Military Review

Misil aerobalístico anti-satélite Lockheed WS-199C High Virgo (USA)

7
A mediados de los años cincuenta, la Fuerza Aérea de los EE. UU. Comenzó a elaborar nuevas opciones para armas estratégicas. En 1957, el Pentágono lanzó un programa con la designación de código WS-199, cuyo propósito era estudiar las posibilidades y crear muestras prometedoras de armas de misiles de aviones. En el marco del programa general, varios complejos de cohetes se desarrollaron simultáneamente a la vez. Uno de ellos fue el sistema Lockheed WS-199C High Virgo.


El principal requisito previo para la aparición del programa WS-199 era el progreso en el campo de los sistemas de defensa aérea. Los bombarderos con bombas de caída libre podrían ser derribados al acercarse a los objetivos y, por lo tanto, aviación Se requería armamento de cohetes, lo que permitía no acercarse a las zonas de peligro. Después de analizar, los expertos del Pentágono descubrieron que la mejor combinación de rendimiento de vuelo y masa de ojivas debería tener misiles balísticos lanzados al aire.

Misil aerobalístico anti-satélite Lockheed WS-199C High Virgo (USA)
WS-199C cohete en un soporte de medios


Al comienzo de 1957, se lanzó un nuevo programa con el nombre no descriptivo WS-199 (Sistema de armas 199 - “Sistema de armas“ 199 ”). Varias empresas líderes de la industria de la aviación se sintieron atraídas por su implementación, que debería haber desarrollado e implementado nuevas ideas y soluciones en el metal. Junto con otras compañías, Lockheed y Convair se unieron al programa. Por último en este tiempo logró entrar en la composición de General Dynamics.

El desarrollo del cohete fue obtenido por Lockheed. Su proyecto fue designado como WS-199C. Además, al producto se le asignó un nombre de "estrella": Alto Virgo ("La Virgen en el Cenit"). La tarea de la empresa Convair era finalizar el portaaviones, que fue elegido como el nuevo bombardero supersónico B-58 Hustler. Por lo que se sabe, los aviones modernizados no tenían su propia designación.


Esquema de cohete


El proyecto WS-199C se basó en ideas nuevas e inexploradas, pero se planificó implementarlas con la ayuda de productos terminados. Para acelerar el diseño y simplificar la producción posterior del misil prometedor, se propuso utilizar componentes y ensamblajes del avión objetivo Kingfisher Q-5 de Lockheed, así como los misiles balísticos X-17, MGM-29 Sergeant y UGM-27 Polaris. En primer lugar, el existente. armas Central eléctrica prestada y sistemas de control.

Desde el punto de vista de la arquitectura, el nuevo cohete High Virgo fue producto de un esquema de una sola etapa con un motor de combustible sólido de alta potencia. Se propuso un diseño muy simple del casco, ensamblado a partir de un marco y revestimiento de aluminio. Se utilizó un carenado de cabeza cónica, detrás del cual se colocaron los principales dispositivos de control dentro del compartimiento cilíndrico. Debajo del motor se les dieron las partes centrales y traseras del cuerpo, que tenían un diámetro mayor. En la cola se ubican superficies de control aerodinámicas en forma de X.


Producto en la grada de montaje


Al ser un misil balístico, el producto WS-199C podría estar equipado con un sistema de guía relativamente simple, tomado del proyecto AGM-28 Hound Dog. El piloto automático y el sistema de navegación inercial estaban ubicados en el compartimiento del instrumento. Tuvieron que rastrear la posición del cohete en el espacio y desarrollar comandos para timones del portón trasero. En el control automático, había medios para recibir datos del portaaviones. En vuelo, se planeó utilizar el equipo de transmisión de datos de telemetría. En el curso de las pruebas, se utilizaron sistemas de control simplificados que solo son capaces de llevar a cabo un programa de vuelo previamente preparado.

Las dimensiones del casco permitieron que el misil High Virgo estuviera equipado con una ojiva monobloque con un arma convencional o nuclear. Al mismo tiempo, el uso de equipo de combate real no fue planeado originalmente. Hasta el final del trabajo, los cohetes se completaron solo con su imitador de peso. Se desconoce qué tipo de ojivas nucleares existentes y futuras podrían haberse utilizado en el WS-199C.


Bombardero B-58 con un pilón especial para cohete Alto Virgo


La mayor parte del cuerpo del cohete fue entregado para la instalación del motor de combustible sólido TX-20 en pleno vuelo de Thiokol. Este producto fue desarrollado para el misil táctico de sargento MGM-29 y mostró un rendimiento muy alto. Un motor de longitud 5,9 m con un diámetro ligeramente menor que 790 mm desarrolló empuje a 21,7 mc. La carga existente se quemó para 29 s, asegurando la aceleración del cohete a alta velocidad.

El conjunto del cohete tenía una longitud de 9,25 m. El diámetro máximo de la caja es 790 mm. La masa de lanzamiento se determinó en 5,4 t. Un vuelo a lo largo de una trayectoria balística permitió que el cohete alcanzara velocidades de hasta M = 6. El rango de tiro, según los cálculos, fue alcanzar 300 km.

Se suponía que el cohete aerobalístico se entregaría en el lugar de lanzamiento utilizando un portaaviones. La función de transporte y lanzamiento de armas fue asignada al bombardero supersónico Hustler B-58 de Convair. En la configuración básica, el armamento de tal aeronave consistía en un contenedor de caída de caída libre equipado con una ojiva especial. La creación de un nuevo cohete permitió expandir las capacidades de combate de la máquina. A finales de los años cincuenta, el B-58 se probó y preparó para la producción en masa, y por lo tanto, el éxito del proyecto WS-199C fue de particular importancia para la aviación estratégica estadounidense.


Suspensión de cohetes


Como parte del proyecto Virgin at the Zenith, Convair ha desarrollado una herramienta especial para transportar y lanzar un misil prometedor. En lugar del dispositivo de suspensión estándar para el contenedor original, se propuso montar un pilón especial debajo del cohete. No requirió ninguna modificación al diseño de la aeronave.

El nuevo pilón era un producto de gran elongación, colocado debajo del fondo del fuselaje. El cuerpo del pilón se hizo en forma de un carenado que protegía el equipo interno del flujo de aire entrante. El corte superior del carenado era suave y adyacente a la parte inferior del fuselaje. La parte inferior del pilón, a su vez, se hizo en forma de una línea discontinua, correspondiente a los contornos del cohete. Dentro de la torre había cerraduras para sostener el cohete y dispositivos eléctricos para comunicarse con el equipo del avión.


Bombardero en vuelo


El diseño preliminar del sistema de misiles WS-199C High Virgo se preparó al inicio de 1958. Los representantes del Pentágono se familiarizaron con la documentación presentada, y pronto dieron permiso para continuar el trabajo. En junio, el ministerio de defensa y las empresas contratistas obtuvieron un contrato para construir y probar misiles experimentados. Las pruebas previstas para comenzar tan pronto como sea posible.

La simplicidad comparativa del proyecto y el uso de componentes estándar permitieron ensamblar cohetes experimentados en el menor tiempo posible. Sin embargo, no fue sin problemas. Hubo dificultades con la entrega de un sistema de navegación inercial, debido a lo cual los dos primeros misiles solo pudieron equiparse con el piloto automático. Como resultado, tuvieron que volar de acuerdo con un programa predeterminado. Se revisaron los controles autónomos para los vuelos posteriores.


Primero reinicie WS-199C desde los medios


Para realizar los lanzamientos de prueba a principios de septiembre, 1958, uno de los aviones experimentados B-58, que recibió el pilón del nuevo modelo, voló a la base aérea de Eglin (Florida). Parte del vuelo se realizaría en su aeródromo. Además, en las pruebas se planificó usar la base en Cabo Cañaveral. Las rutas planeadas de los cohetes descansan sobre la parte central del Océano Atlántico. Las áreas objetivo contingentes también se encontraban en alta mar.

El programa de lanzamientos de prueba fue el siguiente. Un avión de transporte con un misil bajo el fuselaje despegó de la base aérea de Eglin o Cabo Cañaveral, ganó altura y se dirigió a un campo de combate. A una altitud de 12,1 km, cuando la velocidad del portador era M = 1,5, se restableció el cohete, que luego tuvo que encender el motor e ir a la trayectoria requerida. El vuelo terminó con un cohete cayendo al mar. A lo largo del vuelo, se suponía que los aviones que lo acompañaban tomarían telemetría.


Momento de arranque del motor


El primer lanzamiento de prueba del cohete WS-199C en un sistema de control simplificado tuvo lugar en 5 de septiembre 1958. El reinicio y la eliminación de la portadora se realizó sin problemas. Por 6 segundo vuelo se encendió y se dirigió al modo deseado del motor. Sin embargo, después de unos segundos, el piloto automático falló. El cohete comenzó a producir vibraciones incontrolables y tuvo que ser destruido con la ayuda de una autodestrucción. Durante el vuelo, el producto se elevó a una altitud de 13 km y cubrió una distancia de varias decenas de kilómetros.

El análisis de la telemetría permitió encontrar la causa del accidente. Los sistemas de gestión fueron refinados y los cambios implementados en el proyecto. Antes del próximo lanzamiento de la prueba, se realizaron pruebas en tierra a gran escala. Solo después de esto, se concedió el permiso para un segundo lanzamiento desde un avión de transporte.

19 Diciembre 1958, un B-58 experimentado, nuevamente lanzó un misil aerobalístico. Después de una breve aceleración horizontal, comenzó a ganar altura bruscamente. Moviéndose a lo largo de una trayectoria balística, WS-199C se elevó a una altitud de 76 km, después de lo cual se movió a una parte descendente de la trayectoria. La velocidad máxima durante este vuelo alcanzó M = 6. El cohete cayó al océano a unos 300 km desde el punto de lanzamiento. El lanzamiento fue considerado exitoso.


Cohete en el momento del alta (vista superior derecha). Los cables para comunicarse con el transportista son visibles.


4 Junio ​​1959, después de la siguiente etapa de desarrollo del cohete, tuvo lugar el tercer lanzamiento de prueba. Esta vez, el avión de transporte levantó un cohete completamente cargado en el aire, equipado con un sistema de guía estándar. La misión de este vuelo era obtener el máximo alcance. Al ajustar la trayectoria con la ayuda de los timones, las máquinas automáticas a bordo elevaron el cohete a una altura de más de 59 km. El vuelo finalizó en 335 km desde el punto de descarga. Superar esta distancia tomó exactamente 4 minutos. El sistema de navegación inercial y los controles funcionaron sin errores, y la Doncella en el cenit completó la tarea con éxito.

A fines de la década de 1950, los países líderes enviaron sus primeros satélites a la órbita. Era obvio que en un futuro cercano, el espacio podría convertirse en otro lugar para el despliegue de armas, y por lo tanto, se necesitan medios para combatir tales amenazas. Por esta razón, apareció una propuesta para probar la familia de misiles WS-199 como un arma anti-satélite. En medio de 1959, Lockheed y Convair comenzaron los preparativos para un ataque de prueba de la nave espacial.


Cámaras del cuarto cohete experimentado.


Para la nueva prueba fue preparada por un cohete especial, marcadamente diferente de los anteriores. Casi todos los paneles de casco y dirección fueron cambiados a acero. El simulador de la ojiva se retiró del compartimiento de la cabeza y también se cambió la colocación de los instrumentos. Desarrolló un nuevo cabezal carenado con ventanas transparentes. Debajo, instalaron un sistema especial con cámaras 13 que apuntaban en diferentes direcciones. Según el programa de vuelo, 9 debería haber seguido el enfoque del cohete y el satélite objetivo, mientras que el resto estaba destinado a capturar la Tierra. Antes de instalar el carenado, la jaula con las cámaras se envolvió con un aislante térmico. Finalmente, un sistema de rescate de paracaídas y una radiobaliza fueron colocados en el carenado principal.

El objetivo de la capacitación fue el satélite Explorer 4, lanzado en julio 1958. Estaba destinado a estudiar los cinturones de radiación y contaba con contadores Geiger. El producto estaba en órbita con un apogeo de 2213 km y un perigeo de 263 km. Se planificó la interceptación durante el paso del satélite a una distancia mínima de la Tierra.


Carenado especial para equipos fotográficos.


Las pruebas del cohete WS-199C en la configuración anti-satélite tuvieron lugar en septiembre 22 1959. Para una mayor aceleración del cohete con el consiguiente aumento de altitud, el transportista desarrolló la velocidad M = 2. Desacoplamiento y procedimientos posteriores se llevaron a cabo normalmente. Pero unos segundos después del reinicio, el cohete transmitió un mensaje sobre la falla de los sistemas de control. En 30, el segundo vuelo se perdió para ella. Desde el suelo, vieron una pista de inversión, que indicaba que el cohete estaba en una trayectoria balística, pero no fue posible establecer parámetros de vuelo exactos.

El fallo de las comunicaciones pronto condujo a la pérdida del cohete. Como los evaluadores pudieron juzgar, WS-199C regresó y cayó al océano. Sin embargo, las búsquedas largas no dieron resultados. La ubicación exacta de la caída del cohete es aún desconocida. Junto con el prototipo, las cámaras y sus películas bajaron hasta el fondo, lo que permitió evaluar la efectividad de los disparos al satélite. Sin embargo, el resultado apenas fue sobresaliente, ya que Explorer 4 permaneció en su órbita.


Anti-satélite "Maiden at the cenit" en el momento del alta


De los cuatro lanzamientos de prueba de High Virgo, solo la mitad terminó con éxito. Los otros dos debido a la falla del equipo de control resultaron ser de emergencia. En el otoño de 1959, los especialistas de las empresas de desarrollo y el Departamento de Defensa de los EE. UU. Analizaron los datos recopilados y determinaron el futuro destino del proyecto.

En su forma actual, el cohete aerobalista Lockheed WS-199C High Virgo no pudo entrar en servicio y mejorar las capacidades de combate del avión B-58 Hustler. Sin embargo, la dirección general fue de interés para la fuerza aérea. En este sentido, el cliente ordenó completar el trabajo sobre el tema "La doncella en el cenit", pero utilizar los desarrollos de este proyecto al crear el siguiente misil balístico. El principal resultado del trabajo de desarrollo posterior fue el nuevo cohete GAM-87 Skybolt.

Bajo el programa de la fuerza aérea WS-199, las compañías de defensa de los Estados Unidos desarrollaron dos misiles balísticos basados ​​en el aire. Los productos resultantes mostraron un rendimiento bastante alto, pero aún no son adecuados para su adopción. Sin embargo, durante el período de diseño y prueba, fue posible acumular mucha experiencia y recopilar los datos necesarios sobre el trabajo real de tales armas. Los desarrollos, las soluciones y los proyectos WS-199B y WS-199C pronto encontraron su aplicación en la creación de un nuevo cohete aeróbico.

En los materiales de los sitios:
http://designation-systems.net/
http://globalsecutiry.org/
http://space.skyrocket.de/
http://astronautix.com/
http://alternatewars.com/

autor:
Fotos utilizadas:
Designation-systems.net, material de archivo de noticias
7 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.
  1. Monster_Fat
    Monster_Fat 4 Mayo 2018 09: 55
    +4
    ¡Ah, qué tiempo era para los soñadores que soñaban con lograr lo imposible! ¡Cuando parecía que todo estaba en el hombro del hombre! El momento en que "los físicos derrotaron la letra" ... Y ahora ... Estoy en el "baúl", vi un hilo en la sección del foro "Ciencia y logros científicos" donde se discute seriamente el hecho de que la Tierra es plana ... triste
  2. Observer2014
    Observer2014 4 Mayo 2018 20: 00
    +2
    Eso es lo que quiero decir. Sin ofender Aprende a presentar tu técnica !!! Aprenda y vea cómo es necesario. ¡Pero no lo tenemos! Pero no se lo mostraremos a nadie. Sí, es la técnica del enemigo. Pero, ¿cómo se presentó hace medio siglo. ¿Y con nosotros? : wassat t: Existe una técnica. No es capaz de imaginarlo normalmente. Parte del poder de los mármoles enanos es, en el mejor de los casos. Y el comentario sobre todo el jefe de la secretaria "también puede mostrarle algoritmos" riendoRepito el secreto que nadie pide cancelar. Nuestra gente quiere estar orgullosa de su equipo militar. Aprenda cómo hacerlo. Deje que el socio jurado.
  3. Abram
    Abram 5 Mayo 2018 03: 57
    +2
    similar al alardeado "Daga". Rusia finalmente ha alcanzado el nivel estadounidense de la década de 1960 sonreír
    1. 11 negro
      11 negro 5 Mayo 2018 12: 49
      +3
      Cita: Abram
      similar a la aclamada "Daga". Rusia finalmente ha alcanzado el nivel de los EE.UU. 1960-s

      ¿Cómo es ella en una daga?
      ¿Velocidad 10M? ¿Podría ser un rango de kilómetros 2000? ¿Exactitud para atacar barcos? ¿La presencia de un sistema de ruptura del plasma "capullo" a velocidad hipersónica?
      Y sí, tanto allí como allí está la palabra aeroballistic, así que parece ... pasión. riendo
      1. Abram
        Abram 5 Mayo 2018 17: 12
        +1
        Parece que ella, al igual que la Daga, no tiene una velocidad de 10M, un alcance de 2000 km, precisión y un sistema capaz de romper un "capullo" de plasma riendo
  4. fa2998
    fa2998 5 Mayo 2018 17: 00
    0
    Cita: 11 negro
    Cita: Abram
    similar a la aclamada "Daga". Rusia finalmente ha alcanzado el nivel de los EE.UU. 1960-s

    ¿Cómo es ella en una daga?
    ¿Velocidad 10M? ¿Podría ser un rango de kilómetros 2000? ¿Exactitud para atacar barcos? ¿La presencia de un sistema de ruptura del plasma "capullo" a velocidad hipersónica?
    Y sí, tanto allí como allí está la palabra aeroballistic, así que parece ... pasión. riendo

    Lo sentimos, pero sobre la Daga, ¡solo sabemos por los dibujos animados y las acusaciones infundadas! ¡HABRÁ UN ARTÍCULO SIMILAR SOBRE LA DAGA, LUEGO Y LA COMPARACIÓN! hi
  5. Slaventi
    Slaventi 6 Mayo 2018 10: 31
    0
    Divertido, pero por alguna razón, V.O. Los trolls judíos son en su mayoría pastores ... Tratando de menospreciar nuestros logros. Y eliminar el tema. Otros se comunican con los militares para obtener información, en una palabra, Masad.