Military Review

Operación PBSUCCESS. Cómo la CIA organizó un golpe militar y una guerra en Guatemala.

8
Los países de América Central, el llamado "istmo" que conecta a América del Norte y del Sur, se han convertido prácticamente en la esfera de los intereses geopolíticos y económicos de los Estados Unidos desde la declaración de independencia de los colonialistas españoles. Aprovechando la debilidad política y económica de los pequeños estados centroamericanos, los Estados Unidos de América a fines del siglo XIX - principios del siglo XX. Los sometió a su influencia. Cualquier intento por parte de los países centroamericanos de liberarse de la dependencia semicolonial fue severamente reprimido: los Estados Unidos organizaron al instante golpes militares y con la ayuda de secuaces patrocinados derrocaron a los presidentes antiimperialistas. No obstante, a lo largo de prácticamente todo el siglo XX, los levantamientos populares contra los regímenes reaccionarios locales y las políticas imperialistas de los Estados Unidos estallaron repetidamente en América Central. Dadas las características de la geografía y la naturaleza de los países centroamericanos, los levantamientos se convirtieron fácilmente en guerras de guerrillas que duraron décadas. A su vez, los regímenes militares pro estadounidenses en el poder en las repúblicas de América Central se llevaron a cabo mediante la violencia abierta y la represión masiva. Así, en Guatemala, al menos 200, miles de civiles fueron víctimas del régimen de Efraim Rios Montt, y en Nicaragua decenas de miles de personas murieron durante la dictadura militar de la dinastía Somoza. El verdadero culpable de numerosas víctimas humanas en los países de América Central es la política imperialista de los Estados Unidos, quienes por todos los medios intentaron impedir que las fuerzas comunistas o incluso moderadamente izquierdistas lleguen al poder en sus fronteras del sur, lo que podría dañar los intereses económicos de las compañías estadounidenses.


Operación PBSUCCESS. Cómo la CIA organizó un golpe militar y una guerra en Guatemala.


Guatemala como una "república bananera"

El más grande entre los países centroamericanos en términos de población y territorio es Guatemala. Actualmente 14,3 millones de personas viven aquí. Los grupos de indígenas de la India y la población dislocada son aproximadamente iguales en número. Métis (descendientes de matrimonios mixtos de colonizadores españoles con indios) constituyen el 40% de la población del país, los indios (gente de la familia Maya - Quiche) también conforman el 40% de la población del país. Los europeos y sus descendientes son una minoría en Guatemala: no hay más del 20% de la población, y además de los criollos españoles, los alemanes también viven en el país. Finalmente, un pequeño grupo de la población son Garifs o Caribes Negros, descendientes de matrimonios mixtos de indios y esclavos afrocaribeños, importados de las islas de las Indias Occidentales a la costa sudoriental de Guatemala. Desde mediados del siglo XIX. en Guatemala, comenzaron a establecerse inmigrantes de Alemania, quienes fundaron varias plantaciones agrícolas y comenzaron a cultivar café, que se ha convertido en la principal cultura de exportación del país. A finales del siglo XIX, los bananos se convirtieron en un importante cultivo de exportación. En 1898, el entonces presidente Cabrera bajo las plantaciones bananeras recibió un territorio significativo, y la compañía estadounidense Estados Unidos se ha convertido en un actor importante no solo en la vida económica, sino también en la política del país. Muchos eventos trágicos en guatemalteco. historias El siglo XX estuvo asociado precisamente con la presencia de esta empresa en la vida del país.

En 1931, como resultado de otro golpe militar, el General Jorge Ubico (1878-1946) llegó al poder en el país. A pesar de que el general dio su vida al ejército guatemalteco, en realidad no servía al pueblo guatemalteco, sino a los intereses estadounidenses. Entregó enormes territorios fértiles a la United Fruit Company a la compañía. Ubicoe luchó con las protestas populares mediante represiones en masa: el general pro estadounidense prohibió a todos los sindicatos de trabajadores, introdujo la "Ley de los Vagrantes", que obligó a las personas sin hogar a 180 a trabajar durante días al año por motivos de empleo, lo que en realidad legitimaba el trabajo semánábico en las plantaciones. Por 1944, el general Ubiko se volvió tan impudente que dio a los propietarios el derecho de disparar a cualquier persona que fuera descubierta en su territorio sin permiso. Como resultado de las políticas de Ubiko, la paciencia de la gente se rompió y en junio 1944 en Guatemala, se produjo un levantamiento contra el presidente del país. El general se vio obligado a huir a los Estados Unidos, donde murió dos años después. De julio a octubre, 1944 fue dirigido por uno de los asociados de Ubico, el general Juan Federico Ponce Waides (1889-1956), pero no logró retener el poder.

