Military Review

Métodos de exclusión

6
Cómo la Organización de Cooperación de Shanghai planea resolver el problema afgano


Expertos de los estados de 15, representantes de la OCS, la OTSC y otras organizaciones participaron en la Conferencia Internacional sobre Afganistán celebrada en Moscú. Su trabajo fue cubierto por más de cien medios de comunicación. Gran interés fue despertado por el discurso del Jefe Adjunto del Estado Mayor, Sergei Istrakov. Habló sobre el trabajo conjunto de los departamentos de defensa de los países de la OCS para estabilizar la situación en Afganistán y Asia Central. El artículo preparado para el "MIC" cubre estos temas con más detalle.

Al analizar la situación en Asia Central, vale la pena enumerar al menos las principales amenazas a la seguridad regional e internacional. Este es principalmente el crecimiento de la actividad terrorista del movimiento talibán islámico y otras organizaciones radicales y la expansión de la influencia del EIIL en el territorio de Afganistán, que se acompaña de una propaganda efectiva de ideología extremista entre la población, que lleva a la reposición de pandillas. La situación se caracteriza por la escalada de inestabilidad y la posibilidad de conflictos armados internos en la región. Hay un aumento en el volumen de tráfico de drogas desde Afganistán a los países vecinos, que es la base económica y financiera para las actividades antigubernamentales de los extremistas. Las principales amenazas incluyen los intentos de los países occidentales de interferir en los asuntos internos de los estados de Asia Central.

“La seguridad en Afganistán solo puede garantizarse por las fuerzas de los ciudadanos de este país. Ninguna intervención externa resolverá el problema ".
Los miembros de la Organización de Cooperación de Shanghai realizan esfuerzos independientes para neutralizar las amenazas a la seguridad regional, llevando a cabo medidas unilaterales de naturaleza económica, política, social y humanitaria. Pero tales intentos no contrarrestan eficazmente los nuevos desafíos.

En el ejemplo de la crisis siria, se ve claramente que los esfuerzos de la coalición antiterrorista occidental no producen resultados en la lucha contra el EIIL precisamente porque los objetivos de los participantes son acciones diferentes y dirigidas de manera diferente. Al final, todo se reduce a una demostración de lucha activa.

Por otro lado, Siria sirve como evidencia de cómo pueden desarrollarse los eventos si se toman acciones colectivas de manera oportuna y coordinada. Con respecto a Afganistán, la tarea prioritaria debe formularse de la siguiente manera: cómo evitar que se utilice como una herramienta para "balancear" la situación en los países miembros de la OCS.

Las opiniones expresadas por expertos pueden reducirse a varios puntos. En primer lugar, la seguridad en Afganistán solo puede garantizarse por las fuerzas de los ciudadanos de este país. Ninguna intervención externa resolverá el problema. En segundo lugar, para garantizar la seguridad, se necesita asistencia externa, y debe ser de naturaleza diversa, desde la asistencia en el desarrollo económico hasta la cooperación técnico-militar. En tercer lugar, el extremismo no puede eliminarse sin la superposición del tráfico de drogas. Los ingresos del comercio de opiáceos crean la base económica del terrorismo, no solo en Afganistán, sino también más allá. La OCS es un mecanismo universal que puede coordinar las actividades de todos los participantes y el gobierno afgano para enfrentar los desafíos de garantizar la seguridad en la región.

Métodos de exclusión

Foto: Vadim Savitsky

La evolución de la situación político-militar y la previsión de su desarrollo muestran que la consolidación de los esfuerzos para contrarrestar y neutralizar los desafíos y amenazas es vital. Por lo tanto, las posibilidades de la Organización de Cooperación de Shanghai están más que nunca exigidas. Es aconsejable resolver estos problemas en las siguientes áreas.

