Military Review

Guerra en Mali. Los rusos son víctimas de la jihad en África occidental

13
Hubo otro atentado terrorista contra ciudadanos rusos. 20 de noviembre 2015 en Mali, en uno de los hoteles, seis ciudadanos de la Federación Rusa recibieron disparos a corta distancia de las ametralladoras. Al final resultó que, los muertos eran empleados de Volga-Dnepr Airlines, que estaba realizando misiones para transportar suministros humanitarios y unidades de tropas francesas estacionadas en Mali.


Hotel de tiro

La tripulación del An-124 "Ruslan" llegó a Mali el día anterior para transportar equipos de construcción desde Oslo. 18-19 En noviembre, el avión hizo un vuelo y se estaba preparando para volar a la base. En el Radisson Blue Hotel, considerado el hotel más prestigioso de la capital de Malí, Bamako, se alojaron los pilotos de 12. El viernes por la mañana, siete pilotos decidieron desayunar, por lo que descendieron a un restaurante que operaba en el edificio del hotel. Cuando el comandante de la tripulación del avión, Alexander Samoilov, y seis de sus subordinados estaban sentados en una mesa, terroristas armados irrumpen en el hotel. Todas las personas que estaban en el hotel fueron secuestradas por un grupo terrorista. En manos de los terroristas se trataba de personas 170. En respuesta a las acciones de los terroristas de la policía de Mali y fuerzas especiales irrumpieron en la propiedad capturado, que, después de la operación fue capaz de liberar. Sin embargo, según informaron las autoridades malienses, al menos 21 todavía eran asesinados por terroristas. Entre los muertos - y nuestros compatriotas.

Seis ciudadanos rusos fueron fusilados una hora después de que los terroristas atacaran el hotel. El comandante de la tripulación Alexander Samoilov escapó milagrosamente. Entre los muertos se encuentran el ingeniero aeronáutico para la operación de LAID Stanislav Dumansky, 1973 año de nacimiento; el operador de radio aerotransportado Vladimir Kudryashov, 1975 año de nacimiento; el ingeniero de vuelo Konstantin Preobrazhensky, nacido 1959; El gran maestro Sergey Yurasov, 1963 año de nacimiento; el navegante Alexander Kononenko, 1963 año de nacimiento; Ingeniero aeronáutico para la operación de LAID Pavel Kudryavtsev, 1988 año de nacimiento. Todos los muertos eran ciudadanos de la Federación Rusa, residentes de la región de Ulyanovsk. Por lo tanto, 23 de noviembre 2015 fue declarado en el territorio de la región de Ulyanovsk como el Día del Luto Nacional, en memoria de los pilotos rusos que murieron en Mali. Además de los rusos, como resultado del acto terrorista, tres ciudadanos chinos y un ciudadano estadounidense fueron asesinados. La responsabilidad del incidente fue asumida por el grupo radical árabe-tuareg Al-Murabitun, afiliado a la organización terrorista internacional Al-Qaida, prohibido en el territorio de la Federación Rusa. Los tres militantes de la organización que tomaron el Radisson Blue Hotel fueron asesinados por las fuerzas especiales de Malí durante el asalto.

Guerra en Mali. Los rusos son víctimas de la jihad en África occidental


El presidente de Malí, Bubacar Keita, en relación con el ataque de terroristas en la capital, Bamako, declaró el estado de emergencia por diez días en el territorio del estado. El liderazgo del país es motivo de preocupación: desde hace varios años se está librando una verdadera guerra en Malí entre las fuerzas gubernamentales y los grupos radicales. En el lado de las tropas gubernamentales están luchando y unidades francesas y contingentes de varios países africanos, que llegaron para ayudar al gobierno de Mali. La situación en el país se desestabilizó después del notorio año de la "Primavera Árabe" 2011, que afectó a los países del norte de África y se reflejó en la situación política en varios países del Sahel, que incluyen a Mali. Este país de África occidental es una antigua colonia francesa que obtuvo la independencia política en 22 en septiembre 1960. Actualmente, en un gran territorio de Mali (y este es el país 24-I del mundo por área, 1 240 192 km²) vive alrededor de 16 millones de personas. La tasa de natalidad de Malí es una de las más altas del mundo, la fertilidad es del bebé 7,4 por mujer. Pero, además del rápido crecimiento demográfico, el país enfrenta una serie de problemas económicos, sociales y etnopolíticos. Malí es un país sin salida al mar, y gran parte del territorio del país está ocupado por las arenas del Sahara, lo cual tiene un impacto negativo en la agricultura - la rama principal de la economía de Mali. El hacinamiento de las aldeas malienses contribuye a agravar aún más las tensiones sociales en la sociedad, la formación de asentamientos precarios de personas marginadas en las afueras de las ciudades. Naturalmente, en esta situación las ideas radicales se difunden fácilmente.

Grandes problemas de la antigua colonia.

Sin embargo, el problema clave de la formación de grupos terroristas en Malí son las contradicciones étnicas y confesionales. El hecho de que Mali pertenece a estados post-coloniales típicos, las fronteras nacionales que establece de manera completamente artificial, sin tener en cuenta la especificidad étnica y religiosa real de las regiones. Una situación similar se observa en otros países de África subsahariana - Níger, Chad, Nigeria y Sudán. Las regiones del norte de estos países habitados por tuareg, Toubou, baggara y regiones del sur - negroide. A lo largo de los siglos, se desarrollaron contradicciones entre la población "blanca" y la población negroide, entre musulmanes y no musulmanes. Los nómadas musulmanes hicieron incursiones regulares en la población agrícola sedentaria del Sahel, representada por los pueblos de Negro, con el objetivo de devastar pueblos y ciudades y capturar a la gente en esclavitud. La expansión colonial de las potencias europeas - Gran Bretaña y Francia - se reduce sólo ligeramente el nivel de tensión en la región, pero la descolonización del continente africano, una vez más actualizada conjunto de contradicciones explícitos e implícitos. Sin embargo, además de Mali ha sido durante mucho tiempo capaz de mantener una relativa paz en su territorio, aunque hubo golpes militares esporádicas, para cambiar la élite política del Estado de Mali. Durante más de veinte años, de 1968 a 1991, la junta militar estuvo en el poder en Malí bajo el liderazgo del General de Ejército Moussa Traore (nacido 1936). Moussa Traore, que venía de la población de Negroid a Malinke, comenzó una carrera militar en las fuerzas coloniales francesas, y después de la liberación de Mali, creció rápidamente en las filas y por 1968 era teniente coronel y director de una escuela de infantería. Después de organizar un golpe militar, Traore llegó al poder en el país, prohibió todos los partidos políticos, excepto la Unión Democrática del pueblo de Malí, y estableció la dictadura militar bastante común para el continente africano.

En comparación con otros países africanos, Malí era un estado bastante estable, aunque extremadamente pobre y económicamente atrasado. Sin embargo, en 1990, el país comenzó las protestas masivas contra las políticas de Moussa Traore, como resultado de lo cual la situación en Mali desestabilizado. En marzo, 1991, la élite militar del país derrocó a Moussa Traore. A la cabeza del golpe estaba el comandante de los paracaidistas malienses, el general Amadou Toumani Touré (nacido en 1948), quien recibió una educación militar superior en la Unión Soviética, en la famosa Escuela de Mando Aéreo Superior Ryazan. Durante el año, el general Touré estuvo en el cargo. Presidente del país, después de lo cual entregó el poder al presidente civil, Alpha Oumar Konare. Alpha Oumar Konare (1946 nacido) ha estado al frente de Mali durante dos mandatos consecutivos: en 1992-2002, después de lo cual, diez años más tarde, fue reemplazado por el General Amadou Toumani Touré, esta vez ya elegido jefe del estado maliense. Sin embargo, ya sea durante el reinado de Alpha Oumar Konaré, bajo el poder Amadou Toumani Touré no ha sido resuelto los problemas sociales y económicos de la sociedad maliense. Además, la población del país, debido a la alta tasa de natalidad, creció y las oportunidades económicas no aumentaron. La situación más tensa se ha desarrollado en el norte del país, en la zona de residencia de los tuareg y los árabes.



Lucha por un Azawad independiente.

Los Tuaregs del norte de Mali nunca se han integrado en la sociedad maliense postcolonial. Se sentían en desventaja en comparación con los pueblos Negroides del sur del país, mientras se consideraban como una nación más desarrollada e históricamente significativa. Por lo tanto, entre los tuareg, se expresaron sentimientos separatistas, expresados ​​en los planes para la creación del Estado Independiente de Azawad, que incluiría las tierras de Mali, Níger, Burkina Faso, Libia y Argelia habitadas por los tuaregs. Incluso antes de que se proclamara la independencia de Malí, el liderazgo francés ideó un plan para crear la Organización General de las Regiones del Sahara, que incluiría tierras en el sur de Argelia y en el norte de Malí, Níger y Chad. De hecho, era un gobierno bereber, que incluiría los territorios del Sahara habitados por tuaregs, árabes, una tuba y un songai. De hecho, Francia buscó a través de este plan para crear un contrapeso al movimiento de liberación nacional de Argelia, pero luego se negó a implementar el plan. tuareg tierras fueron divididas entre Malí, Níger, Argelia, Burkina Faso y Libia. En 1962, el primer levantamiento nacional de los tuareg contra el joven gobierno de Malí ocurrió en el norte de Malí. Los rebeldes lograron derrotar a las tropas del entonces jefe de estado Modibu Keith. Entonces Keith pidió ayuda al ejército francés, después de lo cual los esfuerzos conjuntos franco-malienses todavía lograron reprimir el levantamiento. Después de la victoria, Keita comenzó una represión brutal contra los tuareg y la población árabe, causando pérdidas significativas de vidas y devastación en áreas enteras en el norte del país. En 1958, la ciudad de Azawad sufrió una severa sequía, como resultado de la muerte de enormes manadas de nómadas, los tuareg. Miles de personas se convirtieron en refugiados pobres, inundando las ciudades y pueblos no solo de Mali, sino también de muchos países vecinos. Muchos de los refugiados huyeron a la vecina Libia, donde estaban felices de aceptar Muammar Gaddafi. El líder libio hizo planes para exportar la revolución a los países vecinos de África Occidental, y los tuareg de Malí y Níger es perfecto para el papel de conductores de influencia de Libia en los países del Sahel. Por lo tanto, Gaddafi proporcionó refugio a las familias de personas desplazadas, trabajo para Tuareg sin discapacidad. Las remesas de familiares que trabajan en Libia se han convertido en la principal fuente de financiamiento para las familias tuareg que permanecen en Mali. "Origen libio" y tenía los fondos asignados para apoyar el movimiento de liberación nacional tuareg en el norte de Malí.



