Military Review

The Washington Post: la batalla por "las propiedades inmobiliarias más valiosas en el espacio"

20
Las agrupaciones de naves espaciales se han convertido durante mucho tiempo en un elemento esencial de las fuerzas armadas de diferentes países. Además, las preocupaciones sobre la posible expansión de las hostilidades hacia el espacio exterior con el uso de sistemas anti-satélite apropiados comenzaron a expresarse hace mucho tiempo. Por razones obvias, estas perspectivas son un motivo importante de preocupación para los especialistas y el público en general que están interesados ​​en el futuro de los armamentos y equipos.


9 en mayo, la edición estadounidense de The Washington Post publicó un artículo de Christian Davenport "Una lucha para proteger los bienes raíces más valiosos en el espacio" ("Batalla por" los bienes raíces más valiosos en el espacio "). El periodista estadounidense estudió el tema de los sistemas de combate contra satélites e hizo algunas conclusiones sobre las perspectivas de tales armas, así como su impacto en la situación estratégica.

Su material K. Davenport comenzó con un recordatorio del caso más famoso del uso de armas anti-satélite. En 2007, el ejército chino lanzó un nuevo tipo de cohete especial que golpeó un satélite inactivo, destruyéndolo y creando una gran nube de escombros. Más tarde, China realizó otra prueba similar de nuevas armas. Como resultado de estos eventos, el Pentágono comenzó a prestar mayor atención a las nuevas armas que podrían llevar la guerra al espacio.



La razón de esta preocupación está relacionada con las características del misil interceptor chino. El propósito de la segunda intercepción fue en una órbita geoestacionaria a una altitud de aproximadamente 22 mil millas (aproximadamente 35 mil km). Es a esta altura donde se encuentran las principales naves espaciales de la agrupación militar de varios países, incluido Estados Unidos. Como resultado, un ataque exitoso de un objetivo en una órbita remota fue motivo de preocupación.

El segundo lanzamiento de prueba no condujo a la derrota del objetivo, ya que el interceptor pasó junto a él. Sin embargo, esto fue suficiente para comenzar un nuevo programa. El Departamento de Defensa e Inteligencia de los Estados Unidos se vio obligado a prever gastos importantes para estudiar nuevos temas. El propósito de las nuevas obras, según el jefe del Comando Espacial de la Fuerza Aérea de los EE. UU., El general John Heithen, es "proteger los bienes inmuebles más valiosos en el espacio", es decir, los numerosos satélites para diversos fines utilizados por los militares y otras fuerzas de seguridad.

La aparición del riesgo de destrucción de naves espaciales en diferentes órbitas ha llevado a la aparición de varias ideas nuevas sobre la protección de la constelación de satélites con fines de reconocimiento. En primer lugar, se trata de una disminución en la sensibilidad del equipo satelital a los sistemas de guerra electrónica. Además, se propuso no utilizar dispositivos grandes y complejos pequeños, sino poner en órbita grupos de satélites pequeños. Se supone que tales sistemas de inteligencia se convertirán en un objetivo mucho más difícil para los interceptores enemigos.

También se están tomando medidas administrativas. El Secretario de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Ahora también es responsable de las acciones de las fuerzas armadas en el espacio exterior y puede coordinar con otras agencias. La Fuerza Aérea y otras estructuras realizan investigaciones y ejercicios destinados a probar las principales características de los posibles conflictos en el espacio exterior.

K. Davenport señala que la intensificación de las actividades actuales de los países en el espacio puede ser un signo de una nueva carrera de armamentos, ya que es la tecnología espacial que ahora puede considerarse una de las más importantes. Por ejemplo, el Pentágono está desarrollando actualmente un sistema de vallas espaciales, cuya tarea será rastrear los desechos espaciales con características mejoradas en comparación con los sistemas de rastreo existentes.

Los especialistas de las agencias de aplicación de la ley y los servicios de inteligencia ahora están preocupados no solo por el retiro de su nave espacial en órbita, sino también por preservar su desempeño en términos del uso de contramedidas por el adversario probable. Hay riesgos de usar varios tipos de sistemas que pueden cegar los satélites. Además, es posible desplegar "satélites parásitos", cuya tarea será el deterioro de las condiciones de trabajo de los vehículos de reconocimiento. El autor cree que tales acciones de los oponentes no permitirán que los soldados naveguen y trabajen adecuadamente en el campo de batalla, y las armas de alta precisión perderán la capacidad de buscar objetivos correctamente.