La primera es la eliminación de la propagación de la amenaza del terrorismo a los países de la región de Asia Central. Con este fin, este año implementó con éxito medidas para mejorar la coherencia de nuestras fuerzas armadas, fortalecer las medidas de fomento de la confianza y la comprensión. En particular, en abril, en el territorio de Kirguistán, se llevó a cabo un entrenamiento conjunto de fuerzas especiales en condiciones de montaña durante la preparación del comando militar y los ejercicios del personal "Misión de paz". En mayo, en Tayikistán, en las inmediaciones de la frontera con Afganistán, participaron los contingentes militares de las fuerzas de reacción rápida colectiva de la OTSC. Los resultados confirmaron su capacidad para llevar a cabo las tareas con eficacia y dar un rechazo adecuado a las pandillas. En septiembre, se llevó a cabo el comando estratégico del Centro-2015 y el ejercicio del personal, durante el cual se probó la capacidad de las fuerzas armadas de los miembros de la OTSC para neutralizar los intentos de los extremistas de ingresar a las repúblicas de Asia Central, así como para repeler la agresión de los principales grupos terroristas. Las medidas ruso-tayikas se llevan a cabo regularmente para controlar la situación en la frontera con Afganistán.

La segunda dirección es la mejora del mecanismo de intercambio de información entre las fuerzas armadas de los estados miembros de la OCS en la evaluación de amenazas a la seguridad regional. A modo de perspectiva, se considera la formación de la oficina de asesores militares nacionales bajo la secretaría de la organización o un grupo de trabajo especial bajo el Consejo de Ministros de Defensa. Se supone que confíe a este organismo problemas de interacción tanto con las fuerzas armadas nacionales como con la Estructura Antiterrorista Regional de la OCS, la OTSC, el Centro Antiterrorista de la CEI. A través de este dispositivo (grupo de trabajo), se intercambiarán datos sobre organizaciones extremistas, formaciones armadas ilegales, métodos y tácticas de sus acciones. Además, es necesario intensificar la cooperación multilateral en el área de los servicios de inteligencia de los Ministerios de Defensa para fortalecer el control sobre las acciones de las organizaciones ilegales. Tales formas de cooperación, por supuesto, son de interés mutuo.

La tercera dirección es el intercambio de experiencias en la preparación y uso de contingentes militares en operaciones antiterroristas, incluidos los realizados bajo los auspicios de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales, y la expansión de la cooperación técnico-militar entre los países de la OCS, incluidos los aspectos educativos.

También se debe tener en cuenta la necesidad de medidas dirigidas a aumentar las habilidades de combate de los contingentes militares de los estados miembros de la OCS con el fin de contrarrestar los nuevos desafíos y amenazas a la seguridad regional.

Hoy, más que nunca, se necesita un análisis de los procesos político-militares en el área de responsabilidad de la OCS. Los ministerios de defensa deben responder de manera oportuna a las amenazas que emanan de las regiones, especialmente del ejército, incluso demostrando los esfuerzos consolidados de la organización. Con este fin, se planeó realizar un ejercicio antiterrorista conjunto de las fuerzas armadas “Misión de paz-2016” en 2016 en el territorio de Kirguistán. Los contingentes militares de los países de la OCS elaborarán los métodos y los métodos para llevar a cabo operaciones de combate para neutralizar a las unidades terroristas y compartir su experiencia en la lucha contra grupos armados ilegales.

Junto con las medidas económicas, políticas y sociales, los estados miembros de la Organización de Cooperación de Shanghai deben intensificar su oposición al tráfico de drogas en Afganistán. De particular relevancia es la implementación de la iniciativa para crear un centro universal para enfrentar nuevos desafíos y amenazas sobre la base de la Estructura Antiterrorista Regional de la OCS. Es importante organizar la cooperación del futuro centro con las estructuras regionales, en primer lugar con el Centro de Operaciones Antidrogas de la OTSC.

Es necesario detener conjuntamente los canales de tráfico de drogas, financiamiento, suministro de armas y recursos materiales para las organizaciones extremistas que operan en Afganistán.

