Military Review

Proyecto del jetpack de Bell Rocket Belt

6
A principios de los años cincuenta, un equipo de ingenieros dirigido por Thomas Moore desarrolló y construyó su propia versión de un jetpack llamado Jetvest. Este sistema pasó las pruebas preliminares y se convirtió en el primer representante del equipo de su clase, que logró elevarse en el aire. Sin embargo, el cliente potencial no quiso financiar la continuación del trabajo. Debido a esto, los entusiastas se vieron obligados a continuar el desarrollo de “Jetvest” por su propia iniciativa y no lograron ningún éxito notable. En 1953, apareció una nueva propuesta para construir un jet pack. Esta vez, la iniciativa fue tomada por Bell Aerosystems.


Inicio del proyecto

El iniciador del trabajo en Bell fue Wendell F. Moore, homónimo de Thomas Moore. Aparentemente, tenía algunos datos sobre el primer proyecto y también decidió participar en el desarrollo de una dirección prometedora. Moore formó la apariencia general de su jet pack, pero hasta cierto tiempo el proyecto no abandonó el escenario de las discusiones preliminares. Justo en este momento, el Pentágono se negó a T. Muru a continuar financiando su desarrollo, debido a lo cual las perspectivas de otros proyectos similares eran dudosas. Como resultado, nadie quería apoyar a U. Moore en sus obras.


Vista general del cinturón Bell Rocket terminado. Foto por Airandspace.si.edu


Hasta finales de los años cincuenta, U. Moore completó un análisis de la información disponible sobre el trabajo de su homónimo e identificó las desventajas de su proyecto. Además, los desarrollos disponibles nos permitieron formar el aspecto óptimo de un jetpack prometedor. Inicialmente, Moore propuso utilizar el motor en peróxido de hidrógeno. Tales sistemas, para toda su simplicidad, podrían proporcionar la tracción requerida, y tampoco difirieron en la gran complejidad del diseño. Se requería crear un sistema de control simple, confiable y fácil de usar. Por ejemplo, el mando a distancia existente de T. Moore con tres volantes en ese momento no le brindó al piloto la comodidad necesaria y dificultó el control del vuelo, porque no tenía el diseño más conveniente.

Pensar en el proyecto y el trabajo preliminar de diseño fue por iniciativa propia hasta finales de los años cincuenta. Además, por 1958, los especialistas dirigidos por U. Moore pudieron construir un jet pack experimental simplificado que pudo demostrar la exactitud de las ideas elegidas y las decisiones tomadas. Con la ayuda de un aparato simplificado, se planificó probar las ideas existentes y también confirmar o negar su viabilidad.

Primeros experimentos

El prototipo experimental solo tenía que demostrar la posibilidad fundamental de resolver las tareas asignadas, debido a que su diseño era muy diferente del propuesto originalmente para un jetpack de pleno derecho. En el marco de un diseño simple se montó un sistema de mangueras y un par de boquillas. Además, el sistema estaba unido a los cinturones de seguridad del marco. Se proporcionaron dos boquillas de maniobra para maniobrar, ubicadas en una viga conectada con palancas de control. El prototipo no tenía sus propios tanques de combustible u otras unidades similares y debería haber recibido gas comprimido de equipos de terceros.


El dispositivo, vista desde el asiento del piloto. Foto por Airandspace.si.edu


Las mangueras del aparato experimental estaban conectadas a una fuente externa de gas comprimido. El nitrógeno se propuso como un medio para generar empuje de chorro, que se alimentó con una presión de atmósferas 35 utilizando un compresor. El probador que se encuentra en el suelo se ocupó de suministrar gas y ajustar el empuje de un "motor".

Las primeras pruebas del diseño prototipo de mochila por U. Moore fueron las siguientes. Uno de los evaluadores llevaba el dispositivo, además, lo ataron a un banco de pruebas con cables de seguridad que no le permitieron elevarse a una altura considerable o perder una posición estable en el aire. El segundo probador controlaba la válvula de suministro de gas comprimido. Al alcanzar el empuje deseado, el primer probador, junto con el aparato, se elevó en el aire, después de lo cual su tarea fue mantener todo el sistema en una posición estable.

A disposición del piloto había dos palancas asociadas con las boquillas del aparato. Al moverlos, el piloto inclinó las boquillas y, por lo tanto, cambió la dirección de los vectores de empuje. Debido a la desviación simultánea de las boquillas hacia adelante o hacia atrás, el piloto podría cambiar la dirección del vuelo hacia adelante. Para maniobras más complejas, la viga y las boquillas deberían haberse inclinado por otros medios. Se propuso un sistema de control similar para ser utilizado en un jetpack de pleno derecho. En teoría, permitía una maniobrabilidad bastante alta.

Los pilotos del aparato experimental fueron varios ingenieros de Bell, incluido el propio Wendell Moore. Los primeros vuelos de prueba fueron similares a los saltos con empuje de chorro. Los evaluadores no aprendieron de inmediato a mantener el aparato en una posición estable, por lo que comenzaron las maniobras no controladas en el giro y la altura. Por lo tanto, fue necesario reducir la presión del gas comprimido y bajar el piloto al suelo para evitar situaciones anormales, lesiones y daños al equipo.

A pesar de algunos contratiempos, el prototipo experimental hizo posible resolver varios problemas importantes. Los expertos pudieron confirmar las capacidades del sistema de control utilizado. Además, se eligió la configuración óptima de la boquilla. Finalmente, de acuerdo con los resultados de estas pruebas, elegimos el diseño más conveniente de tuberías y motores, en el que el vector de empuje pasó a través del centro de gravedad del sistema de la unidad piloto + y aseguró su comportamiento más estable. La carga principal en forma de cilindros para combustible y el piloto estaba ubicada entre las dos boquillas.

La ausencia de restricciones en la cantidad de gas comprimido suministrado por el compresor, hizo posible determinar las capacidades potenciales del aparato. En la etapa final de la prueba, los pilotos lograron subir a una altura de hasta 5 m y permanecer en el aire por hasta 3 minutos. Al mismo tiempo, controlaban completamente el vuelo y no encontraban ningún problema serio. Así, después de varias modificaciones, el prototipo experimental ha cumplido completamente con las tareas asignadas.

Las pruebas del prototipo experimental, así como su demostración a especialistas de otros departamentos, tuvieron un impacto positivo en el futuro destino del proyecto. En 1959, los especialistas de Bell pudieron convencer a un cliente potencial ante el departamento militar ante las perspectivas de un nuevo desarrollo. El resultado fue un contrato para una evaluación técnica y económica de dichos equipos, así como para el desarrollo y la construcción de un prototipo de jetpack.

Muestra completa

El programa de desarrollo de jetpack recibió la designación oficial SRLD (Dispositivo de elevación de cohete pequeño - “Dispositivo de elevación de cohete pequeño”). La compañía desarrolladora usó su propia designación: Bell Rocket Belt ("Bell Rocket Belt"). Cabe destacar que la designación corporativa interna del proyecto no se correspondió completamente con el diseño del dispositivo. Externamente, el "Pequeño dispositivo de elevación de cohetes" se parecía más a una bolsa con una masa de agregados inusuales e incluso extraños. Debido al peso de las unidades complejas, el dispositivo no se parecía en nada a un cinturón.


Dibujo de patente


Después de recibir una orden del Ministerio de Defensa, Moore y sus colegas continuaron trabajando en el proyecto y, como resultado, crearon su versión final, según la cual se construyeron varios vehículos cohete. Las "correas de cohete" ya hechas eran notablemente diferentes de los productos del proyecto preliminar. En el curso del diseño, los especialistas tomaron en cuenta los resultados de las pruebas del producto experimental, que tuvieron un efecto notable en el diseño de la mochila terminada.

