Military Review

Apretón de manos

6
Las negociaciones al más alto nivel del presidente chino Xi Jinping y el presidente de Taiwán, Ma Ying-jeou, no dieron resultados políticos tangibles. Además del apretón de manos simbólico, en general son notables más por el hecho de su conducta que por cualquier resultado significativo. Si observa los informes "desde el campo" de manera imparcial, quedará claro que la reunión enfatizó las diferencias más que lo común de los dos estados. Los líderes se trataron con cautela y la prensa de la República Popular China evitó llamar a Ma Ying-jeou jefe de estado.




Geográficamente cerca Taiwán todavía está infinitamente lejos del continente políticamente. Esto se debe principalmente al hecho de que ni la élite de la isla ni la población ven por sí mismos un futuro como parte de una familia amistosa de pueblos de la República Popular de China. El ejemplo de Hong Kong, donde se violan regularmente los derechos de autonomía, no inspira a nadie en Taiwán, y mucho menos a que los recuerdos de la guerra civil y las tres crisis armadas de posguerra en el estrecho se encuentran firmemente entre los dos bancos. A pesar de la retórica relativamente conciliadora, la república de la isla continúa a la deriva hacia los Estados Unidos y enfatiza su completa autonomía del continente en cada oportunidad. En particular, Taiwan ha mostrado durante mucho tiempo un interés en la Asociación Transpacífica, aunque no es en absoluto un hecho que la república no reconocida sea aceptada en ella. Las fuerzas armadas continúan modernizándose, mientras que el bloque pro-independencia, el Partido Demócrata Progresista (DPP), goza de un amplio apoyo popular y sin duda ganará las próximas elecciones, mientras que el partido Kuomintang, que incluye al presidente Ma Ying-jeou, está perdiendo rápidamente popularidad entre la gente. Su posición propeciana.

En cuanto a los Estados Unidos, el status quo actual les conviene completamente, ya que incluso la adhesión pacífica de Taiwán a China continental se considera inaceptable. Tal evento cambiará radicalmente el equilibrio de poder en la parte occidental del Océano Pacífico; esto no es solo un trampolín conveniente, sino también la unificación de dos flotas muy poderosas. Tiene sentido mencionar el importante factor japonés. Una posible transición de Taiwán bajo la soberanía de la República Popular China pone de inmediato a Tokio frente a una amenaza militar directa, y Japón se verá obligado a tomar medidas de represalia, ya que sus islas del sur estarán a varios disparos del MLRS chino.

Si hablamos del día de hoy, ahora China está persiguiendo objetivos puramente prácticos. En el contexto del vertiginoso despegue de la American Trans-Pacific Partnership, Beijing busca demostrar que su único proyecto de integración en la región, "Un país - Dos sistemas", también es bastante viable. Mostrar en primer lugar a la población propia, en el segundo a la comunidad mundial. Si esto no se hace, el primer análisis imparcial revelará algo desagradable: Estados Unidos superó completamente a China de sus propias costas. Una amargura especial a la píldora es dada por el hecho de que el Imperio Celestial llegó a tal resultado bajo la estricta guía de sus propios líderes. El dictado económico y las reclamaciones territoriales ilimitadas rechazaron a muchos aliados potenciales de China. Beijing no puede renunciar a las reclamaciones que se expresaron durante el tiempo de Mao. Al mismo tiempo, la intensificación de las disputas fronterizas conduce a un endurecimiento del bloqueo geopolítico alrededor del Imperio Celestial. La situación podría haberse salvado por el rechazo de al menos parte de las reclamaciones, pero obviamente, el liderazgo chino ni siquiera considera esta opción.

La principal diferencia entre Taiwán y Hong Kong y Macao (y, si lo prefiere, desde la isla de Big Ussuri) es que él decide su propio destino, sin renunciar a una cuestión tan importante a merced de la metrópoli. Es decir, tiene subjetividad. Otra diferencia es que, al poseer subjetividad, Taiwan tiene capacidades geográficas y militares para defender esta misma subjetividad. Hong Kong no tuvo tal elección desde el principio. En los años ochenta, cuando el destino de la colonia se decidió en las conversaciones bilaterales, los británicos no tuvieron oportunidad de defender su posesión en el extranjero: la Guerra de las Malvinas mostró claramente los límites de sus fuerzas, y China amenazó inequívocamente con la invasión militar si el problema no se resolvía a su favor.

En las relaciones entre la República Popular de China y la República de China (Taiwán), ahora se observa aún más antagonismo que entre la República Popular China y Japón. La población de la isla, casi ciento veinte años separada del resto de China, no quiere tener histórico patria, nada en común y culturalmente mucho más cercano a Japón y Corea del Sur que a sus contrapartes continentales. Los taiwaneses valoran mucho su nivel de vida y sus libertades personales, por lo que cualquier fuerza política que defienda la integración en China está condenada a existir como una entidad marginal. En tales circunstancias, la única forma de unificación es una guerra con la creación de un frente de mil kilómetros desde el norte de Taiwán hasta las Islas Spratly, algunas de las cuales controlan Taipei. Pero antes de 2020, tal conflicto no debería esperarse, a menos que, por supuesto, ocurra algún evento que pueda romper cualquier pronóstico.
autor:
6 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión

  1. alex-cn
    alex-cn 11 noviembre 2015 07: 19 nuevo
    +3
    Decidimos algo, no decidimos ... Lo principal es que me encontré PRIMERA VEZ, y antes de las decisiones todavía pisaba fuerte y pisaba fuerte ...
  2. Misma lechuga
    Misma lechuga 11 noviembre 2015 07: 30 nuevo
    +2
    En cuanto a los Estados Unidos, el status quo actual es bastante satisfactorio para ellos, ya que incluso la unión pacífica de Taiwán a China continental se considera inaceptable.


    Bueno, aún así ... el principio de dividir y conquistar funciona bien hasta el día de hoy.

    Esto es claramente visible después de la partición de YUGOSLAVIA, y WASHINGTON ahora reina en su lugar.
  3. Blondy
    Blondy 11 noviembre 2015 08: 40 nuevo
    +3
    Señor, qué noticias, sí, ya han olisqueado durante siete años. Se hacen visitas entre sí, por no mencionar la cooperación económica, que se ha desplegado al máximo sin más preámbulos, especialmente después de que salió el ruidoso escándalo con Japón.
    1. gasolina
      gasolina 11 noviembre 2015 09: 21 nuevo
      0
      la poderosa presión ideológica a través de los medios hará el resto
  4. Bisonte
    Bisonte 11 noviembre 2015 12: 06 nuevo
    +2
    Picoteado en jo ... gallo asado! El cáncer en la montaña silbó.
    Taiwán, Arabia Saudita, Alemania, Japón, Francia, Inglaterra y otros, pensaron seriamente en un cambio de propietarios.
  5. Amuretos
    Amuretos 11 noviembre 2015 12: 33 nuevo
    +4
    Nadie ha cambiado nada. Taiwán ha estado económicamente junto con la República Popular China durante veinte años. La mayor parte de la industria de Taiwán está en manos de los chinos continentales o de uso conjunto. Si comienzan las reuniones, debe controlar cuidadosamente la situación. Aquí, en el Lejano Oriente, los asiáticos están actuando sobre En principio, el agua desgasta la piedra y, por lo tanto, no tiene prisa. Las primeras reuniones no son de reconocimiento en la batalla, sino de reconocimiento en aproximaciones distantes. Esto es solo un control de intenciones.
    1. Karlovar
      Karlovar 11 noviembre 2015 13: 47 nuevo
      +2
      Объём торговли между КНР и 20-мильонным Тайванем 170 миллиардов талеров...Это как если бы между КНР и РФ было бы 1,2 триллиона талеров торговли или между КНР и США-2,5 триллиона талеров торгового оборота...Тоесть,экономически де-факто объединение уже произошло,дело осталось за малым-оформить де-юре,хотя можно и без этой формальности обойтись...Как вариант,в будущем заключить стратегический союз...А торопиться китайцам с обоих берегов некуда,время играет на них,при нынешних темпах роста через 10-11 лет КНР удвоит экономическую мощь,военную же мощь нарастит раза в 3-4,надо полагать....И тогда "партнёры" уже ничего вякнуть против не смогут...автор же статьи выдаёт желаемое за действительное...
  6. palma
    palma 13 noviembre 2015 11: 56 nuevo
    0
    практически невозможно согласиться с утверждением автора о "маргинальном статусе" тайваня