Military Review

Libia - independencia ganada con esfuerzo

19



El desierto es un tesoro intacto.
Porque el punto de vista predominante
la impresión más general es que
que el desierto está desierto.
Que nada prevalece en el desierto.
Que el desierto es vacío.
Pero esto no es así.
De hecho, el desierto lo tiene todo.

Ibrahim al-Kuni, escritor libio


De la antigüedad al siglo de las guerras mundiales


Si los países fueran personas, con sus diferentes tipos y experiencias de vida, entonces Libia encajaría aquí en la imagen de un veterano sabio. Imagina una noche oscura y cálida del sur, un fuego, un círculo de personas afines que se han reunido después de un día duro y caluroso para escuchar la historia de un anciano sabio. Sí, ha visto mucho...

¿Qué naciones no han dejado su huella en Libia? historias! Las primeras ciudades de Libia, en su parte occidental, fueron fundadas por marineros fenicios hacia el 1100 a. Sus nombres son poéticos, como una puesta de sol sobre el mar Mediterráneo: Labdah, Sabratha, Eya...

En el siglo V a.C. mi. Estas ciudades fueron conquistadas por Cartago. Casi al mismo tiempo, los colonos griegos se atrincheraron en el este de Libia. En el sur, en los desiertos de Phazania (ahora esta región se llama árabe - Fezzan), surgió un reino de misteriosos Garamants (cómo era esta gente, qué idioma hablaban, qué sistema social tenían - todas estas preguntas siguen sin respuesta). De una forma u otra, Cartago pronto fue víctima de Roma y, con ella, de las ciudades libias. Bajo el dominio romano, finalmente tomó forma la división histórica de Libia en las regiones occidental (Tripolitania) y oriental (Cyrenaica).


Ruinas de la ciudad de Sabratha. Así se veían en 1999.

Pero Roma, contrariamente al dicho, no es eterna. Después del colapso del Imperio Romano, Tripolitania pasó a formar parte del reino de los vándalos y los alanos. Los bizantinos que vinieron de Cyrenaica derrotaron a los vándalos y devolvieron a Libia bajo el ala de la civilización romana. Pero no triunfaron por mucho tiempo: en 643, los árabes conquistaron por completo el país. Su población fue arabizada e islamizada.

Entonces Libia se convirtió en parte del mundo musulmán. En la Edad Media, un solo estado no se desarrolló en sus tierras, y en 1551 el país fue conquistado nuevamente, esta vez por los turcos.


Trípoli otomana en una ilustración inglesa de 1675

El poder otomano en territorio libio era en gran parte nominal. Los comandantes jenízaros, dei, disponían del poder real en las localidades. Se llevaban bien con los árabes y se imbuyeron de la lengua y la cultura árabes. Simplemente pensaron: el sultán está lejos y las cosas deben hacerse aquí y ahora. El "negocio" consistía en comercio marítimo y pirata: en ese momento en la región era una fuente confiable de ingresos, aunque no muy plausible. Sin embargo, a los ojos de un musulmán, robar los barcos de los "infieles" no se consideraba algo reprobable.

Los gobernadores libios del sultán han engordado bastante (en todos los sentidos) con pan de corsario gratis. A principios del siglo XVIII, declararon su independencia de facto de la Sublime Puerta, fundando la dinastía Karamanli. El estado de Karamanli extendió su influencia a Tripolitania, Cyrenaica y una parte importante de Fezzan. Entonces, los jenízaros y los corsarios se convirtieron en los verdaderos fundadores del estado libio en sus fronteras modernas reconocidas.


Mapa francés de Libia de 1707. El cartógrafo marcó varios reinos en él.

La historia del estado de Karamanli merece un relato aparte, que, en alguna ocasión, será contado al lector. Existió durante más de cien años y fue arruinado por un cambio en la situación política en el mundo: después de las Guerras Napoleónicas, las potencias europeas y los Estados Unidos restauraron el orden en el Mar Mediterráneo.

El comercio pirata se ha convertido en nada, los caballeros de la suerte ya se han convertido, recordando la réplica de la película legendaria, no hasta el romance ... ¡Es como si no pudieras estirar las piernas aquí! Pero los autoproclamados monarcas libios no lograron cambiar el rumbo. La dinastía cayó en declive y fue liquidada por los otomanos en 1835. Estambul volvió a subyugar a Libia.


El barco estadounidense USS Enterprise lucha contra un corsario tripolitano. Para un caballero de fortuna, este choque no terminará bien.

La restauración del dominio otomano trajo resultados mixtos. Por un lado, se reavivó el comercio en el país, aparecieron nuevas industrias y se llevaron a cabo reformas largamente postergadas. Por otro lado, los intentos otomanos de "occidentalizar" Libia, ignorando las normas del Islam, junto con una supresión bastante dura de cualquier deseo de independencia, amargaron a los árabes locales. La resistencia a Estambul maduró entre los líderes tribales y la hermandad religiosa de los senuitas. La Hermandad Musulmana tuvo una influencia particularmente fuerte en Cirenaica y en el campo, donde los campesinos y los nómadas del desierto se distinguían por un sincero celo religioso.

Siglo XX sangriento y el deseo de libertad


A principios del siglo XX, Libia (bajo el nombre de "Vilayet de Trípoli") seguía siendo una de las pocas islas estables del Imperio Otomano. Aquí no hubo guerras, ni grandes levantamientos que sacudieran las otras posesiones de la debilitada Puerta. El tiempo pareció detenerse en Libia, la vida patriarcal del pueblo fluía como un río majestuoso y tranquilo, donde cada uno permanecía en sus propios asuntos: los fellahs cultivaban una estrecha franja de tierra fértil a la orilla del mar, los mercaderes viajaban en caravanas hacia el Sahara, Los funcionarios turcos se aburrían en las habitaciones sombreadas de sus residencias. Pero esa fue la calma antes de la tormenta.

En el otoño de 1911, las llamas de la guerra cayeron sobre Libia. La provincia otomana fue atacada por tropas italianas. Su objetivo era la ocupación rápida y decisiva de Libia y su anexión al imperio colonial italiano. La guerra relámpago, sin embargo, no funcionó. En cambio, surgió una guerra sangrienta y prolongada, que rápidamente se deslizó hacia un callejón sin salida posicional.

Junto con los turcos, decenas de miles de voluntarios árabes de todas las regiones de Libia lucharon contra los italianos. Pero el Imperio Otomano ya era demasiado débil para permitirse librar una guerra de desgaste por una provincia pobre y periférica de África. Incluso contra Italia...

En octubre de 1912, los turcos y los italianos firmaron la paz y Libia fue transferida a Roma.

Libia - independencia ganada con esfuerzo

Omar al-Mukhtar es el líder de la lucha de los rebeldes libios contra los colonialistas italianos. Ejecutado en 1931. Las imágenes de la ejecución se han conservado, pero no estarán aquí por motivos de corrección.

Los partisanos libios continuaron su desesperada y heroica resistencia a los colonialistas, impidiéndoles salir de los enclaves costeros. Pronto comenzó una guerra mundial y el ejército italiano retiró la mayor parte de sus reservas a Europa. Esto permitió a los insurgentes libios recuperar el control del país encerrando a los italianos en varias ciudades importantes.

El final de la Gran Guerra y la revolución en Rusia dio a los pueblos conquistados la esperanza de un mundo más justo basado en principios democráticos. Los líderes occidentales han hablado mucho sobre el derecho de las naciones a la autodeterminación. Las fronteras cambiaron, nuevos estados aparecieron en el mapa político. En esta ola, el 16 de noviembre de 1918, los patriotas libios proclamaron la independencia de la República Tripolitana con capital en la ciudad de Gharyan. Pero pronto se convencieron de que la democracia no funciona para todos.

Catástrofe - conquista italiana de Libia


La proclamación de la República Tripolitana no causó ninguna impresión en la comunidad mundial. La mayoría de los países ni siquiera lo saben. E Italia, como el país victorioso en la Primera Guerra Mundial, recibió una carta blanca completa para "restaurar el orden constitucional" en su provincia colonial completamente legal. Lo que los italianos hicieron con gusto.

Los libios resistieron acérrimamente a las tropas coloniales. Pero no tenían ninguna posibilidad de ganar. El poder cambió en Italia, el gobierno fascista reequipó activamente al ejército y la conquista de Libia se declaró un asunto de importancia nacional. Contra vehículos blindados y choque aviación, artillería pesada y química armas los insurgentes libios, armados solo con rifles, estaban completamente impotentes. Para 1932, el ejército italiano había establecido un control total sobre Libia. El líder rebelde Omar al-Mukhtar fue capturado y ahorcado en el campo de concentración de Suluk frente a una multitud de miles.

Para los libios, la conquista italiana fue un desastre nacional. Desde 1911, 550 (!) residentes de Libia han sido destruidos por los colonialistas, y unos 200 más han huido del país. En un vasto territorio que podría encajar juntos Alemania y Francia, en 1932 había sólo 704 mil personas. Trate de comprender estas cifras y podrá evaluar la escala total del desastre que ha caído sobre esta sufrida tierra.


Ciudad de Bengasi bajo el dominio colonial italiano. Segunda mitad de los años treinta. Las damas caminan por las calles bien mantenidas. Hasta hace poco, aquí tuvo lugar uno de los peores genocidios de la historia de África. Y no solo africano, quizás

Pero la sabiduría de las edades dice que no hay nada inequívoco en la historia. Así que los colonialistas italianos, después de haber desangrado y arruinado a Libia, de repente cambiaron radicalmente el vector de su política. El tiempo de la represión ha terminado. Por orden de Roma, se cerraron los campos de concentración donde anteriormente habían estado recluidos decenas de miles de árabes. A todos los que sabían leer y escribir se les garantizaban plenos derechos civiles. Se abrieron clubes culturales para la juventud urbana, se construyeron teatros y hoteles en Tripolitania. En Libia ha surgido una industria del turismo y la recreación cultural, algo que antes era inimaginable. Para ganarse el respeto de los musulmanes, se erigieron nuevas mezquitas, se destruyeron santuarios islámicos, se restauraron lápidas y mausoleos.


Batallón de desembarco libio como parte del ejército italiano. En la batalla contra la sexta división australiana del ejército británico en 6, sufrió pérdidas del 1941 por ciento, pero no abandonó posiciones.

Pero no solo las mezquitas. Los italianos lanzaron una colosal infraestructura, vivienda y construcción agrícola en Libia. De oeste a este se tendió la vía de primera clase Vía Balbia, de unos 1 km de longitud. Ahora desde la frontera con Túnez hasta Egipto se podía llegar en coche. El área de tierra cultivable creció, se construyeron granjas modernas con nuevos equipos. Por supuesto, estaban destinados principalmente a los colonos italianos, que en 800 en Libia vivían alrededor de 1939 mil. Pero parte de las granjas fue transferida a los fellahs árabes.

Además, los italianos construyeron 10 asentamientos "modelo" para musulmanes, cada uno de los cuales tenía una mezquita, una escuela, campos deportivos, un cine y un hospital rural. Todas estas medidas, a pesar de los indescriptibles horrores de la reciente guerra colonial, permitieron suavizar la actitud de la población local hacia los italianos. Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, unos 30 libios ya estaban sirviendo en el ejército italiano, y algunos incluso se unieron al partido fascista.

Independencia ganada con esfuerzo


Durante la Segunda Guerra Mundial, Libia se convirtió en escenario de feroces y prolongados combates. Los números simples le darán al lector una idea de su intensidad. Durante la guerra se desarrollaron 127 batallas en suelo libio, en las que participaron 1,5 millones de soldados y oficiales. El territorio de Libia fue objeto de 3 ataques aéreos. Los ejércitos en guerra han colocado más de 128 minas aquí. Los daños a la infraestructura superaron los 300 millones de dólares. El país estaba completamente arruinado, y la población se empobrecía y se ganaba a duras penas una existencia miserable.

Después de tales sacrificios, Libia merecía, si no una compensación por los daños (nunca siguió), al menos una oportunidad para un futuro pacífico. Esta oportunidad la dio la independencia del país, en la lucha por la que cientos de miles de libios ya han dado la vida. Pero esto fue muy difícil.


Derrotado aeródromo italiano en Trípoli tomado por los aliados. Por desgracia, la mayor parte de la destrucción en Libia no ocurrió en instalaciones militares.

Durante la Segunda Guerra Mundial, las potencias occidentales convirtieron a Libia en un gran punto de apoyo militar. Solo en el sur de Libia se construyeron 27 aeródromos militares de la Fuerza Aérea Francesa. Las bases británicas estaban ubicadas en Tripolitania y Cyrenaica, y cerca de Trípoli los estadounidenses construyeron un gran aeródromo, Wheelus Field. Los futuros aliados de la OTAN no querían desprenderse de todo este esplendor.

Los británicos confiaron en Idris-as-Senusi, el líder de la hermandad Senussi y un aristócrata muy respetado entre la gente. Idris era un político talentoso, ciertamente un líder fuerte y tenía una gran influencia en Cyrenaica. Es cierto que pasó más de 20 años de su vida en el exilio. Idris, a su vez, vio a los británicos como un contrapeso a la política francesa e italiana en la región. Al abandonar formalmente sus reclamos sobre Libia, Roma no dejó esperanzas de venganza política en su antigua colonia. Los franceses, completamente desvergonzados de nadie, ocuparon Fezzan y no tenían la intención de abandonarlo. Los estadounidenses también jugaron su juego en Libia, maniobrando traidoramente entre los lados de la división neocolonial.

Este gran juego alcanzó su clímax en abril de 1949. Luego, los ministros de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña e Italia, Bevin y Sforza, acordaron un proyecto de resolución sobre el futuro de Libia. El “Plan Bevin-Sforza” proponía dividir Libia en tres partes (“¡toma todo, pero divide!”): Dar Tripolitania a Italia, Cirenaica a Gran Bretaña y dejar Fezzan a los franceses. Estados Unidos se comprometió a actuar como mediador en este dudoso caso. El plan fue terrible en su cinismo: Libia se entregó a la ocupación conjunta del bloque de la OTAN.

Para gran pesar de los "socios occidentales", su proyecto no se materializó. Estallaron disturbios masivos en Tripolitania, hubo que introducir toques de queda en las ciudades y casi todas las instituciones y tiendas cerraron, el crepitar de las ráfagas automáticas se escuchaba en las calles de vez en cuando: las guarniciones británicas "calmaron" a la gente enfurecida. El país estaba amenazado con un levantamiento masivo. En esta situación, incluso Idris, leal a Occidente, no se atrevió a apoyar la resolución anglo-italiana. Además, la URSS abogó constantemente por una Libia unida e independiente, que podría acudir en ayuda de los patriotas locales. La OTAN tuvo que cambiar el concepto sobre la marcha.


El futuro rey Idris I en su mejor momento

En junio de 1949, los británicos reconocieron la independencia de Cyrenaica bajo Emir Idris. Sin embargo, esto no tuvo mucho efecto, ya que el resto de movimientos patrióticos de Libia, en particular en la Tripolitania más poblada, no reconocieron ningún intento de fragmentación del país. Los patriotas vieron el futuro de Libia de diferentes maneras, discutiendo sobre formas de gobierno monárquicas y republicanas, estructuras unitarias y federales, pero todos defendieron un solo país e indivisible.

El proceso se inició en noviembre de 1949, cuando una resolución de la ONU decidió otorgar la independencia a Libia hasta el 1 de enero de 1952. Se convocó la Asamblea Nacional, que estableció en Libia la creación de un estado federal encabezado por un monarca constitucional. Idris-as-Senusi se convirtió en el monarca, por falta de candidatos más adecuados que pudieran satisfacer a todos. Ahora es el rey Idris I y su estado es el Reino Unido de Libia.

Reino de Libia


El 1951 de diciembre de XNUMX, el nuevo estado recibió oficialmente su registro en el club de los poderes independientes. Tuvo dos capitales, Trípoli y Bengasi, como símbolo de la unidad e igualdad de Tripolitania y Cirenaica. El propio rey vivía en Benghazi con su familia y un séquito numeroso.

El legado del rey Idris no fue el más lujoso. Y eso es decirlo suavemente. Libia era uno de los países más pobres del mundo, con una economía que apenas daba señales de vida. La industria solo existía en la ciudad de Trípoli, donde funcionaba una fábrica de tabaco y fábricas de conservas. El rey también tenía pocos súbditos: según el censo de 1954 (durante el cual a los habitantes de Libia se les prohibió salir de sus hogares, sentarse y esperar hasta que todos fueran enumerados), no más de 1 millón 100 mil personas vivían en el país. Este número no incluía a los nómadas del desierto (¿cómo se los atrapa?) ni a los inmigrantes extranjeros que venían a trabajar de temporada desde Túnez. El destino de las minorías nacionales tampoco quedó claro: alrededor de 45 mil colonos italianos, así como griegos, malteses y judíos. En un estado que se declaró islámico al nivel de la Constitución, su futuro seguía siendo vago.


Residencia "de repuesto" del rey Idris en Trípoli. El rey no era en modo alguno un asceta, vivía a lo grande y durante su reinado en Libia, junto con el éxito económico, se observó una escala de corrupción sin precedentes.

Sin embargo, el rey Idris era una persona bastante tolerante (en el buen sentido de la palabra) y bastante ajeno a la agresión y la violencia. Siempre prefirió negociar. Al rey no le convenía la persecución de las minorías, y en política exterior siguió una línea de orientación hacia las potencias occidentales y de no injerencia en los asuntos de los países vecinos. Esto tuvo sus pros y sus contras: sin expulsar a los militares extranjeros de Libia, Idris perdió credibilidad ante los ojos de sus súbditos y en el mundo árabe.

Por otro lado, los pagos angloamericanos multimillonarios por el arrendamiento de bases militares permitieron mantener la economía a flote. Las buenas relaciones con Occidente también garantizaron el apoyo estable de las organizaciones financieras internacionales. Los ingenieros y geólogos occidentales han estado trabajando fructíferamente en el desarrollo de depósitos minerales en Libia. Fueron estas obras las que estaban destinadas a cambiar el rostro y la historia del joven estado.


Los constructores de una nueva Libia. Los estudiantes estudian intensamente en la universidad nacional, fundada en 1955 por decreto del rey Idris. Se construyeron edificios universitarios en Bengasi y Trípoli con apoyo financiero de EE. UU. y Egipto

El oro negro y el fin del gobierno real


La exploración de petróleo en Libia ha sido realizada por especialistas estadounidenses por invitación del rey desde 1955. La condición principal era una distribución equitativa de los ingresos de la producción: el 50 por ciento de la empresa minera y el 50 por ciento del estado. El trabajo ha dado buenos frutos. En 1961, la industria petrolera aportó $3 millones al presupuesto. Durante los siguientes ocho años, las exportaciones de petróleo aumentaron más de 151 veces (¡!), alcanzando la cifra de 151,7 millones de toneladas. La producción de petróleo de Libia incluso logró superar la de Arabia Saudita. Fue un verdadero boom petrolero.

De ser el país más pobre, Libia se ha transformado rápidamente en una nación joven en desarrollo dinámico. Ya en los primeros años del auge petrolero, más de cien mil libios estaban involucrados en el trabajo de la industria nacional. El empleo en la agricultura disminuyó en 80 mil personas. La urbanización avanzó a un ritmo rápido. Y para 1964, el 24 por ciento de la población de Libia vivía en ciudades, y ese número siguió aumentando. La población total del país casi se ha duplicado. Sí, Libia estaba entrando en una nueva era de su desarrollo.

Pero en esta nueva era, ya no había lugar para viejos enfoques. La reestructuración de la base económica del país también dio vida a cambios políticos drásticos (aquí es hora de que triunfen los marxistas, su teoría sobre la base y la superestructura encontró aquí su confirmación). Y estos cambios no se hicieron esperar.

Creció el descontento de la población con la política del rey Idris. Fue acusado de muchos cargos, tanto de apropiación indebida de los ingresos del petróleo como de apoyo insuficiente a la lucha del mundo árabe contra Israel.

¿Cómo es que la Libia más rica se mantiene al margen de la guerra intransigente contra el sionismo? Tales preguntas fueron formuladas por muchos oficiales del Ejército Real. Y fue de entre ellos de donde provino la oposición más rígida al régimen monárquico. El grupo de "Oficiales Libres" de Cirenaica, formado por Muammar Gaddafi, Abdel Jelloud y Abu Bakr Yunis Jabber, proclamó como objetivos la retirada total de las tropas extranjeras de Libia, reformas radicales del orden social y la política de solidaridad árabe.