Otra forma de estabilizar la situación es contrarrestar la ideología del extremismo. El trabajo intencional en la esfera de la información, explicando la perniciosidad de tales puntos de vista, privará al liderazgo del movimiento islámico talibán, las unidades del EIIL y otras organizaciones terroristas para apoyar y reponer a la población.

Es muy importante apoyar los esfuerzos de las autoridades afganas para lograr la reconciliación nacional en el país. Para este fin, es necesario no solo intensificar la interacción de los departamentos militares de los países que participan en la Organización de Cooperación de Shanghai, la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, sino también utilizar el potencial político, económico y social de la CEI y la Unión Económica Euroasiática para mejorar la situación de la población, fortalecer la atención médica y otras esferas de las actividades estatales.

Solo el trabajo intencional y consolidado de todos los países de la región de Asia Central ayudará a reducir el nivel de amenaza terrorista y evitará que se extienda la influencia de las organizaciones extremistas.
autor:
Originador:
http://vpk-news.ru/articles/27615
6 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión

  1. shinobi
    shinobi 21 de octubre 2015 14: 16 nuevo
    0
    Es decir, no habrá operaciones en tierra. Ataques aéreos, equipo e instructores. La versión vietnamita ha regresado. ¡Yanquis, vete a casa! Mientras puedas.
  2. kostyan77708
    kostyan77708 21 de octubre 2015 14: 39 nuevo
    +1
    "Los esfuerzos de la coalición antiterrorista occidental no traen resultados en la lucha contra ISIS", no es correcto, será más correcto así: ¡los esfuerzos de la coalición terrorista occidental no traen resultados en la lucha contra ISIS, ya que no bombardean ellos mismos!
  3. Dojjdik
    Dojjdik 21 de octubre 2015 17: 56 nuevo
    0
    cuando la OTAN se apresuró a Irak para derrocar y colgar a Hussein y cuando a Libia para destruir a Qadafi parecían una bandada de chacales malvados y hambrientos y la solidaridad fue un esfuerzo al límite; pero en el igil no tienen "esfuerzo y cohesión" en alguna parte, todo el poder de estos perros desapareció
  4. Dilshat
    Dilshat 21 de octubre 2015 19: 40 nuevo
    0
    Esto es lo que pronto Afganistán dirá adiós OTAN, hola CSTO?
  5. Asadullah
    Asadullah 21 de octubre 2015 22: 07 nuevo
    0
    Otra dirección para estabilizar la situación es contrarrestar la ideología del extremismo. Trabajo con propósito en la esfera de la información, aclarar la nocividad de tales puntos de vista privará liderazgo del movimiento islámico de los talibanes, ISIS y otras organizaciones terroristas que apoyan a la población y la reposición.


    Sí, y la organización de cursos de corte y costura proporcionará a la población ropa barata y de alta calidad ... ¿Por qué no hay publicaciones sobre el estado actual de las cosas en Afganistán? ¿Por qué no escriben que los talibanes y el ISIS son antípodas ideológicas entre sí? ¿Que Al Qaeda en Afganistán podría existir solo como invitado? ¿Cuál es la mejor táctica, negociar con los talibanes a través de Pakistán y crear divisiones radicales entre estos movimientos? Los talibanes limitarán su expansión a la residencia local de los pastunes y hazaras, movimiento internacional de Al Qaeda, ISIS, el Califato, definido por la residencia geográfica de los musulmanes. En este caso, es necesario provocar una división y sacar a los talibanes del juego a la solidaridad. Pero esto requiere contactos.
  6. Zomanus
    Zomanus 22 de octubre 2015 05: 51 nuevo
    0
    Maldición Tenemos muchos cientificos. Haría una mierda que limpiaría la amapola destruida.
    Sumado al agua y todo, los campos de amapolas en la vid murieron.
    Y durante unos cinco años, lo que sea que crezca la amapola.
    Solo esta opción la veo.
    Porque todo lo demás implica una fuerte superposición de límites.
    Lo que nuestros gobernantes no harán.