Revolución guatemalteca y reforma del presidente Arbenz

En octubre, 1944, como resultado de la revolución guatemalteca de octubre, fue derrocado y también huyó del país. Se llevaron a cabo elecciones presidenciales en las cuales Juan José Arévalo (85-1904), un político de 40 años de ideas liberal-patrióticas, fue elegido presidente de Guatemala por el 1990% de la población. Su victoria marcó el comienzo de un período de diez años de gobierno patriótico en Guatemala. Fue bajo Arévalo que se aprobó una ley que restringía las capacidades de las empresas estadounidenses en el país, y los trabajadores de empresas industriales y agrícolas recibieron el derecho de formar sindicatos y hacer huelga. El gobierno proclamó el inicio de la reforma agraria, prometiendo a los campesinos guatemaltecos que les otorgarían la tierra de los terratenientes y las compañías extranjeras. Al mismo tiempo, Guatemala reclamó a Gran Bretaña, cuya colonia seguía siendo Belice, en la frontera con Guatemala en el noreste. El gobierno de Arévalo también proclamó la libertad de expresión y de prensa. Había esperanza para la transformación de Guatemala en un estado social democrático.

- Jacobo Arbenz

En 1951 fue El coronel Jacobo Arbens Guzmán (1950-1913), quien ganó las elecciones democráticas en la caída de 1971, se convirtió en presidente del país. Su llegada al poder fue el primero en la historia del país, un ejemplo de la transición democrática de la presidencia. En 1944-1951 años. El Coronel Arbens se desempeñó como Ministro de Defensa. A pesar de pertenecer a la élite militar guatemalteca, el joven oficial se adhirió a los puntos de vista democráticos y patrióticos radicales. Continuó la línea de Arévalo sobre la democratización de la vida política en el país y la restricción de los derechos de las empresas extranjeras en Guatemala, en primer lugar: United Fruit Company, que afirmó ser el anfitrión no oficial del país. Desde los primeros días de su presidencia, Arbens demostró a los Estados Unidos la independencia de su política exterior y nacional y se convirtió de inmediato en un enemigo mortal. Primero, Arbens se negó a enviar soldados guatemaltecos a luchar en Corea, y esto era lo que Estados Unidos exigía de casi todos sus satélites. En segundo lugar, anunció la legalización del Partido Comunista, que operaba en el país en 1922-1932, y luego fue conducido a la clandestinidad por la brutal represión del General Ubiko. El Partido Comunista, renombrado 1952 Al Partido Laborista de Guatemala, habló en apoyo de las transformaciones democráticas de la política de Arbenz. En tercer lugar, el gobierno de Arbenz introdujo una ley sobre los aumentos de doble salario para los trabajadores de United Fruit Plantations. Pero el golpe más serio a la posición estadounidense en Guatemala y el escupir casi abierto ante el "Comité Regional de Washington" fue la nacionalización de las tierras de la United Fruit Company. Como resultado de la nacionalización, fue seleccionado a favor del estado guatemalteco 160 mil. hectáreas de tierra frutal unida. El área total de tierra confiscada a terratenientes guatemaltecos y empresas extranjeras alcanzó los mil millones de 554. hectáreas Aunque el gobierno guatemalteco pagó una compensación por la tierra nacionalizada, además de que superó el estipulado en los contratos de arrendamiento (United Fruit arrendó tierras guatemaltecas por 99 años) casi se duplicó, la compañía estaba extremadamente insatisfecha con la política del nuevo gobierno guatemalteco. Después de esto, United Fruit Company hizo todo lo posible, utilizando su influyente lobby en el liderazgo estadounidense, para que los Estados Unidos comenzaran los preparativos para derrocar a Arbenz. Uno de los copropietarios de la United Fruit Company fue John Foster Dulles, quien se desempeñó como Secretario de Estado de los Estados Unidos. Su hermano menor Allen Dulles fue director de la Agencia Central de Inteligencia. Los hermanos Dulles instaron al presidente general de Estados Unidos, Dwight Eisenhower, a que Arbens condujera a Guatemala a convertirse en un estado comunista y, en consecuencia, un puesto de avanzada de la influencia soviética en Centroamérica. Al inicio de los 1950's. La mayoría de las autoridades estadounidenses temían la aparición de un estado pro-soviético cerca de las fronteras estadounidenses. Aún no hubo revolución en Cuba, y Guatemala tenía todas las posibilidades de convertirse en el primer estado socialista en América Latina.

