Military Review

De la escuela - al frente

8
De la escuela - al frenteEl comienzo de la Segunda Guerra Mundial me sorprendió a mí, a mi madre y a mi hermana cerca de la ciudad de Rybinsk en el Volga, donde fuimos a las vacaciones escolares de verano. Y aunque queríamos regresar inmediatamente a Leningrado, mi padre nos aseguró que esto no era necesario. Como muchas otras personas de esa época, esperaba que en los próximos meses la guerra terminara victoriosamente y al comienzo del año escolar podamos regresar a casa.


Pero, como los acontecimientos se desarrollaron en el frente, estas esperanzas no estaban destinadas a hacerse realidad. Como resultado, nuestra familia, como muchas otras, resultó estar dividida: el padre en Leningrado y nosotros tenemos familiares en Rybinsk.

PROMOCIONAR LA VICTORIA SOBRE EL ENEMIGO


Yo, un niño de 15, como muchos de mis compañeros, quería participar en las batallas con las hordas fascistas que invadieron nuestro país lo antes posible. Cuando le pedí a la oficina de registro y alistamiento militar que me enviara a una unidad militar enviada al frente, recibí una respuesta de que aún era pequeño para el servicio militar, pero se me recomendó que participara activamente en otras actividades que contribuyan al éxito en el frente. En este sentido, me gradué de los cursos de conductores de tractores, combinándolos con la escolarización, al mismo tiempo que creía que en el futuro esto me brindaría la oportunidad de convertirme en tanquero. En la primavera, verano y otoño de 1942, trabajé en uno de los MTS, trabajé en el desarrollo de turba Warehof, participé en la cosecha de hortalizas y papas en campos de granjas colectivas, y en octubre continué mis estudios en la escuela, asistiendo regularmente a la oficina de alistamiento militar con una solicitud para ser enviada al Ejército Rojo.

Finalmente, en la víspera del nuevo 1943, recibí una agenda militar muy esperada con una referencia para estudiar en la Escuela de Artillería de Leningrado 3-e, ubicada en Kostroma, luego de completarla exitosamente en el rango de teniente menor que fue enviada al Frente de Leningrado, donde comenzó mi servicio militar.

Poco después del final de las hostilidades, directamente cerca de Leningrado, nuestra brigada de artillería del cuerpo 7 se reorganizó y como brigada de artillería de obuses pesados ​​180 como parte de la división de artillería 24 del RGVK en febrero se envió 1945 del año a la 4-Ucrania.

Si hablamos de eventos significativos o particularmente memorables de la vida de primera línea, les diré con toda sinceridad: cada día que pasa en el frente es un evento. Incluso si no hay una acción activa, es todo lo mismo: bombardeos, bombardeos, choques locales con el enemigo, participación en el reconocimiento o algún otro enfrentamiento de combate. En resumen, no hay vida tranquila en la línea del frente, y como yo era el comandante del pelotón de control de la batería, mi lugar estaba constantemente en las trincheras de la infantería o en el puesto de comando ubicado cerca del borde delantero.

Y, sin embargo, hubo un evento vívido que se estrelló en la memoria de la participación en asuntos militares.

NO PIERDAS CONSECUENCIAS


Esto ocurrió a fines de febrero en 1945, cuando llegamos al frente ucraniano 4-th y comenzamos a ocupar ciertas áreas de posiciones de combate.

El sitio en el que era necesario actuar era la base de los Cárpatos y era un área montañosa, boscosa y accidentada, y el área dividida por pequeños campos. No existía una separación clara y constante en forma de trincheras o zanjas del borde de ataque como tal, lo que permitía que el reconocimiento penetrara con relativa libertad en la profundidad de las defensas del enemigo para recopilar los datos necesarios.

Para determinar la ubicación de los puestos de comando para baterías y divisiones, el comando de brigada con los oficiales apropiados realizó un reconocimiento del área durante el día. Cada participante en esta operación sabía dónde debía organizar su PC. De nuestra batería en este reconocimiento tomaron parte el comandante del batallón Koval, quien se llevó consigo al comandante del sargento Kovtun del departamento de inteligencia. Por lo tanto, ambos sabían dónde tendrían que equipar la batería KP, que tenía que hacer como comandante del pelotón de control.

A mi regreso, el comandante del batallón me ordenó comenzar una nominación con el pelotón en la línea del frente por la ocupación y el equipo del puesto de comando, diciendo que el Sargento Kovtun conoce el camino y la ubicación, y él mismo se demorará un poco en dedicarse al equipo para las posiciones de disparo de las armas de la batería.

Después de revisar el mapa con la próxima ruta de nominación, encontré que la distancia requerida para ir al lugar del futuro KP era aproximadamente 2 - 2,5 km. Al mismo tiempo que nos mudamos a la ubicación indicada de la estación de comando, tuvimos que establecer una línea de comunicación. Para este propósito, teníamos bobinas de alambre.

La longitud del cable en cada bobina era 500 m, lo que permitía controlar la distancia recorrida. Teniendo en cuenta la irregularidad del terreno y en el orden de la acumulación habitual, ordené tomar bobinas 8, es decir, aproximadamente X km de km de cable, o casi el doble de la velocidad requerida para la próxima organización de la línea de comunicación.

En el área del reloj 18, comenzamos la nominación. Hay que decir que el clima en ese momento en las estribaciones de los Cárpatos era extremadamente inestable: estaba vertiendo nieve húmeda, ahora el sol asomaba, el viento húmedo y asqueroso aullaba, además del suelo empapado y empapado. En algún lugar, media hora después del inicio de nuestro movimiento, llegó el atardecer y luego la oscuridad (como suele ser el caso en un terreno montañoso), por lo tanto, determinamos la dirección del movimiento con brújula, e incluso una guía para nosotros era un árbol solitario en medio del campo, en el que el Sargento Kovtun Confiadamente nos hizo girar a la izquierda.

Para determinar la distancia recorrida, que medimos a lo largo de la longitud del cable estirado, el soldado que se estaba quedando sin la bobina informó de esto. Si bien hubo un informe sobre el final del cable en las primeras bobinas, no tuvimos mucha preocupación. Pero cuando hubo un informe sobre el final del cable en la quinta bobina, y más adelante hubo una neblina continua y apenas se vieron los contornos del bosque, a los que tuvimos que acercarnos al cálculo en el mapa a través de 1 - 1,5 km, estaba preocupado: vamos de acuerdo a la dirección especificado por el sargento?

Después de recibir el informe sobre el extremo del cable en la sexta bobina, y para entonces continuamos nuestro camino a lo largo del borde del bosque, ordené al pelotón que se detuviera y observara un silencio completo, y con el sargento Kovtun y el hombre de la señal con la siguiente bobina de cable, caminando lenta y silenciosamente , se adelantó.

Los sentimientos que experimenté durante este movimiento adicional se han conservado en lo más profundo de mi alma hasta el momento y, para ser sincero, no fueron particularmente agradables. La oscuridad, la nieve húmeda cae, el viento, aullando y sacudiendo los árboles, causa un incomprensible crujido de ramas, y alrededor de la niebla y el silencio tenso y opresivo. Había un entendimiento interno de que nos alejábamos en algún lugar.

Avanzando en silencio y lentamente, tratando de no hacer ruido, continuamos y de repente oímos voces humanas, que parecían escucharse desde el suelo. Después de unos momentos, una luz brillante repentinamente apareció frente a nosotros a una distancia de 8 - 10 - este es un hombre que saltó escaleras arriba y echó hacia atrás el toldo que cubre la entrada al dugout. Pero lo más importante que vimos fue que el hombre estaba en forma alemana. Aparentemente, saliendo de la habitación iluminada, no nos vio en la oscuridad y, después de haber hecho su trabajo, se lanzó de nuevo, cerrando la cortina detrás de él.

