Military Review

Los robots de insectos están listos para entrar al servicio.

11
Recientemente, se ha prestado más y más atención a la robótica, incluso en la esfera militar. Esto es típico de muchos países del mundo, incluida Rusia. Pero cuando hablan de robots militares, por lo general se refieren a robots humanoides o más bien a unidades de combate serias, portadoras de varios sistemas de armas. Sin embargo, el mundo de los robots modernos es mucho más multifacético. Por ejemplo, los desarrolladores estadounidenses prestan gran atención a las soluciones en miniatura, trabajando en la creación de "robots-insectos" militares.

La creación de sistemas robóticos es una de las direcciones modernas del desarrollo de equipos militares. Este es un proceso bastante costoso, pero se justifica completamente. Se cree que una vez que los robots sean capaces de reemplazar a una persona al resolver muchas misiones de combate, salvará vidas humanas. Existe una dirección y un caso especial: el desarrollo de robots militares en miniatura, que se crean principalmente para resolver varias tareas de reconocimiento. Con inteligencia, los asistentes robóticos en miniatura pueden hacerlo mucho mejor que los humanos.

Cada año, el Pentágono y otras agencias de seguridad de los EE. UU. Envían más de 10 miles de millones de dólares a la Agencia de Investigación de Defensa Avanzada (DARPA), que supervisa la investigación de ingeniería y militar. La mayor parte de este dinero se destina a la creación de dispositivos cibernéticos de combate que podrían utilizarse de forma independiente en el campo de batalla. Estos desarrollos incluyen, por ejemplo, el diseño de un vehículo blindado ligero con tecnología de vehículo terrestre X, que puede estar listo en años 5-6. Con las armas, tal máquina podrá actuar independientemente en el campo de batalla.

Sin embargo, no menos importante es el trabajo en la creación de dispositivos en miniatura autónomos que pueden recopilar información de inteligencia táctica. Por ejemplo, en Europa, están trabajando seriamente para crear un sistema ISTAR de inteligencia, vigilancia y focalización. Así que el integrador de sistemas de Alemania, DCS (Data Capture Systems), dijo que su nuevo sistema de reconocimiento Falcon ISTAR, que consiste en un giroplano monoplaza y una estación de procesamiento de información terrestre, estaba interesado en la división de élite de la Bundeswehr KSK, así como en la Fuerza Aérea de Arabia Saudita y la Guardia Real. Bahrein. Estos tres clientes potenciales comprarán más de un sistema, y ​​la Fuerza Aérea de Arabia Saudita está pensando en adquirir 50-60 con tales dispositivos de control de fronteras.



Según el fabricante, el autogiro también se puede utilizar en una versión no tripulada. La hora de su operación le cuesta a 150 dólares, mientras que la hora de operación de un helicóptero con capacidades comparables en dólares de 500. El sistema ISTAR de Falcon creado puede usarse para patrullar ciertas áreas, escoltar columnas, monitorear la seguridad en el mar, designación de objetivos. Esta unidad puede ser transportada por el aire por hasta 6 horas, alcanzar velocidades en 190 km / hy cargar una carga útil de hasta 200 kg. El dispositivo es capaz de transmitir la inteligencia recopilada a 100 km.

En los Estados Unidos, también están trabajando en este programa, desarrollando activamente un componente de aire que estaría repleto de varios dispositivos de vigilancia y sensores. El dispositivo se llama "estupa". Sin embargo, sería difícil confundirlo con insectos. El tamaño de la "estupa" es comparable al tamaño de un ganso. Dichas dimensiones son bastante apropiadas en las operaciones de primera línea, pero para llevar a cabo delicadas misiones de espionaje, el dispositivo es demasiado grande, requieren "dispositivos ocultos".

Para estos fines, el robot ideal que se desarrolló en el laboratorio de Lockheed Martin. Es un avión totalmente controlado, que se disfraza con éxito como una semilla de arce. Es difícil decir cómo se utilizará esta invención en la práctica, pero está claro que un vehículo volador en miniatura de este tipo puede convertirse en un excelente robot de espionaje indispensable. El dispositivo no puede distinguirse visualmente de las semillas ordinarias de arce, que es familiar para muchos. Con un peso de solo 10 gramos y un centímetro de longitud 4, esta unidad está equipada con un motor en miniatura, batería, microchip y cámara de video. Dicha "semilla" puede iniciarse hasta una distancia de un kilómetro desde 1 utilizando un motor existente. Después de eso, el motor se apaga y el robot, girando, cae silenciosamente al suelo, mientras transmite la imagen resultante a través de la radio. Esta unidad puede ser utilizada efectivamente en entornos urbanos.

En su mayor parte, los desarrolladores de robots en miniatura toman prestadas ideas y soluciones de diseño que han sido propuestas por la propia naturaleza. Esto se debe no solo al deseo de enmascarar los dispositivos, sino también a las combinaciones óptimas de capacidad entre países, consumo de energía y velocidad de movimiento de los "mecanismos" vivos. Vale la pena señalar que algunos desarrollos universitarios en el campo de la biónica no se pueden conectar directamente con los desarrollos en el campo del espionaje militar y la inteligencia. Pero a medida que obtienen resultados positivos, sus creadores comienzan a pensar en las posibilidades adicionales de usar sus dispositivos. Por ejemplo, un profesor de la Universidad de Essex, Huosheng Hu, diseñó y ensambló un pez robot que aparentemente es muy difícil de distinguir del real: la misma estructura de movimiento, la misma forma, la misma velocidad de movimiento. Huosheng Hu afirma que su robot será útil para encontrar fugas en las tuberías. Es posible que una vez que este pez inteligente sea de interés para los representantes de la realeza flotaquien podría usarlo como explorador. Desarrollos similares también están en marcha en los Estados Unidos. Un ejemplo es el proyecto Silent Nemo, en el que se creó un robot parecido al atún y con un peso de 45 kg.



Si hablamos de moscas y mosquitos creados por el genio humano, la información sobre tales robots es muy exagerada. En este momento, el robot más pequeño, parecido a un insecto, que puede realizar un vuelo ondulante es el mecanismo desarrollado en la Universidad de Toronto, que recibió la designación de "Mentor". Pero su tamaño está lejos del tamaño del insecto. El dispositivo alcanza una longitud de 30 cm y pesa 0,5 kg. En tamaño, se parece más a un pollo. A este respecto, un dispositivo de este tipo es muy inferior al de un avión ordinario, pero en miniatura. Por ejemplo, en la exhibición de robots en Japón, 5 se mostró hace unos años en un helicóptero con un motor eléctrico que pesaba solo 9 gramos, la altura del dispositivo era solo de 7 cm.

Es cierto que en el extranjero en DARPA seriamente esperamos un milagro. Periódicamente, la agencia gasta dinero en proyectos que están dirigidos a la creación de cibernasekoms, y no mecánicos, sino bastante vivos. Con un intervalo de casi 3, dos compañías diferentes se dedicaron a insertar microchips en pupas de abejas. Cuando finalmente se formaron en abejas adultas, las fichas tenían que proporcionar control sobre sus acciones. Se planificó utilizar tales "ciberpacs" para buscar explosivos. En parte, los insectos ejecutaron los comandos del operador. Pero, sobre todo, fue guiado por sus propios instintos principales: la búsqueda de alimentos y la reproducción.

Pero el desarrollo de robots similares a insectos saltando y corriendo se está desarrollando mucho más exitosamente. Entonces, la ingeniera Sarah Bergbraeter de la Universidad de California en Berkeley pudo diseñar un prototipo de robot para pulgas que puede saltar en altura, hasta 30 veces la altura de su cuerpo. Creada en California, la pulga solo pesa 10 mg y su longitud es de 7 mm. Actualmente, el trabajo en este proyecto está solo en la etapa inicial, por lo que es demasiado pronto para hablar sobre la instalación de algunos equipos o sensores en un robot de pulgas.