En 1990-1995 y 2007-2009 en el norte de Mali y Níger, estallaron rebeliones tuareg, pero fueron reprimidas por las fuerzas gubernamentales. Gran parte de los tuareg que participaron en los levantamientos emigraron a Libia, donde se transfirió al servicio de Muammar Gaddafi y se incorporó al ejército libio. Durante la confrontación, los partidarios de Gaddafi y la oposición de los tuareg se aliaron con la Jamahiriya y participaron en las hostilidades del lado de Gaddafi. El derrocamiento de Gaddafi desestabilizó gravemente la situación en el África subsahariana. Durante mucho tiempo, Gadafi actuó como mediador entre los separatistas tuareg y los gobiernos de Malí, Níger y Burkina Faso, ayudando a suavizar las contradicciones. Los tuareg tuvieron la oportunidad de servir en el ejército libio, lo que retrasó la parte apasionada de los jóvenes tuareg en Libia, donde podía recibir una buena recompensa por el servicio militar. Naturalmente, esto, a su vez, contribuyó a reducir las tensiones sociales en Mali, Níger y Burkina Faso. Después de la derrota de Muammar Gaddafi en la guerra y la afirmación de las autoridades del "Gobierno Nacional de Transición", que sirvió en el ejército libio tuareg, por temor a represalias, regresaron a su país de origen, en Malí y Níger. Aquí volvieron nuevamente al sentimiento separatista.

En octubre, 2011 creó el Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad, que unió a varios grupos político-militares tuareg que abogaron por la liberación de Azawad en Mali. Dado que las rutas de suministro pasaron por el territorio de Malí armas A Libia, los tuareg, que tradicionalmente controlaban las comunicaciones transaharianas, tuvieron la oportunidad de adquirir armas modernas. Otro canal para el suministro de armas a los separatistas de Azawad fue el robo de los almacenes del ejército de Malí, llevado a cabo por los soldados tuareg y árabes, la mayoría de los cuales pronto desertaron de las fuerzas armadas de Malí y se unieron al movimiento insurgente. En enero, el Movimiento de Liberación de la Aviación Nacional de Azawad 2012 levantó un levantamiento armado en el norte de Mali. El liderazgo inmediato de las fuerzas armadas rebeldes fue llevado a cabo por Mohammed agh Nadjim - Tuareg, quien alcanzó el rango de coronel en el ejército libio y tuvo un buen entrenamiento militar. El núcleo de sus tropas eran antiguos miembros del ejército libio. Como resultado de las rápidas acciones de los rebeldes, se capturaron por completo tres áreas del norte de Malí, después de lo cual los separatistas declararon su deseo de lograr la independencia completa de Azawad de Malí. 1 Febrero 2012, la formación de MNLA capturó la ciudad de Menaku. 4 febrero Tuareg atacó la ciudad de Kidal. Los combatientes de la NLAA capturaron varias bases militares de Malí, lo que hizo posible reponer sustancialmente las reservas de armas y seguir luchando en el norte del país.

Los éxitos de los tuareg en el norte del país se combinaron con la incapacidad total de las fuerzas armadas malienses para hacer frente al movimiento de liberación nacional en Azawad. El resultado de la insatisfacción con las actividades de los líderes del país por parte de la élite militar-política de Malí fue el golpe militar que tuvo lugar en Malí 21-22 en marzo 2012. Fue llevado a cabo por un grupo militar que formó el Comité Nacional para la Restauración de la Democracia y la Restauración del Estado en Malí. El comité estuvo encabezado por el capitán militar profesional de 40, Amadou Sanogo (nacido 1972), quien enseñó inglés en el campamento militar de Kati. Esta circunstancia, así como el hecho de que Sanogo se entrenó varias veces y se entrenó en los Estados Unidos, incluido el centro de entrenamiento de la Infantería de Marina, hizo posible que sus críticos acusaran al capitán de simpatías pro estadounidenses. 6 En abril, 2012, el Comité Nacional para la Restauración de la Democracia y la Reaparición del Estado en Malí, transfirió el poder al país a un gobierno civil encabezado por el presidente Dionkund Traore (nacido 1942), un conocido político maliense que encabezó la Asamblea Nacional desde 2007. 1993 fue el Ministro de Defensa del Estado de Malí.