CIA comienza a actuar

Los preparativos para un golpe armado en Guatemala comenzaron a principios de junio en 1951. Con este fin, se estableció una sede operativa bajo la dirección del oficial de personal de la CIA, el Coronel Albert Hanei, destinado en Miami. 9 Septiembre 1952 del año se aprobó la primera versión del plan de golpe militar en Guatemala (Operación PBFORTUNE). La administración general del plan de desarrollo de la operación fue confiada al Director Adjunto de la CIA de los Estados Unidos para la Planificación, Frank Gardner Wezner. El embajador de Estados Unidos en Guatemala, John Perifoua, desempeñó un importante papel en la preparación del derrocamiento de Arbenz, quien anteriormente ocupó el cargo de embajador en Grecia, donde también organizó la supresión del movimiento comunista griego. A pesar de que Perifua no hablaba ningún idioma extranjero, hizo una buena carrera diplomática precisamente como experto en la lucha contra los movimientos comunistas.

14 de octubre 1953. El Departamento de Estado de EE. UU. Emitió una condena formal de la política del Gobierno de Guatemala, después de la cual se impusieron sanciones económicas a Guatemala. Al mismo tiempo, se creó un grupo adicional del gobierno de los EE. UU. Para dirigir la operación para derrocar al gobierno de Arbenz. Fue encabezado por otro alto funcionario de la CIA, Tracy Barnes. Las actividades de la comisión estaban dirigidas tanto a la organización directa de los grupos armados, que se oponían al gobierno de Arbenz en la propia Guatemala, como a la desacreditación de las acciones del presidente de Guatemala ante la comunidad mundial. Así, el Departamento de Estado de los EE. UU. Publicó el Libro Blanco, preparado por el personal de United Fruit Company. Los funcionarios estadounidenses dijeron que el gobierno de Arbens había proporcionado bases secretas en la costa guatemalteca para los submarinos soviéticos. 14 May 1954 Allen Dulles, el propio director de la CIA, habló sobre Guatemala, quien dijo que el gobierno de Arbens iniciará una guerra de agresión, y al día siguiente 15 May 1954, el representante del Departamento de Estado de los Estados Unidos, acusó directamente al gobierno de Arbens de suministrar armas a los rebeldes que operan en estados vecinos

- Director de la CIA Allen Dulles

Se formó una junta de gobierno anticomunista en el territorio de la vecina Honduras, que estaba bajo la plena influencia de los Estados Unidos. El coronel Castillo Armas (1914-1957), un oficial de alto rango de la fuerza aérea guatemalteca, quien en marzo 1953 intentó un golpe militar en el país, pero después de su supresión por parte de las tropas leales a Arbens y que huyen a Honduras, fue nombrado su líder. La formación de un ejército mercenario comenzó en Honduras bajo el liderazgo de Armas y con la participación directa de los oficiales de la CIA de los EE. UU. Y de los oficiales del ejército estadounidense, que iba a invadir Guatemala y derrocar al gobierno de Arbens. Para el reclutamiento y entrenamiento de mercenarios, Armas asignó al menos 150 mil dólares por mes, así como también a pequeños оружие, municiones, explosivos, automóviles, radiocomunicaciones e incluso varios aviones R-47 y S-47. Las fuerzas armadas, formadas por el coronel Armas, fueron llamadas el "Ejército de Liberación". Sus soldados vestían uniformes estadounidenses, armas y recibían un salario de diez dólares por día. Además, la composición del "Ejército de Liberación" incluyó a diez pilotos estadounidenses y diez mecánicos de vuelo, ya que sus propios aviación Armas no tenía especialistas para pilotar aviones. Sin embargo, a pesar de las medidas de secreto, a principios de 1954, el gobierno guatemalteco se enteró de los próximos planes de agresión armada contra el país. El 29 de enero de 1954, el gobierno guatemalteco anunció oficialmente que se estaba preparando una agresión armada contra el país. Se concluyó un acuerdo con el liderazgo checoslovaco sobre la adquisición de armas capturadas de fabricación alemana de la Segunda Guerra Mundial, que se almacenaron en los almacenes del ejército checoslovaco y, por orden del ejército del país, se cargaron en el barco de transporte de Alfhem.

En la primavera de 1954, el sabotaje comenzó en Guatemala. Al principio, un grupo de saboteadores intentó volar un tren desde el puerto de Puerto Barrios a la ciudad capital de Guatemala. Pero la carga de dinamita no funcionó a plena potencia y el tren recibió solo un daño menor, después de lo cual hubo un intercambio de disparos entre los saboteadores y los soldados guatemaltecos. Un luchador murió en ambos lados. En mayo, 21, un avión C-47 apareció sobre la capital del país, desde el cual 100 dejó caer miles de folletos contra el gobierno. Tres días después, los barcos de la Marina de los Estados Unidos bloquearon la costa de Guatemala para evitar posibles suministros de armas de países socialistas e independientes. La situación de Guatemala y la traición del coronel Rudolfo Mendozo Asurdio, quien se desempeñó como comandante de la fuerza aérea guatemalteca, complicaron seriamente la situación. 4 junio El Coronel Asurdio voló a un avión privado a Honduras, donde se reunió con el Coronel Armas y le dio a éste información sobre el plan de despliegue, la condición y el despliegue de las fuerzas aéreas guatemaltecas. Después de esto, los vuelos de aviones que lanzaban folletos a las localidades de Guatemala se hicieron más frecuentes. 14 de junio 1954: aviones sin marcar lanzaron armas y municiones para los oponentes de Arbenz que operan en Guatemala. Tres días después, 17 de junio 1954, el Consejo de Seguridad Nacional de EE. UU. Decidió lanzar una operación militar en Guatemala. El mismo día se hizo el primer intento de penetrar en el territorio del país un grupo de militantes armados de El Salvador. Sin embargo, los policías salvadoreños desarmaron al destacamento militante y los pusieron en una prisión local. Al día siguiente, los furiosos líderes de la CIA llamaron a la dirección de la policía salvadoreña, luego de lo cual los combatientes de Armas fueron liberados de inmediato. Pero la detención de los oficiales de la ley salvadoreña por un día, quizás sin darse cuenta, frustró uno de los componentes del plan para invadir Guatemala.

Invasión del ejército de liberación

18 Junio ​​1954. Cinco grupos de mercenarios armados del ejército de Castillo Armas (en la foto) invadieron Guatemala. Uno de los destacamentos tomó el puesto fronterizo El Florido, disparando a los líderes de los sindicatos campesinos. El mismo día, el caza F-47N, llevado al espacio aéreo de Guatemala, lanzó ataques aéreos contra el palacio del presidente del país, Fort Matamoros y la estación de trenes de la capital guatemalteca. Un avión de ataque AT-6 de Guatemala, pilotado por el teniente Juan Carlos Castillo Rado, voló para interceptar al caza. Sin embargo, debido a una falla técnica, el avión se estrelló y no fue posible evitar los ataques de la capital guatemalteca desde el aire. En la mañana de junio, 19, un avión Cessna-180 operado por pilotos contratados estadounidenses, bombardeó la ciudad de Puerto Barrios con granadas de mano. Al mismo tiempo, el avión F-47N lanzó varias bombas en el puente ferroviario de Gualapa y disparó al aeródromo de La Aurora, como resultado de lo cual se destruyó el avión de transporte AT-11В perteneciente a la fuerza aérea guatemalteca. Junio ​​20 bombardeó el puerto marítimo principal del país, San José, desde el aire, y los insurgentes de la tierra capturaron Esquipulas. Sin embargo, el ataque a la aldea de Gualan, que fue defendida por treinta soldados del ejército guatemalteco bajo el mando de un teniente, se ahogó - durante la batalla de treinta y seis horas que los mercenarios no pudieron capturar la aldea, fueron derrotados y retrocedidos, sufriendo grandes pérdidas. Casi inmediatamente después del inicio de la agresión del Ejército de Liberación, 20 June 1954, el gobierno guatemalteco solicitó la intervención del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El representante de Francia presentó un proyecto de resolución exigiendo el cese inmediato del derramamiento de sangre. Sin embargo, el representante estadounidense Henry Lodge, por todos los medios, retrasó la consideración del llamamiento del gobierno de Guatemala ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

En junio, 21, las tropas aerotransportadas fueron derribadas de los saboteadores 10, y en las cercanías de los puertos de San José y Puerto Barrios, se hicieron intentos de aterrizar fuerzas de asalto anfibio. Un destacamento rebelde de personas 150 lanzó un ataque a Puerto Barrios desde el este, pero fue rechazado por las fuerzas gubernamentales. Veinte mercenarios fueron hechos prisioneros, de los cuales once eran ciudadanos de Honduras, uno era ciudadano de El Salvador y el resto era ciudadano de Guatemala. Las fuerzas gubernamentales lograron capturar el barco "Siesta de Trujillo", que pertenecía a las fuerzas pro estadounidenses, que volaba bajo la bandera hondureña y cargaba armas y municiones para los rebeldes. El mismo día, los soldados guatemaltecos lograron derribar un avión F-47N que realizó un aterrizaje de emergencia en Honduras. La resistencia activa de las fuerzas del gobierno guatemalteco no permitió que el Coronel Armas trasladara su sede a Guatemala. Los rebeldes permanecieron en sus bases en Honduras y prefirieron retirarse allí después de acciones más o menos decisivas de las tropas gubernamentales. Sin embargo, la falta de defensa aérea y de aviación normal en Guatemala permitió que los aviones de Armas bombardearan y bombardearan las ciudades guatemaltecas. Pero las redadas tuvieron que llevarse a cabo desde el territorio de Honduras, ya que los rebeldes tampoco pudieron adquirir una base en Guatemala. El fracaso de la parte terrestre de la operación alertó seriamente a los estadounidenses. Se decidió proporcionar a Armas y su Ejército de Liberación más combatientes P-51 y tres bombarderos B-26.23 en junio, pero Armas logró reforzarse en la ciudad fronteriza de Esquipulas, a la que se transfirió el cuartel general del Ejército de Liberación. Sin embargo, las tropas gubernamentales rechazaron con éxito los ataques terrestres de los rebeldes, y en junio 25, durante el bombardeo de la capital, los guatemaltecos derribaron un avión F-47N desde tierra. Mientras tanto, 25 de junio 1954, el Consejo de Seguridad de la ONU votó sobre la consideración del llamamiento de Guatemala. Representantes de la Unión Soviética, Líbano, Dinamarca y Nueva Zelanda votaron para considerar la apelación. Los representantes de Gran Bretaña y Francia se abstuvieron. Los representantes de los satélites estadounidenses y estadounidenses, Brasil, Colombia, Turquía y Taiwán, votaron en contra de esta consideración.

El derrocamiento de Arbens y el establecimiento de una dictadura.

Por lo tanto, la resolución no fue adoptada, lo que desató las manos de los estadounidenses y sus protegidos para una mayor agresión contra un estado soberano. 26 junio, un avión rebelde lanzó bombas en el centro de la capital y disparó contra un tren, matando a siete civiles. Las bombas 27 de junio fueron lanzadas en la ciudad de Zacapa y en la capital, Guatemala. Sin embargo, en este día, las unidades de las tropas del gobierno lograron destruir a grupos de mercenarios nuevamente fuera del país, obligándolos a ingresar a Honduras. En una conferencia de prensa, el presidente de Guatemala Arbens dijo que los destacamentos dispersos de los rebeldes fueron derrotados y rodeados en la frontera con Honduras, y su destrucción completa era cuestión de tiempo. Pero, como en muchos eventos similares, el papel principal fue desempeñado por la traición. Hasta ahora, los valientes soldados y oficiales subalternos del ejército guatemalteco lucharon heroicamente contra mercenarios y, de hecho, los expulsaron del país, minimizando el éxito de la operación en tierra. Los oficiales guatemaltecos de alto rango que fueron influenciados por los servicios de inteligencia estadounidenses emitieron un ultimátum al presidente Arbens. John Periphois, el embajador estadounidense en Guatemala, quien continuó manteniendo contactos personales con oficiales de alto rango del ejército y la fuerza aérea guatemaltecos, pudo influir en el comportamiento de los oficiales guatemaltecos. 27 Junio ​​1954 El presidente Jacobo Arbens se vio obligado a renunciar.

Los poderes del presidente del país se transfirieron al comandante de las fuerzas armadas guatemaltecas, el coronel Carlos Enrique Díaz (1910-1971), quien anunció que continuaría la línea de Arbens para resistir la invasión de mercenarios. 28 June, el embajador de Estados Unidos en Guatemala, Perifua, en un ultimátum, exigió que el Coronel Díaz transfiriera inmediatamente el poder a Armas y eliminara a todos los elementos pro-comunistas. Al mismo tiempo que el ultimátum del embajador, se desplegaron unidades del Cuerpo de Marines de la Marina de los Estados Unidos desde Puerto Rico a Jamaica, que tenían la tarea de preparar un desembarque en la costa guatemalteca en caso de que Arbens y Dyas no pudieran ser derrocados por la fuerza. Sin embargo, el coronel patriótico Díaz respondió al ultimátum del embajador estadounidense con un rechazo categórico. Díaz habló en la radio guatemalteca y pidió a la gente que defienda el país, sus beneficios democráticos y sociales. Después de eso, los rebeldes reanudaron el bombardeo de la capital y, especialmente, Fort Matamoros, donde se encontraba la sede de Díaz. En el mes de junio de 29, el embajador estadounidense Perifua, armado con un revólver, llegó a la ubicación del personal general del ejército guatemalteco. Esperaba a Díaz cuando lo acompañaron dos oficiales, el coronel Elfego Monson Aguirre (1912-1981). Sacaron a Díaz de las instalaciones, después de lo cual el Coronel Monson se acercó al embajador estadounidense y dijo que el Coronel Díaz se había retirado y ahora está tomando su lugar, Coronel Monson. La primera decisión de Monson fue una amnistía para todos los anticomunistas guatemaltecos arrestados durante el reinado de Arbenz, y también para prohibir las actividades del Partido Laborista Guatemalteco Comunista. 30 Jun Monson firmó un decreto sobre el arresto de todos los miembros del Partido Laborista Guatemalteco.

Pero los estadounidenses en Guatemala estaban esperando un nuevo y pequeño problema: el poder tomado, el Coronel Elfego Monson, no tenía la intención de transferirlo al Coronel Castillo Armas, el protegido estadounidense original. Monson creía que era él, como líder inmediato del golpe que derrocó a Díaz, quien debería asumir el cargo de líder del país. Pero Armas no iba a ceder el poder sobre Guatemala a su rival. Luego, el coronel Monson rompió las negociaciones con Armas y regresó a la capital. Los diplomáticos estadounidenses estaban completamente confundidos: después de todo, la guerra solo podía continuar entre las fuerzas anticomunistas de ambos lados. El 1 de julio en las conversaciones en San Salvador, celebradas bajo el patrocinio del Embajador estadounidense Perifua, se firmó un acuerdo sobre la formación de una junta militar de cinco oficiales superiores bajo la dirección del Coronel Monson. Sus socios más cercanos fueron los coroneles José Cruz Salazar y Mauricio Dubya. En cuanto a las unidades controladas por Armas, fueron incluidas en el ejército nacional guatemalteco. 3 Julio 1954 El Sr. Armas llegó a la capital del país en un avión estadounidense. En julio 8, el coronel Monson entregó el poder sobre Guatemala al coronel Armas. Poco después de eliminar a sus rivales, el coronel Castillo Armas se proclamó presidente de Guatemala. Inmediatamente se dispuso a eliminar por completo todos los logros sociales y democráticos que el pueblo guatemalteco logró durante los años del presidente Arbens.

- Castillo Armas y sus simpatizantes.

En primer lugar, Castillo Armas volcó la Constitución de 1945 e introdujo el "Estatuto Político" en su lugar. Además, los derechos de los trabajadores y las organizaciones sindicales eran limitados, y la reforma agraria fue abolida. Naturalmente, todas las tierras nacionalizadas por el gobierno de Arbens fueron devueltas a la United Fruit Company y otras compañías extranjeras, y se revocó la ley de derechos de los inquilinos y se restablecieron todos los privilegios para las compañías estadounidenses que eran válidos hasta el año 1944. Los derechos exclusivos para desarrollar campos petroleros en Guatemala fueron otorgados a compañías estadounidenses. Se introdujeron restricciones colosales en el campo de las libertades democráticas. Aprovechando el hecho de que la mayoría de la población del país, todos los indios y la mayoría de los mestizos, eran analfabetos, Armas privaba a los ciudadanos de Guatemala que no pueden leer y escribir el derecho a votar. Así, la población india quedó completamente aislada de la posible participación en la vida política del país. Se compilaron listas de ciudadanos no confiables de Guatemala, incluyendo al menos 62 mil personas. De las bibliotecas e instituciones educativas, se retiró la literatura "marxista", por la cual también se entendieron las obras de los luchadores latinoamericanos por la independencia. En Guatemala, se iniciaron represiones masivas contra todos aquellos que podían ser sospechosos de simpatizar con el comunismo. Cuatro mil personas declaradas por los comunistas fueron arrestadas. Se aprobó una ley sobre la lucha contra el comunismo, y sobre su base se formó el Comité de Protección contra el Comunismo, que recibió amplios derechos para luchar contra los disidentes. Cualquier ciudadano podría ser declarado comunista sin la oportunidad de impugnar esta decisión del Comité. El "estigma" de un comunista significaba no solo la imposibilidad real de encontrar un trabajo, sino también vivir bajo la constante amenaza de arresto: un ciudadano declarado por un comunista podría ser arrestado por hasta seis meses sin juicio. Cualquier persona que estuviera registrada en el Comité para la Protección contra el Comunismo tenía prohibido tener receptores de radio, ir a trabajar en instituciones estatales y municipales, participar en las actividades de las organizaciones públicas. Durante varios meses, las autoridades guatemaltecas registraron a miles de personas que simpatizaban con 72 con simpatizantes.

Sin embargo, la junta bajo el liderazgo de Armas no duró mucho en el poder en Guatemala. 26 Julio 1957, el sirviente del palacio Valdez Sánchez, disparó y mató al Presidente Castillo Armas. Las razones del asesinato seguían siendo desconocidas, en la organización del asesinato sospechoso de ser partidarios del derrocado Presidente Demócrata Arbens, y de los opositores y rivales de Armas en su círculo inmediato. Luis Arturo González López (1900-1965), ex miembro de la Corte Suprema del país, se convirtió en presidente interino de Guatemala después del asesinato de Armas. Iba a preparar el país para la elección de un nuevo presidente y transferirle el poder, pero después de tres meses, en octubre, 24, 1957 fue derrocado como resultado de un golpe militar. El coronel Oscar Mendoza Asurdia, quien tomó el poder en el país, pudo sobrevivir como jefe de la junta militar por solo dos días. Fue reemplazado por Guillermo Flores Avendano, quien entregó el poder al nuevo presidente. Se convirtieron en el Coronel José Idígoras Fuentes (1895-1982), un militar profesional, aún en 1918, un ex agregado militar de Guatemala en los Estados Unidos. Desde 1950, estuvo en el exilio en El Salvador y participó directamente en la organización de la invasión de las tropas de Armas en Guatemala y el derrocamiento del Presidente Arbens. En 1955-1957 Se desempeñó como embajador de Guatemala en Colombia. Al igual que sus antecesores, Fuentes siguió una dura política anticomunista y pasó a la historia como el hombre que organizó el entrenamiento de los rebeldes cubanos en Guatemala que intentaron derrocar a Fidel Castro. Sin embargo, fue durante el reinado de Fuentes cuando las fuerzas de izquierda guatemaltecas comenzaron gradualmente a recuperarse y recuperarse de la derrota cometida por Armas. Al inicio de los 1960's. Las organizaciones revolucionarias aparecieron en el país, enfocadas en la forma armada de luchar contra el régimen de Guatemala.