El elemento principal del dispositivo SRLD / Bell Rocket Belt era un marco de metal, montado en la espalda del piloto. Para facilitar su uso, el marco está equipado con un corsé rígido de fibra de vidrio, adyacente a la espalda del piloto. También se adjunta al sistema de arneses correas marco. El diseño del sistema de bastidor, corsé y atadura se hizo para redistribuir uniformemente el peso del paquete de chorro en su espalda cuando estaba en el suelo o para transferir el peso del piloto a la estructura en vuelo. Debido a la presencia de un pedido de los ingenieros militares de Bell, tuvieron en cuenta la conveniencia de los futuros usuarios de tecnología prometedora.

Tres cilindros de metal fueron fijados verticalmente en el marco principal. Central destinada para gas comprimido, el lado - para peróxido de hidrógeno. Para ahorrar peso y simplificar el diseño, se decidió abandonar cualquier bomba y usar combustible de desplazamiento para el motor. Sobre los cilindros se instaló una tubería en forma de V invertida con un generador de gas en el centro que servía como motor para el peróxido de hidrógeno. La parte central del motor estaba conectada de manera pivotante al bastidor. En los extremos de las tuberías se ubican las boquillas. Debido a la flexión de los tubos de soporte de las boquillas del motor de reacción estaban al nivel de los codos del piloto. Además, se movieron hacia adelante y se ubicaron en el plano del centro de gravedad del sistema "piloto + unidad". Para reducir las pérdidas de calor, se propuso equipar las tuberías con aislamiento térmico.

Durante el trabajo, el nitrógeno comprimido del cilindro central bajo la presión de las atmósferas 40 debía desplazar el peróxido de hidrógeno líquido de los tanques laterales. Eso, a su vez, a través de las mangueras entró en el generador de gas. Dentro de este último había un catalizador hecho en forma de placas de plata recubiertas con nitrato de samario. Bajo la acción del catalizador, el peróxido de hidrógeno se descompuso, formando una mezcla de vapor y gas, cuya temperatura alcanzó 740 ° C. Luego, la mezcla pasó a través de los tubos laterales curvados y se extrajo a través de las boquillas Laval, formando un empuje de chorro.

Los controles del "Rocket Belt" se hicieron en forma de dos palancas conectadas rígidamente con un motor oscilante. En los extremos de estas palancas había pequeñas consolas. Estos últimos estaban equipados con asas, botones y otros equipos. En particular, el proyecto implicó el uso de un temporizador. Según los cálculos, el suministro de peróxido de hidrógeno fue suficiente solo para 21 desde el vuelo. Por esta razón, el dispositivo estaba equipado con un temporizador, que debía advertir al piloto sobre el desarrollo de combustible. Cuando se encendió el motor, el temporizador inició la cuenta regresiva y dio una señal cada segundo. Después de 15, después de encender el motor, la señal fue continua, lo que significó la necesidad de un aterrizaje rápido. La señal fue dada por un timbre especial montado en el casco del piloto.

El control se llevó a cabo utilizando el botón giratorio en el panel derecho. Al girar esta perilla, se activaron los mecanismos de la boquilla, con el resultado de que se cambió el empuje. Se propuso implementar la gestión en el curso y las maniobras inclinando la tubería en forma de V del motor. En este caso, el vector de empuje de los gases de reacción cambió su dirección y cambió el dispositivo en la dirección correcta. Así, para avanzar, tuvimos que presionar las palancas, y volar hacia atrás, para levantarlas. El movimiento lateral se planeó para hacer inclinando el motor en la dirección deseada. Además, había actuadores de control más fino mediante boquillas conectadas a la palanca de la consola izquierda.

Proyecto del jetpack de Bell Rocket Belt
El astrónomo Eugene Shoemaker "prueba" un paquete de jet. Foto de Wikimedia Commons


Se supuso que el piloto de Bell Rocket Belt volará en posición de pie. Sin embargo, al cambiar la postura, uno podría influir en los parámetros de vuelo. Por ejemplo, al levantar ligeramente las piernas hacia adelante, fue posible proporcionar un desplazamiento adicional del vector de empuje y aumentar la velocidad de vuelo. Sin embargo, los autores del proyecto consideraron que la gestión debería llevarse a cabo únicamente con la ayuda de los medios estándar del aparato. Además, a los nuevos pilotos se les enseñó a controlar solo las palancas, mientras mantenían una posición neutral del cuerpo.

Algunas de las características de diseño del nuevo cohete obligaron a los ingenieros a tomar medidas especiales para garantizar la seguridad del piloto. Entonces, el piloto tuvo que usar un traje de material resistente al calor, un casco especial y gafas protectoras. Se suponía que los monos protegían al piloto de los gases reactivos calientes, las gafas protectoras protegían sus ojos del polvo levantado por los reactores, y el casco estaba equipado con protección auditiva. Debido al gran ruido del motor, tales precauciones no eran superfluas.

El peso total del diseño con un suministro total de combustible a nivel de 19 l (galones 5) alcanzó los 57 kg. El motor a chorro de peróxido de hidrógeno dio empuje cerca de 1250 H (127 kgf). Dichas características permitieron que el "Rocket Belt" se levantara a sí mismo y al piloto en el aire. Además, quedaba un pequeño stock de tracción para el transporte de una pequeña carga. Por razones obvias, durante las pruebas, el dispositivo solo transportó el piloto.

Prueba

La primera muestra de una máquina de correas para cohetes SRLD / Bell en toda regla fue ensamblada en la segunda mitad de 1960. Pronto comenzaron sus pruebas. Para mayor seguridad, los primeros vuelos de prueba se llevaron a cabo en un stand especial equipado con cables atados. Además, el soporte estaba ubicado en el hangar, que protegía al piloto del viento y otros factores adversos. Para determinar los parámetros del dispositivo se utilizaron algunos dispositivos de medición montados en el soporte.

El propio W. Moore se convirtió en el primer piloto de pruebas del "Rocket Belt". En pocas semanas, realizó dos docenas de vuelos de corta duración, aumentando gradualmente la altura de la subida y dominando el control del dispositivo en vuelo. Los vuelos exitosos continuaron hasta mediados de febrero 1961. Los autores del proyecto estaban contentos con el éxito y hicieron planes para el futuro cercano.


El piloto William P. "Bill" Sutor en la apertura de los Juegos Olímpicos en Los Ángeles. Correderas de foto.americanrocketman.com


Febrero 17 se produjo el primer accidente. Durante el siguiente ascenso, Moore perdió el control, como resultado de lo cual el dispositivo alcanzó la altura más alta posible, cortó el cable de seguridad y cayó al suelo. Habiendo caído desde una altura de aproximadamente 2,5 m, el ingeniero rompió la rótula y ya no podía participar en las pruebas como piloto.

Reparar el cinturón de cohetes dañado y descubrir las causas del accidente tomó varios días. Los vuelos se reanudaron solo en 1 de marzo. Esta vez Harold Graham, quien también participó en el desarrollo del proyecto, se convirtió en el piloto de prueba. Durante el mes y medio siguiente, Graham realizó vuelos 36, aprendió cómo operar el dispositivo y continuó con el programa de prueba.

20 Abril 1961, G. Graham realizó el primer vuelo libre. El terreno para esta fase de prueba fue el Aeropuerto de las Cataratas del Niágara. Una vez que arrancó el motor, el piloto se elevó a una altura de aproximadamente 4 pies (1,2 m), luego avanzó suavemente en vuelo horizontal y cubrió la distancia 108 pies (35 m) con una velocidad de aproximadamente 10 km / h. Después de eso, hizo un aterrizaje suave. El primer vuelo libre de la unidad Rocket Belt duró solo 13 segundos. Al mismo tiempo, algo de combustible quedó en los tanques.

De abril a mayo, 61, el Sr. Graham realizó vuelos gratuitos con 28, durante los cuales mejoró su técnica de pilotaje y descubrió las capacidades del dispositivo. Estábamos volando sobre una superficie plana, sobre autos y árboles. En esta etapa de la prueba, las características máximas del aparato se establecieron en la configuración existente. Bell Rocket Belt podría ascender a una altura de 10 m, alcanzar velocidades de hasta 55 km / hy cubrir distancias a 120 m. La duración máxima de vuelo llegó a 21 segundos.

Fuera del vertedero

La finalización del trabajo de diseño y las pruebas preliminares permitieron mostrar el nuevo desarrollo al cliente. La primera demostración pública del producto Rocket Belt se realizó en 8 en junio 1961, sobre la base de Fort Eustis. Harold Graham demostró el vuelo de un prometedor aparato a varios cientos de militares, lo que sorprendió seriamente a todos los presentes.

En el futuro, el prometedor jetpack se demostró repetidamente ante especialistas, funcionarios gubernamentales y el público en general. Entonces, poco después del "estreno" en la base militar, se realizó un espectáculo en el patio del Pentágono. El personal del Ministerio de Defensa apreció el nuevo desarrollo, que hace unos años se consideraba casi imposible.

En octubre del mismo año, Graham participó en una maniobra de demostración en la base de Fort Bragg, a la que asistió el presidente John F. Kennedy. El piloto partió desde el desembarco anfibio, ubicado a cierta distancia de la costa, voló sobre el agua y aterrizó con éxito en la costa, junto al presidente y su delegación.

Más tarde, un equipo de ingenieros y G. Graham visitaron varios países donde se realizaron vuelos de demostración de un avión prometedor. Nuevos desarrollos cada vez atrajeron la atención de especialistas y el público.


Sean Connery en el set de la película "Bola de fuego". Foto por Jamesbond.wikia.com


A mediados de los años sesenta, los especialistas de Bell Aerosystems tuvieron la oportunidad de participar en el rodaje por primera vez. En 1965, se lanzó otra película de James Bond, en la que el Cinturón de Misiles se incluyó en el famoso arsenal de espías. Al comienzo de la película "Ball Lightning", el personaje principal se aleja de la búsqueda con la ayuda de un jet pack diseñado por U. Moore y sus colegas. Cabe destacar que todo el vuelo de Bond dura aproximadamente 20-21 segundos; al parecer, los realizadores decidieron hacer esta escena lo más realista posible.

En el futuro, el desarrollo de la compañía Bell se ha utilizado repetidamente en otras áreas de entretenimiento. Por ejemplo, se usó en las ceremonias de apertura de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles (1984) y Atlanta (1996). Además, el dispositivo varias veces participó en el show de parques de Disneyland. Además, el "Cinturón de cohetes" se usó repetidamente al filmar nuevas películas, en su mayoría de un género fantástico.

Resultados del proyecto.

Las demostraciones de 1961 del año causaron una gran impresión en el ejército. Sin embargo, no pudieron convencer al Pentágono de la necesidad de continuar trabajando. El programa SRLD le costó al departamento militar 150 miles de dólares, pero sus resultados dejaron mucho que desear. A pesar de todos los esfuerzos de los desarrolladores, el Bell Rocket Belt se caracterizó por un consumo de combustible demasiado alto y "consumió" todos los galones de combustible 5 en solo 21 por segundo. Durante este tiempo, fue posible volar no más de 120 m.

El nuevo paquete de cohetes era demasiado complicado y costoso para operar, pero no daba a las tropas ninguna ventaja clara. De hecho, con la ayuda de esta técnica, los luchadores pudieron superar varios obstáculos, pero su operación masiva se asoció con una gran cantidad de diversos problemas. Como resultado, los militares decidieron dejar de financiar y cerrar el programa SRLD en ausencia de perspectivas reales en la situación existente y con el nivel de tecnología existente.





Vuelo de James Bond. Disparos de la película "Bola de fuego"


A pesar del fracaso del departamento militar, Bell Aerosystems siguió intentando modificar su jetpack y crear una versión modernizada con características mejoradas durante algún tiempo. El trabajo adicional duró varios años y le costó a la compañía cerca de 50 mil dólares. Debido a la falta de un progreso notable en el tiempo, el proyecto se cerró. Esta vez la gerencia de la empresa se enfrió a él.

