Húngaro "familiares" Kalashnikov rifle de asalto

Armaque se distingue por su simplicidad, producción y características de bajo costo, generalmente se aparta en todo el mundo por numerosas copias que se realizan en diferentes estados con diferentes nombres, pero la base sigue siendo baja. Así, los ejemplos más destacados de este fenómeno pueden ser muestras tan conocidas como el Colt M1911 y el rifle de asalto Kalashnikov. En el artículo anterior sobre distantes y no muy parientes de AK, ya había una descripción de lo que se creó sobre la base del rifle de asalto Kalashnikov en Yugoslavia, en el que propongo conocer lo que se produjo bajo licencia de la URSS en Hungría.

Todo comenzó con el hecho de que en 1955, en Budapest, comenzaron a organizar la producción de su propia versión de AK47. Esta arma era una réplica completa del AK soviético, era bastante simple y relativamente confiable en ese momento, pero era muy costosa de producir, principalmente debido al hecho de que el receptor estaba molido. Fue designado como AK-55 y fue puesto en servicio con bastante rapidez. Ya en 1959, la producción en masa se estableció para satisfacer las necesidades del ejército en esta arma. La ametralladora utilizada cartuchos 7,62x39, tenía una longitud total igual a milímetros 870, con una longitud de barril milímetros 415. Comía en tiendas de cajas desmontables con una capacidad de cartuchos 30. Tenía bastante peso debido al receptor fresado, que era el kilogramo 4,2. La velocidad de disparo fue de 600 por minuto, pero la velocidad inicial de la bala fue de 730 metros por segundo. Por lo tanto, esta arma tenía dos inconvenientes importantes: el peso y el costo de producción. Se requirió una actualización para deshacerse de ellos, y se produjo en el año 1963.

En 1963, el ejército húngaro comenzó a recibir no solo una versión más barata de armas, sino también la mejor en rendimiento. Fue modernizado por las fuerzas de los diseñadores húngaros y, a diferencia de su predecesor, tenía muchas diferencias con la contraparte soviética, en este caso AKM. Lo primero que se debe tener en cuenta es la aparición de un asa adicional debajo del antebrazo del arma, que se ha convertido en el sello distintivo de todos los demás Kalashnikov húngaros. Tampoco se puede ignorar el hecho de que el antebrazo se convirtió en metal y no cierra el tubo para eliminar los gases en polvo del orificio del arma. Cabe destacar que el nuevo guardamanos de metal se realizó como una continuación del receptor, que se estampó, lo que redujo el costo y el peso del arma. Muy a menudo, estas armas se pueden encontrar bajo el nombre de АМD-63, que puede ser más cierto, ya que si en el primer caso se trataba de una copia completa del AK, entonces el trabajo de los diseñadores húngaros, que trabajaron mucho en el arma, es claramente visible. El arma se ha vuelto un centímetro más largo en 1 - milímetros 880, pero perdió un kilogramo de 1 - un kilogramo de 3,2. El cañón tiene la misma longitud de mm 415, la velocidad de disparo: disparos de 600 por minuto, la velocidad de la bala en el cañón de 730 metros por segundo. Alimenta armas de tiendas con una capacidad de munición 30.


Dado que los tipos anteriores de armas tenían un extremo fijo de madera, había una aguda escasez de armas de una forma más compacta, pero al mismo tiempo no más grande que el modelo más grande. Esta arma fue la AMD-65. La nueva máquina ha recibido no solo un tope tubular con un tope metálico y una mancha de goma, sino también un cañón más corto, cuya longitud era igual a milímetros 317. El arma recibió un compensador de retroceso del freno de boca más efectivo, que hizo que disparar fuera más cómodo y, lo más importante, más preciso, especialmente cuando se dispara en ráfagas continuas. La pistola y los brazos adicionales del arma fueron hechos primero de madera, y luego de plástico.

Otro punto importante de esta arma fue que obtuvo distribución no solo en su país de origen, sino que también se suministró activamente a países de África, Oriente Medio y América del Sur. Así que esta arma resultó ser bastante famosa, aunque el rifle de asalto Kalashnikov seguía siendo un rifle de asalto Kalashnikov, incluso quitaba el extremo delantero y ponía un asa extra, aunque no los cambiaba. La longitud de la máquina con la culata extendida fue de 847 milímetros, con los milímetros plegados de 648. Como se indicó anteriormente, la longitud del cañón era igual a 317 milímetros, el peso del arma era 3,12 kilogramo. El cañón más corto tuvo un impacto negativo en la precisión de los disparos con disparos únicos, y claramente no benefició a la velocidad de la bala disparada con tal arma. Sin embargo, este autómata mostró una precisión significativamente mayor cuando disparó en ráfagas largas que sus parientes, que tienen una longitud más larga con un barril en milímetros 415. Además de la versión militar del arma, también había una versión civil, que privaba de la posibilidad de un disparo automático, dejando solo la carga automática. Curiosamente, la versión civil del arma tenía un tope plegable y uno fijo, también se exportaba a otros países, pero solo para la población civil. No hubo diferencias externas obvias entre las armas.

En 1969, el ejército húngaro exigió otra mejora de armas. El requisito principal era utilizar granadas de rifle siempre que sea posible, por lo que la ametralladora AMP-69 pudo bloquear el escape de los gases en polvo, y también instalar una boquilla para estas municiones interesantes en lugar de un pararrayos. Cabe destacar que para disparar tales granadas se hizo incluso una tienda especial, con una capacidad de cartuchos en blanco 5. Esto, por supuesto, no se limitó a las armas, además de todo lo demás, recibió un amortiguador en el diseño de la culata. Además, el rifle consiguió una montura para el visor óptico en el lado izquierdo del arma, sin embargo, se usó principalmente visor óptico de pequeña multiplicidad. Esta arma causó mucho ruido entre aquellos que ya se habían adherido a las versiones anteriores de ametralladoras. El hecho es que la nueva máquina no tenía un asa adicional, en lugar de eso se instaló un guardamanos de plástico, con agujeros de refrigeración en la parte inferior. En 1974, esta máquina se convirtió en el arma principal del ejército húngaro, y en 1975, fue adoptada por la policía. La longitud de la máquina con el tope doblado es de 640 milímetros, con los milímetros de 920 desplegados. El peso del arma es 3,12 kilogramos, la longitud del cañón es igual a 317 milímetros, lo que limita el rango máximo de uso del arma, y ​​en presencia de un visor óptico, esto es claramente un signo negativo.

Pero todas estas fueron muestras almacenadas para 7,62х39, y el mundo entero cambió a municiones de bajo impacto. En Hungría, sucedió en 81. Más bien, sucedió mucho más tarde, pero el año 1981 obtuvo una licencia para la producción de AK74. El nuevo modelo fue nombrado NGM-81, es una réplica exacta del rifle de asalto soviético Kalashnikov para cartuchos 5,45, pero bajo esta munición se lanzaron armas en cantidades muy limitadas. Dado que Hungría ha cambiado su orientación hacia el bloque de la OTAN, pronto apareció una versión de la máquina automática para cartuchos 5,56, que utiliza almacenes estándar de M16 a la alimentación. Esta arma todavía está en servicio con el ejército húngaro. Existe en dos versiones con un tope plegable y fijo. La longitud máxima de milímetros 940, con la culata doblada de milímetros 700. Máquina de pesas 3,07 kilogramos, longitud barril 415 milímetros. El alcance efectivo de disparo es igual a 500 metros, por lo que el arma resultó ser bastante interesante como resultado.

Estos son los autómatas que se produjeron aquí en Hungría, por supuesto, son pocos y no son muy diferentes de los AK, pero aún así esta es un arma ligeramente diferente.




Húngaro "familiares" Kalashnikov rifle de asalto
autor:
Fotos utilizadas:
Wealandland.ru
Ctrl entrar

Notó un error Resalta texto y presiona. Ctrl + Enter

4 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión