenia y Somalia. De acuerdo con el liderazgo de Kenia, esta medida forzada debe evitar la posibilidad de penetración en el territorio de Kenia de ciudadanos somalíes, entre los cuales pueden haber terroristas y elementos criminales. Parece que el ataque terrorista en Garissa fue la última gota de la paciencia del gobierno de Kenia y ahora el funcionario de Nairobi intenta resolver el "problema de los somalíes" en su territorio, sin importar nada.
autor:
Ctrl enter

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

7 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión