Sobre el futuro de la robótica submarina.

23 Marzo 2017 en el Patriot Convention and Exhibition Center (Kubinka, región de Moscú) acogerá la 2ª Conferencia científica militar "Robotización de las fuerzas armadas de la Federación Rusa".

En el período previo al evento, el Centro AST propone familiarizarse con la traducción del artículo “¿Esperando tecnologías innovadoras? Los sistemas autónomos subacuáticos y las dificultades de la innovación naval ", publicado por la Escuela de Estudios Internacionales. S. Rajaratnam en la Universidad Tecnológica de Nanyang, Singapur (¿Esperando la interrupción?! Autonomía submarina y Heiko Borchert, Tim Kraemer, Daniel Mahon). El artículo habla sobre el desarrollo de vehículos submarinos no tripulados y sistemas robóticos en los Estados Unidos, Rusia, China, Noruega y Singapur.


Sobre el futuro de la robótica submarina.

Vehículo submarino deshabitado "Marlin-350" fabricado por Tethys Pro

¿Esperando tecnología de punta?

Sistemas autónomos submarinos y los desafíos de la innovación naval


En octubre, 2016 más que organizaciones 40 de países 20 del mundo se reunieron en la costa oeste de Escocia en un evento llamado “UnmannedWarrior” (“Unmanned Warrior”) - la primera demostración a gran escala de más de 50, sistemas no tripulados de tierra y mar organizados por el Royal Navy Navy Reino Unido Este evento brindó la oportunidad de evaluar el estado actual de los sistemas ultramodernos de la Armada británica y de tener una idea del campo de batalla del futuro. [1]

El evento "UnmannedWarrior" fue evidencia de la creciente importancia militar de los sistemas no tripulados. Lo más común es su uso en el espacio aéreo: alrededor de los países 90 y los actores no estatales de todo el mundo usan vehículos aéreos no tripulados (UAV). [2] El fuerte aumento de la demanda crea la impresión de que los sistemas autónomos, controlados a distancia, se están generalizando en las fuerzas armadas. [3] Sin embargo, se debe tener precaución, ya que los eventos en el aire, la tierra y las esferas marinas se desarrollan a diferentes velocidades (ver Tabla No. XXUMX). Es importante tener en cuenta estas diferencias al evaluar el posible efecto estratégico de los sistemas anteriores sobre la estabilidad regional y la naturaleza futura de las operaciones militares. Esto evita las conclusiones precipitadas que surgen, en particular, en el curso de las discusiones políticas en curso, que pueden llevar a decisiones prematuras para prohibir el desarrollo, la adquisición y el uso de sistemas relevantes antes de que se revele todo su potencial. [1]

Dada la naturaleza un tanto exagerada de la discusión de hoy sobre sistemas no tripulados, este documento examina los mecanismos de la innovación militar para servir como una especie de nota de advertencia sobre el uso actual y futuro de los sistemas submarinos autónomos. El artículo comienza con la premisa de que los sistemas autónomos submarinos no pueden considerarse una tecnología inevitable y revolucionaria, como muchos creen. [5] En particular, esto se debe a la naturaleza de las amenazas existentes, un conjunto limitado de misiones para vehículos submarinos no tripulados y capacidades técnicas [6] Para que los sistemas autónomos subacuáticos se conviertan en tecnología de vanguardia, las fuerzas navales deben comprender cómo traducir las capacidades tecnológicas en ventajas operacionales. Esto requerirá que los representantes de la Armada, la industria y la ciencia comprendan mejor la relación entre la necesidad operativa, los factores culturales, las necesidades organizativas y de recursos, así como las capacidades tecnológicas.

Tabla No. 1


Este argumento en el artículo se desarrolla en varias etapas. Primero, se proporciona una descripción de las operaciones actuales y futuras potenciales que utilizan la unidad en varios países. Después de una breve discusión de la imagen en perspectiva de los conflictos navales, que es necesaria para comprender el posible aumento en la importancia de los sistemas no tripulados submarinos, el artículo analiza los motivos y las fuerzas motrices clave para el desarrollo de sistemas autónomos submarinos y proporciona una revisión de la literatura sobre innovación naval. La parte final contiene las principales conclusiones y recomendaciones para la promoción de sistemas autónomos submarinos en el futuro.

Misiones presentes y futuras utilizando sistemas autónomos submarinos.

La OTAN y las fuerzas navales no organizadas utilizan vehículos submarinos no tripulados para misiones diversas pero limitadas. Para ilustrar las prácticas existentes, este capítulo trata sobre los Estados Unidos, Rusia, China, Singapur y Noruega, ya que en cada uno de estos países podemos identificar características específicas que justifican el uso de BPA. Una discusión mostrará que la acción y la inteligencia de la mina (Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento, ISR) son prácticas estándar. La guerra antisubmarina, la lucha contra buques de superficie, así como el suministro de defensas submarinas y costeras surgen como misiones adicionales.

EE.UU.


El temor a perder la superioridad tecnológica sobre el posible adversario es un elemento clave de la discusión sobre la estrategia militar de los Estados Unidos. Este problema proviene del entorno geoestratégico y geoeconómico actual, el creciente riesgo de difusión de la tecnología global y la creciente importancia de la tecnología comercial para los militares. En este contexto, los competidores capaces de organizar zonas A2 / AD confiables (anti-acceso / negación de área - restricción de acceso / restricción de las fuerzas enemigas en el territorio) representan el desafío más serio para la planificación militar de los EE. UU. [7] Estos competidores restringen la libertad de acción de los Estados Unidos de manera estratégica. regiones importantes, aumentan el costo de la intervención militar, cuestionan el potencial de disuasión de los EE. UU. y, por lo tanto, socavan la solidaridad con los aliados, ya que surgen dudas sobre la disposición y deciden Estados Unidos proporcionará garantías de seguridad. [8]

De acuerdo con la estrategia naval de los EE. UU. Para 2015, los servicios marítimos deben proporcionar acceso, garantizar la contención estratégica y el control del espacio marítimo mediante la organización de la superioridad local, la proyección de poder (en un sentido amplio) y garantizar la seguridad marítima. [9] Estos objetivos estratégicos también se forman Tareas para la flota submarina, que es crucial para la disuasión estratégica. A pesar del hecho de que la Marina de los Estados Unidos continúa esforzándose por alcanzar la supremacía en la esfera submarina, los responsables de la planificación militar tienen en cuenta el hecho de que las ambiciosas potencias regionales tienen como objetivo crear zonas А2 / AD que podrían socavar la ventaja estratégica de los Estados Unidos. [10] existe una brecha significativa en las capacidades, ya que "el poder de ataque de la flota bajo el agua disminuirá en más del 60 por ciento del 2028 del año en comparación con las cifras actuales". [11] Las consecuencias negativas de esta tendencia se ven agravadas por "brechas en La Defensa Volodnochnoy ", debido al hecho de que la Marina de los EE. UU. Y la Guardia Costera" todavía no están listas para responder al uso de vehículos terrestres y submarinos no tripulados por las fuerzas enemigas, organizaciones terroristas y criminales "en aguas de los EE. UU. [12]

Teniendo en cuenta el papel central de la tecnología en el pensamiento estratégico estadounidense, las innovaciones como la "Estrategia de la tercera compensación" y otros conceptos sirven como respuesta a las tendencias descritas anteriormente. [13] El objetivo principal es proporcionar soluciones tecnológicas avanzadas a las tropas lo antes posible. Uso en entrenamiento y operaciones de combate. Esto influye en el enfoque de los Estados Unidos para los sistemas autónomos subacuáticos de 1994, cuando la Marina de los Estados Unidos publicó el “Plan maestro para vehículos subacuáticos no tripulados” (Plan Maestro UUV), que incluía el uso de sistemas autónomos submarinos para la acción contra las minas, la recopilación de información y las tareas oceanográficas. El primer despliegue operativo de estos sistemas ocurrió en 2003 durante la Operación Libertad Iraquí. En 2004, la Marina de los EE. UU. Publicó un nuevo plan BPA que tuvo un impacto global en el pensamiento naval sobre el tema de la autonomía submarina. En particular, la versión actualizada del documento describía una serie de misiones posibles, como el reconocimiento, la lucha contra minas y antisubmarinos, oceanografía, comunicaciones y navegación, operaciones de información, huelga inmediata, patrulla y apoyo de bases navales. [14]

Sin embargo, este plan se adelantó a su tiempo y no se implementó correctamente debido a la falta de determinación por parte del liderazgo naval, los recursos y los procedimientos adecuados para promover sistemas autónomos submarinos. [15]

Desde entonces, sin embargo, la situación ha cambiado dramáticamente. De acuerdo con la hoja de ruta del Departamento de Defensa de los Estados Unidos de la Hoja de Ruta Integrada de Sistemas No Tripulados FY2013-2038, la Planificación Financiera del Departamento de Defensa contempla los gastos totales en sistemas subacuáticos no tripulados por un monto de $ 1,92 mil millones, 352 millones de los cuales se gastarán en investigación y tecnología, 708 millones en compras. 900 millones para operación y mantenimiento. [16] Además de asignar importantes fondos a sistemas autónomos submarinos, se realizaron ciertos cambios en la estructura de la Marina. En mayo, 2015, el contraalmirante Robert Girrier, fue nombrado primer director de sistemas de armas no tripuladas. A esto le siguió el nombramiento de un general de brigada (retirado) como subsecretario adjunto de la Marina de los EE. UU. Para sistemas no tripulados en octubre 2015. [17]

A pesar de un enfoque amplio del tema de la autonomía submarina en general, la Marina de los Estados Unidos redujo la gama de posibles misiones con el uso de vehículos submarinos, centrándose en la acción contra las minas. Para este fin, se desarrollaron varios sistemas nacionales, como el Vehículo Submarino Autónomo de Preparación del Espacio de Batalla (aparato autónomo de entrenamiento submarino para el campo de batalla), varios módulos de control anti-minas para barcos de la zona costera, vehículos submarinos autónomos (APA) de guerra antiminas. La segunda dirección del uso de APA es la inteligencia, para la cual también se desarrollaron varias plataformas, la más famosa de las cuales es Boeing's Echo Ranger. Además de estos sistemas especialmente desarrollados, la Marina de los EE. UU. También utiliza soluciones comerciales, como el sistema REMUS fabricado por Hydroid (una subsidiaria de Kongsberg Maritime) principalmente para propósitos de inteligencia, y SeaFox, el sistema antimina fabricado por Atlas Elektronik, Alemania. La guerra antisubmarina con el uso de sistemas autónomos es la tercera dirección que se desarrolla lentamente. Para estas misiones, la Marina de los EE. UU. Está considerando el uso de grandes sistemas autónomos submarinos, como el Echo Ranger y los vehículos de superficie no tripulados (BNA).

En general, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos invirtió "agresivamente" en el desarrollo de sistemas no tripulados. Además de invertir en plataformas autónomas y cargas útiles para ellos, la Marina de los Estados Unidos financia tecnologías que hacen que el espacio submarino sea más adecuado para el uso de sistemas autónomos. Por ejemplo, se crearon redes de navegación, posicionamiento y comunicaciones submarinas, sistemas de energía submarina para despliegue avanzado. [18] Además, la Marina de los EE. UU. Utiliza un enfoque de familia de sistemas que le permite desarrollar el tamaño requerido de la unidad con diferentes cargas útiles. [19] El BPA se lanza desde plataformas superficiales y submarinas [20], y también se está considerando la posibilidad de lanzarlos desde combatientes. [21] Existen diferentes opciones de lanzamiento, ya que la Marina de los EE. UU. No solo está interesada en el uso del B sencillo. Y, pero desplegarlos en un grupos coordinados ( "enjambre") en diversos campos.

Los conceptos submarinos existentes tienen un fuerte impacto en el enfoque de los Estados Unidos para los sistemas autónomos submarinos. En este sentido, la unidad se considera principalmente como sistemas multiusos separados que amplían las posibilidades de usar submarinos y barcos de superficie. Lo mejor de todo es que este enfoque se personifica en la Visión estadounidense de vehículos no tripulados no tripulados de gran desplazamiento (LDUUV) actual, que no solo puede realizar sus propias misiones, sino también lanzar aparatos más pequeños. A medida que la Marina de los EE. UU. Busca multitarea, su atención está cambiando gradualmente de plataformas autónomas a cargas útiles que pueden transportar. Se espera que la carga útil sea lo suficientemente compacta y flexible para cumplir simultáneamente con los requisitos de varias misiones, como la inteligencia, la lucha contra las minas y la lucha contra los submarinos. En consecuencia, la Marina de los EE. UU. También otorga más importancia a la integración de la unidad en las plataformas de lanzamiento, lo que se destaca en los ensayos recientes con barcos de la guardia costera y submarinos tipo Virginia.

Rusia

En la actualidad, Rusia está llevando a cabo una transformación fundamental en el campo de la política exterior y de seguridad. La nueva estrategia de seguridad nacional y la doctrina militar del país retratan a Occidente como un rival estratégico clave, mientras que los países de Asia Central y Oriental son vistos como socios y aliados. La nueva doctrina marítima, adoptada en julio de 2015, sigue la lógica de estos argumentos y se aleja del equilibrio regional, que se observó anteriormente. En el futuro, esto probablemente llevará a acciones más persistentes de Rusia en el Alto Norte y en el Atlántico. [22]

Todo esto también afecta la dirección del desarrollo de la Armada de Rusia. La Armada es una herramienta de disuasión estratégica clave que fue descuidada en gran medida en los 1990. El programa de modernización 2014 ha ayudado a detener el declive constante de la flota rusa. [23] Este programa, entre otras cosas, introduce nuevos sistemas de armas, un sistema de comando y control, y también subraya el creciente papel de los sistemas no tripulados. Además, se concede gran importancia a la modernización de la flota submarina, que necesita urgentemente una mayor atención. Esto se debe al hecho de que cerca de dos tercios de los submarinos nucleares de Rusia son inaccesibles debido a los trabajos en curso de reparación y modernización. [24]

Las fuerzas armadas de Rusia obtuvieron información sobre los beneficios de usar sistemas no tripulados en conflictos recientes, por ejemplo, en Georgia en el año 2008. Desde entonces, Rusia ha intensificado los esfuerzos para desarrollar e implementar tales sistemas en todas las áreas, ya que permiten evitar pérdidas humanas y también ilustran el alto nivel tecnológico de las fuerzas armadas. En este contexto, los vehículos subacuáticos no tripulados [25] forman parte del programa estatal de adquisiciones, así como del programa de modernización y desarrollo científico y tecnológico de la Marina. Además, el ejército recientemente adoptó un plan de desarrollo para sistemas robóticos y no tripulados. [26]

Rusia es uno de los pocos países que enfatiza la protección como un factor clave en el desarrollo del BPA. En particular, la Armada rusa utiliza sistemas autónomos en las operaciones de búsqueda y rescate, así como para mejorar la protección de los puertos. La guerra contra las minas y contra los submarinos son misiones adicionales para el BPA. En el futuro, Rusia planea ampliar el rango de uso de robots submarinos para llevar a cabo misiones de reconocimiento, combate de naves de superficie y BPA enemigos, guerra antiminas, lanzamiento coordinado de grupos de BPA contra objetivos enemigos especialmente importantes, y detectar y destruir infraestructura marítima (por ejemplo, cables eléctricos). La flota rusa, como la Marina de los EE. UU., Considera una prioridad la integración de FPA en submarinos nucleares y no nucleares de quinta generación. [27]

Las evaluaciones actuales del interés de Rusia en los sistemas autónomos subacuáticos, en general, pasan por alto el hecho de que el país cuenta con casi cinco décadas de tradiciones y experiencia en el desarrollo de dichas tecnologías. La Unión Soviética tuvo la oportunidad de suministrar BPA científico para la exportación a China y los Estados Unidos. Las turbulencias internas de 1990 llevaron a un colapso casi total de esta área tecnológica. Sin embargo, gracias a los proyectos de exportación, los desarrolladores rusos lograron sobrevivir. Al comienzo de los 2000-s de la Armada rusa, fue necesario recurrir a proveedores extranjeros para adquirir un nuevo BPA, como resultado de lo cual Saab, Teledyne Gavia y ECA tuvieron acceso al mercado ruso. Sin embargo, hoy el país busca detectar sistemas extranjeros con modelos desarrollados y producidos en Rusia, como la unidad de control Obzor-600 desarrollada por Tetis Pro o con soluciones de control de minas de la Región SNNP. Además, Rusia ha lanzado varios proyectos de investigación que se centran, en particular, en las comunicaciones submarinas y la detección de objetos de superficie.

En general, la experiencia rusa en el campo del BPA se basa en organizaciones científicas en la estructura de la Academia de Ciencias de Rusia, mientras que las empresas industriales aún desempeñan un papel de apoyo. Rusia está trabajando actualmente para traer sus propias tecnologías al mercado de exportación. Los observadores locales sugieren que cuando entreguen un barco de defensa antiminas, Alexander Obukhov estará equipado con los sistemas autónomos submarinos Región GNPP. [28]

China

La integración gradual de China en el sistema internacional no solo está relacionada con la estabilidad interna y la prosperidad del país, sino también con la respuesta de los países vecinos a la creciente influencia de Beijing. Aunque China probablemente acepte el hecho de que Washington sigue siendo un jugador clave en el mundo, Beijing está lista para ofrecerse como una alternativa a los Estados Unidos. [29] El presidente chino, Xi Jinping, parece más preparado que sus antecesores para pagar para el crecimiento interno del país por la necesidad de hacer frente a las tensiones internacionales. [30] Esto también se refleja en la creciente confianza del liderazgo de que China está comenzando a tener más oportunidades para mantener sus acciones persistentes con militares responsables y medios no militares. [31]

El Ejército Popular de Liberación de China (EPL) es fundamental para la visión china de los elementos fundamentales de un estado poderoso. [32] Las tareas de la defensa nacional y la posible batalla por Taiwán siguen desempeñando un papel importante en la planificación militar del EPL, pero la dependencia de China en el transporte terrestre y marítimo Las rutas representan un factor adicional en la estrategia de uso de las fuerzas armadas. Esto va de la mano con la disposición del Reino Medio para proyectar la fuerza en regiones estratégicamente importantes y dirigir las inversiones para fortalecer las capacidades de A2 / AD para proteger estas regiones. [33]


La armada china refleja claramente este cambio de paradigma. Organizada tradicionalmente para proteger las aguas costeras y territoriales de China, la Marina pretende ampliar su presencia en aguas internacionales mediante la realización de operaciones marítimas cada vez más exigentes. [34] Estos dos vectores de desarrollo están estrechamente relacionados entre sí, ya que el gran papel internacional de la Armada China depende de la protección de la soberanía nacional en el territorio. las aguas Esto requiere una estrecha cooperación entre la Armada y la guardia costera china. [35] Las crecientes ambiciones internacionales también destacan el papel de la flota submarina, cuyos submarinos de misiles balísticos con propulsión nuclear son un elemento clave de la disuasión nuclear china. China está invirtiendo fuertemente en el fortalecimiento de su flota submarina y, con el mismo propósito, ha reanudado la cooperación con Rusia. A pesar del progreso realizado, China demuestra una vulnerabilidad estratégica en el sector submarino, especialmente con respecto a la guerra antisubmarina. Esto explica las nuevas iniciativas chinas, como la "gran muralla submarina", que se asemeja al sistema antisubmarino hidroacústico de EE. UU. En el Océano Atlántico. [36]

En este contexto, China entiende la importancia estratégica de los sistemas no tripulados en todas las áreas. Como señala Michael Chace, la visión china de los sistemas no tripulados no solo sigue a los estadounidenses, sino que también la imita en gran medida. [37] Desde un punto de vista chino, los sistemas no tripulados aumentan las capacidades existentes a medida que las operaciones que no son adecuadas para plataformas tripuladas se han vuelto más controladas. [38] Además, evitar la pérdida humana es importante debido a la interconexión de la política de un solo hijo, la posible pérdida de estos niños en la batalla y las consecuencias que esto puede tener para la estabilidad interna. Las características regionales, como la falta de oportunidades en el área submarina de los vecinos del sur de China, pueden llevar a Beijing a tomar medidas más audaces, probando conceptos innovadores para el uso de sistemas submarinos no tripulados. [39]

El uso de BPA por China ingresa deliberadamente en una "zona gris" entre operaciones comerciales, científicas y navales. Aparecen tres grandes áreas de aplicación: protección de la zona costera y la infraestructura militar del país, en particular, bases submarinas y comunicaciones marítimas; control de minas utilizando sistemas autónomos; Exploración de recursos en la plataforma. Los expertos chinos también están discutiendo misiones adicionales, como la guerra antisubmarina, el uso de BPA contra la infraestructura submarina militar y comercial, la hidrografía, las operaciones de búsqueda y rescate y la protección de islas artificiales. A veces, los expertos chinos también consideran las opciones para equipar la unidad con armas. [40]

El complejo de la industria de defensa de China es opaco, pero parece que alrededor del equipo de desarrollo e investigación de 15 están trabajando en BPA. Es importante tener en cuenta que todas las instituciones importantes son parte de los conglomerados clave de construcción naval: China State Shipbuilding Corporation y China Shipbuilding Industry Corporation. Se cree que la Marina es el principal patrocinador de la mayoría de los proyectos, pero las compañías de energía chinas interesadas en la investigación en alta mar también pueden brindar apoyo. La Armada utiliza Zhsihui-3 - BPA, desarrollado en China para búsqueda y rescate y acción contra las minas. Además, varios sistemas fueron importados del extranjero o producidos en conjunto con socios. La cooperación del BPA con Rusia se centra en proyectos de investigación, pero se puede suponer que estos proyectos fueron útiles para la Armada. [41]

Singapur

Debido a la pequeña área del territorio, la posición geoestratégica de Singapur es insostenible. En consecuencia, la ciudad-estado combina la disuasión y la diplomacia activa con el mantenimiento de un equilibrio en las relaciones con China y los Estados Unidos. La prosperidad regional y la integración en la economía global son los dos factores estratégicos principales que afectan la seguridad nacional y el desarrollo militar de Singapur. Las fuerzas navales del país son una herramienta clave para garantizar la seguridad y la estabilidad de las comunicaciones marítimas. En este contexto, el área submarina tiene un significado especial. Singapur está invirtiendo en la flota submarina, pero también le preocupa que el creciente número de submarinos en la región pueda poner en peligro la infraestructura marítima y marítima regional. Por lo tanto, la Marina de Singapur lanzó recientemente una iniciativa para intercambiar información sobre las operaciones submarinas. [42]

Singapur es un país de alta tecnología, las tecnologías avanzadas están integradas en el ADN de sus fuerzas armadas. Dado que la dotación de personal es limitada, los sistemas autónomos aumentan las capacidades existentes de las fuerzas armadas. Sin embargo, la cultura del país, asociada con el aislamiento geoestratégico, limita el "apetito" tecnológico de las fuerzas armadas, por lo que se aleja del desarrollo de sistemas que podrían poner en peligro el equilibrio regional de poder. Por lo tanto, el uso de sistemas autónomos para propósitos ofensivos no está en la agenda. [43]

La madurez tecnológica y las ventajas operacionales son dos parámetros clave utilizados por las fuerzas armadas de Singapur para evaluar la disponibilidad de las nuevas tecnologías. Por lo tanto, el uso de los vehículos submarinos no tripulados de la Armada de Singapur se centra actualmente en la acción contra las minas. Singapur está considerando misiones adicionales como la guerra antisubmarina, la hidrografía y la protección de la infraestructura marítima. El uso de la inteligencia para la inteligencia puede parecer un impedimento para los estados vecinos, por lo que Singapur solo considera objetivos defensivos. [44]

El ecosistema de defensa de Singapur está formado por instituciones gubernamentales de alto rendimiento, instituciones de investigación en universidades locales y la industria de la defensa, cuyo principal actor es ST Electronics. DSO National Laboratories ha desarrollado el vehículo submarino autónomo Meredith, y ST Electronics ha desarrollado el AUV-3. ST Electronics también colabora con la Universidad Nacional de Singapur en el desarrollo del sistema STARFISH. Por razones no publicadas, la Armada de Singapur no adquirió sistemas desarrollados a nivel nacional. [45] En contraste, los barcos contra minas en la Armada de Singapur estaban equipados con sistemas de importación como el REMUS de Hydroid y el K-STER I y K- STER C de la compañía francesa ECA. [46]

Noruega

La política exterior y de seguridad de Noruega se basa en una cultura de resolución pacífica de conflictos y enfatiza el papel estratégico de los Estados Unidos como socio irremplazable de Oslo. [47] La posición geoestratégica del país, su dependencia de la economía marítima y su frontera común con Rusia influyen en la política de defensa. Se concede gran importancia a la defensa nacional y colectiva. Aunque los recientes desarrollos en Europa refuerzan aún más estas prioridades estratégicas, las fuerzas armadas noruegas no cumplen con los nuevos requisitos para la preparación para el combate. Esto llevó al jefe del Ministerio de Defensa de Noruega a exigir cambios estructurales a gran escala que conducirían a una redistribución significativa del personal, una mayor disposición de las tropas para el despliegue de combate y un aumento significativo en el presupuesto de defensa, que se contempla en el plan de defensa a largo plazo adoptado en julio 2016. [48]

En este contexto, las operaciones costeras y en mar abierto fueron dos parámetros clave para el desarrollo de la Armada Noruega. Hoy en día, la flota noruega todavía está lista para realizar operaciones en alta mar, pero el enfoque actual en la defensa nacional y colectiva establece prioridades algo diferentes. También afecta el tamaño futuro de la flota, que será mucho más pequeña que la actual. Incluirá, entre otras cosas, cinco fragatas, tres naves de logística y cuatro submarinos. La principal tarea de los submarinos, en este caso, es la disuasión en las aguas de Noruega. 3 febrero 2017 Noruega seleccionó a Alemania como socio estratégico con el propósito de firmar un acuerdo sobre nuevos submarinos en el año 2019. Esto permitirá a Noruega reemplazar seis submarinos de tipo Ula con cuatro nuevos U212NG, construidos por la empresa alemana ThyssenKrupp Marine Systems. [49]

En la actual etapa de transición, el liderazgo militar se enfoca en introducir nuevos sistemas de armas grandes y mantener el equilibrio interno de las fuerzas armadas noruegas. En este sentido, los sistemas autónomos se consideran desde el punto de reducir costos y riesgos para las fuerzas armadas. Sin embargo, hasta ahora las tropas noruegas carecen de un enfoque unificado para la cuestión de la influencia de los sistemas autónomos en los conceptos, tácticas y procedimientos militares existentes. Entre todos los tipos de las Fuerzas Armadas de Noruega, la Armada es el usuario más avanzado de sistemas autónomos, en colaboración con la industria local y el instituto de investigación del Ministerio de Defensa FFI. Las tecnologías clave están siendo desarrolladas por FFI y serán comercializadas por Kongsberg. Además, la industria del petróleo y el gas en Noruega apoya la mejora de los sistemas autónomos submarinos proporcionando fondos para el desarrollo de tecnologías apropiadas. [50]

Hoy en día, la acción contra las minas es el principal tipo de misión para los sistemas submarinos autónomos en Noruega. La Armada está convencida del valor de sistemas como REMUS fabricados por Hydroid y HUGIN, desarrollados por FFI. Los representantes de la flota submarina, por el contrario, están menos interesados ​​en los vehículos autónomos. Sobre la base de la experiencia existente, la FFI está considerando posibilidades adicionales para el uso de APA en el futuro, por ejemplo, para la recopilación de inteligencia, la guerra antisubmarina y el camuflaje submarino. Para el año 2025, el servicio de acción contra las minas de la Armada de Noruega retirará gradualmente los buques de superficie especializados y los reemplazará con grupos móviles de vehículos autónomos listos para el lanzamiento desde varias plataformas. Actualmente se está discutiendo si los submarinos deberían estar equipados con módulos integrados con vehículos autónomos. [51]

Futuros conflictos marinos.

En el contexto de la redistribución del orden mundial, la competencia en el campo de la libertad de navegación y el acceso a territorios de importancia estratégica está creciendo. Países como Rusia, China e Irán están respondiendo a las posibilidades casi ilimitadas de los Estados Unidos para proyectar fuerza en todo el mundo mediante el desarrollo de las capacidades de A2 / AD, así como el avance de las narrativas que legitiman sus acciones en el campo público. Como resultado, la naturaleza de las áreas marinas cambia a medida que aumentan los riesgos sistémicos: las ideas sobre reglas, normas y principios básicos comienzan a divergir, lo que lleva a una "balcanización" del entorno marino, mientras que varias zonas de influencia en el mar se expanden en detrimento de la naturaleza global de las áreas acuáticas. Esto es importante porque el ambiente marino es una arteria importante de la economía global, facilitando el comercio internacional. Además, la importancia estratégica de las zonas costeras está creciendo debido a tendencias como el cambio en el entorno demográfico y la creciente urbanización, todo lo cual se lleva a cabo en el contexto de la necesidad de interconexiones globales en estas áreas importantes, pero vulnerables. Así, aparece la imagen de nuevos conflictos en el mar:

El ambiente marino se está congestionando cada vez más a medida que la urbanización costera se está expandiendo, y el número de actores estatales y no estatales está aumentando, utilizando el mar para diversos fines. La congestión del agua significa que será difícil para las fuerzas armadas evitar las colisiones con el enemigo, especialmente cuando expanden las zonas de amortiguamiento a través de la implementación del concepto A2 / AD. En consecuencia, las operaciones se vuelven más arriesgadas. Esto aumenta la necesidad de nuevos sistemas de armas, como los no tripulados, que se pueden tomar sobre estos riesgos, para evitar el contacto con el enemigo e ir a otra área.
Las vías marítimas sobrecargadas también significan una creciente aleatoriedad de movimiento, que juega en las manos de aquellos que quieren escapar. Esto, a su vez, requiere una distinción clara entre quienes usan sistemas de identificación ("transpondedores") y quienes evitan deliberadamente la detección. En consecuencia, existe una creciente necesidad de intercambio de datos y cooperación entre los países y varios departamentos. Esto debería desarrollarse a nivel interregional, así como incluir varios medios, por lo que será posible resistir las acciones híbridas del enemigo.

La interconexión digital también refuerza los efectos de las áreas de agua congestionadas y caóticas. La comunicación es un factor importante para las fuerzas marinas y submarinas unidas en una sola red, ya que el valor de cada sensor o equipo de reconocimiento está determinado por su grado de integración en la red común C4ISR: comando, control, comunicaciones, computadoras, reconocimiento, vigilancia y reconocimiento. Sin embargo, también es el talón de Aquiles de las fuerzas centradas en la red, ya que la falta de interconexión puede reducir significativamente la efectividad de la operación o incluso provocar su colapso. Esto es muy importante, ya que los actores no estatales han demostrado recientemente el uso exitoso de tecnologías de bajo costo y métodos desarrollados independientemente para aumentar cualitativamente sus capacidades de interconexión.
Todo esto implica que, en el futuro, el entorno marino se convertirá en un lugar de rivalidad aún mayor. Según el investigador Krepinevich, la carrera de armamentos en el campo del radar y los sensores potentes conducirá a la aparición de "territorios neutrales", donde solo las "oportunidades de reconocimiento de largo alcance y las huelgas de largo alcance de los dos países se cruzarán". Como muestran los hechos, este proceso ya se está llevando a cabo, ya que los sistemas avanzados A2 / AD combinan sensores submarinos y plataformas submarinas, así como barcos de superficie con defensa aérea, sistemas costeros, basados ​​en el espacio y operaciones en el ciberespacio. Esta combinación aumenta el riesgo de pérdida durante una intrusión potencial. Sin embargo, también puede provocar el uso frecuente de sistemas de armas no tripuladas para superar el problema de las altas pérdidas.

Finalmente, las fuerzas navales de los estados miembros de la OTAN y de la Unión Europea deberán seguir las reglas de combate, que están sujetas a un control político estricto. La proporcionalidad de los medios utilizados y la necesidad de justificar públicamente cada acción puede crear más restricciones para estas fuerzas navales que para los actores que no están limitados a tales cosas. En las condiciones de creciente caos y congestión de las áreas de agua, se requerirán nuevas descripciones de los trabajos, lo que ayudará a evitar daños colaterales en el mar y debajo del agua. Además, es necesario introducir requisitos para el control por parte del personal sobre sistemas no tripulados y autónomos, así como para controlar la interacción a nivel de "máquina-máquina".
Todas estas tendencias cambiarán los requisitos futuros para los sistemas de armas marítimas. Debido a la ubicuidad futura de nuevos tipos de sensores en el campo marítimo, el secreto, la seguridad cibernética, el disfraz y el engaño serán importantes. Será necesario integrar un número cada vez mayor de sensores inteligentes y plataformas autónomas de flotación libre en la arquitectura marítima común de C4ISR, que, a su vez, debe conectarse fácilmente a sistemas similares en otras áreas de agua. Si no utiliza nuevos métodos de protección y defensa, A2 / AD aumentará el riesgo para la infraestructura de alto valor actual, los buques y los buques, lo que probablemente lleve a la necesidad de usar el concepto de "capacidades distribuidas" (cuando la plataforma X tiene capacidades limitadas y realiza la tarea). plataforma Y, que es capaz de esto). También puede reducir el enfoque de hoy en las plataformas de usos múltiples en plataformas altamente especializadas que pueden operar en "enjambres inteligentes". Por lo tanto, todos los elementos de las futuras fuerzas de la superficie naval de la red y las fuerzas submarinas deben ser más flexibles, integrarse fácilmente y estar listos para conectarse entre sí, incluso cuando se encuentren en entornos diferentes.

Para los sistemas autónomos, este es un tipo de papel de tornasol, o las aguas del futuro serán una amenaza demasiado difícil, especialmente si los oponentes utilizan la interconexión de los sistemas como un "talón de Aquiles" digital; O será el principal motor del desarrollo de sistemas autónomos. En cualquier caso, parece que los sistemas autónomos del futuro tendrán que ser mucho más flexibles, responder a situaciones imprevistas más rápidamente y sin aprobación previa, mejorar las capacidades de autodefensa y ser capaces de resistir sistemas enemigos no tripulados. Todo esto aumenta enormemente los requisitos para futuros dispositivos autónomos.

Vehículos autónomos submarinos: motivos, conductores y valor añadido.

El futuro de los conflictos marítimos, que se describió anteriormente, es probable que cambie la forma en que vemos el entorno submarino, que ya se considera hoy como un campo de batalla tridimensional. Actualmente, las aguas submarinas están saturadas en términos de sistemas de armas utilizados. Por lo tanto, los FHG integrados en este complejo entorno deben proporcionar un valor agregado más allá de los límites de los sistemas existentes para crear ventajas que las flotas y los submarinos convencen de la necesidad y la utilidad de los sistemas submarinos autónomos. Esto determina los principales motivos operativos y estratégicos para usar la unidad (consulte la Tabla 2):

Motivos operacionales

El motivo operacional más importante es eliminar las brechas existentes en las capacidades con los sistemas no tripulados, como se discutió anteriormente en el caso de la Marina de los Estados Unidos. En segundo lugar, los motivos operacionales también se derivan de los principios que encarnan paradigmas militares clave de la Armada. El uso de BPA de acuerdo con principios clave como el ahorro de energía, la flexibilidad y la sorpresa multiplicará a la marina. [52] Como se analiza en la siguiente sección sobre innovación militar, el uso de BPA también requerirá que las fuerzas navales reconsideren Cómo preparan y realizan misiones con vehículos autónomos. El tercer grupo de motivos es una consecuencia de las características específicas de las operaciones bajo el agua. Como muestran los conceptos iniciales de la US Navy, los sensores instalados en el FHG que interactuarán con los submarinos pueden aumentar significativamente las capacidades existentes, ya que será posible monitorear eventos en el submarino de interés sin la presencia del propio submarino. Además, los sensores de BPA individuales pueden acercarse al objetivo sin poner en peligro la plataforma madre. En el concepto futuro del A2 / AD submarino, la proximidad al objetivo debe considerarse como el principal requisito para la unidad.

Tabla 2. Motivos primarios y secundarios para el desarrollo de sistemas autónomos submarinos en varios países.



Motivos estrategicos

En primer lugar, la clave es el concepto de riesgo. En este sentido, el BAS tiene ventajas y desventajas, ya que pueden reducir los riesgos y asumirlos. Aún no está claro si los actores estatales y no estatales interpretarán el uso de vehículos autónomos como un peligro, lo que puede empeorar la estabilidad geoestratégica. En segundo lugar, dados los recursos financieros limitados de la mayoría de las fuerzas navales occidentales, la reducción de costos es otro motivo estratégico. Sin embargo, es una espada de doble filo. Por ejemplo, China adopta un enfoque diferente de los costos: para ello, los costos bajos se consideran una ventaja competitiva sobre varios actores, incluso en términos de suministro a los mercados de exportación. [53] En tercer lugar, el aumento de la fuerza es el principal incentivo estratégico para los actores que tienen una escasez de personal. En cuarto lugar, las fuerzas armadas creen en el valor del análisis comparativo y, por lo tanto, quieren seguir los ejemplos "los mejores de su clase". Pero, como se mostrará a continuación, esto también puede afectar la libertad de acción estratégica. En quinto lugar, el reverso del análisis comparativo es una preocupación general acerca de quedarse atrás de otros, la derrota en los avances tecnológicos. También puede provocar fuerzas navales en varios países para explorar los beneficios de los vehículos submarinos autónomos. Finalmente, los países en desarrollo están mostrando un interés creciente en construir poderosas industrias de defensa nacional y en ingresar a los mercados de defensa internacional. [54] En este sentido, los vehículos autónomos que operan en diferentes entornos son muy atractivos porque las barreras para ingresar a este segmento tienden a ser menores que otros segmentos más difíciles.

En la práctica, las respuestas a todos estos motivos están fuertemente entrelazadas con dos preguntas clave: “¿Qué quieren hacer las fuerzas navales con BPA?” Y “¿Cómo pretenden realizar las tareas correspondientes?”. En vista del carácter potencialmente innovador del BPA, la segunda pregunta es más importante, ya que es aquí donde las fuerzas navales necesitan inventar nuevos enfoques conceptuales. Hoy en día, la mayoría de las flotas occidentales y las fuerzas militares generalmente se centran en el uso de sistemas autónomos en misiones "sucias, rutinarias y / o peligrosas". Aunque esto es razonable desde el punto de vista de la reducción del riesgo, tal enfoque priva a la autonomía de su potencial completo, ya que los conceptos y tácticas existentes permanecen en gran medida sin oposición. Para ir más allá del pensamiento habitual sobre la autonomía subacuática, se necesitan varias formas de utilizar sistemas autónomos: [55]

Los sistemas autónomos, que se pueden desplegar durante todo el día para patrullar grandes áreas de áreas de agua, aumentan el rango de las fuerzas navales. Lo mismo se aplica a los sistemas avanzados de armas desplegadas que se activarán a petición en el futuro, por ejemplo, mediante el programa de carga ascendente descendente de DARPA. [56] Si los sistemas autónomos podrían ayudar a implementar dichos sistemas de armas detrás del muro A2 / AD del enemigo, podrían permitiría a las fuerzas aliadas utilizar el efecto de sorpresa y neutralizar así las defensas enemigas.
Se espera que la futura Armada corresponda a otros tipos de fuerzas armadas con respecto a los sensores de largo alcance. Por lo tanto, se vuelve más importante tomar riesgos. Los sistemas no tripulados podrían ayudar a las fuerzas navales aliadas a asumir mayores riesgos al suprimir, engañar y destruir los sistemas de inteligencia del enemigo, aumentando así sus capacidades de maniobra.
Si las fuerzas navales están preparadas para un mayor riesgo, lo más probable es que no quieran poner en riesgo sus sistemas de armas más costosos. Las fuerzas navales necesitan sistemas que estén dispuestos a perder. Por lo tanto, es probable que los sistemas autónomos, baratos, de un solo propósito, que se pueden usar en grupos lleven al hecho de que el carácter de masa se convertirá nuevamente en una característica importante de las fuerzas navales futuras. [57] grandes superficies y áreas submarinas, que ayudarán a disuadir a los submarinos enemigos de ingresar a áreas estratégicas al establecer interferencias de ruido, mejorar la detección bajo el agua y proporcionar datos de localización para control antisubmarino oh borboyrazmeschennyh en otros entornos.
Los enjambres también pueden conducir a una nueva división del trabajo. La distribución de oportunidades en el enjambre puede significar que algunos elementos son responsables de la observación, mientras que otros brindan protección, y otro grupo se enfoca en el desempeño de la tarea principal del enjambre. Al mismo tiempo, las fuerzas navales se desviarán del enfoque tradicional para el uso de plataformas multipropósito, lo que se está volviendo cada vez más riesgoso dada la amenaza de A2 / AD.

Innovación militar: lo que dice la literatura

La medida en que el uso de vehículos submarinos no tripulados y autónomos cambia la naturaleza de las operaciones de combate bajo el agua es de gran importancia para la imagen futura del conflicto marítimo. El mero hecho de que estos dispositivos estén disponibles todavía no es una innovación militar. [58] Las innovaciones militares son el resultado de una interacción compleja entre las necesidades operativas y los cambios conceptuales, culturales, organizativos y tecnológicos. Esta interacción es el concepto de una revolución en los asuntos militares (DMA), que describe diversas innovaciones, como la nueva guerra terrestre durante las revoluciones francesa e industrial (por ejemplo, comunicación telegráfica, transporte ferroviario y artillería). оружие), tácticas de armas generales y operaciones en la Primera Guerra Mundial; o Blitzkrieg en la Segunda Guerra Mundial. [59] Las tecnologías digitales y la centralidad de la red, causadas por el surgimiento de nuevas tecnologías de la información y la comunicación, formaron la base de la guerra de redes, que a su vez preparó el escenario para la discusión actual de la integración sin obstáculos de varios tipos de fuerzas armadas en todos los aspectos relevantes. áreas [60]


Figura 1. Elementos de la innovación militar.

En la fig. 1 resume los factores analizados en la literatura que ayudan a comprender las innovaciones militares en el contexto de la autonomía submarina: la interacción entre amenazas, cultura de seguridad y experiencia operativa describe los aspectos "humanitarios" de la innovación militar, mientras que las interacciones entre tecnologías, la complejidad organizativa y la necesidad de recursos constituyen "técnicos". aspectos Las verdaderas innovaciones militares requieren ambas dimensiones, ya que el progreso conceptual, cultural, organizativo y técnico no se desarrolla al mismo ritmo. [61]

Innovaciones “humanitarias”.

Como señala Adamski, "la relación entre tecnología e innovación militar ... está en el plano social", lo que significa que "las armas que se están desarrollando y el tipo de fuerzas armadas que lo prevén son productos culturales en el sentido más profundo". [62 ] El concepto estadounidense de LDUUV, que imita el papel y las funciones de un portaaviones, ilustra perfectamente el punto de vista de Adamsky. Además, los valores sociales son determinantes importantes de los tipos de guerras que conduce el estado, y los conceptos y tecnologías que utiliza para hacer esto. [63] Juntos, estos elementos constituyen una cultura militar que se define como "la identidad, las normas y los valores que son aceptados por los militares". La organización y refleja cómo la organización ve el mundo, así como su papel y funciones en el mundo ". [64] La cultura organizativa militar formada en tiempos de paz, argumenta Murray," determina con qué eficacia [armada Se adaptará a las hostilidades reales ". [65] En este sentido, las organizaciones militares son en su mayoría de naturaleza conservadora, protegiendo el status quo de los cambios en la forma en que se forman y cuáles son sus tareas, así como la distribución de los recursos financieros. [66] Todos estos aspectos pueden ser necesarios para aprovechar al máximo las ventajas de los sistemas no tripulados.

Las reflexiones sobre el papel de la cultura también deben tener en cuenta la percepción de las amenazas y la experiencia de combate, pero el impacto de estos dos aspectos adicionales sobre la innovación es ambiguo. En general, el alcance de los cambios requeridos en las fuerzas armadas depende de: (i) la escala de cambios en las condiciones relevantes; (ii) el efecto de estos cambios en los objetivos y capacidades militares; y (iii) la disposición de las fuerzas armadas para hacer frente a estos cambios y como resultado del cambio de tareas y capacidades. Los cambios geoestratégicos pueden estimular la innovación militar porque pueden inducir a los países a cambiar sus valores si lo que está en juego es suficiente. [67] Sin embargo, aspectos adicionales como la edad de la organización, que es un factor crítico, afectan la disposición a cambiar, ya que las organizaciones más antiguas se resisten. cambio. [68] Además, la experiencia de combate puede aumentar la resistencia cultural, ya que el ejército está "más comprometido con las ideas del pasado que preparándose para el futuro". [69] Esto se trata de snyaet por qué las fuerzas armadas tienden a utilizar los sistemas no tripulados en la misma forma que la plataforma tripulada, existente en el servicio, ya que los mismos militares y desarrollar tácticas, técnicas y procedimientos para su utilización.

Esto plantea la siguiente pregunta: ¿pueden los actores estatales (o no estatales) obtener beneficios operacionales del uso de sistemas no tripulados y autónomos de importancia estratégica? De nuevo, la literatura habla del predominio de las fuerzas conservadoras. Primero, aquellos que usan la innovación primero pueden aprovechar a sus rivales, pero según Horowitz, los beneficios relativos son "inversamente proporcionales a la tasa de difusión de las innovaciones". [70] Esto sugiere que esperar puede beneficiar a los recién llegados , ya que la disponibilidad de información adicional muestra el valor del riesgo asociado con la innovación militar. Como resultado, esto conduce a la aparición de contrapartes similares, ya que los competidores analizan la elección de sus oponentes y usan sistemas de armas similares. [71] Esto sugiere, en primer lugar, que "los actores dominantes reciben menos beneficios relativos de las nuevas tecnologías". [72] Qué, A su vez, puede afectar su disposición a adoptar nuevas tecnologías. En segundo lugar, los países en desarrollo tampoco están en riesgo. Cuando se trata de adoptar tecnologías nuevas y no probadas, es probable que imiten a sus rivales si “la búsqueda de sus innovaciones resulta costosa en comparación con las imitaciones, hay poca información sobre la efectividad de innovaciones alternativas; y si los riesgos estimados de no imitar a otro estado superan los beneficios tangibles de usar una tecnología nueva pero arriesgada ". [73]

Innovación "tecnológica".

La tecnología es un motor importante para las organizaciones militares. El principal problema hoy en día es que las tecnologías clave ya no surgen en el complejo militar-industrial tradicional, sino en los ecosistemas comerciales. Esto plantea la cuestión de la integración de tecnologías desarrolladas comercialmente en la esfera militar. En este sentido, la innovación militar depende de tres aspectos diferentes: (i) organizaciones, (ii) recursos y (iii) conceptos. Las organizaciones y los recursos están directamente relacionados. Sobre la base de las ideas de Horowitz, las innovaciones militares se propagan menos rápidamente si requieren cambios organizativos intensivos y consumen grandes recursos. [74] Esto tiene al menos dos consecuencias para el uso de sistemas no tripulados y autónomos:

Primero, la introducción de sistemas no tripulados y autónomos, similares a los que ya están en funcionamiento, por ejemplo, utilizando conceptos de operaciones similares, reducirá las barreras para la aceptación. Sin embargo, esto puede ser perjudicial para la innovación, ya que las fuerzas armadas continuarán haciendo lo mismo, solo por otros medios.
En segundo lugar, los sistemas no tripulados y autónomos que violan el status quo pueden llevar a cambios en el campo de batalla. Esto puede llevar a ventajas operacionales, pero también puede no arriesgarse con la adopción de fuerzas armadas. [75]

La medida en que las organizaciones militares tomarán la innovación depende de cómo piensan sobre ellas. Su forma de pensar, a su vez, depende de varios factores, como el acceso de actores relevantes a las fuentes de poder en el establecimiento político y militar, la forma en que estos actores utilizan su peso institucional para promover sus propias ideas de innovación y el grado de cooperación o competencia entre ellos. varios departamentos militares. [76] Además, los aspectos del crecimiento de la carrera son importantes. Las organizaciones militares efectivas alientan a las personas basadas en la eficacia y el mérito individual Por lo tanto, es importante cuánto la capacidad del soldado para manejar sistemas autónomos y no tripulados se considera una habilidad especial que debe ser recompensada, ya que envía señales positivas a las tropas. [77]

Finalmente, todo esto sugiere que para que la tecnología tenga un impacto a largo plazo en las innovaciones militares y navales, debe integrarse adecuadamente en los conceptos y regulaciones militares. Es relativamente fácil adquirir tecnología, pero es mucho más difícil adaptarse en consecuencia. Los tomadores de decisiones deben tener cuidado de equilibrar los requisitos urgentes con las necesidades a largo plazo, de modo que los militares desarrollen una "cartera de capacidades" equilibrada, complementada por las ventajas de los sistemas autónomos y no tripulados.

Hallazgos

Las innovaciones militares resultantes de la interacción entre necesidades operacionales, conceptos, marcos culturales e institucionales y el progreso tecnológico son muy intensivos en recursos. Los sistemas autónomos pueden contribuir a la innovación en la guerra submarina, ya que permiten a las flotas superar el retraso potencial, ampliar el rango de tareas y actuar con mayor audacia. La medida en que el FHG cambiará el ritmo y la dinámica de la guerra submarina y, por lo tanto, afectará la estabilidad regional depende de los conceptos que las fuerzas navales utilizan para operar estos dispositivos. Hasta el momento, no ha habido progreso, ya que prevalecen las fuerzas conservadoras.

Ninguno de los países analizados en este artículo pudo desarrollar innovaciones en tres áreas: cambios conceptuales, culturales y organizativos. En consecuencia, hoy en día hay innovaciones de primer grado que se han logrado con autonomía bajo el agua, que reflejan de cerca los conceptos existentes y las plataformas existentes. Por lo tanto, el FHG reemplazó inicialmente las plataformas tripuladas, pero las tácticas, métodos y procedimientos tradicionales permanecen prácticamente sin cambios. Las innovaciones de segundo grado significarían que las fuerzas navales comenzaron a usar el BPA de una manera que sería diferente del uso actual de las plataformas submarinas, o que el BPA se encargaría de tareas que actualmente no están destinadas a las plataformas tripuladas. Esto puede llevar a serias innovaciones que harán cambios a las tareas, plataformas o tecnologías existentes. Sin embargo, esto requerirá que las fuerzas navales se embarquen en cambios conceptuales y organizacionales radicales que actualmente no existen. En cambio, las tareas actuales del FPA se desarrollan de acuerdo con la literatura sobre innovaciones militares. La acción contra las minas fue un desafío clave, ya que los requisitos operacionales de la Armada se reducen a reducir el riesgo (por ejemplo, protegiendo a los buzos del grupo de desminado) y aumentando la eficiencia (por ejemplo, con respecto a la búsqueda de campos de minas marinas). Como resultado, surgieron conceptos de operaciones especiales (CONOPS) que, a su vez, llevaron a los proveedores a desarrollar tecnologías individuales.

Si las flotas desean innovar las operaciones submarinas utilizando sistemas autónomos, debe ir más lejos. Tres aspectos son de particular importancia:

Primero, si la Marina quiere ampliar el rango de uso de la unidad, necesita desarrollar nuevas tareas que sirvan como modelos a seguir. Esto requiere que reemplacen los avances tecnológicos de hoy con un enfoque mucho más fuerte en los conceptos que ilustran cómo obtener ventajas operacionales a través de la autonomía submarina. Esto requerirá que las flotas, la industria y los científicos desarrollen un enfoque más modular para comprender el sistema de combate. Este enfoque definirá diferentes módulos, listos para su uso en tareas específicas. El enfoque también ilustra los cambios conceptuales, culturales, organizativos y tecnológicos que son necesarios para realizar las tareas relevantes. El enfoque iterativo [78] para el desarrollo también puede ayudar a superar las barreras para la adopción del FHP, ya que esto ayudará a mitigar los efectos de las amenazas marinas.


Los tres principales actores geopolíticos, a saber, Estados Unidos, Rusia y China, desarrollarán e implementarán BPA. Esto sugiere que pueden surgir diferentes modelos de roles: cada país intenta respaldar sus ideas con conceptos, requisitos de compatibilidad y exportaciones de BPA. A largo plazo, esto podría llevar al colapso del actual régimen de combate, principalmente submarino, en los Estados Unidos, si Rusia y China desarrollan elementos que coincidan con sus conceptos específicos de guerra submarina.



En segundo lugar, es necesario comprender mejor la situación, ya que la autonomía bajo el agua no es solo el uso de una plataforma independiente. Más bien, refuerza la necesidad de un enfoque de red que integre todas las plataformas y sensores que operan en el entorno submarino y su integración con las plataformas que operan en otros entornos. La autonomía multimedia como una de las ideas clave para la acción militar futura reforzará la necesidad de enfoques modulares y escalables basados ​​en arquitectura abierta y estándares abiertos en lugar de soluciones finales. Con este fin, las fuerzas navales y otros tipos de fuerzas deberían crear grupos de expertos que considerarán conjuntamente las implicaciones de utilizar sistemas autónomos para abordar cuestiones clave como el desarrollo de conceptos, la investigación y el desarrollo, las adquisiciones y el despliegue operativo.
Finalmente, a diferencia de los sistemas de aire autónomos, la unidad debe entregarse al área donde se realizan las operaciones. Mientras la unidad dependa de submarinos o plataformas de superficie, es probable que el pensamiento orientado a la plataforma domine otros conceptos que utilizan la unidad. Surge una pregunta clave: ¿el BPA se adapta a los submarinos y las plataformas terrestres, o se adaptan estas plataformas para desplegar el BPA? [79] La industria naval y la industria deben unirse para abordar este problema, ya que las plataformas de mañana tendrán que ofrecer muchas más opciones de despliegue. . Esto, a su vez, determinará el diseño más allá de las soluciones existentes, como los tubos de torpedo o los módulos de carga útil para submarinos.




[1] Para obtener más información, consulte: http://www.royalnavy.mod.uk/news-and-latest-activity/operations/uk-home-waters/unmanned-warrior

[2] Kelley Sayler, Un mundo de drones proliferados: una cartilla tecnológica (Washington, DC: CNAS, 2015), pág. 5.

[3] En este documento, los sistemas autónomos se definen como sistemas capaces de seleccionar y realizar tareas sin la instalación previa de un operador humano. Esta comprensión es algo diferente de la definición propuesta por Paul Scharre y Michael C. Horowitz, Anon en Weapon Systems (Washington, DC: CNAS, 2015), pág. 16.

[4] Marcel Dickow, Robotik: ein Game-Changer für Militär und Sicherheitspolitik (Berlín: Stiftung Wissenschaft und Politik, 2015), pág. 23 - 24; Scharre y Horowitz, Sistemas de armas, p. 3.

[5] Las innovaciones de vanguardia están relacionadas con los cambios conceptuales, organizativos y tecnológicos realizados que pueden cambiar drásticamente la naturaleza de la guerra submarina. Vea también: Tai Ming Cheung, Thomas G. Mahnken y Andre L. Ross, "Marcos para analizar la defensa china y la innovación militar", en Tai Ming Cheung (ed.), Forjar el poder militar de China. Un nuevo marco para evaluar la innovación (Baltimore: Johns Hopkins University Press, 2014), pág. Xnumx

[6] Utilizamos el término "vehículos submarinos no tripulados" (BPA) como definición general para vehículos submarinos autónomos (APA) y vehículos submarinos operados a distancia (DPA).

[7] Concepto de acceso operacional conjunto (Washington, DC: Departamento de Defensa, 2009)

[8] Estrategia de capacidad de proyección de potencia global de EE. UU. (Explosión de las ventajas a largo plazo de EE. UU. Para restauración) (Washington, DC: CSBA, 2014), pág. 33 - 37

[9] Una estrategia cooperativa para 21st Century Seapower (Washington, DC: Marina de los Estados Unidos, 2015), pp. 19 - 26

[10] Bryan Clark, la era emergente en la guerra submarina (Washington, DC: CSBA, 2014)

[11] Martinage, Hacia una nueva estrategia de compensación, pág. Xnumx

[12] William J. Rogers, “Prepárate para los drones marítimos”, Procedimientos 141: 10 (octubre 2015), pág. Xnumx

[13] Robert O. Work, “En el Foro Inaugural de Seguridad Nacional de CNAS,“ Washington, DC, 14 December 2015, www.cnas.org/transcripts/work-remarks-national-security-forum

[14] Plan Maestro del Vehículo Submarino No Tripulado de la Marina (UUV) (Washington, DC: Departamento de la Marina, 2004), pp. 9-15

[15] De una entrevista con los autores del informe, Washington, 28 April 2015

[16] Hoja de ruta integrada de sistemas no tripulados FY2013 - 2038 (Washington, DC: Departamento de Defensa, 2013), pág. Xnumx

[17] Megan Eckstein y Sam LaGrone, "Brigada jubilada. Gen Frank Keley, NN para sistemas no tripulados, Secretario General de los Estados Unidos de América, 27 octubre 2015, https://news.usni.org/2015/10/27/retired-brig-gen-frankkelley-named El primer asistente de secretario de la marina para los sistemas no tripulados



[18] Para obtener más información sobre esto, consulte en particular el sitio web de DARPA para proyectos especiales como Tactical Undersea Network Architectures (TUNA), Navegación de Energía Desplegada hacia Adelante (POSYDON), Energía Avanzada Desplegada y Comunicaciones Avanzadas (FDECO), y Upward Caídas de carga útil (UFP), www.darpa.mil

[19] Bryan Clark, “Game Changers: Undersea Warfare”, 27, http://csbaonline.org/publications/2015/2015/undersea- Cambiadores de juego de guerra /

[20] Kris Osborn, "La Marina desplegará el primer submarino desde submarinos", Military.com, 13 April 2015, http://www.military.com/daily-news/2015/04/13/navy-to-deploy -first-underwater-drones-from-submarines.html

[21] John Keller, "Raytheon y DARPA consideran desplegar aviones no tripulados y aviones de combate", Militares y aeroespaciales, 23 de abril 2014, www.militaryaerospace.com/articles/2014/04/f18-uav-uuv.html



[22] "Russian Federation Doctrine", Comunicado de prensa, 26 July 2015, http://en.special.kremlin.ru/events/president/news/50060; 683 diciembre, 21, www.ieee.es/Galerias/fichero/OtrasPublicaciones/Internacional/2015/RussianNational-Security-Strategy-2016Dec31.pdf

[23] Matthew Bodner, "La nueva doctrina naval rusa engaña la confrontación con la OTAN", The Moscow Times, 27 July 2015, www.themoscowtimes.com/business/article/new-russian-naval-doctrine-enshrines-confrontation-with-nato /526277.html

[24] Dmitry Boltenkov, “Flota Submarina Nuclear de Rusia”, Informe de Defensa de Moscú, 6 / 2014, pp. 18 - 22

[25] La Armada rusa todavía no hace una distinción clara entre vehículos submarinos autónomos y controlados a distancia

[26] Entrevista realizada por Heiko Borchert, Moscú, 26; August 2015; Nikolai Novichkov, “La doctrina naval rusa mira hacia el futuro”, Jane's Defense Weekly, 19 August 2015, pág. 24 - 25

[27] Entrevista realizada por Heiko Borchert, Moscú, 26; August 2015; “Robots, Drones para potenciar el arsenal de los suscriptores nucleares nucleares 5 de Rusia”, RT, 15 diciembre 2014, www.rt.com/news/214563-robot-drone-russia-submarine/

[28] Entrevista realizada por Heiko Borchert, Moscú, 26 August 2015; Dave Majumdar, “Rusia vs. América: La carrera por los drones submarinos, 21 January 2016, http://nationalinterest.org/blog/the-buzz/america-vs-russia-the-race-underwater-spy-drones-14981



[29] "Diplomático dice que China no sería líder mundial si fuera necesario", Reuters, 23 Januar 2017, http://www.reuters.com/article/uschina-usa-politics-idUSKBN1570ZZililX0

[30] Julian Borger, "El buque de guerra chino se apodera de un avión no tripulado submarino estadounidense en aguas internacionales", The Guardian, 16 de diciembre 2016

[31] Ely Ratner et. al., Más dispuesto y capaz: trazando el activismo de seguridad internacional de China (Washington, DC: CNAS, 2015)

[32] Estrategia militar de China (Beijing: Beijing; 2015), www.chinadaily.com.cn/china/2015-05/26/content_20820628.htm

[33] De una entrevista con los autores del informe, Washington, 28 April 2015

[34] Estrategia militar de China, op. cit.

[35] Ratner, más dispuesto y capaz; El poder naval de Yves-Heng Lim China. Un enfoque realista ofensivo (Surrey: Ashgate, 2014, p. 165; Ronald O'Rourke, Modernización naval de China: Implicaciones para las capacidades de la Marina de los EE. UU. - Antecedentes y temas para el Congreso (Washington, DC: CRS, 2016)

[36] Ratner, más dispuesto y capaz; El poder naval de Yves-Heng Lim China. Un enfoque realista ofensivo (Surrey: Ashgate, 2014, p. 165; Ronald O'Rourke, Modernización naval de China: Implicaciones para las capacidades de la Marina de los EE. UU. - Antecedentes y temas para el Congreso (Washington, DC: CRS, 2016)

[37] Michael S. Chase, Kristen Gunness, Lyle J. Morris, Samuel K. Berkowitz y Benjamin Purser, Tendencias emergentes, Sistemas no tripulados (Santa Mónica: RAND, 2015)

[38] Esta opinión fue expresada por el general retirado Xu Guangyu en una entrevista con CCTV-4, 14 en marzo 2013. Entrevista a los autores del informe, Washington, abril 28 2015

[39] Entrevista con autores de informes, Washington, abril 28 2015

[40] Chase, Tendencias emergentes en China, Desarrollo de sistemas no tripulados, pp. 2 - 3; Entrevista realizada por los autores, Washington, DC, 16 July 2015; Jeffrey Lin y PW Singer, “La exhibición muestra los drones marinos: Los grandes fondos de pantalla subacuáticos”: “Arsenal del este, 22 junio 2016 junio, www.popsci.com/great-underwater-wall-robots-chinese-exhibit-shows-off -suscrones



[41] Jeffrey Lin y PW Singer, “No es un tiburón, sino un robot: la Universidad China prueba Mini Sub no tripulados de largo alcance”, Eastern Arsenal, 4 June 2014, http://www.popsci.com/blog-network/ arsenal del este / no-tiburón-robot-chino-universidad-pruebas-largo-rango-no tripulado mini-sub

[42] Entrevista realizada por Heiko Borchert, Singapur, 20 May 2015; Swee Lean Collin Koh, "La pequeña armada en el sudeste asiático": Las pequeñas armadas. Estrategia y política para la guerra y la paz, ed. Michael Mulqueen, Deborah Sanders e Ian Speller (Surrey: Ashgate, 2014), pp. 117 - 132; “Singapur propone un marco para la seguridad de las operaciones submarinas”, Channel News Asia, 21 May 2015, www.channelnewsasia.com/news/singapore/singaporeproposes/1861632.html

[43] Entrevistas por Heiko Borchert, Singapur, 20 May 2015

[44] Ibid.

[45] Dado el enfoque general de Singapur en la madurez tecnológica, se puede suponer que sus autoridades querrían monitorear de cerca los pasos que están tomando los países más experimentados en el desarrollo de BPA (como los Estados Unidos) antes de tomar sus propias medidas.

[46] Jermyn Chow, “Los sistemas no tripulados hacen un chapoteo en el espectáculo marítimo”, The Straits Times, 19 May 2011, pág. 4; Ridzwan Rahmat, “Singapur lanza su plataforma autónoma bajo el agua para operaciones de MCM”, Jane's International Defense Review (Junio ​​de 2014), pp. 34 - 35; Yong Han Going y Su Ying Audrey Lam, “Impartiendo nuevas contramedidas de minas para la RSN”, DSTA Horizons (Singapur: DSTA, 2015), pp. 30 - 35

[47] Stale Ulriksen, Ley de Equilibrio: Política, Estrategia y Postura Militar de Seguridad de Noruega (Estocolmo: Foro Mundial Libre de Estocolmo, 2013)

[48] Entrevista realizada por Heiko Borchert, Oslo, 27; octubre; 2015; Fuerzas armadas noruegas en transición (Oslo: Fuerzas armadas noruegas, 2015), pág. 19; Capaz y sostenible: Plan de defensa a largo plazo (Oslo: Ministerio de Defensa de Noruega, 2016), pág. Xnumx

[49] Entrevista realizada por Heiko Borchert, Oslo, 27; octubre; 2015; Alemania, comunicado de prensa del Ministerio de Defensa No. 8 / 2017, 3 febrero 2017, https://www.regjeringen.no/en/aktuelt/germany-chosenas-strategic-partner-for-new-submarines-to-norway/id2537621/

[50] Entrevistas por Heiko Borchert, Oslo, 26 - 27 octubre 2015

[51] Entrevistas por Heiko Borchert, Oslo, 26 - 27 de octubre 2015 y 31 de mayo 2016

[52] Por ejemplo, consulta la Doctrina de defensa del Reino Unido. Publicación conjunta de Doctrine 0-01 (Shrivenham: Ministerio de Desarrollo de la Defensa, Conceptos y Centro de Doctrina, 2014), pp. 50 - 51.





[53] Entrevista a los autores, Washington, 28, April 2015.

[54] Heiko Borchert, “Rising Challengers: International Security Trade”, European Security & Defense (Febrero 2015), pp. 61 - 64.

[55] Entrevista a los autores, Washington, DC, 28 April 2015; Paul Scharre, robótica en el campo de batalla. Parte I. Alcance, persistencia y atrevimiento (Washington, DC: CNAS, 2014); Paul Sharre, robótica en el campo de batalla. Parte II: El enjambre que viene (Washington, DC: CNAS, 2014).

[56] http://www.darpa.mil/program/upward-falling-payloads (acceso 12 en enero 2017).

[57] Shawn Brimley, Ben Fitzgerald y Kelley Sayler, Game Changers. Tecnología disruptiva y estrategia de defensa de los EE. UU. (Washington, DC: CNAS, 2013, p. 19.

[58] Al igual que Andrew Ross, definimos la innovación militar como "cambios en la forma en que los militares se preparan, lideran y hacen la guerra". Ver Andrew L. Ross, Sobre la innovación militar: hacia un marco analítico. No. de política de CITC No. 1 (San Diego: Instituto de Conflicto y Cooperación de California, 2010), p. 1, http://escholarship.org/uc/item/3d0795p8 (acceda a 12 de enero 2017).

[59] Williamson Murray y MacGregor saben, "Pensando en revoluciones en la guerra", 1300-2000, ed. Macgregor Knox y Williamson Murray (Cambridge: Cambridge University Press, 2001), pág. 13; Tai Ming Cheung, Thomas G. Mahnken y Andrew L. Ross, Poder militar de China. Un nuevo marco para evaluar la innovación, ed. Tai Ming Cheung (Baltimore: Johns Hopkins University Press, 2014), pp. 15 - 46; Michael Raska, Innovación militar en pequeños estados: creando una asimetría inversa (Abingdon: Routledge, 2016).

[60] David S. Alberts, John J. Garstka y Frederick P. Stein, Network Centric Warfare: Desarrollando y aprovechando la superioridad de la información (Washington, DC: CCRP, 2002); Theo Farrell y Terry Terriff, "La transformación militar en la OTAN: ¿Un marco para el análisis", en una brecha de transformación? Las innovaciones americanas y el cambio militar europeo, ed. Terry Terriff, Frans Osinga y Theo Farrell (Stanford: Stanford University Press, 2010), pp. 1 - 13; Raska, Innovación Militar en Pequeños Estados, pp. 28 - 58.

[61] Ross, On Military Innovation, pág. 4.

[62] Dima Adamsky, Estados Unidos de América (Stanford: Stanford University Press, 2010), pág. 10.

[63] Entrevista realizada por los autores, Washington, DC, 15 July 2015; Brimley, FitzGerald y Sayler, Game Changers, p. 12; Scharre, robótica en el campo de batalla. Parte I, pp. 35 - 37.

[64] La definición de Theo Farrell, citada por Raska, Military Innovation in Small States, pág. 4.

[65] Williamson Murray, Adaptación militar en la guerra: con miedo al cambio (Cambridge: Cambridge University Press, 2011), pág. 309.

[66] Michael C. Horowitz, El poder militar: causas y consecuencias para la política internacional (Stanford: Stanford University Press, 2010), pág. 38.

[67] Entrevista realizada por los autores, Washington, DC, 15 July 2015; Raska, Innovación Militar en Pequeños Estados, pp. 197 - 200; Jeffrey A. Isaacson, Christopher Layne y John Arquilla, Predicting Military Innovation (Santa Mónica: RAND, 2007), pp. 4, 12 - 13.

[68] Horowitz, La Difusión del Poder Militar, p. 38.

[69] Murray, Adaptación militar en la guerra, p. 3.

[70] Horowitz, La Difusión del Poder Militar, p. 50.



[71] Ibid. pp. 20 - 21.

[72] Brimley, FitzGerald y Sayler, Game Changers, pág. 11.

[73] Yu-Ming Liou, Paul Musgrave y J. Furman Daniel, “Juego de imitación: ¿Por qué militares más?”, The Washington Quarterly, 38: 3 (Caída 2015), pág. 159.

[74] Horowitz, La Difusión del Poder Militar, pp. 8 - 12.

[75] Entrevista realizada por los autores, Washington, DC, 16 July 2015; Horowitz, La Difusión del Poder Militar, pp. 14 - 15.

[76] Raska, Innovación militar en pequeños estados; Adamsky, La cultura de la innovación militar; Thomas Jäger y Kai Opermann, “Bürokratie- y organización de theheoretische Analysen der Sicherheitspolitik: Vom 11. September zum Irakkrieg, ”en Methoden der sicherheitspolitischen Analyze, ed. Alexander Siedschlag (Wiesbaden: VS Verlag für Sozialwissenschaften, 2006), pp. 105 - 134.

[77] Cailtin Talmadge, El ejército del dictador. Efectividad del campo de batalla en regímenes autoritarios (Ithaca / Londres: Cornell University Press, 2015), p. 13 - 15; PW Singer, Wired for War: The Robotics Revolution and Conflict in the 21st Century (Nueva York: The Penguin Press, 2009), p. 253.

[78] El enfoque iterativo (ing. Iteración - "repetición") es el desempeño del trabajo en paralelo con el análisis continuo de los resultados obtenidos y el ajuste de las etapas previas del trabajo. El proyecto con este enfoque en cada fase de desarrollo pasa un ciclo recurrente: Planificación - Implementación - Verificación - Evaluación (aprox. Carril).

[79] Consulte también Megan Eckstein, NNMXs, USNI, 2020 October 31, https://news.usni.org/2016/2016/ 10 / navy-searching-uv-advance-to-field-today-to-inform-ssnx-design-in-31s (accedido por 2020 January 12).
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

3 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión