Pionero de la flota submarina rusa. Sergey Nikolaevich Vlasyev

7
Sergey Nikolaevich nació 18 en mayo 1880. Desafortunadamente, el lugar exacto de su nacimiento no se ha establecido. El bisabuelo del marinero, Alexey Borisovich, era de la provincia de Yaroslavl. Pero dado que tanto él como el abuelo y el padre de Vlasyev eran oficiales navales y sirvieron en el Mar Negro, naturalmente, vivieron en diferentes períodos de tiempo con sus familias en las ciudades del Mar Negro. En la mayoría de los casos, sus hijos nacieron allí también. Por ejemplo, las hermanas mayores de Sergey, Evgenia y Anastasia, nacieron en Nikolaev. En los registros de servicio de Sergei Nikolaevich para diferentes momentos en la columna "¿Qué provincia es nativa", las marcas no son las mismas? En algunas no se indica dónde nació (solo que el marino provenía de nobles hereditarios), en otras Kherson y Tverskaya, y Yaroslavl, e incluso las provincias de Mogilyov.

Los historiadores saben poco sobre la infancia y la adolescencia del futuro submarinista. Las primeras menciones de Sergey Nikolaevich se remontan a 1893, cuando llegó a San Petersburgo y entró en el Cuerpo de Cadetes Navales fundado por Pedro el Grande. Se graduó de la privilegiada institución educativa naval Vlasyev en mayo de 1900 con la entrega del premio. Almirante Nazimov y el trabajo de los guardiamarinas. Todo el año siguiente, el joven sirvió en el Mar Negro la flota en el transporte minero del Danubio, en el transporte Pendirakliya y Kazbek como oficial de guardia. En 1901, Sergei Nikolaevich fue enviado a cursos en el Comando de Entrenamiento y Fusiles Navales, al que asistió hasta 1902, y luego fue enviado a la Clase de Oficiales de Minas. A principios de septiembre de 1903, Vlasyev se alistó en oficiales de minas de segundo rango, y en octubre de ese mismo año fue enviado al Lejano Oriente para servir en los barcos del escuadrón del Pacífico.

Pionero de la flota submarina rusa. Sergey Nikolaevich VlasyevCabe señalar que Sergei Nikolaevich fue alumno del gran científico e inventor ruso Alexander Popov, y fue él quien trajo la primera estación de radio a Port Arthur en diciembre, 1903. Según algunos informes, tres días antes de la legendaria batalla de "Varyag" entre Port Arthur y el crucero, se hizo un intento de comunicación por radio. La guerra ruso-japonesa encontró al oficial de guerra Vlasyev en el buque de colocación de minas "Yenisei", donde un marinero del final de 1903 se desempeñó como oficial superior de minas. Ya en el segundo día de la guerra, el barco fue enviado a la bahía de Talienwan, protegido de los vientos y conveniente para el estacionamiento de grandes barcos, para poner campos de minas. El barco completó con éxito su misión de combate, sin embargo, debido a las corrientes submarinas desconocidas por los marineros, fue demolido por su propia mina. Después de la explosión, los Yenisei comenzaron a hundirse, no había suficientes botes y la gente llegó a la costa de forma independiente, nadando en aguas heladas. Parte de la tripulación murió, incluido el capitán del segundo rango, Stepanov, el comandante y diseñador de los Yenisei, hasta el último minuto, según la antigua tradición marítima, permaneció en el puente y controló el descenso del equipo de rescate. El propio Sergei Nikolaevich resultó gravemente herido, pero logró salir. Fue galardonado con la Orden de Santa Ana del Cuarto Grado con la inscripción "Para la valentía" por su administración durante el bombardeo de la incursión de Talienwan, así como coraje durante el rescate del equipo de colocación de minas.

Después de la muerte de los Yenisei, Vlasyev fue transferido al acorazado Peresvet, donde el joven buque insignia Prince Ukhtomsky tenía su bandera. Desde principios de febrero hasta abril, 1904, Sergey Nikolayevich se desempeñó como oficial de minas del acorazado Tsesarevich, participando en todos sus bombardeos navales con la flota japonesa. A mediados de abril, Vlasyev fue nombrado oficial de la mina en el acorazado Pobeda con la sede de las estaciones de telegrafía inalámbrica entrantes. A lo largo de mayo y junio, Sergei Nikolaevich estuvo involucrado en el arrastre y la destrucción de minas japonesas, a menudo bajo el fuego enemigo. A mediados de junio, estaba en el barco de guerra Victory en la batalla con la marina japonesa durante un intento de romper el escuadrón ruso en Vladivostok. Unos meses más tarde, el guardiamarina visitó una feroz batalla, conocida como la Batalla del Mar Amarillo. El contraalmirante Wilhelm Witgeft, que estaba al mando del buque insignia acorazado Tsarevich, comandó el recinto, sufrió una terrible muerte en esta batalla: el misil de gran calibre del enemigo aterrizó justo en el medio del fuerte antemano, y el valiente marinero fue despedazado. Después de la batalla, una pequeña parte de los barcos en mal estado siguieron moviéndose a Vladivostok, pero las fuerzas principales (los acorazados Pobeda, Peresvet, Sebastopol, Retvisan, Poltava y otros barcos) no tentaron al destino y regresaron a Port Arthur. .