En 1964, Wendell Moore y John Hubert presentaron una solicitud de patente, y pronto recibieron el documento con el número US3243144 A. La patente describe varias variantes del paquete jet, incluida la utilizada en las pruebas. Además, este documento contiene una descripción de las diversas unidades del complejo, en particular, un casco con un timbre de señal.

Durante la primera mitad de los años sesenta, los especialistas de Bell recolectaron varias muestras de tecnología prometedora, con algunas diferencias menores. Todos ellos son actualmente exhibiciones de museos y están disponibles para su inspección por todos.

En 1970, toda la documentación para el proyecto Rocket Belt, que Bell ya no necesitaba, se vendió a Williams Research Co. Ella continuó desarrollando un proyecto interesante e incluso logró cierto éxito. El primer desarrollo de esta organización es el proyecto NT-1, de hecho, una copia del original "Rocket Belt" con modificaciones mínimas. Según algunos datos, este dispositivo en particular se usó en las ceremonias de apertura de dos Olimpiadas y otros eventos festivos.

A través de algunas mejoras, el nuevo equipo de ingenieros pudo mejorar significativamente las características del jet pack original. En particular, las versiones posteriores del dispositivo podrían estar en el aire por hasta 30 segundos. Sin embargo, incluso un aumento tan significativo en las características no podría abrir el camino para el uso práctico del dispositivo. El cinturón de cohetes Bell y otros desarrollos basados ​​en él aún no han alcanzado la producción en masa y el funcionamiento práctico completo, por lo que siguen siendo un ejemplo interesante, pero ambiguo, de tecnología moderna.


En los materiales de los sitios:
http://rocketbelts.americanrocketman.com/
http://unmuseum.org/
http://thunderman.net/
http://airandspace.si.edu/
http://tecaeromex.com/

US3243144 A Patente:
http://www.google.com/patents/US3243144
autor:
Artículos de esta serie:


6 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión

  1. Estrella de mar
    Estrella de mar 4 noviembre 2015 10: 58 nuevo
    +1
    un sueño que sigue siendo un sueño: volar con un cohete
  2. Ruso uzbeko
    Ruso uzbeko 4 noviembre 2015 11: 03 nuevo
    +1
    Cosas de GTA;)
    Según tengo entendido, el principal problema que no se pudo resolver fue el consumo gigante de combustible
  3. Dorboz
    Dorboz 4 noviembre 2015 14: 25 nuevo
    0
    Me gustaría coleccionar una mochila para mi show, pero creo que es un placer costoso para mí, esperemos que aparezcan patinetas antigravedad en el futuro cercano.
  4. Urri
    Urri 4 noviembre 2015 15: 29 nuevo
    +1
    Cita: ruso uzbeko
    Según tengo entendido, el principal problema que no se pudo resolver fue el consumo gigante de combustible

    El principal problema fue la falta de combustible. Un gasto enorme estaba en el fluido de trabajo.
    Después de eso, la Fuerza Aérea de los EE. UU. Tenía un jetpack de borrador con un motor turborreactor, que voló durante 15 minutos. la foto estaba en el año "Ciencia y Vida" de esa manera en 1972-74.
    Pero todavía no hay ningún artículo sobre él en este sitio.
  5. Petr7
    Petr7 5 noviembre 2015 01: 15 nuevo
    +1
    Curiosamente, pero en la película "Running Man" con Schwarzenegger, ¿también se usó este dispositivo u otro?
  6. Pelea de gatos
    Pelea de gatos 5 noviembre 2015 02: 20 nuevo
    0
    ¡Me encantaría volar en esto! bueno
  7. Nitarius
    Nitarius 5 noviembre 2015 09: 47 nuevo
    0
    La gente antediluviana cosas nuevamente vparivaya dando por NUEVO))