El golpe militar en Bamako y el cambio de poder en el país permitieron a los separatistas tuareg intensificar la ofensiva en el norte de Malí. Poco después del golpe, el NLAA capturó la ciudad estratégicamente importante de Gao, luego: histórico La capital de la región es la famosa ciudad de Tombuctú. De hecho, todo el territorio de la Azavad maliense estaba bajo el control del movimiento de liberación nacional tuareg. Después de que Azawad fue completamente liberado del gobierno de Malí, el Movimiento de Liberación Nacional de Azawad anunció un alto el fuego unilateral en relación con el logro de su objetivo. El 6 de abril de 2012, se proclamó la soberanía política del Estado Independiente de Azawad, después de lo cual el Comité Ejecutivo de la NLA hizo un llamamiento a la comunidad mundial para que reconozca la existencia de un estado independiente de tuareg, árabes, fulbe y songavai azavad. El jefe de estado fue proclamado Bilal ag Asherif (en la foto), el secretario general del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad, en el pasado, un maestro de escuela y empresario. El movimiento nacional para la liberación de Azawad anunció la ausencia de reclamos territoriales contra los estados vecinos y destacó que estaba listo para crear un estado tuareg solo en el territorio de Mali Azawad.

"Jihadistas" de África Occidental

Sin embargo, en el proceso de construir un estado no reconocido, el movimiento de liberación nacional tuareg enfrentó no menos fuerte que las tropas del gobierno de Malí. Los islamistas de grupos radicales asociados con el ala norteafricana de al-Qaeda se han convertido en el principal rival del MNLA. Los grupos islamistas comenzaron a penetrar en Mali mucho antes del derrocamiento de Gaddafi en Libia. Después de que la sangrienta guerra civil en Argelia terminara en 2002 con la derrota de los islamistas, los restos del Grupo Islámico Armado de Argelia se trasladaron a Mali, a la zona del Sahel. Aquí los fundamentalistas religiosos de ayer se convirtieron en grupos semi-criminales que contrabandeaban drogas, armas y automóviles. Como saben, la "ruta africana" pasa por Mali, a lo largo de la cual se transportan las drogas de América Latina a Europa y Oriente Medio (se descargan desde barcos en los puertos de Senegal y luego se transportan a través del Sahara, a través de rutas de caravanas controladas por Tuareg). Naturalmente, como cualquier estructura de la mafia, establecieron contactos con oficiales corruptos de la policía, la gendarmería y el ejército de Malí, quienes, por una tarifa, hicieron la vista gorda a las actividades ilegales de los "refugiados argelinos" en el estado. Naturalmente, no solo los funcionarios malienses estaban involucrados en el sistema de vínculos de corrupción, sino también los funcionarios de los países vecinos: Argelia, Mauritania, Senegal y Níger.

Uno de los artículos más rentables de los radicales fue la toma de rehenes: estadounidenses y europeos, en el trabajo o como turistas que se encontraban en el territorio del norte de Malí. En este caso, los militantes pudieron ganar hasta 100 millones de dólares. Al igual que en otros países, donde creció la influencia de los grupos radicales, en Malí, los fundamentalistas mostraron preocupación por las necesidades de la población local, resolviendo no solo problemas políticos, sino también sociales y domésticos. Esto atrajo al lado de las organizaciones radicales a muchos representantes de la población empobrecida de Tuareg-Arab-Songhai en el norte de Mali. Se establecieron campos de entrenamiento y bases militares de organizaciones radicales, como Al-Qaida en los países del Magreb Islámico (AKIM), en Malí. El territorio de la provincia norteña de Kidal, con su paisaje montañoso, parecía la zona más favorable para el despliegue de fundamentalistas radicales, especialmente porque las autoridades centrales prácticamente no controlaban la situación en el norte del país, por no mencionar la protección total de la frontera estatal. Según los expertos, en los últimos años, fue AKIM la que se convirtió en la división más efectiva y rica de Al-Qaida, superando sus estructuras árabes y afganas-pakistaníes. La razón de esto es precisamente lo favorable del territorio de Malí para las actividades de las organizaciones terroristas y la participación activa de AKIM en los negocios ilegales, sobre todo en el tráfico de drogas y armas, secuestros de ciudadanos extranjeros.



La columna vertebral de los grupos islamistas eran los árabes malienses y los radicales del este árabe que habían entrado en el país. Pero había muchos representantes de los jóvenes tuareg en las filas de las organizaciones religioso-fundamentalistas, aunque en general los tuareg no son muy religiosos. La organización Ansar al-Din, el Defensor de la Fe, creada en el norte de Malí bajo el liderazgo de Ayyad ag Gali, se convirtió en el principal grupo islamista tuareg. En la primavera de 2012, la agrupación consistía en militantes de 300, pero un pequeño número no impidió que el unarista obtuviera una serie de victorias sobre las fuerzas de la NLAA. Los extremistas religiosos siguieron literalmente los talones del MNLA, desplazando a sus militantes de las ciudades liberadas de las tropas malienses. Por ejemplo, 30 en marzo, 2012 de los Ansarists se apoderó de la ciudad de Kidal, y 2 en abril de 2012 impulsó la formación de MNLA de la ciudad de Timbuktu. El líder de Ansar ad-Din, Omar Hamaha (1963-2014), declaró que su organización no estaba a favor de la construcción de un estado Tuareg, sino en la creación de un estado Shariah en todo Mali. Gradualmente, los radicales religiosos lograron exprimir seriamente al MNLA. 15 Julio 2012. Los islamistas pudieron derrotar al MNLA y capturar la ciudad de Gao, después de lo cual se proclamó la creación del estado islámico de Azawad, y Omar Khamakh asumió el cargo de "rais", el gobernante del estado de la Shariah. En las antiguas ciudades de Gao y Timbuktu, comenzó la destrucción de los antiguos santuarios: palacios y mezquitas que no solo eran venerados por la población local, sino que también se consideraban monumentos culturales mundiales (el turismo internacional en Gao y Timbuktu, antes del inicio de la guerra civil, daba el grueso de los ingresos al norte de Mali). A pesar del hecho de que todos estos objetos fueron creados por musulmanes, los yihadistas los declararon un ejemplo de "arquitectura de idolatría". Los radicales eliminaron los mausoleos de los "santos" sufíes venerados en Mali (los tarikats sufíes están muy extendidos en África occidental), lo que causó el descontento de una parte importante de la población local. Después de la toma de Gao, los líderes de los separatistas tuareg del MNLA anunciaron el fin de la lucha por la independencia de Azawad y acordaron seguir siendo parte de Mali como autonomía. Para tal concesión de principios, los líderes de los tuareg se vieron obligados por las victorias de los yihadistas y las acciones de estos últimos para destruir los valores culturales de Azawad, después de lo cual la NLADA llegó a la conclusión de que era necesario formar una alianza con todas las fuerzas armadas que luchan contra los islamistas.

Operación Serval - Francia viene al rescate

Mientras tanto, a mediados de septiembre, el gobierno de Malí apeló a 2012 en un llamamiento a la comunidad mundial para que enviara un contingente militar internacional a Azawad. La Comunidad Económica de África Occidental (CEDEAO) ha indicado que está dispuesta a enviar tropas de 3300 a Mali. En este caso, la dirección general y el entrenamiento del contingente asumieron Francia. Sin embargo, pronto se hizo evidente que las fuerzas del ejército de Malí y la CEDEAO no detuvieron a los radicales; estos últimos comenzaron a avanzar hacia el sur, tomando varios asentamientos en el centro de Malí. Al inicio de 2013, Francia se vio obligada a lanzar una operación militar Serval. 11 Enero 2013 Los helicópteros del ejército francés atacaron una columna de radicales en movimiento en la región de Sevare. El 14 de enero, los líderes del MNLA anunciaron un posible apoyo para las acciones de las tropas francesas, pero a condición de que las unidades malienses no estuvieran entrando en el territorio Azawad. La entrada de Francia en la guerra de Mali no dejó ninguna posibilidad para los yihadistas: las fuerzas resultaron ser demasiado desiguales. 15 enero 2013 Las tropas francesas y malienses se mudaron de Bamako, y ya en enero 16 lucharon con los rebeldes en el área de la ciudad de Diabali. 18-19 Enero Las tropas malienses liberaron Diabali y Cohn con el apoyo de la Fuerza Aérea Francesa, 21 Enero liberó la ciudad de Duenza, 27 enero las unidades franco-malienses ingresaron a la ciudad de Timbuktu, 30 enero se liberó de los jihadistas, la ciudad de Kidal y 8 en febrero. Cabe destacar que la aerolínea rusa Volga-Dnepr y el escuadrón de vuelo 224-th participaron en la organización del transporte aéreo y aéreo de equipos militares franceses. Además, se enviaron aviones y helicópteros de Bélgica, España, Suecia, Alemania, Dinamarca y otros países en ayuda de Francia y la coalición de la CEDEAO. Después de expulsar a los militantes de la organización radical Ansar-ad-Din del territorio de las ciudades de Azawad, el poder local pasó a los moderados del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad y el Movimiento Islámico de Azawad (el último grupo se separó de 24 en enero 2013 de Ansar ad-Din. , hablando por el desarrollo de un diálogo con la coalición internacional y contra "todas las formas de extremismo"). El presidente de Azawad Autonomy permaneció como Bilal al-Asherif, quien ocupa este cargo hasta el presente.



Tras iniciar la operación en Malí, Francia utilizó activamente la retórica antiterrorista, a la que casi todos los países del mundo han recurrido en los tiempos modernos. Sin embargo, las consideraciones de contraterrorismo, por supuesto, estaban subordinadas a los intereses económicos y políticos más específicos de Francia en la zona del Sahara-Sahel. Recordemos que Mali es una antigua colonia francesa, y París vigila muy cuidadosamente la situación política en sus antiguas colonias, interviniendo periódicamente para derrocar a los regímenes aliados desagradables o llevarlos al poder. Mali no es una excepción. Además, uno de los países más pobres del mundo y África, Malí tiene un enorme potencial económico. El estado ocupa el tercer lugar en África en términos de producción de oro, y también tiene reservas prometedoras de uranio e hidrocarburos. Naturalmente, Francia no podía dejar de lado la situación política en una antigua colonia económicamente interesante que era tan económicamente interesante "al azar". La extracción y exportación de oro representa el 75% de las ganancias de divisas de Mali y el 20% del PIB del país. Las empresas occidentales se dedican a la minería de metales preciosos, principalmente australianos y canadienses. Las acciones de los extremistas podrían paralizar la extracción de oro en los depósitos de Malí y, por lo tanto, violar los intereses económicos de varios países. No debemos olvidar que el desarrollo de depósitos de uranio es bastante prometedor en Mali. Actualmente, el centro de extracción de uranio en África occidental y central es Níger. La empresa estatal francesa Areva, que suministra a 3 mil de Níger a Francia cada año, opera aquí. toneladas de uranio. Por cierto, esto es un tercio de la demanda anual de uranio de las centrales nucleares francesas. La intensificación de los radicales islámicos en Malí representa una amenaza directa para las empresas mineras francesas de uranio en Níger, ya que la frontera entre Malí y Nigeria está mal custodiada y la situación política en Níger es cercana a la de Malí. También hay una impresionante minoría tuareg que tiene relaciones difíciles con los pueblos negroides del sur. Quienes dominan la élite política y militar poscolonial de Níger. Níger, al igual que Malí, es uno de los países más pobres del mundo y de África, con los mismos problemas sociales, económicos y etnopolíticos. Por lo tanto, la invasión de Francia en Malí se explica fácilmente por los intereses políticos y económicos del estado francés en África. Además, las fuerzas armadas francesas poseían para esto el potencial necesario: las bases militares de Francia están ubicadas en todo el continente africano. Las unidades francesas de la Legión Extranjera, el Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina están estacionadas en Djibouti, Burkina Faso, Chad, Gabón, Costa de Marfil, Senegal. No se debe olvidar que gran parte de los países de la CEDEAO son satélites franceses y están listos para enviar a sus fuerzas armadas a la defensa de los intereses franceses por el primer indicio de París.

La guerra no está completamente terminada.

Al mismo tiempo, muchos expertos creen que Francia pudo derrotar a las principales fuerzas de los islamistas, expulsarlos de las grandes ciudades, pero no eliminar por completo a las organizaciones terroristas de Malí. Dada la extensión de las vastas extensiones del Sahara, la transparencia de las fronteras estatales de Malí, Níger, Libia, Argelia, los flujos casi incontrolados de armas de Libia, los terroristas pudieron dispersarse con calma, evitando enfrentamientos directos con las tropas francesas y malienses. A pesar de que las tropas francesas lograron derrotar a los grupos islámicos, estos últimos se convirtieron en comunidades descentralizadas, que son aún más difíciles de combatir debido a su "dispersión" y estructura interna amorfa. En junio de 2015, se supo de la muerte del militante argelino Mokhtar Belmokhtar, que comandó a los yihadistas saharianos y perdió el ojo durante la guerra civil en Argelia. Belmohtar apoyó la organización del famoso ataque terrorista en enero de 2013, cuando militantes tomaron como rehenes a 800 personas y mataron a 40 personas en un campo de gas en Argelia. Por cierto, Francia todavía tiene 3000 soldados en Malí, pero, como vemos, esta medida no contribuye a la prevención de grandes ataques terroristas. En marzo de 2014, apareció información de que los yihadistas penetraban gradualmente en el norte de Malí y se preparaban para vengarse después de que el contingente francés abandonó el país. Hay grandes dudas de que el ejército maliense podrá resistirlos. Primero, las fuerzas armadas de Malí son relativamente pequeñas. El país simplemente no tiene los medios para mantener un gran ejército. En la actualidad, las fuerzas armadas de Malí incluyen el propio ejército, la fuerza aérea, la gendarmería, la guardia republicana, la guardia nacional y la policía nacional. El número de fuerzas armadas es de 7 soldados en el ejército, 350 en la fuerza aérea, 400 en el río. la flota, 1800 - en la gendarmería, 2000 - en la guardia republicana y 1000 - en la policía nacional. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que estas cifras existen más bien "en papel". De hecho, solo unos 5 mil soldados malienses pueden estar involucrados en un verdadero conflicto militar. Y solo 2 mil soldados y oficiales, según los expertos, estarán motivados ideológicamente.



En segundo lugar, como en muchos otros países africanos, en Malí, las tensiones internas étnicas y tribales son fuertes, lo que inevitablemente afecta la capacidad de control de las fuerzas armadas. En particular, el comando prácticamente no puede contar con la lealtad de los soldados reclutados de los tuareg y los árabes. Es decir, más o menos confiables solo son personas del sur de Mali. Además, en el propio ejército, incluido su cuerpo de oficiales, continúa la competencia tácita de dos clanes: las "boinas verdes" (unidades de infantería motorizadas) y las "boinas rojas" (unidades de paracaídas). En tercer lugar, las fuerzas armadas malienses carecen de la motivación ideológica que tienen los yihadistas. Malí moderno no tiene virtualmente ideología, objetivos fundamentales y objetivos de desarrollo estatal. Este es un problema común de los países africanos que beneficia a los Estados Unidos y los países de la Unión Europea. Las colonias de ayer no han adquirido un significado claro de su existencia, lo que significa que no se esfuerzan por lograr una modernización real y continúan existiendo en la órbita de la influencia de sus antiguas áreas metropolitanas. Por otro lado, hay formaciones militantes paramilitares "Niños de la Nación" ("Ganda Izo") y "La muerte es mejor que la desgracia" ("El Bund Ba Xavi"). Reúnen a representantes de los pueblos Negroides del sur de Malí y son reclutados principalmente por representantes de las clases más bajas. Estas "milicias" están listas para confrontarse con los islamistas arabes-tuareg, pero en realidad, dada la casi completa falta de entrenamiento y armas en forma de armas y clubes, es poco probable que sean un contrapeso serio para los yihadistas armados con armas modernas transferidas desde Libia. Pero el creciente descontento con la activación de los radicales islámicos en el norte del país conlleva conflictos étnicos en el sur de Malí. Aquí, todas las personas de piel clara comienzan a personificarse con terroristas, como resultado de los ataques a los tuareg, árabes y Fulbe, que residen en ciudades del sur de Malí.

Las organizaciones internacionales de derechos humanos han denunciado numerosos incidentes de ataques étnicos en el sur de Malí. El desagrado mutuo de los pueblos del norte y sur de Malí está condicionado históricamente. Se sabe que los tuareg y los árabes del norte durante siglos atacaron a la población negra sedentaria para saquear aldeas y apoderarse de personas para venderlas como esclavas. Los insultos históricos siguen vivos. Por lo tanto, los crímenes de guerra ocurren como norteños contra los sureños, y viceversa. Cuando las tropas del gobierno de Malí liberaron a varias ciudades del norte de los radicales, comenzaron la masacre de la población local, cuyos oficiales y soldados del ejército de Mali reclutados en el sur del país eran sospechosos de simpatizar con los fundamentalistas y separatistas.

En 2015, una nueva organización, Al-Murabitun, se hizo activa en Mali, que se responsabilizó por los disparos en el Radisson Blue Hotel. Al-Murabitun surgió de la fusión del Movimiento de Unidad y la Jihad en África occidental con un grupo radical que se separó de Al-Qaida. En agosto, 2015, militantes de Al-Murabitun atacaron un hotel en la ciudad de Sevara, en el centro de Mali. Militantes armados tomaron rehenes, murieron personas 13, incluidos cinco miembros del personal de las Naciones Unidas y cuatro miembros del ejército de Malí. En Bamako, Al-Murabitun organizó el rodaje de visitantes de bares para expatriados. Por cierto, en mayo, 2015, Al-Murabitun, anunció su adhesión a la organización terrorista del Estado Islámico prohibida en la Federación Rusa. Resulta que los ataques terroristas en Malí también tienen un "rastro de EI", aunque hasta el momento, el EI no funcionó en el territorio de África Occidental (tanto Al-Murabitun como el Boko Haram de Nigeria son más aliados del EI que sus subunidades) .

Tomar rehenes en un hotel en Bamako es un serio desafío para las autoridades de Mali y para toda la comunidad mundial. Pero este crimen debe ser percibido no solo como una demostración de fortaleza e independencia de la opinión pública mundial por parte de las organizaciones radicales. La posibilidad misma de realizar tales acciones atestigua la debilidad del gobierno de Malí y el estado incompleto de la lucha contra las organizaciones terroristas radicales que operan en el territorio del estado. Es probable que en un futuro cercano Mali abrume una nueva ronda de confrontación armada, en la cual, de una forma u otra, no solo las fuerzas armadas malienses, sino también los países de Francia y ECOWAS se verán obligados a participar.
autor:
Fotos utilizadas:
planetolog.ru, http://iv-g.livejournal.com/1107331.html,http://novayagazeta-ug.ru/, aljazeera.com, Joe Penney / Reuters, http://www.thesun.co. Reino Unido /
13 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión

  1. Volka
    Volka 23 noviembre 2015 07: 56
    +1
    aparentemente, tales actos terroristas estallarán más de una vez, Isil está haciendo todo lo posible para desviar de alguna manera la atención de la coalición rusa y estadounidense de las principales fuerzas en Siria e Irak ...
    1. Tatiana
      Tatiana 23 noviembre 2015 09: 51
      +2
      Wow muebles en el mundo!
      Entre ellos mismos, los negros "luchan", los árabes "luchan", los europeos de piel blanca se sienten atraídos hacia la "lucha" ...
      ¡Y la campana planetaria de la humanidad es cada vez más fuerte y más ruidosa sobre la posible muerte de la civilización moderna!
      Y la culpa de todo es la degeneración moral en el mundo de la llamada. Globalmente auto-elegidos en la forma de su codicia de consumidor codicia por el resto de la mayoría.

      Para el autor del artículo, para más información sobre la situación en Mali, big +
    2. El comentario ha sido eliminado.
  2. sherp2015
    sherp2015 23 noviembre 2015 08: 14
    +1
    Es hora de equipar a los miembros de la tripulación y al personal de mantenimiento.
    1. NEXUS
      NEXUS 23 noviembre 2015 13: 40
      +1
      Cita: sherp2015
      Es hora de equipar a los miembros de la tripulación y al personal de mantenimiento.

      Primero, encuentre a todos los ejecutores y clientes y liquide. Nuestros liquidadores especializados tendrán suficiente trabajo durante varios años.
  3. Nikolay K
    Nikolay K 23 noviembre 2015 08: 19
    +3
    Las guerras civiles actuales en África y Oriente Medio son en gran parte el resultado de la división mal considerada de las posesiones coloniales de las potencias europeas. Más precisamente, tal vez, esta inestabilidad se estableció originalmente cuando se trazaron las fronteras de los nuevos estados independientes. Si bien estos estados estaban en la esfera de influencia de dos hegemones mundiales, había más o menos orden. Y aquí llegó la verdadera independencia con todos los problemas que siguieron. . .
    1. Tatiana
      Tatiana 23 noviembre 2015 10: 28
      0
      Nikolay K
      Y luego vino Independencia real ...

      La verdadera INDEPENDENCIA no existe en un país hambriento.
      Es solo que la antigua forma de colonialismo CAPITALISTA históricamente ha sobrevivido a sí misma y ha cambiado su forma a neocolonial. Es decir, a partir de la antigua forma de ocupación militar CAPITALISTA, adquirió una nueva forma de la llamada. CAPITAL ocupación económica - y esto sucedió debido a la propaganda y la implementación sobre la base de la ideología de Harvard de M. Friedman sobre la supuesta existencia en el mundo de la llamada. Un mercado "limpio" de capital, bienes y mano de obra con su modelo monetarista basado en el mercado.
  4. Robert Nevsky
    Robert Nevsky 23 noviembre 2015 09: 28
    +3
    Condolencias a los familiares de las víctimas.
    El artículo es informativo.
  5. bandabas
    bandabas 23 noviembre 2015 10: 46
    +5
    Pregunta. ¿Y por qué llorar solo en la región de Ulyanovsk? ¿Cuál es la diferencia entre la muerte de un avión y la ejecución de ciudadanos rusos por terroristas? Solo el número de muertos, o el hecho de que el primer ministro camina sonriendo en las reuniones de negocios con una camisa de Malasia, y sugiere usar estas camisas en lugar de trajes. (Lo digo de inmediato, no confundo a Mali y Malasia, pero empiezo a confundir a Medvedev con Obama).
  6. Belousov
    Belousov 23 noviembre 2015 10: 48
    0
    Bueno, entonces es hora de volar allí una vez, para que en el futuro no se atrevan a tocar a los rusos. Incluso un estratega está muy lejos para conducir hasta allí, pero puedes usar algo balístico para joder, ya que hemos declarado la guerra a los terroristas, no deberíamos preocuparnos por todo tipo de gritos sobre las fronteras estatales y la soberanía alienígena.
    1. Negro
      Negro 23 noviembre 2015 14: 06
      +2
      Cita: Belousov
      pero con algo balístico puedes follar


      Con el mismo éxito, si no con gran éxito, puede "golpear", por ejemplo, en la Antártida.
      No hay necesidad de relaciones públicas. Pero si, como resultado de una operación especial, el comandante de los tuareg malienses, la parte que sobresale debajo del abdomen estará profundamente en la garganta, esto se mostrará ampliamente y en detalle, entonces el resultado será positivo.
  7. guerra de las galaxias
    guerra de las galaxias 23 noviembre 2015 18: 40
    0
    Frente # Siria T-90A rusa con sistema de protección de cortina activa supuestamente en Alepo.
  8. Castor cruel
    Castor cruel 23 noviembre 2015 22: 48
    +1
    Si te ves bien, claramente encontrarás orejas con rayas de estrellas ...
  9. Reptiloide
    Reptiloide 24 noviembre 2015 00: 55
    0
    Lamento la muerte, lo siento por las familias.
  10. corporal
    corporal 24 noviembre 2015 18: 35
    0
    Un prestigioso hotel sin la protección adecuada en un país donde operan extremistas ...  solicitar Las propias autoridades están pensando en engañar