Más que un escuadrón en el mar no salió, y el comandante, insatisfecho con las tácticas pasivas del comandante, languideciendo de la inacción, Vlasyev se ofreció voluntariamente a plantar minas "desde la balsa", por cierto, una ocupación muy peligrosa y peligrosa. Aquí, en Port Arthur, el marinero se familiarizó con los submarinos. La fortaleza tenía un submarino antiguo del sistema Drzewiecki, construido en 1881 y llevado a Port Arthur en 1900 a petición de Vitgeft. En el bote había dos tubos de torpedo diseñados para minas chinas capturadas. El comandante de la embarcación fue nombrado guardiamarina Dudorov y varios oficiales de los acorazados del escuadrón, incluido Vlasyev, lo ayudaron en todo lo posible para reparar y usar esto, de hecho, este semisubmarino en operaciones de combate. El escritor Vladimir Nemirovich-Danchenko, hermano de la famosa figura teatral, en su obra "El año de la guerra", llevó a Sergei Nikolayevich a conversar con otro oficial ruso: "Podría acercarme a los japoneses en nuestra" papelería de gasolina ". Ni el mástil ni las tuberías, no la verás desde ningún lado, pero tiene minas sanas ". "Bueno, así que pregunta". "Agradezco dócilmente, nuestros padres-comandantes tienen una sola respuesta:" Caballeros, por favor, sin aventuras. A su debido tiempo lo necesitarás ". "¿Cuándo vas a necesitar?" Cuando todo el calor? ". Vlasyev, sin embargo, pidió permiso al nuevo comandante Robert Viren, pero recibió un rechazo categórico.

En el otoño de 1904, cuando la posición de la fortaleza asediada se volvió extremadamente difícil, Vlasyev pidió una dirección en la composición del desembarco marítimo. Junto con una compañía de marineros, llegó a la segunda fortaleza y participó en el desarrollo de planes de minería para aproximaciones a las fortificaciones. Cabe señalar que después de que fracasó el asalto directo, las tropas del general Nogi comenzaron el trabajo de ingeniería, que consistió en la aproximación gradual de sus posiciones a las estructuras defensivas del ejército ruso. A principios de septiembre, la distancia entre las posiciones de los oponentes en secciones individuales alcanzó 50-30 pasos. El uso de artillería en tales condiciones se volvió inseguro y los defensores surgieron la necesidad de un nuevo armas combate cuerpo a cuerpo. Muy pronto, Sergei Nikolaevich tuvo pensamientos sobre la creación de tal arma. Vlasyev expresó sus ideas al jefe de defensa terrestre, general Roman Kondratenko, quien le presentó a Leonid Gobyato, un joven capitán de las tropas rusas y jefe de medio tiempo de los talleres de artillería de la fortaleza. El ingeniero más talentoso Leonid Nikolaevich, que aprecia mucho la oferta del guardiamarina, introdujo una serie de mejoras y el trabajo comenzó a hervir. En condiciones difíciles, los asedios de Vlasyev y Gobyato desarrollaron un arma sin precedentes hasta la fecha: un mortero de gran calibre. Su dispositivo era muy original. Para disparar, se utilizó una pistola de luz recortada (47 o 75 mm) colocada en un carro de rueda "chino" (para obtener ángulos de elevación grandes). Una cáscara de minas en forma de cono estaba remachada de chapa de hierro, que estaba rellena con 6,5 kilogramos de piroxilina húmeda y equipada con un fusible de una mina Whitehead. Un poste de madera con un impulsor estabilizador montado en él estaba unido a la cola de la caja. Se insertó un poste de madera en el orificio del cañón desde el hocico, y la mina permaneció fuera del canal y, cuando se cargó, un impulsor estabilizador se movió a lo largo del poste. Desde la tesorería, el cañón se cargó con una manga normal, bloqueada por un inserto de corcho con un taco de acero. Cuando se dispararon, los gases en polvo empujaron el taco, que empujó el poste con una mina fortificada. El alcance de los morteros oscilaba entre cincuenta y cuatrocientos metros.

El primer tiroteo experimental en posiciones enemigas tuvo lugar en el mes de septiembre. Gobyato escribió que, en los primeros disparos, se producían frecuentes roturas del polo, pero pronto lograron encontrar los motivos para ello: la falta de normalización del peso de la mina y un fuerte golpe en el polo en el momento del disparo. Pronto se refinaron las minas y comenzó el uso de morteros en las posiciones defensivas de Port Arthur. La nueva arma fue apodada por los soldados rusos "el cañón de la rana" y los japoneses - la "muerte voladora". Desafortunadamente, los morteros no se reunieron con apoyo en la Dirección General de Artillería. Tan pronto como los generales no los llamaron "armas que no tienen futuro", "armas de juguete", "sustitutos de la artillería". Como resultado de tal desarrollo al comienzo de la Primera Guerra Mundial, el ejército ruso no tenía morteros. Pero herramientas similares fueron utilizadas por las tropas alemanas.

Sergey Nikolaevich, después de terminar el trabajo en la producción de los primeros morteros de alto calibre, participó en prácticas de tiro de combate y también ayudó a otros oficiales activos en la organización de los disparos. Sin embargo, solo esta actividad de Vlasyev en los últimos días de la defensa de Port Arthur no fue limitada. En el barco de batalla del buque de guerra Peresvet, un guardiamarina organizó la fabricación de "bombas", granadas de mano hechas por ellos mismos, que se extendieron ampliamente entre los rusos y los japoneses. Además, de acuerdo con el registro en su registro de servicio, Sergey Nikolayevich "junto con el capitán de artillería Gobyato organizó el reequipamiento de la metralla de la fortaleza en cargas altamente explosivas, junto con él también organizó la producción de un nuevo tipo de proyectil altamente explosivo destinado a armas de fuego de campo según sus propios dibujos".

A finales de diciembre, 1904 Vlasyev, que no quería ser capturado durante la rendición de Port Arthur, en un bote minero del acorazado Victory atravesó el bloqueo enemigo en una noche oscura y llegó al puerto chino de Chefu. Luego, después de pasar por las tierras de China, llegó a la sede del general Kuropatkin, y de enero a junio 1905 estuvo a su disposición. En febrero, Sergey Nikolaevich participó en la batalla de Mukden. Por las diferencias en la defensa de Port Arthur, además de la Orden de Santa Ana del Cuarto Grado, fue galardonado con San Stanislav del tercer grado (noviembre 1904), Santa Ana del tercer grado (diciembre 1904), San Vladimir del cuarto grado (diciembre 1905). A mediados de junio, 1905 Vlasyev abandonó el ejército y se fue a curar numerosas heridas y contusiones. Después de repensar lo que vio durante la guerra, al final de 1905, el marinero envió una nota al Ministro de Asuntos Marinos sobre el estado de la mina en la flota rusa, sobre los defectos de diseño de las minas que se están construyendo y en construcción, así como las barreras de artillería. En este documento, él, basándose en el análisis del desarrollo del negocio minero en el país desde la guerra ruso-turca 1877-1878, propuso varias medidas para desarrollar esta área.

Después de haber regresado de las vacaciones 1905 en septiembre, Sergey Nikolaevich, inesperadamente para él, resultó estar conectado con la flota submarina. Fue nombrado asistente del comandante del submarino Mackrel y en diciembre del mismo año fue ascendido a teniente. Y en enero, 1906 Vlasyev recibió una medalla de plata en la cinta de Alexander St. George en memoria de la guerra que había terminado. Pronto su entusiasmo por el buceo recibió un nuevo ímpetu. El almirante y ex comandante del acorazado de Retvizan, Edward Shchennovich, con quien Sergei Nikolayevich estaba bien familiarizado, fue designado para dirigir el equipo de entrenamiento de buceo establecido a fines de marzo. Eduard Nikolaevich seleccionó a veinte marineros y siete oficiales en el destacamento de Entrenamiento. Al mismo tiempo, se guiaba por los siguientes criterios: "Cada persona seleccionada para servir en submarinos debe ser altamente moral, valiente, valiente, valiente, de sangre fría, no beber, no estar sujeta a mareos, ser tranquila, tener recursos y ser muy consciente de su negocio". En esta magnífica siete oficiales de buceo y fue uno de los primeros Vlasyev inscritos. Al mismo tiempo, llegó al destacamento no tanto para aprender como para enseñar: con 1906 era el comandante del "Mackrel", y con 1907 - el submarino "Pescari". En diciembre, 1907 con el rango de teniente Sergey Nikolayevich se inscribió en la primera lista de oficiales de submarinos en el número veinticinco.

Cabe señalar que en esos años, en los círculos militares más altos de Rusia, miraron a los submarinos con mucho escepticismo. Dado que los diseños de los submarinos eran muy imperfectos, las posibilidades de sobrevivir a los submarinistas en una situación difícil seguían siendo reducidas, y se consideraba a los equipos de submarinos como terroristas suicidas. Se sabe que cuando surgió la cuestión de aumentar los salarios de los navegantes de la flota submarina, Alexei Birilev, el ex ministro naval, respondió cínicamente: "Usted puede agregar. De todos modos, todos se ahogaron. Al final de 1907, el Capitán-Teniente Kolchak entregó un informe bastante sensacional en el círculo marino bajo el título "¿Qué tipo de Rusia necesita la flota?" En él, Alexander Vasilyevich, en particular, argumentó que no había lugar para los submarinos en la flota de ningún poder naval. Dijo: "La idea de reemplazar una flota lineal con un submarino puede ser de interés solo para los aficionados ... Especialmente la flota submarina o de minas es una fuerza ficticia". Para neutralizar los efectos dañinos de la agitación de Kolchak, en la misma audiencia, el oficial de buceo Riznich hizo un informe "El buceo con escafandra y su importancia para Rusia". Una semana más tarde, el teniente Vlasyev, demostrando la importancia de las fuerzas submarinas, leyó su "Informe del comandante del submarino" Peskar "sobre maniobras y viajes", que causó una impresión favorable en los oyentes. Otros oficiales también salieron en defensa de la flota submarina: Podgorny, Krzhizhanovsky y Tieder, quienes afirmaron proféticamente que "los submarinistas son navegantes del futuro, y el poder marítimo del país está inevitablemente relacionado con el desarrollo de la flota submarina".

Los oficiales zaristas no toleraron la libertad de pensamiento y decidieron iniciar la discusión de manera muy simple: los alborotadores de Krzhizhanovsky, Tieder y Riznich fueron expulsados ​​de la flota, y el resto, incluido Vlasyev, que no permitió ataques personales contra el magnate, envió a Nicolás II por rechazarlo. "Interferir con prerrogativas que no son las suyas". Sin embargo, de manera bastante inesperada, las propuestas del valiente marinero fueron apoyadas por el mayor constructor de barcos nacional, el académico Alexei Krylov. Por su participación directa en 1907, Sergei Nikolayevich se convirtió en el comandante del submarino en construcción bajo el nombre de "Tiburón", por cierto, el submarino más moderno y más grande de la flota nacional en ese momento. En el curso de su construcción (1908-1911) Vlasyev propuso e implementó sus numerosas mejoras, y también compiló una descripción detallada del submarino con un atlas publicado por el Astillero Báltico. Durante este tiempo, su autoridad creció tanto que se invitó a un marinero a construir las minas de la primera capa submarina del mundo "Cangrejo". A fines de septiembre, 1909 informó al Capitán de Segunda Clase Schreiber en un informe al Presidente del Comité Técnico de la Marina: “La creación de minas para colocarlas desde submarinos en la planta de Izhora se coronó con éxito ... El diseño de las minas se basó en los principios desarrollados conjuntamente con el Teniente Vlasiev y el ingeniero de barcos Bubnov ... ". Al mismo tiempo, Sergei Nikolaevich, al resumir la experiencia de navegar en submarinos pequeños, demostró la necesidad de construir submarinos más grandes con mayor rango de crucero y armamento de torpedo mejorado (en el futuro, estas propuestas se reflejaron en la creación de submarinos del tipo Morz y Bars). Vlasyev también participó en reuniones y comisiones organizadas por el Ministro de Marina y el Personal Naval Principal, así como en las reuniones del consejo técnico del Departamento de Construcción Naval Principal sobre la organización de brigadas de submarinos en el Báltico, enseñando buceo, actualizando submarinos existentes y eligiendo nuevos tipos para el Mar Negro. Sailor también se distinguió en el desarrollo de métodos para llevar a cabo batallas submarinas, así como en el uso conjunto (en grupo) de submarinos en las operaciones de la flota. Por sus esfuerzos para desarrollar la flota submarina en 1910, se le otorgó la Orden de Stanislav de segundo grado.



Sin embargo, la descendencia principal y el propósito de la vida de un marinero continuaron siendo su "Tiburón", que se lanzó a finales de agosto 1909 en presencia del propio emperador y de altos funcionarios de todo tipo de clases. Las pruebas del submarino fueron extremadamente difíciles, y el bote subió varias veces al muelle para eliminar el mal funcionamiento. En ese momento, nació una ofensiva en Kronstadt, pero en cierta medida un dicho veraz: "El submarino" Tiburón "nadó durante un año y tres se hundieron". De hecho, en octubre, el submarino 1909 se dirigió al estrecho en el Golfo de Bjorkesund para realizar inspecciones preliminares de fábrica. Las pruebas revelaron la necesidad de aumentar la potencia del motor de la hélice (desde la potencia de 230 a la 300), reemplazar las hélices e instalar tableros de rompeolas para tubos de torpedos bajo el agua. En mayo, el "Tiburón" de 1910, al mando de Vlasyev, ingresó en el muelle de Kronstadt, en el que se realizaron las modificaciones. En julio, el submarino 1910 fue nuevamente a Bjorkesund para las pruebas, durante las cuales se descubrió una discrepancia completa entre las nuevas hélices compradas en el extranjero. En agosto, el tiburón fue nuevamente al muelle, y allí sus nuevos tornillos fueron reemplazados por los viejos, con los cuales se completaron con éxito las pruebas preparatorias. Sin embargo, debido a la ausencia de minas, no hubo disparos en ese momento. Octubre submarino 20 fue a la campaña de San Petersburgo-Revel. En el Canal del Mar, el barco voló hacia la barcaza hundida, como resultado de lo cual la hélice derecha, la protección de la hélice del medio se dañaron gravemente y el cojinete del motor diesel izquierdo se quemó. Por esta razón, los submarinistas llegaron a Revel con un motor diesel promedio, y allí ya estaban ocupados en reparaciones, que duraron hasta finales de año. Todas las pruebas de aceptación se pospusieron al año siguiente y 1911 se aprobó en marzo después de que Shark instaló el tercer juego de tornillos en el muelle flotante local. Sin embargo, este no fue el final del problema: la estructura de la base se rompió en el motor diésel de la izquierda y el submarino tuvo que regresar a San Petersburgo para ser reemplazado. Sólo a principios de agosto reapareció en Revel, donde en septiembre completó las pruebas. Por cierto, la velocidad del "Tiburón" nunca alcanzó los valores calculados estimados: la superficie, en lugar de dieciséis nudos, era de once y medio, y el submarino, en lugar de siete nodos, era de seis y medio. En noviembre, el submarino 1911 se inscribió en la Armada activa. Cabe señalar por separado la resistencia de su comandante, quien superó con éxito todas las desgracias caídas.

En diciembre, 1911 Sergey Nikolaevich, después de analizar su propia experiencia de navegar en "Makrele", "Pescara" y "Shark", desarrolló las primeras recomendaciones en nuestro país sobre la implementación de disparos de torpedos desde submarinos. Mientras tanto, nunca dejó de nadar con su tiburón. En el 1912, el submarino realizó cuarenta y cinco zambullidas, pasó sobre el agua durante 1400 millas, bajo el agua, sobre 170 millas, disparó dieciséis torpedos a blancos móviles y cincuenta y seis a blancos fijos. En aquellos días, estos eran números muy impresionantes. En diciembre, 1912 Vlasyev recibió el rango de capitán del segundo rango, y en 1914 recibió la insignia del defensor Port Arthur.

Antes del inicio de la guerra en junio, los cruceros de Bayan y Pallas se unieron a la Brigada Submarina del Mar Báltico. Esto se hizo con el objetivo de practicar comandantes en minas de fuego. La tripulación del "Tiburón", bajo el liderazgo de Sergei Nikolayevich, produjo una salva de torpedo completa de las minas 1914, tres de las cuales "golpearon" a las "Pallas". El comandante del crucero Sergey Magnus causó una fuerte impresión que, según los contemporáneos, "se puso muy pálido y se quedó durante varios días" no a sí mismo ", aparentemente lleno de una premonición de la muerte inminente" (octubre 5 11 que regresaba de la patrulla, el crucero fue torpedeado por un submarino enemigo y se hundió junto con la tripulación).

Al comienzo de la Primera Guerra Mundial de los once submarinos que están en servicio con la Flota Báltica, solo un "Tiburón" de Vlasyev podría realmente ser considerado listo para el combate. El resto, viejo y gastado, pertenecía a las estructuras de hace una década y no podía abandonar los límites del Golfo de Finlandia. Inicialmente, todos los submarinos se usaron en las posiciones de patrulla en la desembocadura del Golfo de Finlandia: por la mañana los ocuparon y por la tarde regresaron al puerto. Esta actividad sin sentido de los submarinistas, ya principios de agosto, 1914 había desarrollado dos esquemas para el uso de submarinos. El primero, propuesto por la segunda división, fue construir submarinos en dos líneas a través del Golfo de Finlandia y así esperar que aparezca un enemigo. El segundo, presentado por Sergey Nikolayevich, consistió en que su "Tiburón", como el barco más habitado, de alta velocidad y marinero, acompañado por destructores, fue enviado al Mar Báltico para cazar. Se asumió que los destructores tendrán que atraer a los alemanes y llevarlos más allá de las posiciones de "Tiburón".

Sin embargo, las autoridades decidieron hacer lo contrario. A finales de agosto, Shark, que estaba en posición, tomó la orden de radio del comandante de la brigada para realizar el reconocimiento en Cape Dagerort (frontera del Golfo de Finlandia y el Mar Báltico), y actuar allí como le parezca. Este viaje estuvo marcado por el primer ataque con torpedo del submarino ruso. En agosto, 26, cerca de la isla de Gotska-Sanden, el tiburón encontró al crucero alemán Amazone, acompañado por destructores. Deteniendo el motor diesel, el submarino comenzó a zambullirse, y los destructores, que lo cubrían desde el lado izquierdo y la popa, se lanzaron al ataque. "Tiburón", hundiéndose, logró dar la vuelta y disparó una sola mina, obligando a los barcos a abandonar y abandonar el ataque de carnero. A una profundidad de quince metros, los submarinistas se alejaron con la más mínima velocidad, pero los destructores no dejaron a los submarinos fuera de la vista. Durante mucho tiempo, la tripulación se quedó perpleja y finalmente descubrió que una pista de petróleo, que debido al clima tranquilo, indica con precisión la dirección de su movimiento bajo el agua, se extiende detrás del submarino. El rastro del traidor se destruyó bombeando temporalmente agua de la bodega. A riesgo de mojar el motor eléctrico, perder flotabilidad e ir al fondo, el equipo detuvo la bomba y cambió el rumbo. Esto permitió deshacerse de la acusación. En la superficie, "Tiburón" emergió después de un curso de siete horas bajo el agua con una batería casi descargada.

Esta campaña fue una buena prueba del entrenamiento de la tripulación, y también mostró la poca idoneidad de los torpedos Whitehead (minas autopropulsadas) en servicio. En el curso del buceo forzado del "tiburón" a una profundidad de treinta metros, sus compartimientos de carga se arrugaron y el agua entró en las cápsulas. Por cierto, incluso en años pacíficos, los submarinistas dijeron repetidamente a las autoridades que era necesario crear minas especiales para submarinos que pudieran soportar la presión del agua a grandes profundidades (a profundidades de hasta quince metros, las minas Whitehead no permitieron el paso del agua y sus compartimentos de carga no estaban deformados). Vlasyev informó que, quizás por alguna razón, el submarino tendría que profundizar más antes de disparar al enemigo, y entonces ella perdería su única arma. El departamento de minas, que exigía a la brigada, no estuvo de acuerdo, señalando que no hay minas tan fuertes en el mundo, lo que las hace tan increíblemente difíciles y que inevitablemente aumentará su peso. Las conversaciones adicionales que duraron de año en año no fueron bien, y como resultado, los submarinos entraron en guerra con exactamente las mismas minas que en otros barcos de la flota rusa. Después de regresar a Moonzund, el "Tiburón" de Vlasyev, en presencia de una comisión especialmente formada, intentó disparar a una de esas minas deformes. El resultado fue el más triste. Al salir del aparato, inmediatamente se apresuró a llegar al fondo, explicando a todos por qué la mina, liberada desde una distancia de solo 250-300 metros al destructor alemán, no lo golpeó. Después de eso, por iniciativa de los mineros de la segunda división, los huecos en los compartimientos de carga se rellenaron con trozos de madera cortados de acuerdo con el patrón, y las cápsulas se rellenaron con una capa gruesa de masilla, lo que aumentó ligeramente la confiabilidad de la mina. A partir de ahora, el propio equipo se dedicó a adaptar las minas autopropulsadas a las crecientes demandas de las peculiaridades de su uso en los submarinos.

Hasta el final de 1914, el Tiburón, al mando de Vlasyev, realizó varios viajes más al Mar Báltico. La tripulación realizó otros dos ataques con torpedos: en noviembre, 9, en la bahía de Danzig, un submarino atacó y derribó vehículos enemigos. La mina, liberada del aparato nasal, pasó por debajo de la nariz del vaporizador, que, apenas habiendo notado su rastro espumoso, se precipitó inmediatamente a todos los bancos en todos los pares. Y a principios de diciembre, cerca de la isla de Gotland, que cubría a un grupo de barcos que participaban en una barrera de minas, el submarino atacó el crucero Ausburg, disparándole seis torpedos, pero todos pasaron. Esto se explica por la falta de técnicas de maniobra y las desventajas de los torpedos y el disparo de minas individuales, a menudo sin apuntar (es decir, al ojo). Al evaluar el trabajo de la tripulación del Tiburón en la campaña 1914 del año, el comandante de la flota otorgó al equipo seis medallas de St. George.

A mediados de febrero, Sergey Nikolayevich 1915 pasó el mando de Akula (que, por cierto, condujo durante casi ocho años) a uno de los mejores submarinistas nacionales, el capitán de segunda fila Nikolai Gudim, y fue nombrado comandante de la quinta división del submarino de la Flota Báltica. Al mismo tiempo (marzo 1915), el comandante de la flota presentó al valiente marino al premio "For Excellent Patrol Service", y a fines de junio, Vlasion fue galardonado con espadas a la Orden de San Stanislav de segundo grado. Vale la pena señalar que a finales de noviembre, el tiburón, que había ido a una misión regular, desapareció junto con toda su tripulación, convirtiéndose en el primer submarino ruso muerto en la guerra. Entre las causas más probables de su muerte se encuentra la explosión de una mina. Desde finales de mayo, el propio Sergey Nikolayevich fue el comandante de la mina de "Narova". El nombramiento de un barco más grande por un lado parecía ser un aumento, pero por otro lado, no se le dio el mando de un submarino grande y nuevo tipo Bares.

Y luego, en la vida de un oficial naval, hubo un drama que casi le costó no solo su carrera, sino también su libertad. A fines de septiembre, 1915 para la flota, se emitió una orden con el número 1479, en la que se informó: "Por una sentencia de un tribunal de fortalezas de la Fortaleza del Mar ... se determinó: el capitán de segundo orden Vlasyev ... encarcelar durante un año y cuatro meses con derechos y ventajas limitados en el servicio ". Durante mucho tiempo, los biógrafos se preguntaban qué hizo Sergei Nikolayevich? Al final resultó que, el amor era el culpable. De vuelta en 1902, Vlasyev se casó con John Alexandrovna Jan, la hija del mayor general retirado de artillería Alexander Jan. De esta unión nacieron tres hijos: Rostislav, Tamara y Nikolai. Sin embargo, en 1914 la relación entre los cónyuges se resquebrajó. John Alexandrovna se enamoró de Konstantin Terletsky, el guardiamarina mecánico principal "Shark". En la vida de Sergei Nikolaevich también apareció otra mujer. Se convirtió en Maria Vasilyevna Chizhova, la esposa legal del asesor colegiado Vasily Vasilyevich Chizhov, quien es doctora de una compañía naval independiente. Según las historias del hijo del submarinista, Rostislav Sergeevich, el marido de María Vasilyevna la insultó en presencia de forasteros. Sergei Nikolayevich se puso de pie por el honor de la dama, la pelea se convirtió en una pelea, durante la cual Vlasyev hirió a Chizhov con un disparo de pistola. Al día siguiente, el capitán fue removido del comando de Narova y llevado a juicio. La sentencia de 12 de septiembre 1915, que tuvo en cuenta las leyes de la guerra, fue muy dura: "Privación de la nobleza, rango militar, órdenes, medallas y otras diferencias. Enlace a trabajos forzados durante doce años ... ". Sin embargo, tras la confirmación del comandante de los ejércitos del frente norte, esta frase fue reemplazada por una más suave.

Sergei Nikolayevich no estuvo preso en la fortaleza; la ejecución del castigo se pospuso hasta el final de la guerra. Por orden del jefe de la Flota Báltica en octubre, Vlasyev fue enviado al equipo del jefe de la defensa de la mina, y luego, permaneciendo en el BF, fue secundado a la flota de transporte del Mar Negro. Ya a fines de octubre, 1915 llegó desde el Báltico Vlasyev, fue nombrado comandante del transporte de Chios, y en diciembre, el comandante de la primera base de desembarco de la flota de transporte del Mar Negro. Más tarde se convirtió en el jefe de la segunda base de aterrizaje, y luego en el jefe de la escuadra de fuerzas de aterrizaje. En la campaña 1916 del año, las unidades lideradas por él participaron en tres operaciones de asalto anfibio, reequiparon el puerto de Trapezond, cubrieron las necesidades de retaguardia y combate del flanco central y derecho del ejército caucásico. Es curioso que en octubre 1917, según lo ordenó el Tribunal Naval Interino de Revel, Vlasyev fue liberado de su castigo con la restauración de todos los derechos.

María Chizhova, por cuyo honor Vlasyev intercedió, se mudó a su lugar en el Mar Negro con su hija Irina. Ella estuvo al lado del marino hasta su muerte, aunque nunca tuvieron hijos juntos. El destino de la primera esposa Vlasyev fue trágico. En 1915, ella comenzó a vivir con Terletsky. Se inició el proceso de divorcio, que nunca se completó: 1 de diciembre 1916 John Alexandrovna, que regresaba de las islas Alan en el transporte de Shifett, donde Terletsky recibió el mando del submarino Okun, murió como consecuencia de la explosión de una mina.

Durante la Guerra Civil, Sergei Nikolaevich estuvo en el sur del país y luchó en el Ejército de Voluntarios, y luego en las Fuerzas Armadas del Sur de Rusia. En noviembre, 1918 trabajó como jefe de la defensa marítima de la Brigada de Voluntarios de Odessa, y en febrero 1919 fue nombrado jefe del destacamento de barcos recién formado para actuar en los ríos, el iniciador de la formación de la que, de hecho, fue. En febrero y junio, Vlasyev estuvo involucrado en la modernización, adquisición y reparación de los barcos del destacamento. Posteriormente, su unidad fue reemplazada por una división de embarcaciones fluviales, y el submarinista fue enviado al comandante de reserva de la Flota del Mar Negro en Sebastopol. En agosto, Vlasyev recibió a los destructores "Capitán Saken" y "Inquieto" de los franceses. Al final del año, ya formó parte del acorazado "General Alekseev", y de abril a julio 1920 comandó el barco de entrenamiento y mensajero "Berezan". Al mismo tiempo, fue ascendido a capitán de primera fila.

En noviembre, Sergey Nikolaevich 1920 fue evacuado a Constantinopla, y luego desde allí dirigió el traslado de los remolcadores y mineros rusos, solicitado por el gobierno francés para pagar la deuda, a Marsella. Después de largas pruebas en Europa en 1923, Vlasyan se estableció en París. Allí llevó una vida sin complicaciones: consiguió un trabajo en la oficina de una empresa de automóviles, trabajó como taxista. Sergei Nikolaevich se retiró antes de la Segunda Guerra Mundial, y después de que terminó la guerra recibió un pasaporte soviético en la Embajada de la URSS, pero nunca regresó a su país de origen. Por que Tal vez temía ver un país completamente diferente en el que sería un extraño. El submarinista 3 de septiembre 1955 murió y fue enterrado en Sainte-Genevieve-des-Bois, el cementerio de los emigrados rusos.

De acuerdo con los sitios de materiales http://polit.ru/ y http://alerozin.narod.ru
7 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.
  1. +1
    4 Septiembre 2015 07: 24
    Aquí también, porque podría quedarme. Pero, resultó en la Guardia Blanca.
  2. +2
    4 Septiembre 2015 07: 59
    Gracias, informativo, pero mejor sobre la acción de los submarinos rusos y británicos en el Báltico.
  3. +3
    4 Septiembre 2015 08: 04
    Los funcionarios zaristas no toleraban el libre pensamiento. ... Que esto y aquello ... Eh ...
    Sergei Nikolaevich se retiró, y después de la guerra recibió un pasaporte soviético en la Embajada de la URSS... Desearía que hubiera regresado ...
    1. 0
      4 Septiembre 2015 20: 32
      Los funcionarios zaristas no toleraban el libre pensamiento ...
      Sí, genial, arruinaron el imperio. Se puede decir, cavaron un agujero ellos mismos. Sí, problemas, la historia no enseña nada.
  4. TWR
    +1
    4 Septiembre 2015 10: 15
    El buque completó con éxito la misión de combate, pero debido a las corrientes submarinas desconocidas para los marineros, fue demolido en su propia mina.

    Sin embargo, en el idioma ruso hay otras palabras para caracterizar correctamente el resultado final.
    pero las fuerzas principales (los acorazados Pobeda, Peresvet, Sebastopol, Retvizan, Poltava y otras naves) no probaron suerte y regresaron a Port Arthur.