El robot estaba equipado con electrónica de control, así como varios sistemas microelectromecánicos (MEMS), que accionan las partes móviles del robot y el mecanismo para realizar saltos con un solo pie retráctil. Para que esta pierna pudiera "disparar" bruscamente, empujando al robot hacia adelante, el creador le proporcionó la banda de goma más pequeña del mundo, que tiene un espesor de micrómetros 9 y una longitud de 2 mm. Este caucho fue cortado con un láser de una delgada lámina de silicona. Dado que el poder del prototipo creado del robot es muy pequeño, se utilizaron las siguientes tácticas para su movimiento efectivo: los motores electrostáticos en miniatura apretaron la goma y la soltaron abruptamente. La corriente para el funcionamiento del motor debe proporcionar unos pequeños paneles solares que se instalan en la parte posterior del robot.



La idea de una mecánica de movimiento similar fue tomada de una pulga, lo que inspiró a Sarah Bergbreiter a crear su robot en miniatura. La diferencia es que el insecto acumula energía para saltar en una proteína especial parecida al caucho, que inicialmente se comprime lentamente y luego se libera abruptamente, disparando una pulga al aire. Tras realizar una serie de experimentos con su robot, Sarah comprobó que su pulga de robot miligramo 10 podía hacer un salto en 400 mm horizontalmente y 200 mm arriba.

Y los científicos de la Universidad de Carnegie-Milon lograron éxitos bastante convincentes en la creación de robots de auge del agua. Su producto Water Strider Robot con dimensiones 12 en 12 mm y 1 gramos de peso puede navegar en sus patas 6, hechas de cables de acero, cubiertas con un plástico especial repelente al agua. Al mismo tiempo, el robot puede cargar un peso de 10 gramos en su parte posterior. Los zancos de agua ordinarios evitan su inmersión en agua al distribuir una masa bastante pequeña de su propio cuerpo en las piernas alargadas, que están cubiertas con pelos en miniatura, lo que aumenta significativamente la flotabilidad debido a la presencia de aire a su alrededor.

Sin embargo, un microrobot creado por científicos con un peso ya pesa 11 gramos, que es aproximadamente 1100 veces más que el peso de un zancudo de agua común. Por esta razón, el robot tiene que hacer un esfuerzo mucho mayor para alejarse de la superficie del agua, y esto conlleva un gran riesgo de romper la tensión superficial existente y sumergir todo el dispositivo en el agua. Para resolver este problema, los científicos han aplicado el método de modelado por computadora para estudiar todas las fuerzas que actúan sobre las patas de apoyo de Waterman. Después de eso, llegaron a la conclusión de que para apoyar las piernas del robot zancudo mientras se puede mover alrededor del agua e incluso hacer saltos en la superficie del agua, es necesario aplicar superhidrofóbicos. En otras palabras, materiales impermeables.

Los robots de insectos están listos para entrar al servicio.


Si hablamos del sistema de control de este robot en miniatura, incluye un reductor y motores DC en miniatura, que permiten que el robot salte sobre la superficie del agua en 35 cm de longitud y en 14 cm de altura. Además, el robot en miniatura creado cuenta con la facilidad de evadir varios obstáculos y alta movilidad, lo que le brinda un alto potencial para monitorear la calidad del agua o llevar a cabo misiones de observación y reconocimiento.

Paralelamente al trabajo para mejorar la estructura de soporte de los robots en miniatura, se está trabajando en el equipamiento de toda esta fraternidad de sistemas robotizados similares a insectos con una variedad de sensores, micrófonos y cámaras de vigilancia. La investigación también se lleva a cabo en el campo de su dotación de inteligencia colectiva. Y tal movimiento también fue supervisado por científicos de la naturaleza, ya que los insectos siempre han sido fuertes en sus acciones coordinadas e innumerables números.

El mayor éxito en esta área fue alcanzado por un grupo de científicos de Francia, Bélgica y Suiza, que crearon varios prototipos de robots InsBot. Ahora los expertos están trabajando en el desarrollo de software, con la ayuda de varias docenas de cucarachas similares, que obedecen el algoritmo de "familia de enjambres" que es único para ellos, ayudarán en el estudio de lugares de difícil acceso: edificios y estructuras de emergencia, zonas de desastre provocadas por el hombre y cuevas. Podrán elaborar planos detallados para las instalaciones y tomar medidas de radiación, temperatura y realizar análisis de suelo y aire.