C. Davenport cita a Robert O. Work, Subsecretario de Defensa. Según este último, durante mucho tiempo, el espacio fue considerado como una especie de reserva segura. Como resultado, la mayoría de las naves espaciales tienen grandes dimensiones, se distinguen por un precio alto y pueden hacer mucho, pero esta técnica es extremadamente vulnerable a varias amenazas. La característica más llamativa de la situación actual en el campo de las armas espaciales, según el autor, es el hecho de que los funcionarios estadounidenses están hablando abiertamente sobre los problemas existentes, pero la información sobre el trabajo en esta área todavía no está sujeta a divulgación.

En los últimos años, el desarrollo activo de sistemas anti-satélite prometedores podría estar en marcha. Los expertos estadounidenses creen que mientras Estados Unidos participaba en la lucha contra los terroristas en Afganistán e Irak, Rusia y China desarrollaron sistemas prometedores para atacar a las naves espaciales estadounidenses.

Al comentar sobre los riesgos asociados con las armas espaciales, el General J. Heiten argumentó que, en la actualidad, cualquier operación militar en el mundo depende en gran medida de varios sistemas de satélites. Ya sea que los especialistas de los Estados Unidos entiendan esto o no, todo el mundo los seguirá.

El autor del Washington Post recuerda que desde 1991, después de la Guerra del Golfo, el ejército de los Estados Unidos se ha vuelto cada vez más dependiente de las naves espaciales para diversos propósitos. Los satélites de varios modelos se utilizan para obtener imágenes del terreno, comunicaciones con áreas remotas y navegación, que pueden usarse tanto para el movimiento de barcos o aviones, como para apuntar armas de alta precisión. Además, la navegación por satélite, así como algunas otras tecnologías "espaciales", han entrado en la vida de la población civil durante mucho tiempo y son ampliamente utilizadas en varios campos.

Las nuevas oportunidades proporcionadas por la operación de la constelación de satélites dieron a las tropas de EE. UU. Ventajas significativas sobre varios oponentes. En este sentido, el ejército y las fuerzas de seguridad llevaron a cabo regularmente lanzamientos de nuevos satélites con un propósito u otro.

El posible surgimiento de Rusia y China de algunos medios prometedores capaces de deshabilitar la infraestructura espacial es motivo de grave preocupación para los funcionarios estadounidenses. El Pentágono teme seriamente este escenario, en el que sus satélites tendrán que "esconderse" de un enemigo potencial. Sin embargo, ya se ha encontrado alguna evidencia de la existencia de tales amenazas.

No hace mucho tiempo, el jefe del comando estratégico de Estados Unidos, el almirante Cecil Haney, dijo que los especialistas de la RPDC habían logrado ahogar la señal del satélite GPS. Irán, a su vez, está comprometido en su propio programa espacial. Además, el comando tiene información acerca de caer en manos de algunas organizaciones terroristas de tecnologías especiales de comunicación encriptadas utilizadas en la industria espacial. El almirante se vio obligado a admitir que, a pesar de todos los esfuerzos, el conflicto futuro podría comenzar en el espacio o, comenzando en la Tierra, ir al espacio exterior.

Los líderes de las fuerzas armadas de los EE. UU. Comenzaron a mostrar preocupación durante mucho tiempo, asociados con sistemas prometedores de países extranjeros, pero hasta cierto tiempo no lo expresaron. Todas las reclamaciones de acción urgente comenzaron a hacerse solo después de los ensayos del año 2013 en China. El general J. Heiten recuerda que en ese momento hubo una gran decepción en los círculos casi cósmicos de los Estados Unidos. Para resolver los problemas existentes se requería un cierto empuje. El impulso al comienzo del trabajo en la nueva dirección se convirtió en las declaraciones de R.O. Wark En 2014, durante una de las reuniones, hizo una pregunta simple y directa: si el conflicto realmente va al espacio, ¿qué harán las fuerzas armadas?

Según K. Davenport, el Pentágono actualmente gasta 22 mil millones de dólares en proyectos de la industria espacial. Además, este año, miles de millones de 5 se asignaron adicionalmente para tales desarrollos, y se planificó que 2 millones se gasten en los llamados. control de espacio: un programa que incluye una serie de proyectos de armas clasificadas. ¿Hay algún sistema anti-satélite entre los nuevos desarrollos? Los representantes oficiales de las fuerzas armadas no especifican. Sin embargo, se sabe que en 1985, los especialistas estadounidenses lograron derribar un viejo satélite con la ayuda de un misil especial basado en el aire. En consecuencia, EE. UU. Tiene la tecnología necesaria para tratar con objetos en órbita.

Los nuevos planes para la protección de la constelación de satélites son aprobados por expertos. Por ejemplo, Elbridge Colby, miembro principal del New American Security Center, cree que el Pentágono se está moviendo en la dirección correcta. Si Estados Unidos pudiera entrar en conflicto con Rusia o China, entonces se deberían tomar en cuenta los riesgos asociados con los sistemas espaciales críticos y vulnerables.

Hace unos seis meses, el ejército de los Estados Unidos encargó un nuevo centro de operaciones para el grupo espacial. Según el general J. Heiten, el inicio de la operación de esta instalación fue muy lento: durante mucho tiempo, los militares simplemente no pensaron en la necesidad de un centro de este tipo. Sin embargo, el personal del nuevo centro ya ha comenzado a trabajar. Se supone que el centro operacional mejorará la interacción de varias estructuras de las fuerzas armadas.

J. Heiten señala que ha habido un cambio significativo en las actitudes hacia el trabajo. Anteriormente, el espacio se consideraba un entorno relativamente seguro, pero ahora se ve diferente. Por lo tanto, ahora los especialistas que trabajan en la industria espacial deben recordar que son personal militar y tienen tareas correspondientes. Sin embargo, se observa que el Pentágono no pretende incitar a la guerra, sino que toma medidas dirigidas a su exclusión.

En el contexto de las prometedoras armas anti-satélite, el autor de The Washington Post recuerda las recientes declaraciones del subsecretario de Estado de Estados Unidos para el Control de Armas, Frank Rose. Este funcionario expresó abiertamente su preocupación por el desarrollo de armas antiaélulas rusas y chinas. También señaló que Estados Unidos está tratando de evitar que los conflictos ingresen al espacio exterior y tiene la intención de utilizar los medios diplomáticos disponibles para esto. Según F. Rose, nadie está interesado en la transición de la guerra al espacio.

Según K. Davenport, el hecho mismo de la aparición de las declaraciones del Subsecretario de Estado indica la gravedad del problema. E. Colby, a su vez, señala que las declaraciones ruidosas, consistentes y hasta cierto punto dramáticas del Pentágono también confirman la importancia del tema.

Hasta la fecha, China ha demostrado su potencial en la lucha contra los satélites, después de haber completado dos intercepciones de prueba. Estas actividades se han convertido en un motivo de grave preocupación. Brian Weeden, asesor técnico de la Secure World Foundation, recuerda que el vuelo del misil interceptor está a una distancia mínima del satélite en órbita geoestacionaria, donde se encuentra una gran cantidad de dispositivos críticos, muy asustados especialistas estadounidenses.

Después de este lanzamiento de prueba, el oficial de Beijing anunció la prueba de un misil interceptor con base en tierra. Es de destacar que los funcionarios chinos negaron la misión anti-satélite del nuevo desarrollo.

Los desarrollos rusos en la industria espacial también están preocupando al ejército estadounidense. En el año 2014, Rusia puso un satélite en órbita, lo que puede suponer un cierto peligro. Este dispositivo ganó fama después de pasar entre dos satélites comerciales de la serie Intelsat, y luego se acercó al tercero. B. Weeden sostiene que no hubo peligro de colisión, pero la distancia entre los vehículos se redujo demasiado. Desafortunadamente para un periodista estadounidense, la embajada rusa se negó a comentar sobre el incidente.

El general J. Heiten cree que sin la moderna constelación de satélites, los Estados Unidos tendrán que regresar a la "era industrial" de la guerra. El ejército tendrá que luchar usando las tecnologías de la Segunda Guerra Mundial, las guerras de Corea y Vietnam, mientras que los misiles de alta precisión y las bombas inteligentes serán simplemente inaccesibles. Como resultado, las pérdidas aumentarán y el daño colateral será mayor. J. Heiten no tiene la intención de llevar a cabo operaciones de combate de esta manera, ya que esta no es la "manera estadounidense" de la guerra.


El artículo “Una lucha para proteger los bienes inmuebles más valiosos en el espacio”:
https://washingtonpost.com/business/economy/a-fight-to-protect-the-most-valuable-real-estate-in-space/2016/05/09/df590af2-1144-11e6-8967-7ac733c56f12_story.html
autor:
20 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.
  1. inkass_98
    inkass_98 12 Mayo 2016 07: 29
    + 11
    Sí, la pesadilla de un general estadounidense: tendrá que luchar "como todos los demás", y no subrepticiamente, de forma remota y golpes de alfombra en la guía satelital.
    1. sa-ag
      sa-ag 12 Mayo 2016 08: 45
      0
      Cita: inkass_98
      no astutamente, remotamente

      ¿Y qué no te gusta cuando muere un trozo de hierro y no una persona?
      1. Teniente Stock de la Fuerza Aérea
        +5
        Cita: sa-ag

        ¿Y qué no te gusta cuando muere un trozo de hierro y no una persona?

        Cuando no arriesgas nada, es mucho más fácil comenzar una guerra; la guerra ya no es una tarea tan terrible como antes.
    2. El comentario ha sido eliminado.
    3. Siberalt
      Siberalt 12 Mayo 2016 09: 45
      +1
      ¡Tirar basura en el espacio exterior no está permitido! Ya por lo que hizo China fue necesario aterrizar todos sus satélites. Bueno, hay, seguro, tales tecnologías.
      Recuerdo, en los días de Jruschov, cuando la carrera espacial apenas comenzaba, los estadounidenses dijeron que lanzarían millones de agujas de cobre al espacio para interferir con nuestros satélites. A lo que Jruschov respondió que enhebraríamos un hilo en el ojo de cada aguja. Entonces, los métodos de lucha antiespaciales se desarrollaron a mediados del siglo pasado y es poco probable que se detengan hasta hoy.
    4. Vadim237
      Vadim237 12 Mayo 2016 12: 51
      +1
      ¿Y por qué deberían tener miedo? Tienen X 37, les irá bien destruir o dañar los satélites.
    5. Dimontius
      Dimontius 12 Mayo 2016 13: 47
      +2
      Eso sería divertido si nuestro satélite pateara a un estadounidense y luego volarariendo En general, lo habrían puesto en sus pantalones, porque sin GPS son como una máquina sin un panel de control. sí
    6. max702
      max702 12 Mayo 2016 14: 42
      0
      Bueno, ¿cuáles son los vendedores del RD-180? ¿Estas bien? Vamos a vender un par de cientos de motores de EE. UU. A los EE. UU., De lo contrario, de repente, los chinos vencerán todo y tendrán que luchar a la antigua usanza con el mapa ...
      RS: Para ser honesto, realmente no creo en la amenaza de la constelación de satélites, es más como una solicitud para la participación de un pastel de defensa ... Si hubiera una amenaza real, nunca lo sabríamos, y Estados Unidos tomaría las medidas apropiadas en silencio ... Muy recuerda a SOI con el lema ¡regala dinero!
      1. Vadim237
        Vadim237 12 Mayo 2016 20: 05
        0
        Si hay necesidad de compradores extranjeros, Rusia venderá motores de cohetes; para el país esto no es una pequeña ganancia adicional.
  2. Alex_T
    Alex_T 12 Mayo 2016 07: 50
    0
    Es más fácil y barato reducir al enemigo a tu nivel tecnológico que alcanzarlo. Una variante de guerra electrónica barata contra satélites. El estado tiene a su disposición muchos transmisores de satélite (desde radiotelescopios científicos hasta sistemas de comunicación por satélite). cadenas de satélites. También puede crear una constelación terrestre de inhibidores especializados para satélites, donde cada módulo puede rastrear y bloquear su objetivo o trabajar en un grupo de un objetivo. Ventajas del método de supresión, en relación con el derribo: reutilización, tiempo de reacción rápido, posibilidad de dispersión en un área amplia.
  3. lotar
    lotar 12 Mayo 2016 08: 20
    +1
    Uno de los métodos más baratos para combatir satélites y otros objetos se desarrolló al comienzo de la exploración del espacio cercano, cuando se explotan varias toneladas de clavos en las órbitas requeridas, entonces habrá poca o ninguna duda. La órbita estará cerrada para un uso posterior durante décadas, pero La opción de respuesta asimétrica está bien.
  4. RomanS
    RomanS 12 Mayo 2016 11: 40
    +2
    Así es, luchar en el campo de batalla no es el estilo estadounidense. Qué es la "nación", también lo son los métodos.
    1. Anglorussiano
      Anglorussiano 12 Mayo 2016 23: 40
      0
      Si estás en igualdad de condiciones con el enemigo, tu habilidad táctica apesta. Esto traduce la declaración estadounidense de que están guiados por.
      Qué es la "nación", también lo son los métodos. sí
  5. 31rus2
    31rus2 12 Mayo 2016 12: 33
    +1
    Estimado, los programas estadounidenses de hoy son los más caros y ambiciosos, aunque están muy mal cubiertos, pero el "experto" es falso, el desarrollo de los elementos del programa comenzó mucho antes del lanzamiento de un misil interceptor por parte de la República Popular China y sería más correcto que las acciones de Estados Unidos en el espacio estén obligando tanto a Rusia como a China. para responder a nuevas amenazas, justo a finales de 2015, las Fuerzas Aeroespaciales informaron sobre el descubrimiento de una nueva constelación espacial, a saber, los Estados Unidos, por lo que el "experto" distorsiona deliberadamente la información, y la respuesta se inventó hace mucho tiempo y se encuentra en el museo, este es un cañón automático, el único en el mundo que es efectivo dispara en el espacio (calibre y nombre, lo siento, no lo recuerdo)
    1. Vadim237
      Vadim237 12 Mayo 2016 12: 53
      0
      Estados Unidos puede descongelar su programa de misiles antisatélite.
  6. Holsten
    Holsten 12 Mayo 2016 13: 35
    0
    "J. Hayten no tiene la intención de conducir las hostilidades de esta manera, ya que esta no es la 'forma de guerra estadounidense'".
    Una declaración muy acertada y oportuna: si no se cuenta con una constelación de satélites, el ejército estadounidense saboteará las hostilidades en caso de guerra, como si nada más se necesitara. Y si todavía los deja sin papel higiénico, en general puede tomarlo con las manos desnudas.
  7. Denis Skiff
    Denis Skiff 12 Mayo 2016 15: 11
    0
    es correcto es hora de bajarse por completo Compañero
  8. pensador
    pensador 12 Mayo 2016 15: 52
    0
    Bienes inmuebles en el espacio? El término original. qué
    1. Anglorussiano
      Anglorussiano 12 Mayo 2016 23: 42
      0
      Legalmente, propiedad en bienes inmuebles cerca de la órbita terrestre. (Más precisamente, es igual a bienes inmuebles)
      Bienes inmuebles en el espacio? Término original
  9. Rostislav
    Rostislav 12 Mayo 2016 15: 56
    0
    Para el caso más extremo: una pequeña explosión nuclear en órbita, que resolverá muchos problemas.
    Al final, la dependencia de las Fuerzas Armadas rusas del espacio exterior es mucho menor que la de los Yankees.
    1. Vadim237
      Vadim237 12 Mayo 2016 20: 06
      0
      "Al final, la dependencia de las Fuerzas Armadas Rusas del espacio es mucho menor que la de los Yankees". ¿Le dijo esto el Ministerio de Defensa?
  10. RedBaron
    RedBaron 14 Mayo 2016 01: 46
    -2
    Cita: romanos
    Así es, luchar en el campo de batalla no es el estilo estadounidense. Qué es la "nación", también lo son los métodos.

    Todavía recuerdas el año 1812, los problemas de los papúes del sheriff no están interesados engañar