La transición de los comunistas a la lucha armada.

En mayo, 1960 aprobó el 3er congreso del Partido Laborista de Guatemala, que fue prohibido y operado en forma clandestina desde 1954. En este congreso, se adoptaron una serie de decisiones importantes que contribuyeron al fortalecimiento de la estructura del partido. En particular, la estructura del partido se formó de acuerdo con los principios territoriales y de producción, la práctica de la "propaganda por acción" se introdujo a través de la creación de tiendas sociales, lavanderías, talleres de venta de productos para la población a precios bajos. En las zonas rurales, bajo los auspicios de los comunistas, se establecieron varias cooperativas campesinas que permitieron mejorar significativamente la financiación de las organizaciones del partido. El congreso también adoptó una plataforma política que proclamó que el objetivo principal del partido es luchar contra la dictadura pro estadounidense reaccionaria de la junta militar y democratizar la vida política en el país. Se decidió comenzar los preparativos para la revolución nacional agraria y antiimperialista en forma de lucha armada revolucionaria. En el mismo año, 1960 intentó un golpe armado y el derrocamiento del gobierno pro-estadounidense emprendió otro grupo de jóvenes militares de mentalidad progresista, unidos en el Movimiento Revolucionario de Noviembre 13 (RD-13). Su liderazgo incluyó a Marco Antonio Ion Sosa, Luis Turcios Lima, Luis Trejo Esquivel, Alejandro de León, Vicente Loarca. En noviembre, 13, un grupo de oficiales se rebelaron en el cuartel central y pronto tomaron una base militar en Zacapa. Pero dos días después, en noviembre 15, las fuerzas gubernamentales lograron aplastar la resistencia de los oficiales insurgentes. Sin embargo, varios participantes en el fallido golpe lograron huir del país. Los partidarios del Movimiento Revolucionario 13 de noviembre emprendieron operaciones armadas en Guatemala. Después de que la policía mató a Alejandro de León, uno de los prominentes participantes de RD-1961, en 13, el movimiento se conoció como Alejandro de León - Movimiento de noviembre 13. En febrero, 1962 creó dos centros de movimiento partidista en Guatemala, al mismo tiempo que representantes de los rebeldes establecieron contactos con el gobierno cubano, interesados ​​en ayudar a los comunistas guatemaltecos.

Cuando varios prominentes comunistas fueron arrestados por la policía de Guatemala en 1962, incluido el líder del Partido Laborista de Guatemala y la Confederación de Trabajadores Guatemaltecos Víctor Manuel Gutiérrez, el líder del sindicato de imprentas de grabadores José Alberto Cardos y algunos otros activistas, se iniciaron protestas masivas en varias ciudades del país. El gobierno asustado se vio obligado a liberar a Víctor Gutiérrez y a otros comunistas y sindicalistas de 12 y expulsarlos de Guatemala. Esta fue la primera concesión del gobierno, lo que indica un debilitamiento significativo del régimen militar. El Partido Laborista de Guatemala, junto con el movimiento revolucionario radical de izquierda 13 en noviembre, el movimiento estudiantil 12 de abril y la organización 20 de octubre, comenzaron los preparativos para un levantamiento armado contra la junta guatemalteca. Mientras tanto, en marzo 1963, otro golpe militar ocurrió en el país. El presidente José Idígoras Fuentes fue derrocado por un grupo de oficiales del ejército guatemalteco. El coronel Alfredo Peralta Asurdia (1908-1997), quien lanzó una represión a gran escala contra el movimiento sindical y comunista guatemalteco, se convirtió en un nuevo jefe de estado. Al temer una repetición de represiones en masa bajo Ubicoe y Armas, paralizando el movimiento comunista en el país durante muchos años, la oposición de la izquierda radical decidió lanzar una lucha armada contra el gobierno pro estadounidense guatemalteco. 30 Marzo 1963, inmediatamente después del golpe de Asurdia, se creó en el país un frente de resistencia unido, una organización política que reunió a representantes de varias organizaciones de izquierda radical y de izquierda de Guatemala.

30 Noviembre 1963, el Frente Unido de Resistencia creó una estructura armada: Fuerzas Armadas Rebeldes de Guatemala (PVA, abreviatura española - FAR, Fuerzas Armadas Rebeldes). Marco Antonio Ion Sosa (1929-1970), uno de los líderes del Movimiento Revolucionario 13 de noviembre y miembro del fallido golpe de estado de los oficiales progresistas en 1960, fue nombrado Comandante de las Fuerzas Armadas Rebeldes de Guatemala. Marko Ion Sosa, descendiente de emigrantes chinos, fue elegido porque él, uno de los pocos líderes comunistas, tenía educación militar profesional. Cuando era joven, se desempeñó como teniente en el ejército guatemalteco y se formó en la famosa "Escuela de las Américas" - Centro de capacitación. ubicado en el territorio de la base militar estadounidense Fort Gulik y oficiales entrenados de las fuerzas armadas y la policía de los estados de América Latina - satélites estadounidenses. Sin embargo, el conocimiento adquirido en la escuela de entrenamiento de personal anticomunista, conocimiento militar, utilizado por el teniente Marco Ion Sosa para el propósito opuesto, los puso al servicio del movimiento partidista comunista. El aliado más cercano de Marco Ion Sosa fue Luis Augusto Turcios Lima (1941-1966). Al igual que Sosa, Lima era un militar profesional. A la edad de 15 se unió al ejército guatemalteco, ascendió a teniente junior y recibió entrenamiento militar en los Estados Unidos de América en Fort Benning (GA). En 1960, Lima también participó en un intento fallido de golpe de estado, después de lo cual creó el movimiento revolucionario 13 en noviembre con Sosa. Bajo el liderazgo de Ion Sosa, las Fuerzas Armadas Rebeldes de Guatemala recurrieron a la lucha armada en el país. Así comenzó la guerra civil en Guatemala, que duró más de treinta años. Más adelante contaremos cómo los guerrilleros guatemaltecos intentaron derrocar a la junta militar pro estadounidense y poner fin al saqueo del país por parte de los imperialistas.
autor:
Fotos utilizadas:
planetolog.ru,
8 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe para registrarse.

Уже зарегистрированы? iniciar la sesión

  1. parusnik
    parusnik 9 diciembre 2015 07: 52
    +5
    Ilya, un artículo maravilloso, recuerdo en la revista Novoye Vremya, a principios de los años 80, un artículo muy detallado era sobre esto ... Pero me gustaría continuar sobre las guerrillas de Guatemala ... hay tal información ...? ... Recolecté, pero todo fue fragmentario , toda la imagen no funcionó ... Incluso escribí a esta revista ... recibí la respuesta ... pero también escasa ... aparentemente tenían miedo de revelar secretos militares ... Gracias ...
    1. ilyaros
      9 diciembre 2015 18: 57
      +1
      Sí, planeo continuar pronto! Gracias por la respuesta!
      1. kalibr
        kalibr 9 diciembre 2015 21: 25
        0
        Muy buen articulo! Recuerdo la excelente película de varias partes sobre esta guerra, "El monstruo verde" (como se llamaba a Unaid Fruit Company). ¡Es una pena que ahora no se muestre!
  2. Robert Nevsky
    Robert Nevsky 9 diciembre 2015 11: 24
    +2
    Guatemala fue la base principal de la contra, que en la década de los 80 luchó contra la Nicaragua sandiniana ...
  3. gorra
    gorra 9 diciembre 2015 11: 59
    +2
    +++ Lo leo con mucho gusto. Gracias. hi
  4. dmit-xnumx
    dmit-xnumx 9 diciembre 2015 14: 41
    +1
    A principios de los 60. Había una película en serie "El monstruo verde" en la televisión, en mi opinión, la producción de la RDA, dedicada a este tema.
  5. Gato Grishka
    Gato Grishka 9 diciembre 2015 18: 44
    +1
    Mossadyk, Arbens, Allende, Lumumba: la lista continúa durante mucho tiempo. Estados Unidos ha matado a muchos políticos en su historia. Llegará a muchos. Tal vez. Pero, sin embargo, obtienen dinero para los musulmanes. Tov. Polonsky escribe de manera muy interesante sobre temas históricos y políticos. Gracias Ilya!
  6. Gormengast
    Gormengast 9 diciembre 2015 22: 41
    +1
    Las elecciones se consideran democráticas, en las que gana el legado designado por el cónclave estadounidense.

    Todas las demás selecciones son:
    y). no democrático.
    si) ilegítimo.
    a). equipado.
    g. llevado a punta de pistola.
    mi). simplemente mal (producido por "volver a votar"), ya que el nuncio consagrado no puede ser derrotado.