Los "oficiales libres" han logrado su objetivo. El 1 de septiembre de 1969 organizaron un golpe militar, que fue un éxito rotundo y contó con el apoyo del ejército. El rey Idris fue depuesto y se refugió en El Cairo. La antigua Libia monárquica está muerta. Dio paso a una república, se pasó otra página de la historia de Libia, se avecinaba una era completamente nueva, verdaderamente única y dolorosamente contradictoria en la vida de un antiguo estado. Definitivamente merece una historia separada y detallada. Bueno, nuestro viaje africano termina hoy.

Fuentes y literatura:
1. Egorín. A. Z. Historia de Libia, siglo XX - M .: IV RAS, 1999.
2. Proshin. N.I. Historia de Libia en los tiempos modernos: (mediados del siglo XVI - principios del siglo XX) - M .: Nauka, 1981.
3. Vidyasova. MF Libia. ¿Hacia dónde va el país de las 140 tribus? – M.: Sadra, 2019.
autor:
19 comentarios
Anuncio

Suscríbase a nuestro canal de Telegram, regularmente información adicional sobre la operación especial en Ucrania, una gran cantidad de información, videos, algo que no cae en el sitio: https://t.me/topwar_official

información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.
  1. Luminman
    Luminman 12 Agosto 2022 05: 17
    -1
    El "negocio" estaba en el mar y la piratería: en ese momento en la región era una fuente confiable de ingresos

    Los recién creados EE.UU. para luchar contra la piratería en el Mediterráneo incluso enviaron allí sus buques de guerra. Sin embargo, no pudieron derrotar a los piratas, y el almirante que comandaba este escuadrón fue a juicio...
  2. parusnik
    parusnik 12 Agosto 2022 06: 01
    +2
    En el siglo V a.C. mi. Estas ciudades fueron conquistadas por Cartago.
    Cartago, también fundada por los fenicios.. Era apropiado escribir que Labdah, Sabratha, Eya, unieron Cartago bajo su dominio.
  3. 3x3zsave
    3x3zsave 12 Agosto 2022 06: 42
    0
    Un buen artículo de revisión, estaría en la sección "Historia", pero ay, ah ...
    1. kor1vet1974
      kor1vet1974 12 Agosto 2022 08: 41
      +2
      Un buen artículo de revisión, estaría en la sección "Historia", pero ay, ah ...
      Estoy de acuerdo contigo. hi
  4. kor1vet1974
    kor1vet1974 12 Agosto 2022 08: 26
    +2
    La Hermandad Musulmana tuvo una influencia particularmente fuerte en Cirenaica y en el campo, donde los campesinos y los nómadas del desierto se distinguían por un sincero celo religioso.
    "Hermanos musulmanes", en vano equiparáis este término con la hermandad religiosa de los senusitas. No se trata de dos organizaciones diferentes: Sanusiya es una orden religiosa y política sufí de Libia y Sudán, fundada en La Meca en 1837, y los Hermanos Musulmanes, fundados en 1928 en Egipto, también son una organización religiosa y política, pero sus puntos de vista difieren algo. Además, los "Hermanos" se posicionan como una organización internacional y los Senusitas extendieron su influencia en Libia, en Sudán sus posiciones no eran tan fuertes y pronto perdieron su influencia.
  5. kor1vet1974
    kor1vet1974 12 Agosto 2022 08: 40
    +2
    En mayo de 1981, se estrenó El león del desierto, protagonizada por Anthony Quinn como el líder tribal libio Omar Mukhtar. Recibió críticas positivas de los críticos, pero tuvo un mal desempeño en taquilla, recaudando 1,5 millones de dólares en todo el mundo, a pesar de un presupuesto de 35 millones de dólares. fue prohibido en Italia en 1982 y solo se emitió en la televisión de pago en 2009.
    1. 3x3zsave
      3x3zsave 12 Agosto 2022 08: 43
      +1
      Hmm, obviamente no "Los Cañones de la Isla Navarron"...
      1. kor1vet1974
        kor1vet1974 12 Agosto 2022 09: 02
        +2
        De todos modos, los libios filmaron la película ellos mismos, con estrellas invitadas, aquí también es necesario señalar la opinión pública negativa hacia Libia, esto también afectó el alquiler. La película fue rodada para el público occidental, pero sin embargo, según la crítica internacional, la película salió bien.
        1. 3x3zsave
          3x3zsave 12 Agosto 2022 09: 23
          +1
          Por eso, en Rodas, Queen sigue siendo muy popular. Incluso llamaron a la bahía en su honor.
          1. kor1vet1974
            kor1vet1974 12 Agosto 2022 09: 29
            +2
            ¿Sigue vivo el recuerdo de cuando se rodó la película Cañones de Navarrón?
            1. 3x3zsave
              3x3zsave 12 Agosto 2022 09: 39
              +2
              Sí. Anthony Queen Bay es ahora un famoso centro de buceo. Visité allí en 2015.
              1. kor1vet1974
                kor1vet1974 12 Agosto 2022 09: 48
                +2
                Visité allí en 2015.
                Sobre cómo! sonreír
  6. Stirbjorn
    Stirbjorn 12 Agosto 2022 08: 41
    0
    Me gustó el artículo, aunque estoy de acuerdo en que debería colocarse en la sección de "historia". Y luego vendrán corriendo los kadafistas-patriotas. Después de todo, el autor invadió lo sagrado de que el desarrollo de Libia comenzó con el rey, y el amante de la geopolítica arruinó todo al final.
    1. 3x3zsave
      3x3zsave 12 Agosto 2022 08: 49
      +2
      "amante de la geopolítica"trató de construir un nuevo" centro de poder ", que fue muy desagradable para los partidarios de un mundo unipolar.
    2. kor1vet1974
      kor1vet1974 12 Agosto 2022 09: 08
      +2
      Después de todo, el autor invadió lo sagrado de que el desarrollo de Libia comenzó con el rey.
      Sí, pero el autor explicó las razones del derrocamiento del rey. ¿Y luego mejoró después del derrocamiento de Gaddafi?¿Vivió Libia una vida pacífica? Está hecho pedazos, como intentaron hacerlo a mediados del siglo XX, así lo indica el artículo.
      1. Stirbjorn
        Stirbjorn 12 Agosto 2022 10: 45
        -2
        Cita: kor1vet1974
        ¿Y luego mejoró después del derrocamiento de Gaddafi?¿Vivió Libia una vida pacífica? Está hecho pedazos, como intentaron hacerlo a mediados del siglo XX, así lo indica el artículo.
        No fue así, es solo culpa de Gaddafi. Usurpó el poder, aplastó todos los ingresos del petróleo bajo su familia, se involucró en el terrorismo (explosiones de aviones), estafó regularmente a todos (incluida Rusia con una deuda con la URSS). Así que había menos razones para derrocar al rey (nunca he sido monárquico) que para derrocar a Gaddafi.
        Y podría convertirse en un estado como SA hi
  7. bandabas
    bandabas 12 Agosto 2022 18: 09
    0
    Todo esta bien. Lamentablemente, solo la URSS ya no existe.
  8. ycuce234-san
    ycuce234-san 12 Agosto 2022 22: 36
    0
    Libia era uno de los países más pobres del mundo, con una economía que apenas daba señales de vida. ...Este número no incluye a los nómadas del desierto (¿cómo atraparlos?) ni a los inmigrantes extranjeros que vinieron a trabajar de temporada desde Túnez.


    Y de todos modos, la economía era suficiente para hacerlo atractivo para los trabajadores invitados. Vivían (en el período anterior al petróleo), al parecer por la industria conservera y los puertos -empieza la temporada y vienen los tunecinos a trabajar, se acaba la temporada y se venden y sacan de los puertos las conservas vegetales- ya está, la " llega la "temporada muerta" y sólo de vez en cuando alguien llega a los puertos para el servicio.
  9. Camarada kim
    Camarada kim 20 Agosto 2022 15: 51
    -1
    Cita: Stirbjorn
    podría convertirse en un estado

    Libia era uno de los países más ricos de África. Gente de toda África vino a trabajar allí.
    Cualquier rareza de M. Gaddafi fue más que compensada por el alto nivel de vida de los libios.
    ¿Destronado al rey? Y qué. Toda la historia del mundo occidental y América es un baño de sangre. Es solo que ahora han aprendido a eliminar rápidamente los restos de sesos y manchas de sangre.