Military Review

Modelo de belgrado

1
Modelo de belgrado27 de mayo a 2 de junio 1955, Primer Secretario del Comité Central del PCUS N.S. Khrushchev estaba de visita en la República Popular Federal de Yugoslavia (FNRY). Como resultado de la visita, se firmó la "Declaración de Belgrado", que fue la tan esperada normalización de las relaciones entre la URSS y la FNRY.

Un año después, en junio, el presidente yugoslavo, el mariscal Josip Broz Tito, visitó Moscú. Ahora ambas partes ya han firmado la "Declaración de Moscú", que se ha convertido en un paso importante hacia el establecimiento de relaciones que, como parecía antes, se corrompieron irremediablemente.

La normalización en sí fue posible después de la muerte de I.V. Stalin y el derrocamiento en 1954 del Olimpo político de Yugoslavia Milovan Dzhilasa - comunista "liberal" y uno de los críticos más ardientes de la URSS.
Djilas fue durante mucho tiempo un asociado de Tito, y en 1953 fue nombrado vicepresidente de Yugoslavia. Y aquí, de repente, comenzó a criticar la práctica de la construcción socialista, no solo en la URSS, sino también en su propio país. El periódico Borba (el órgano oficial de los comunistas yugoslavos) publicó una serie de sus artículos en los que atacó los "métodos estalinistas" de la dirección de FNRY. Djilas condenó el sistema de partido único y exigió la introducción de un sistema de partido múltiple. Además, abogó por la "justicia independiente".

Durante un tiempo, el liderazgo yugoslavo toleró las críticas de Djilas, pero fue demasiado agudo. El vicepresidente incluso planteó el concepto de que se formó una cierta clase dominante en el país.

Al final, Djilas fue eliminado de todos los mensajes, pero se quedó en la fiesta. A partir de ahí, se fue él mismo, en marzo a 1954. Y en diciembre, el comunista deshonrado dio una entrevista al New York Times. Afirmó que Yugoslavia se había convertido en un país totalitario, gobernado por reaccionarios. Después de tal demarche, fue condenado a libertad condicional. Y en 1956, Djilas ya se plantó de verdad, durante tres años. Además, lo que es muy característico es la condena de la operación militar-política soviética en Hungría. La caída de Djilas en el Kremlin fue percibida como una buena señal, porque fue él quien fue responsable de la justificación ideológica de la rectitud de Tito en su conflicto con Stalin.

Sin embargo, incluso después de su cambio, la actitud hacia el liderazgo yugoslavo continuó siendo negativa. Se anunció oficialmente que la "camarilla de Tito" decidió cambiar a Djilas solo bajo la "presión de los trabajadores". Hubo diferentes opiniones sobre Yugoslavia (escéptica sobre las perspectivas de reconciliación, en particular, VM Molotov), ​​y el liderazgo no decidió de inmediato sobre este tema. Aún así, por ejemplo, en julio de 1954, el órgano oficial soviético declaró: "Habiendo examinado los materiales relacionados con historias la ruptura del Partido Comunista de Yugoslavia con los partidos comunistas y obreros, así como la posterior retirada de los yugoslavos de la comunidad de la democracia popular, el Comité Central del PCUS cree que el núcleo principal del CPY sin duda permitió grandes desviaciones del marxismo-leninismo durante ese período, deslizando hacia posiciones de nacionalismo burgués Y se opuso a la Unión Soviética. "Los líderes extendieron su política hostil hacia la Unión Soviética a los países de democracia popular, a los que se mostraron arrogantes antes de la ruptura, exigiendo el reconocimiento del estado especial de la CPU ..."

Jruschov y Tito: normalización

Sin embargo, todo cambió en cuestión de días. Ya en agosto de 1954, Khrushchev escribió una carta a Tito, en la que sugería iniciar negociaciones sobre la normalización. Tito aprobó esta iniciativa, pero presentó una serie de condiciones. Se le pidió a Moscú que disolviera la Oficina de Información del Partido Comunista y Obrero (Kominform, la versión ligera de Comintern), que dejara de interferir en los asuntos yugoslavos, rechazara las críticas al modelo yugoslavo de socialismo y reconociera que el conflicto entre los dos países no es obra de L.P. Beria, pero tiene raíces profundas. Además, se le exigió a Khrushchev que comenzara a eliminar las consecuencias de la política estalinista "equivocada"; luego, dicen, todo se normaliza por sí mismo. Además, Tito dijo que la reunión de líderes sigue siendo indeseable.

El líder yugoslavo habló con Khrushchev desde una posición de fuerza, se le exigió a Nikita Sergeevich que se arrepintiera, que cambiara su política exterior y nacional. Y Khrushchev llegó a un acuerdo con esto, de hecho, un ultimátum. Incluso pagó a Yugoslavia algo así como una compensación: la URSS le perdonó sus deudas y le otorgó nuevos préstamos.
El resultado fue una paradoja: el liderazgo soviético intentó compensar a "Yugoslavia" por presionarlo, pero lo hizo todo de la misma manera ordenada. Esto causó insatisfacción con la dirección del Partido Albanés del Trabajo (APT), el primer secretario de su Comité Central, Enver Hoxha, escribió sobre esto: “Cuando se tomó la decisión de condenar las actividades antimarxistas de la dirección yugoslava, no estábamos en la Oficina de Información. Sin embargo, Stalin, el PCUS (b) y los miembros del partido de la Oficina de Información nos consultaron muchas veces. Hicieron esto no solo de acuerdo con las normas leninistas, que requieren un amplio y detallado intercambio de opiniones, sino también porque contamos con una amplia experiencia en contactos prácticos con los líderes yugoslavos durante y después de la guerra. En particular, en esta ocasión, me encontré de incógnito con Vyshinsky en Bucarest en presencia de Dej (el líder rumano Gheorghe Gheorghiu-Dej. - A.E.). Los numerosos e indiscutibles hechos de las traicioneras actividades de los líderes yugoslavos presentados por mí en esta reunión fueron muy apreciados por Vyshinsky y Dej. Esto demuestra una vez más cuán cuidadosamente y sabiamente fueron preparadas las decisiones políticas de la Oficina de Información y Stalin. Los jruschovitas, que ahora alegan hipócrita y falsamente que Stalin ignoró las normas más elementales de las relaciones entre las partes, se están comportando de manera irresponsable y arrogante con las partes fraternales, ignorando sus opiniones, tomando decisiones en su nombre a sus espaldas ". ("Khrushchev").

Por supuesto, sería una gran exageración creer que la desestalinización de la URSS (que comenzó en el mismo orden de magnitud) fue impuesta por el liderazgo de Yugoslavia. Pero sus demandas jugaron un papel: Jruschov comenzó a "corregir" la política estalinista, como se le exigía. En 1956, se celebró el XX Congreso del PCUS, en el que se expuso el "culto a la personalidad de Stalin". Después de esto, la fermentación comenzó en Europa del Este pro-soviética. En Polonia, Vladislav Gomulka llegó al poder, habiendo recibido previamente un término precisamente como "titoísta". El país fue sacudido, y en Moscú decidieron comenzar una operación militar. Sin embargo, el ejército polaco expresó su disposición a ofrecer todo tipo de resistencia a cualquier intento de resolver la situación a través de la Unión Soviética. tanques. Y en Moscú retrocedieron: Jruschov estaba muy, muy lejos de Stalin "expuesto" por él.

Y luego, y mucho más en serio, sacudió a Hungría. Una poderosa acción anticomunista estalló allí, en la que participaron varias fuerzas. Bastantes eran elementos de extrema derecha, reaccionarios, pro nazis, que gozaban de la plena protección de las agencias de inteligencia occidentales. Pero decenas de miles de trabajadores que se oponen a la deformación burocrática del socialismo participaron activamente en la protesta. Inspirados por el ejemplo yugoslavo de socialismo "autogestionado", crearon consejos de trabajadores que tomaron el destino de las empresas en sus propias manos. Sin embargo, no se habló de ninguna restauración del capitalismo. Entonces, en noviembre, 14 de 1956, el Consejo de Trabajadores del Gran Budapest decidió: "La forma social de Hungría será un sistema social basado en la prohibición de la explotación (socialismo), que significa específicamente ... mantener la reforma agraria de 1945 con la máxima inversión en 20. 40 mantiene ... la nacionalización Minas, bancos e industria pesada, propiedad pública de fábricas basadas en el gobierno autónomo de los trabajadores y que proporciona a los trabajadores acciones o beneficios empresariales, libertad total de un empresario privado o cooperativo STVA con garantías aseguradas por la prohibición de la explotación ...".

Jrushchov estaba extremadamente asustado, porque las ideas del socialismo autogestionado podían penetrar en la URSS.
Decidió contar con el apoyo de Tito. Durante dos días, Khrushchev dirigió negociaciones secretas con el mariscal en su residencia, en la isla de Brioni. Allí, lloró en su chaleco, enfatizando que la gente comenzó a hablar: "bajo Stalin, esto no fue así". Y Tito aceptó convertirse en Moscú con un apoyo limitado, pero al mismo tiempo permitió que el primer ministro húngaro, el "reformador" Imre Nagy, se escondiera en la embajada yugoslava. Allí recibió garantías de inmunidad por parte de las autoridades soviéticas, abandonó el territorio de la embajada y fue capturado de inmediato, y dos años después, fusilado. Tal traición enfureció a Tito, un gato negro corrió entre él y Khrushchev.

Nueva agravacion


Khrushchev "agradeció" al mariscal Tito por su apoyo de una manera muy peculiar, casi igual que el mariscal Zhukov. Lanzó una poderosa campaña ideológica contra el "revisionismo yugoslavo". Esta decisión se tomó en una reunión del Presidium del Comité Central del CPSU 24 en abril 1958, donde concluyeron que la crítica debería ser real, pero que el tono debería mantenerse "de manera conjunta", los individuos específicos no se verán afectados. (Más tarde, otros partidos comunistas se establecieron en Yugoslavia.) El ideólogo principal del Buró Político del Comité Central del PCUS, MA. Suslov, quien acusó a la Unión de Comunistas de Yugoslavia (UCC) de ambiciones excesivas. Además, Yugoslavia fue criticada por la "conciliación" en relación con el imperialismo estadounidense (irónicamente, la Unión Soviética en ese momento hizo esfuerzos para acercarse a la dirección de los Estados Unidos).

La posición del SKYU fue objeto de críticas públicas y muy duras en el XXI Congreso del PCUS (enero 27 - febrero 5 1959 de febrero). Luego Khrushchev dijo sin rodeos: "Los líderes yugoslavos se opusieron a la Declaración de la Reunión de Moscú de los Partidos Comunistas y 1957 con su programa revisionista. en el que lideraron un ataque a las posiciones marxistas-leninistas del movimiento comunista internacional ". Los "revisionistas yugoslavos fueron acusados ​​de negar la necesidad de una" solidaridad de clase "internacional. Los ataques a la "no alineación", tomados por Tito. Jruschov observó que estaba "completamente golpeado por el espíritu de los monopolios estadounidenses que alimentan al" socialismo yugoslavo ". Ya más tarde, se emitió el veredicto final, en el programa de la UCI que encontraron "la encarnación más completa de la ideología del revisionismo".

La ira particular de Khrushchev fue causada por el hecho de que los líderes de la FNRY "disuelven toda especulación sobre las supuestas diferencias entre el Partido Comunista de la Unión Soviética y el Partido Comunista de China. Como dice el proverbio ruso, "hambriento cuma pan en la mente". Los revisionistas buscan desacuerdos entre nuestros partidos comunistas, pero sus ilusorias esperanzas están condenadas al fracaso. (Tormentoso y prolongado aplauso.) ... Puede decirle a los revisionistas yugoslavos: no busque grietas donde no haya ninguna. Aparentemente, usted desea alentarse y engañar al pueblo yugoslavo al especular que existen desacuerdos no solo entre nosotros y usted, sino también supuestamente entre la Unión Soviética y la República Popular China. No funcionará. Usted no ve esto como sus oídos. (Animación. Aplausos.) El Partido Comunista de la Unión Soviética y el Partido Comunista Chino están haciendo todo lo posible para fortalecer la amistad entre los dos grandes países socialistas. (Tormentoso, aplauso prolongado).

Bueno, tomará bastante tiempo, y los dos países se pelearán, y completamente. Y las palabras de Khrushchev serán otro ejemplo de su charla ociosa y su jactancia.
Una nueva ruptura en las relaciones, sin embargo, no sucedió. Ambas partes simplemente se pelearon entre sí ... Y en 1963, Khrushchev incluso visitó Yugoslavia. Tito estaba bien dispuesto, pero Nikita Sergeevich estaba inclinada a la controversia. Entonces, el líder soviético mostró gran interés en el sistema de consejos de trabajadores.

“Al principio, parecía estar decidido a demostrar que este sistema era ineficiente:“ Todos los trabajadores quieren más. Dice que me den más dinero. El director dice que necesita más dinero para las inversiones, de lo contrario, su producción no será rentable ". La gerencia de la planta explicó a Khrushchev que tales puntos de vista están desactualizados. Muchos consejos de trabajadores acordaron realizar inversiones muy grandes con la esperanza de que rindieran buenos resultados, e incluso hicieron una reducción temporal de los salarios por debajo del mínimo establecido. El principal problema al que se enfrentó el consejo de trabajadores fue el requisito de que las autoridades locales invirtieran todo su dinero dentro de la región en cuestión, sin preocuparse de si era beneficioso desde el punto de vista económico. Después de visitar Rakovica, Khrushchev comentó ambiguamente que los consejos de trabajadores yugoslavos ya no eran "lo mismo que hace diez años". (Richard West. "Josip Broz Tito. El poder del poder").

El socialismo con rostro yugoslavo.


Ahora es el momento de hablar sobre lo que, después de todo, fue el modelo de Belgrado, que irritó a Moscú. En 1950 de junio, la FNRY adoptó la "Ley Básica sobre la Administración de las Empresas Económicas del Estado y las Asociaciones Económicas Superiores por parte de los colectivos de trabajo". Según ella, todas las empresas de propiedad estatal eran propiedad de todo el pueblo, pero eran administradas directamente por los grupos de trabajo que elegían al consejo de trabajadores. que, a su vez, eligió un comité de gestión. El jefe de la empresa era un director que era responsable tanto ante el comité de gestión como ante los organismos económicos del estado. TWA.

Estos últimos pasaron por una descentralización a gran escala, y las funciones de gestión y planificación se transfirieron gradualmente desde el centro exclusivamente yugoslavo al campo. Al final, los ministerios sectoriales en general fueron abolidos, sus funciones fueron asumidas por las autoridades locales, así como por las asociaciones sectoriales especiales de empresas, las cámaras de comercio. Sin embargo, el estado retuvo el control sobre la economía a través del sistema financiero y crediticio. También se conservó la planificación, aunque se modificó sustancialmente. Ahora, la prerrogativa del estado era establecer las direcciones principales del desarrollo económico, la definición de proporciones generales. Pero las tareas específicas de planificación fueron compiladas por los consejos de trabajadores. Las empresas establecieron vínculos directos, "horizontales" entre sí, cambiados a bases autosuficientes. Desde el uniforme, establecido por el estado, los precios pasaron a precios “económicos”, formados en las condiciones del libre mercado.

Ahora el principal indicador de la eficiencia económica era el ingreso. Cada compañía estaba obligada a crear un fondo especial para las contribuciones al estado (55% de los ingresos), el estado en sí tenía 3 / 4 de todos los ahorros. El fondo de la empresa era 45%, y parte de sus fondos se podía usar para varias necesidades, incluso con el propósito de aumentar el salario. (En 1965, se inició una nueva reforma de la administración, durante la cual el fondo de empresas ya realizó 2 / 3). Además, las empresas podrían ingresar al mercado externo de manera independiente, pero solo bajo el control del estado.

Al mismo tiempo hubo cambios en la esfera política. La descentralización de la gestión económica coincidió con el fortalecimiento del régimen de poder personal de Tito, para lo cual se introdujo la institución de la presidencia. Pero el Consejo de Ministros se liquidó, en lugar de ello, el Consejo Ejecutivo Federal comenzó a funcionar: el cuerpo del Parlamento yugoslavo (Asamblea). En el VI Congreso del Partido Comunista de Yugoslavia (KPU), pasó a llamarse Unión de Comunistas, que reflejaba las nuevas realidades. Los líderes yugoslavos reconocieron que el partido no debe ser una especie de estructura paralela que gobierne directamente las actividades estatales y económicas. Más tarde, el propio Tito admitió que una conclusión tan radical fue un duro golpe para el partido. De hecho, en 1960 - 1970s, los partidarios de la liquidación del partido como tal se han vuelto muy activos en el SKYU. Luego, una variedad de elementos antisocialistas, especialmente los nacionalistas, se intensificaron considerablemente. Tuve que limpiar el lote y fortalecer la centralización.

En 1963, el país se conoció como la República Federativa Socialista de Yugoslavia (Yugoslavia), y en 1974, se adoptó su nueva Constitución. (Al mismo tiempo, Tito fue elegido presidente sin límite del término del mandato, por mérito especial).

Una de las características más importantes fue el hecho de que las elecciones a todas las autoridades se llevaron a cabo en varias etapas, y comenzaron a partir de las empresas.
Hubo un concepto tal como "las principales organizaciones de la asociación del trabajo" (LLC), eran células de trabajo básico (producción, etc.) más bajas que existían en el marco de asociaciones más grandes. Se prestó especial atención al autogobierno local y territorial, el papel básico de la comunidad se explicó en la Constitución del país. El artículo 116-I leyó: “La comunidad es una comunidad social, política y autónoma basada en el poder y el autogobierno de la clase trabajadora y de todos los trabajadores. "Dentro de la comunidad, los trabajadores y los ciudadanos crean y proporcionan condiciones para su vida y trabajo, guían el desarrollo social, ejercitan y armonizan sus intereses, satisfacen necesidades comunes, ejercen poder y gestionan otros asuntos públicos".

La sorprendente similitud con las ideas de los socialistas revolucionarios socialistas rusos es sorprendente. La transformación del Partido Comunista en la Unión de Comunistas de Yugoslavia es característica, y exige centrarse exclusivamente en el trabajo político e ideológico. Los maximalistas también se vieron a sí mismos precisamente como la Unión, pero no el partido, la Unión de Maximalistas Revolucionarios Socialistas. También trataron de hacer que el verdadero lema "¡Fábrica funcione!" Real. Insistieron en que el "gobierno" es solo un órgano de los soviéticos elegidos.

Así, en Yugoslavia, se creó el Consejo Ejecutivo Federal, en lugar del Consejo de Ministros liquidado. Gracias al planeado socialismo de mercado, la economía yugoslava mostró un alto crecimiento de treinta años. El nivel de bienestar era bastante alto, las tiendas están llenas de una variedad de productos. Pero había muchos "puntos negros". Entonces, hubo desempleo en el país, alrededor de un millón de yugoslavos se vieron obligados a trabajar en los países capitalistas. Las importaciones superaron a las exportaciones, el país se convirtió en el mayor deudor, solo en 1965 - 1976 años la deuda externa aumentó de 1 billones a 7 billones de dólares, y durante los próximos cuatro años la deuda ya era de 20 billones. Trataron de encontrar una salida a muchos problemas al aumentar los precios de los productos manufacturados, debido a que se proporcionó 90% de los ingresos, mientras que solo 10% se logró al aumentar la productividad laboral.

Si en la URSS todo se ralentizó y arruinó el supercentralismo burocrático, entonces se dirigieron a la SFRY en el otro extremo. No utilizaron las posibilidades de planificación a nivel nacional. El plan estatal no estaba coordinado con los planes de las empresas y, de hecho, tenía un carácter de recomendación. El país y el mercado común fueron destrozados por localidades de todo tipo, los intereses de los grupos pasaron a primer plano. La competencia entre las empresas era demasiado feroz, y esto llevó a un aumento constante de la desigualdad entre las unidades económicas. La salida podría encontrarse en la combinación de centralismo e independencia, indicatividad y directividad. Pero esto requería, en primer lugar, una estrategia conceptual y, en segundo lugar, una base científica y técnica poderosa. Sin embargo, no había ni lo uno ni lo otro. (Por cierto, en Yugoslavia no gastaron mucho en el desarrollo de la ciencia). Tanto en la política como en la economía, el franquismo voluntarismo fue generalizado.

Amistad modesta


Cuando L.I. Brezhnev, Moscú, a regañadientes, reconoció el derecho de Yugoslavia a su modelo de socialismo, sobre todo porque se corrigió un poco al lado soviético, por así decirlo. Aunque todavía había ecos de la antigua disputa sobre la operación político-militar de la URSS en Checoslovaquia ("los tanques se mueven alrededor de Praga"). El propio Tito simpatizaba con el líder checoslovaco Alexander Dubcek y sus reformas.

Poco antes de la introducción de tropas, Tito visitó Checoslovaquia, donde recibió una cálida bienvenida y aprobó las transformaciones, aunque recalcó que debemos temer constantemente la amenaza del revanchismo alemán. (El mariscal era un visionario: la posición de una Alemania unida desempeñó un papel fatal en la historia de Yugoslavia).
Belgrado se sorprendió por la acción de la URSS, y Tito la condenó enérgicamente. Además, declaró que estaba dispuesto a resistir una posible "agresión". Y luego el mariscal contó con el apoyo del líder de la Rumania socialista, Nicolae Ceausescu. Se reunieron dos veces, 24 agosto y 4 septiembre, en una frontera común. (El propio Ceausescu era partidario, aunque crítico, de Dubcek, y también llevó a cabo reformas diseñadas para crear y fortalecer el sistema de autogobierno de los trabajadores). Luego en la URSS por última vez atacaron a los "revisionistas" yugoslavos, pero sin el entusiasmo anterior.

Y en 1970-e comenzó un sólido "ir a visitar". En el año 1971, Brezhnev visitó Belgrado, y luego Tito realizó hasta dos visitas de regreso, en 1972 y 1973. Luego se comunicaron de manera muy fructífera durante la Conferencia de Helsinki (año 1975) y la Reunión de los Partidos Comunistas de Europa (año 1976). En 1976, Tito visitó nuevamente Moscú, y un año más tarde, Brezhnev visitaba Belgrado. Las relaciones entre los líderes fueron espléndidas, lo que fue muy favorecido por su buena voluntad personal hacia los demás.

Tito trató de establecerse contra Brezhnev y la URSS. Los comunistas europeos (el líder del Partido Comunista Italiano, Enrico Berlinguer, y otros) se mostraron especialmente entusiastas en este sentido, situándose en posiciones cercanas a la socialdemocracia de izquierda y criticando el "socialismo real" soviético. Miraron al modelo yugoslavo, y a Tito, a sus puntos de vista. Y si los comunistas europeos consiguieran atraer al mariscal a su lado, tendrían a su disposición todo un país.

En esta ocasión, Brezhnev y Tito tuvieron un diálogo realmente encantador.

"- Bueno, ¿qué estás haciendo, Joseph, te estás contactando con estos chicos? - dijo el secretario general soviético, refiriéndose a los eurocomunistas. - No conocen la vida, pero tratan de enseñarnos. Inventaron algún comunismo europeo allí. No es una maldita cosa lo que vale.

- ¿Qué es el comunismo europeo? - Tito jugó con asombro. - No hay y no puede haber comunismo regional, parroquial, es uno y lo abarca todo. Y el eurocomunismo es la eurosidad.

- Es cierto, José, son unos tontos. Apréndelos y aprende más.

(Evgeny Zhirnov. "Falta a través de Tito" // "Kommersant.Ru")

En la URSS, hicieron todo lo necesario para garantizar que los propios eurocomunistas se enteraran de esta evaluación poco halagüeña, además, de una persona de confianza. Los que estaban en shock, y en el futuro ya no hicieron ningún intento de "enrollar" a Tito.

El modelo yugoslavo de socialismo, como el soviético, fracasó, lo que llevó a la desintegración de un solo estado federal. Sin embargo, todavía funcionó durante unos cuarenta años, y mucho fue muy exitoso.
autor:
Originador:
http://www.stoletie.ru/territoriya_istorii/belgradskaja_model_679.htm
1 comentario
Anuncio

Suscríbase a nuestro canal de Telegram, regularmente información adicional sobre la operación especial en Ucrania, una gran cantidad de información, videos, algo que no cae en el sitio: https://t.me/topwar_official

información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.
  1. veteran66
    veteran66 10 julio 2015 11: 15
    0
    Dichos artículos permiten una nueva mirada a líderes como: Mao Zedong, Enver Hoxha, IB Tito, una y otra vez Ceausescu. Aún así, la propaganda soviética distorsionó significativamente sus puntos de vista sobre la vida.