    Dispersos (dispersos, aunque sin "diplomacia"), y contrariamente a la orden original y la orden posterior del buque insignia menor huyó a Port Arthur. En tiempos menos propicios para tales "acciones", los capitanes y oficiales superiores de estos barcos habrían sido ahorcados en los astilleros y los oficiales degradados a marineros. Y eso sería correcto. Guerra.
    Después de la batalla, una pequeña parte de barcos bastante maltratados continuó moviéndose a Vladivostok

    No a Vladivostok, sino a puertos neutrales para internamiento. Aquellos. para entregar a un cautivo con un régimen suave de detención. Después de que terminó la guerra, las consecuencias para los capitanes y oficiales de estos barcos deberían haber sido las mismas que en el párrafo anterior.
    Más escuadrones no fueron al mar,

    ¿Para qué? Esto es peligroso.
    A mediados de junio, participó en la batalla con la flota japonesa en el acorazado "Victoria" durante un intento de romper el escuadrón ruso en Vladivostok. Unos meses más tarde, el guardiamarina visitó una nueva batalla feroz conocida como la Batalla del Mar Amarillo.

    De alguna manera, el autor contó muchas "batallas".
    A fines de diciembre de 1904, Vlasyev, que no quería ser capturado durante la rendición de Port Arthur, rompió el bloqueo enemigo en un barco minero del acorazado Pobeda en una noche oscura y llegó al puerto chino de Chifu.

    El respeto Uno de tantos. La mayoría eligió no correr riesgos.
    La tripulación llevó a cabo dos ataques con torpedos más: el 9 de noviembre, en la bahía de Danzig, el submarino atacó y envió a los vehículos enemigos a volar.

    Perdido, simplemente puesto.
    Y a principios de diciembre, cerca de la isla de Gotland, cubriendo a un grupo de barcos dedicados a trabajos de protección contra minas, el submarino atacó el crucero Ausburg y le disparó seis torpedos, pero todos pasaron por allí.

    De los seis torpedos, todos por. Ni siquiera se lo pierde. Por lo tanto, generalmente es mejor sentarse en la base de datos. Anclas de anclaje.
    Después de apreciar el trabajo de la tripulación del Tiburón en la campaña de 1914, el comandante de la flota otorgó al equipo seis medallas de George.

    Y era mejor para todos asignar el título de Héroe del Imperio ruso y alistar el bote en la guardia. Después de todo, éxitos de combate tan asombrosos ... Muchos éxitos ...
    consiguió un trabajo en la oficina de una compañía automovilística, trabajando como taxista.

    No tomaron oficiales rusos en el exilio para servir en el ejército. Incluso en Serbia. Aparentemente no se consideran profesionales. Eso es.
    1. +1
      4 Septiembre 2015 20: 35
      . Por lo tanto, generalmente es mejor sentarse en la base de datos. Anclas de ancla. ,,
      en general, estoy de acuerdo contigo, PERO ... los submarinos acaban de comenzar a desarrollarse, y la entrada al mar en este pequeño barco ya es una hazaña.
  5. +3
    4 Septiembre 2015 12: 44
    Hay muchos errores al convertirse: el primer ataque del barco fue una falla. El torpedo no se ahogó, simplemente no dio en el blanco. En el crucero del 1 de diciembre, no se dispararon 17 torpedos, sino 6 torpedos. Y es mejor no usar sitios con información poco confiable, porque hay muchos errores en la textura.

    En cuanto a las frecuentes fallas de los submarinos rusos de la Primera Guerra Mundial, tiene una explicación:
    1 - antes de la Primera Guerra Mundial, los submarinos se consideraban un arma defensiva y, por lo tanto, especialmente para ellos, el país no realizó investigaciones científicas sobre su uso en combate. Algunos oficiales de submarinos intentaron hacer algo por sí mismos, pero eran militares y no tenían una visión completa de cómo deberían llevarse a cabo los enfrentamientos. Como resultado, al comienzo de la Primera Guerra Mundial, el Komflot preguntó a los comandantes de botes sobre la mejor manera de usarlos.
    2 - no se desarrollaron métodos de disparo a objetivos rápidos.
    3 - no muy alta calidad de los tipos individuales de submarinos.
    4 - torpedos de pequeño calibre con un rango pequeño
    5 - torpedos de la Primera Guerra Mundial no demasiado alta. Esta fue una característica de todos los torpedos de la Primera Guerra Mundial de todos los países del mundo. Los torpedos rectos tienen un valor como la desviación del punto de mira a una distancia. Es decir, cuántos cientos de metros se desviará el torpedo del punto de mira en el rango de recorrido máximo. En 1 mundo en el rango máximo, la desviación de los torpedos fue de más de 1 metros. Solo la URSS y Japón al final de la Segunda Guerra Mundial lograron menos de 1 metros para personas erectas. Para los torpedos "100-100" y los últimos torpedos de oxígeno japoneses, la desviación en el rango máximo fue de unos 2 metros.
  6. +1
    4 Septiembre 2015 15: 34
    "Dolphin" - nuestro primer submarino. Lanzado en mayo de 1903.
  7. +5
    4 Septiembre 2015 18: 03
    Aunque este artículo no trata sobre esto, sino ... "El buque completó con éxito su misión de combate, sin embargo, debido a corrientes submarinas desconocidas para los marineros, fue demolido en su propia mina".

    aquellos. desde 1898 ¿Señores los marineros no se molestaron en ocuparse de la hidrología de la bahía? Pues sí, "lacayos, cadetes ... y algo de rollo francés". guiño