Resultó que aterrizamos en el lugar del borde delantero de la defensa alemana, y si los alemanes nos hubieran encontrado, no se sabe qué ataque habrían terminado tras las líneas enemigas. Observando el silencio absoluto y el secreto del movimiento, enrollando nuestros cables, retrocedimos, tratando de entender qué sucedió y cómo pudimos llegar a la posición del enemigo, donde giramos en la dirección equivocada o fuimos en la dirección equivocada. Y lo que resultó - subiendo al árbol desafortunado en el campo, el sargento recordó repentinamente que él indicó la dirección incorrecta - en lugar de girar a la derecha, nos dirigió en la dirección opuesta. Por supuesto, lo que sucedió fue mi culpa como comandante que no comprobó la dirección de nuestro movimiento en el mapa y la brújula, pero confiaba en las acciones del sargento con quien habíamos servido juntos durante más de un año, y no hubo ocasión para decepcionarlo. . Pero, como dicen, bueno eso termina bien, y después de la pelea no agitan los puños.

Como resultado, girando en la dirección correcta y desenrollando solo dos bobinas de alambre, nos encontramos en nuestra línea de frente, donde el batallón nos había estado esperando durante mucho tiempo. Recibimos una evaluación de nuestro desvío en expresiones apropiadas, ya que habían pasado más de tres horas desde el comienzo de nuestra nominación, y no había un pelotón de control encabezado por su comandante. Habiendo tratado con todo lo que sucedió, procedimos a equipar el centro de comando de la batería. La conclusión de los acontecimientos recientes fue la siguiente: o seríamos hechos prisioneros o moriríamos a causa de acciones mal consideradas. Acabamos de tener suerte. Entiendo que el caso del que hablé no es característico de lo que estaba sucediendo en el frente. Por qué, y la guerra en sí misma no es un evento característico en la vida humana. Pero eso fue, eso fue.

Herida


La memoria ha conservado otros episodios de vida de primera línea.

Por ejemplo, una vez, según la orden, fue necesario penetrar en la retaguardia del enemigo y, después de pasar tres días en un cobertizo en las afueras de la aldea ocupada por el enemigo, ajustar el fuego de artillería de nuestra brigada para evitar la salida organizada del enemigo del asentamiento atacado.

Durante el resto de mi vida, el último día de mi vida de primera línea se mantuvo, en mi memoria, el 24 de marzo, el 1945 del año. En este día, durante la lucha de la ofensiva Moravian-Ostrava durante la liberación de la ciudad de Zorau en la Alta Silesia (ahora la ciudad de орыory en Polonia), cuando nos mudamos a un nuevo puesto de mando, nuestro grupo fue atacado por un enemigo en el bosque. Lo que movimos tras las unidades de infantería. Durante el bombardeo, nuestro comandante de brigada, el teniente coronel G.I. Kurnosov, subjefe de personal de la brigada, el comandante M. Lankevich y otro hombre de 300, y varias personas resultaron heridas, incluido yo mismo, que resultó gravemente herido, de quien se recuperó y dejó el hospital solo en octubre de 12.

La verdad no puede ser asesinada


Mirando hacia atrás a los acontecimientos pasados, uno piensa involuntariamente en el enorme poder de nuestro pueblo soviético, que soportó enormes pruebas y dificultades durante la Gran Guerra Patria y triunfó sobre el oscurantismo, la violencia, el mal, el odio hacia las personas y los intentos de convertirlos en esclavos.

Se pueden citar innumerables ejemplos del trabajo heroico de la gente en la retaguardia, gran coraje y hazañas en el frente, ejemplos de la capacidad de soportar enormes sacrificios humanos. Y, tratando de encontrar una respuesta a la pregunta, cuál era la fuente y el organizador de nuestra Gran Victoria, encontré la siguiente respuesta para mí.

La fuente de la victoria fue nuestra gente, la gente trabajadora, el creador de personas, dispuestos a sacrificar y dar todo por el bien de su libertad, independencia, bienestar y prosperidad. Al mismo tiempo, se debe tener en cuenta que las personas mismas son una masa de personas, en términos generales, una multitud. Pero si esta masa es organizada y cohesionada, se mueve en nombre de lograr un solo objetivo, entonces se convierte en una fuerza invencible capaz de defender y proteger al país, para ganar.