El robot verde se parece menos a una cucaracha, y sus dimensiones se parecen más a una caja de fósforos: longitud - 30 mm, ancho - 41 mm, altura - 25 mm. El robot recibió dos procesadores 16 MHz, sensores infrarrojos 10 y una cámara. Además, está equipado con dos motores eléctricos que ponen en marcha un par de sus ruedas. Vale la pena señalar que las diferencias externas de las cucarachas reales "en el tambor". Lo principal es que InsBot se mueve como una cucaracha y huele a cucaracha. Las cucarachas reales pueden llevarlo a su compañía. Según los científicos, este robot en miniatura es un logro importante en el campo del control humano sobre el mundo animal. Ya, InsBot es capaz de penetrar en grupos de cucarachas reales y cambiar el patrón de su comportamiento.

Según los científicos, después de un tiempo, tal cucaracha puede incluso "alimentarse" a sí misma de forma independiente. Los investigadores que trabajan en la Universidad Case Western Reserve, ubicada en Cleveland, han encontrado una forma de convertir los productos orgánicos en energía eléctrica. Es decir, a la larga, la robot-cucaracha InsBot podrá funcionar sin recargarse durante un tiempo arbitrariamente largo, simplemente devorando la materia orgánica que encuentra en su camino. En su estado actual, InsBot ya tiene algunas de las ventajas mencionadas anteriormente. Él es capaz de copiar con precisión el comportamiento de las cucarachas, asumiendo el papel de líder. Las cucarachas normales toman el robot por su cuenta y siguen sus "órdenes" o comportamiento de copia. Por ejemplo, esta podría ser una de las maneras de limpiar su hogar de invitados rojos no invitados, que simplemente serían atrapados por una cucaracha robot. Pero este uso de un diseño único parecería, al menos, extraño. Sin embargo, nos muestra claramente cuánto éxito ha logrado ya la humanidad en el campo de la microcibernética.

Fuentes de información:
http://svpressa.ru/post/article/115001/?rintr=1
http://www.1024.by/archives/661
http://www.membrana.ru/particle/11318
http://www.membrana.ru/particle/2858
http://www.oborona.ru/includes/periodics/armstrade/2014/0731/183913721/print.shtml
autor:
11 comentarios
Anuncio

Suscríbase a nuestro canal de Telegram, regularmente información adicional sobre la operación especial en Ucrania, una gran cantidad de información, videos, algo que no cae en el sitio: https://t.me/topwar_official

información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.
  1. yurikh
    yurikh 19 marzo 2015 05: 05
    +6
    Da miedo pensar en una cucaracha militar. Ni siquiera la golpearás con una zapatilla. guiño
    Y si sin bromas, es realmente espeluznante. Harán un enjambre de estas criaturas y cómo lidiar con ellas. Algo te dice que esperes un experimento en algún país bananero.
    1. urss1960
      urss1960 19 marzo 2015 10: 33
      +1
      Un poderoso pulso electromagnético y todo este ejército se convierte en un montón de basura. Y tales armas han existido por mucho tiempo.
      1. Nayhas
        Nayhas 19 marzo 2015 10: 48
        +1
        Cita: ussr1960
        Un poderoso pulso electromagnético y todo este ejército se convierte en un montón de basura. Y tales armas han existido por mucho tiempo.

        Sí, detonas una carga nuclear en tus posiciones y todos los robots enemigos se desmoronan ...
        1. Mooh
          Mooh 19 marzo 2015 17: 20
          0
          Parece que ya hay generadores IMI realmente no nucleares. Entonces hay posibilidades.
  2. region58
    region58 19 marzo 2015 05: 27
    +2
    Aquí recientemente se rieron del láser estadounidense. Dicen basura sin valor ... Y para propósitos tan pequeños, eso es todo. Es cierto que todavía hay un problema de detección. Como fantasía, una multitud de cucarachas arrastrará cada uno de los 10 gramos de TNT, y este último traerá un fusible, y se arrastrará hacia cualquier grieta.
    1. opus
      opus 19 marzo 2015 13: 18
      +1
      Cita: region58
      Y para propósitos tan pequeños, lo mismo. Es cierto que todavía existe el problema de la detección.

      Cuánto tiempo ha pasado "?" no vale la pena (desde 2010)





      La última versión, a pesar del aspecto futurista, fue ensamblados a partir de componentes usados ​​con un valor total de aproximadamente $ 50 encontrados por Mirwold y sus colegas en Ebay, incluidas piezas de impresoras láser y proyectores digitales, consolas de juegos y quemadores de Blu-ray, así como lentes con zoom de cámaras digitales (fotografías de Intellectual Ventures).



      1. region58
        region58 19 marzo 2015 14: 21
        0
        Cita: opus
        Cuánto tiempo ha pasado "?" no vale la pena (desde 2010)

        Bueno, él martillará mosquitos y moscas reales. No puedes ahorrar energía. ¿Cómo distinguirlos: reales, propios, extraños, basura que transporta el viento?
        1. opus
          opus 19 marzo 2015 16: 10
          0
          Cita: region58
          ¿Cómo distinguirlos: reales, propios, extraños, basura que transporta el viento?

          1.es fácil de reconfigurar a "cyberbee" o "cyberfuck"
          2. No hay moscas y mosquitos "propios", puede martillar a TODOS en una fila, el único beneficio será.
          3. basura que no debe confundirse con una mosca / mosquito en absoluto - OTRO PERFIL DE VUELO
          ------------------------------
          Sí, incluso en sonido, las velocidades de estos La no son grandes, la "velocidad" del sonar (340m / S) es suficiente
  3. Nitarius
    Nitarius 19 marzo 2015 07: 20
    +1
    )) y quien dice que no hay ninguno ...
    En la época soviética, los militares les prestaron mucha atención.
    ¡La tecnología cognitiva es un ejemplo!
  4. Victor1
    Victor1 19 marzo 2015 09: 35
    +1
    de hecho, pueden ser peligrosos para el enemigo, pueden usarse no solo para fines militares, sino también para reconocimiento y espionaje, una estúpida cucaracha se arrastrará hasta donde sea necesario y recopilará información. Por lo tanto, ahora debemos pensar en métodos de lucha.
    1. Nayhas
      Nayhas 19 marzo 2015 10: 52
      0
      Cita: Victor1
      aquí una cucaracha tonta se arrastrará donde sea necesario y recopilará información. Por lo tanto, ahora debemos pensar en métodos de lucha.

      y peor aún, se deslizará en la cabeza de un "patriota ruso" y eso en lugar de "¡Gloria a Putin!" gritará "Putin x-0!" ... aquí está "El milagro de la tecnología hostil" ...
      1. Mooh
        Mooh 19 marzo 2015 17: 23
        0
        Súbete a cada cabeza: no obtendrás suficientes cucarachas, debes brillar con rayos, con rayos riendo
  5. Buen compañero
    Buen compañero 19 marzo 2015 12: 25
    +1
    Sí, un invento peligroso. Aquí, en lugar de un enjambre de tales, pero muestras individuales con una aguja, voló, inyectó una neurotoxina y eso es todo. O, de hecho, como un faro para las fuerzas de inteligencia de radio.
  6. Tchoni
    Tchoni 19 marzo 2015 15: 45
    +1
    Desarrollos interesantes, pero me temo que hasta ahora solo dentro del laboratorio.
  7. Mentat
    Mentat 20 marzo 2015 07: 59
    0
    Hasta ahora, estos son solo experimentos futuristas, como No existen fuentes de energía que puedan poner en acción a todos los insectos.

    Sin embargo, hoy ya es posible crear una zona de suministro remoto de energía, existen tecnologías para la transferencia de energía sin cables, pero esto, nuevamente, es para las repúblicas bananeras. Es probable que los prototipos ya estén disponibles e incluso se estén probando. Y esto significa que debes rascarlo hoy.