La fuerza organizadora capaz de lograr este gran objetivo, que logró unir todas las fuerzas y capacidades del país en nombre de la victoria sobre el fascismo, fue el Partido Comunista, que contó con fieles colaboradores, el Komsomol y los sindicatos. Y no importa qué suciedad, mentiras y diversas falsificaciones hayan derramado en nuestra Victoria y en las personas de las falsas historias y pseudoinvestigadores de hoy, es imposible silenciar y calumniar la verdad.

Sentado en la tranquilidad de las oficinas y aprovechando todos los beneficios de una vida pacífica y relajada, es fácil hablar sobre los métodos de guerra y el logro de resultados exitosos al resolver una tarea que surge durante las hostilidades, o sobre cómo garantizar que se obtengan los resultados necesarios. Nuevos "puntos de vista y dando evaluaciones" objetivas "de eventos pasados.

El poeta georgiano Shota Rustaveli habló muy bien sobre tales personas:

Todos piensan que es un estratega.

Viendo la pelea desde el costado.

Pero si estas cifras intentan sumergirse en las condiciones reales de lo que está sucediendo, cuando las balas silban cada minuto, estallan los proyectiles, las minas y las bombas, y es necesario encontrar de inmediato la mejor solución con un mínimo de víctimas para lograr la victoria, ya no queda mucho. La vida real y de gabinete son las antípodas.
autor:
Originador:
http://nvo.ng.ru/notes/2016-02-26/16_heads.html
8 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión

  1. gorra
    gorra 28 archivo 2016 06: 30 nuevo
    +5
    "Организующей силой, способной добиться этой великой цели, сумевшей объединить все силы и возможности страны во имя победы над фашизмом, была Коммунистическая партия, у которой были верные помощники – комсомол и профсоюзы. И какую бы грязь, ложь, различные фальсификации ни лили на нашу Победу и народ сегодняшние лжеисторики и псевдоисследователи, правду замолчать и оболгать невозможно."

    Estábamos y seguiremos en deuda impaga.
    Gracias al autor.
  2. PKK
    PKK 28 archivo 2016 06: 38 nuevo
    +2
    "Оглядываясь на прошедшие события, невольно задумываешься о том, какой же огромной силой обладал наш советский народ, выдержавший колоссальные испытания и трудности в годы Великой Отечественной войны и одержавший победу над мракобесием, насилием, злом, ненавистью к людям и попытками сделать из них рабов."
    Y cuánto esfuerzo fue gastado, traicionado por la élite, el pueblo ruso para resistir y sobrevivir a la perestroika y la democracia. ¡Gran pueblo ruso!
    1. capitán
      capitán 28 archivo 2016 10: 22 nuevo
      +2
      Прочитал статью и был поражен выводом автора; оказывается победа нам досталась благодаря руководящей и направляющей роли КПСС. А как же с Невской битвой в 1240 году? Ведь КПСС в тогда еще не было и руководил этой битвой князь, Александр Ярославович и точно знаю не был генсеком. А с Ледовым побоищем в 1242г, опять не понятно почему победили, руководил сражением представитель "белой кости", а народ пошел за ним. А как быть с Куликовской битвой, опять же попы и "белая кость" возглавляли это движение. Как быть с победой над Наполеоном? Неужели Кутузов был тайным коммунистом? А как быть с Мининым и Пожарским, которые возглавили разгром поляков в "Смутное время"? Один был купец, второй князь, может они прониклись идеями Маркса? Да,славные ленинцы дали свободу финнам, полякам,прибалтам, подарили туркам большую часть Армении, создали Украину, подарив ей земли отвоеванные у турок, вместе с русским народом. Подарили Крым, вместе с людьми, как при царях, даже не продали, а подарили!. Земли казаков Донских подарили украинским националистам.Сибирских казаков и Семиреченских, подарили вместе с землей казахам и киргизам. Про Терских казаков писать даже страшно. Да, конечно казаки были "царскими опричниками", они ведь присоединили к России Сибирь, Дальний Восток, Аляску, воевали с горцами и турками, защищая южные рубежи нашей России . За это их надо их надо уничтожать, вред принесли России. Автор статьи видимо историю изучал по "Краткому курсу истории ВКП(б)". Он пишет:..."Вместе с тем следует отметить, что сам по себе народ – это масса людей, грубо говоря – толпа. Но если эта масса организована и сплочена, движется во имя достижения единой цели, то она становится непобедимой силой, могущей отстоять и защитить страну, одержать победу.
      Организующей силой, способной добиться этой великой цели, сумевшей объединить все силы и возможности страны во имя победы над фашизмом, была Коммунистическая партия, у которой были верные помощники – комсомол и профсоюзы".... НАРОД ТОЛПА, автор, что либерал современный? Это Макаревич и ему подобные, считают народ быдлом, которым могут руководить только избранные, члены ПАРНАС. Не благодаря КПСС, а вопреки всем ее ошибкам , наш народ встал на защиту своей Родины и побеждали практически всегда, несмотря на все трудности. Народ своей кровью добивался побед над врагом, независимо от "партийной" принадлежности. Наш народ, русский, татарский, чувашский, башкирский..., который не разбежался, как это сделали некоторые представители европейского народа в 1941г, а в тяжелые годы 41-42, обильно полил своей кровью земли Подмосковья, Сталинграда ...и при этом, партия большевиков стыдливо забывала награждать их в то время.
      1. bistrov.
        bistrov. 28 archivo 2016 18: 07 nuevo
        -1
        Ну , вы господин "ротмистр", тоже не слишком ерепеньтесь.Как -бы не было, а Коммунистическая партия была дополнительной организующей и дисциплинирующей силой. Конечно попадались и среди коммунистов карьеристы,бюрократы и даже подонки. Но в основном эта была очень здоровая масса,которая верно служила прежде всего народу и государству. Да и ворюг было среди них не в пример меньше, чем среди сегодняшних чинуш, иначе их не назовешь. А вот где вы были ,когда Ельцин раздавал русские земли направо и налево? Аж два раза его избирали. Коммунистов -то уже не было. Так что успокойтесь, работать надо ,новое поколение воспитывать в русском духе.
  3. parusnik
    parusnik 28 archivo 2016 08: 18 nuevo
    +3
    La vida real y del gabinete son las antípodas.Todos se imaginan a sí mismos como un estratega, viendo la batalla desde un lado.
    .. Así es .. Gracias al autor ..
  4. guardiamarina
    guardiamarina 28 archivo 2016 11: 14 nuevo
    +1
    Gracias al autor, una historia maravillosa. Mi colega Morozov M.G. También luchó en los Cárpatos, fue herido allí. Nos contó mucho sobre las batallas de artillería en esta región. Artículo grande +. Tengo el honor.
  5. Sophia
    Sophia 28 archivo 2016 17: 57 nuevo
    +1
    Autor, gracias! Te debemos una gran deuda! Arco
  6. Vladimir K
    Vladimir K 1 marzo 2016 12: 56 nuevo
    0
    No estaban absolutamente listos para la guerra. Y el hecho de que surgieron, por lo que este es principalmente el mérito de la gente. Siempre se rebeló contra un agresor brutal. No puede rogar el papel de liderazgo del partido (todos los gerentes eran miembros del partido). El hecho de que lograron establecer la producción en los Urales lo antes posible es un mérito de los gerentes. Sin el flujo de armas del este, llegaría un final rápido para nosotros. La tarea de los funcionarios del partido era supervisar el cumplimiento de las decisiones del Comité Central (sede), seleccionar personal y realizar un trabajo educativo (patriótico). Muchos asuntos militares y económicos fueron decididos por los organismos económicos del partido. Por lo tanto, defender el papel del partido en la victoria sobre el enemigo (como lo hace Rotmister) no es cierto. Yo mismo no soy un defensor de ninguna de las partes, pero lo que fue, fue.
    Y, sin embargo, la Alemania fascista, estos fanáticos, solo podrían ser derrotados por un país cuya gente supiera por qué tendría que morir, y que si fuera derrotado, la gente, a diferencia de las naciones europeas, tendría que sorber toda la amargura del genocidio. Y este es el punto principal.